Estás en: Inicio / Viajar en Familia / 20 consejos para viajar a Lanzarote con bebé

20 consejos para viajar a Lanzarote con bebé

Viajar a Lanzarote con bebé es totalmente factible y yo voy a animarte a ello. Nosotros estuvimos en la Isla de los Volcanes cuando Olivia tenía 18 meses y disfrutamos mucho del viaje.

El ritmo isleño hace que todo sea más sencillo viajando con bebé. Y si a esto le sumas paisajes volcánicos, playas salvajes, miradores que quitan el hipo, pueblos blancos preciosos y las obras del gran César Manrique, ya tenemos el plan perfecto.

Hay un montón de sitios que ver en Lanzarote, pero la ventaja es que las distancias son cortas y los días cunden mucho. Los lanzaroteños te reciben con los brazos abiertos vayas donde vayas, hay alojamientos con encanto donde las horas vuelan y su gastronomía está para chuparse los dedos.

Además, si tu bebé ya ha empezado a dar sus primeros pasos, como era nuestro caso, va a disfrutar de lo lindo explorando entre volcanes y cactus y rebozándose en la arena de la playa.

Como imagino que tienes muchas preguntas sobre viajar a Lanzarote con bebé, he recopilado varios consejos tras mi experiencia para que tu única preocupación sea pasarlo bien. ¡Comenzamos!

La mejor forma para recorrer Lanzarote con bebé es por tu cuenta en coche de alquiler.

La mejor forma para recorrer Lanzarote con bebé es por tu cuenta en coche de alquiler.

 

¿Quieres hacer los mejores tours y excursiones en Lanzarote?

 

Lanzarote con bebé: preparativos del viaje

1. Comprueba que tienes toda la documentación en vigor. Esto puede parecer una obviedad, pero es importante que sepas que tanto el Documento Nacional de Identidad como el pasaporte de los bebés caducan mucho antes que los de un adulto. Por eso, te recomiendo revisar la fecha de caducidad para no llevarte ningún disgusto.

2. Lleva un botiquín con los medicamentos básicos. En Lanzarote no vas a tener problema en encontrar farmacias donde comprar cualquier medicamento que no necesite prescripción médica. Pese a eso, mi recomendación es que lleves siempre contigo lo que más soláis utilizar, como paracetamol, ibuprofeno, vitamina D, termómetro, crema solar, etc.

Si tu bebé toma algún medicamento que necesita prescripción médica, revisa que tengas suficiente cantidad para todo el viaje por Lanzarote. A veces, con las prisas, nos damos cuenta de estas cosas en destino, cuando ya es demasiado tarde.

3. En Lanzarote hace bastante viento. Uno de mis consejos para viajar a Lanzarote con bebé es que pienses bien qué ropa metes en la maleta. Nosotros estuvimos en la Isla de los Volcanes en febrero y, aunque durante el día hacía bastante bueno, por las noches refrescaba.

Además, ten en cuenta que en Lanzarote hace bastante viento, así que llevar ropa de abrigo fina en cualquier época del año no está de más.

En este artículo te cuento mis consejos para viajar a Lanzarote con bebé.

En este artículo te cuento mis consejos para viajar a Lanzarote con bebé.

 

4. No te preocupes por la comida de tu bebé. A diferencia de otros viajes que hemos hecho con bebé, como Cuba o Buenos Aires, donde tuvimos problemas para encontrar algunos alimentos para nuestra bebé, en Lanzarote no tienes que preocuparte por este tema.

Si tu bebé toma lactancia materna, tendrá la comida lista siempre que lo pida. Si toma leche de fórmula, podrás comprarla en cualquier farmacia o supermercado.

Y si ya ha empezado con la alimentación complementaria, como era nuestro caso, seguro que disfruta de los sabores lanzaroteños tanto como vosotros. De hecho, Olivia probó prácticamente todos los platos que pedimos durante el viaje. Por cierto, aquí te cuento dónde comer en Lanzarote con los mejores restaurantes para mi gusto.

5. Evita los vuelos a horas intempestivas. Antes de ser madre, siempre viajaba en el primer vuelo de la mañana, lo que implicaba despegar cuando todavía no había amanecido. Esto, viajando con bebé en avión, es mejor evitarlo. Forzar el ritmo de toda la familia por ahorrarse unos euros, creo que no compensa.

Un truco que me han comentado muchos padres y madres es hacer coincidir el vuelo con la hora de la siesta de tu bebé. A nosotros eso no nos sirve de mucho porque con Olivia hacemos todo a demanda, así que nunca sabemos cuándo va a querer dormir, comer, etc. Pero te lo comento por si a ti te funciona.

6. Decide qué tipo de alojamiento quieres. Conozco a varias familias que han viajado a Lanzarote con bebé y nuestros viajes han sido completamente diferentes. Nosotros decidimos viajar por libre, con nuestro coche de alquiler, y nos alojamos en Costa Teguise y en Tinajo (en Finca Marisa). Aquí te cuento en detalle dónde alojarse en Lanzarote y cuáles son las mejores zonas y hoteles para mi gusto.

Otra alternativa es dormir en alguno de los mejores hoteles en Lanzarote todo incluido. Muchos de ellos se concentran en Playa Blanca, Puerto del Carmen y Costa Teguise, que son las zonas más turísticas de la isla, y tienen todas las comodidades que te puedas imaginar. ¡Incluso parques acuáticos con toboganes dentro del hotel!

Escojas la opción que escojas, no hagas como yo y reserva tu alojamiento con antelación. Lanzarote es un destino muy popular y recibe turistas nacionales y extranjeros en cualquier época del año.

Si no quieres dejar tu cartera tiritando, reserva tu hotel en cuanto hayas comprado el vuelo a Lanzarote. Yo pagué el alojamiento a precio de oro por dejarlo todo para el último momento.

7. Alquila un coche. Uno de mis mayores consejos para viajar a Lanzarote con bebé es que alquiles un coche. Conducir por esta preciosa isla canaria entre volcanes, pueblos salpicados de casas blancas y playas salvajes es una auténtica pasada. A esto súmale que podrás adaptarte al ritmo de tu bebé sin restricción de horarios.

Puedes leer mi opinión sobre el alquiler de coches en Lanzarote, pero te adelanto que en CICAR vas a encontrar la mejor relación calidad-precio. Además, la silla de bebé es gratis y tendrás un seguro a todo riesgo sin coste adicional para viajar sin preocupaciones.

8. Puedes hacer excursiones en Lanzarote como plan B. Si lo de alquilar un coche no va contigo, no te preocupes porque podrás conocer los sitios más alucinantes de la isla en tours organizados. Este plan suelen hacerlo mucho las personas que se alojan en un resort todo incluido. De todas las mejores excursiones en Lanzarote, el tour de los imprescindibles de Lanzarote es uno de los más completos.

El Charco de los Clicos tiene el agua de color verde por las algas que se encuentran en el fondo.

El Charco de los Clicos tiene el agua de color verde por las algas que se encuentran en el fondo.

 

Consejos para viajar a Lanzarote con bebé

9. El tamaño de Lanzarote engaña. Al ver el tamaño de la isla, pensé que haríamos mucho slow travel. ¡Qué equivocada estaba! En Lanzarote hay muchísimos sitios que ver, como las Salinas de Janubio, las playas paradisiacas de Papagayo y alrededores, piscinas naturales, ciudades como Arrecife o Teguise, el Parque Nacional de Timanfaya, la Cueva de los Verdes y las impresionantes obras de César Manrique, por nombrar algunos.

Aunque las distancias son pequeñas y el tiempo cunde mucho, es importante organizar bien tu itinerario. Para ello, puedes echar un vistazo a mis guías para visitar Lanzarote en 3 días, Lanzarote en 4 días, Lanzarote en 5 días, Lanzarote en 7 días y Lanzarote en 10 días. ¡Espero que te sirvan!

10. Aprovecha para conocer La Graciosa y/o Fuerteventura. Uno de los planes más populares es aprovechar para conocer las islas vecinas de La Graciosa y Fuerteventura. Para ahorrarte quebraderos de cabeza, te cuento cómo ir de Lanzarote a La Graciosa y cómo ir de Lanzarote a Fuerteventura por libre y en excursión.

Si quieres ir a La Graciosa con bebé, ten en cuenta que no hay apenas sombra (solo en los dos únicos pueblos de la isla). Allí es habitual alquilar una bicicleta, aunque con bebé yo me hubiera decantado por los taxis 4×4 que te llevan a conocer los sitios más alucinantes de La Graciosa.

Fuerteventura, en cambio, es una isla mucho más sencilla para recorrerla con bebé. Allí lo único que tienes que tener en cuenta es que si quieres llevarte el coche de alquiler en el ferry, ¡ojo porque no todas las compañías lo permiten! En CICAR sí te dejan transportarlo, siempre y cuando avises a la compañía (con la obligación de traerlo de vuelta a Lanzarote).

11. Echa un vistazo a los bonos turísticos. El Cabildo de Lanzarote ofrece bonos turísticos para visitar los principales Centros de Arte, Cultura y Turismo (CACT) de la isla. Estos incluyen el Parque Nacional de Timanfaya, el Jardín de Cactus, los Jameos del Agua, la Cueva de los Verdes, el Mirador del Río y el Castillo de San José. Nosotros reservamos el bono de 4 centros y me pareció suficiente. Puedes comprarlo en la página oficial.

12. No todas las playas son aptas para bañarse. En Lanzarote hay playas de aguas turquesas donde ver peces de colores con tus gafas de snorkel es el mejor plan, como Playa Chica.

Las playas del sur de la isla (Playa Blanca y Papagayo) son la típica imagen de postal, pero ten en cuenta que muchas otras playas tienen gran oleaje o sopla el viento que da gusto. Muchos lanzaroteños me dijeron que competir con las playas de Fuerteventura es difícil.

Por eso, yo personalmente te recomiendo Lanzarote para combinar los días de playa con planes culturales, miradores, las bodegas de La Geria, rutas de senderismo entre volcanes, pueblos con encanto, piscinas naturales como las de Punta Mujeres y sitios únicos, como la Cueva de los Verdes o el Jardín de Cactus.

13. Combina el carrito de bebé y la mochila de porteo. Otro de mis consejos para viajar a Lanzarote con bebé es combinar la mochila de porteo y el carrito. Nosotros llevamos la mochila de adorno porque Olivia prefería caminar, pero sí nos vino bien tener el carrito sobre todo para las siestas o para última hora del día, cuando ya estaba más cansada.

Ten en cuenta que hay sitios donde es inviable ir con carrito de bebé, como la Cueva de los Verdes. De hecho, hay un par de tramos en los que tienes que agacharte para pasar. Tampoco podrás utilizarlo en las rutas de senderismo por volcanes y en algunos museos tendrás que dejarlo a la entrada, como en la Fundación César Manrique, porque el piso inferior es estrecho y tiene escaleras.

14. No te vayas sin visitar el Parque Nacional de Timanfaya. Un plan totalmente factible si vas a viajar a Lanzarote con bebé es visitar el Parque Nacional de Timanfaya. La forma más habitual de ver este espacio natural protegido lleno de volcanes es en autobús. Nuestra hija no apartó la mirada de la ventanilla y… ¡no me extraña porque parecen paisajes de otro planeta!

Visitamos el Parque Nacional de Timanfaya cuando Olivia tenía 18 meses y la experiencia fue muy positiva.

Visitamos el Parque Nacional de Timanfaya cuando Olivia tenía 18 meses y la experiencia fue muy positiva.

 

15. Hay rutas entre volcanes baby-friendly. Y hablando de volcanes, me estudié a fondo las rutas de senderismo porque me apetecía mucho pasear entre cráteres. Aunque la ruta del volcán Caldera Blanca debe de ser espectacular, al final nos decantamos por la ruta por el volcán El Cuervo, que era más sencilla. El recorrido es corto, llano y lo mejor de todo es que entras literalmente dentro del cráter del volcán. ¡Súper recomendable!

La ruta del volcán El Cuervo es factible con bebé, ya que el recorrido es corto y no hay que hacer ningún ascenso.

La ruta del volcán El Cuervo es factible con bebé, ya que el recorrido es corto y no hay que hacer ningún ascenso.

 

16. Muchos restaurantes tienen trona, pero no cambiadores. En general, no recuerdo tener que comer con Olivia en nuestro regazo en ninguno de los restaurantes a los que fuimos. En cambio, sí que eché en falta que hubiera cambiadores en los baños.

Una de las excepciones fue Casa Rafa en El Golfo. El arroz caldoso con carabineros de este restaurante está para chuparse los dedos y, además de tener tronas y cambiadores, te dan platos, vasos y cubiertos de silicona para tu bebé.

17. Alojarse en un apartamento es buena opción. Si vas a viajar a Lanzarote con bebé, es probable que no te apetezca hacer todas las comidas fuera de tu alojamiento, especialmente las cenas. Otra ventaja de los apartamentos es que tienes mucho más espacio que en un hotel para dejar todos los bártulos. A mí me gustan mucho los Apartamentos El Guarapo en Costa Teguise y Jardines del Sol en Playa Blanca.

18. Haz algún free tour. Lanzarote no es una isla con gran cantidad de free tours. Aun así, creo que es interesante conocer la historia y curiosidades de Arrecife (la capital de la isla) y Teguise. Para ayudarte a elegir, he recopilado los mejores free tours en Lanzarote, donde también te hablo sobre algunos tours baratos que te pueden interesar.

19. Contágiate del ritmo isleño. Desconectar de la rutina en una isla como Lanzarote es tarea fácil. Yo creo que podría acostumbrarme a vivir con esos paisajes volcánicos de fondo. 😊 Pero además de la belleza de esta isla canaria, con permiso de La Palma, me encantó ver que los lanzaroteños funcionan a otro ritmo, sin prisas ni estrés. ¡Así da gusto!

La Casa-Museo del Campesino fue diseñada por César Manrique, como muchas otras obras en Lanzarote.

La Casa-Museo del Campesino fue diseñada por César Manrique, como muchas otras obras en Lanzarote.

 

20. Disfruta de Lanzarote. De todos los consejos que te he dado para viajar a Lanzarote con bebé, el más importante es que disfrutes al máximo de la Isla de los Volcanes. Este paraíso canario tiene todos los ingredientes para que te quedes con ganas de más. Aprovecha cada minuto porque (créeme) luego se echa de menos.

¿Te han gustado mis consejos para viajar a Lanzarote con bebé? ¡Me ayudas mucho si los compartes! Y si tienes alguna duda, déjame un comentario y te responderé lo antes posible.

TE AYUDO A VIAJAR A LANZAROTE AL MEJOR PRECIO

Artículos recomendados

Viajar a la Selva Negra con niños.

Selva Negra con niños: guía completa

Viajar con bebé en avión (y no morir en el intento)

Praga con niños: guía completa

Alsacia con niños: todo lo que debes saber

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios