Estás en: Inicio / Viajar en Familia / Viajar con bebé en avión (y no morir en el intento)

Viajar con bebé en avión (y no morir en el intento)

Después de muchos vuelos con mis dos hijas, quiero compartir contigo mi experiencia sobre cómo viajar con bebé en avión. Lo sé, es un tema que preocupa mucho. Por eso, he recopilado todos mis aprendizajes para que no tengas los mismos quebraderos de cabeza que tuve yo en su día.

Volar en avión con un bebé es estresante, no te voy a engañar. Para mí es clave tener una actitud positiva, afrontar los imprevistos lo mejor posible y tener siempre en mente que, en cuanto aterrices, vas a disfrutar en familia de ese destino que tantas ganas tienes de conocer.

Nosotros nos hemos animado a visitar grandes capitales europeas como Roma, París y Praga, hemos hecho varios road trips por Europa y hemos conocido países increíbles como Argentina (mi debilidad), Cuba, Jordania y México. El nudo en el estómago siempre está ahí, pero que nunca sea más grande que tus ganas de viajar. ¡Comenzamos!

Viajar con bebé en avión.

Esperando a embarcar en el vuelo a París.

 

¿A partir de qué edad puede volar un bebé en avión?

Depende de la aerolínea con la que vueles. Aunque hay algunas compañías aéreas que permiten viajar en avión con un bebé a las 48 horas de haber nacido, por lo general recomiendan que se haga a partir de los 7 o 14 días de vida.

Nosotros volamos por primera vez con Olivia a Venecia cuando tenía 2 meses y la experiencia fue muy buena. Con Daniela volamos cuando tenía 4 meses a Praga porque antes hicimos varios road trips largos por Portugal, Alsacia y la Selva Negra.

Además de las restricciones de edad que pone cada aerolínea, es importante que los padres y madres os sintáis cómodos para hacer ese viaje. Por eso, recomiendo esperar a que nazca vuestro bebé para comprar los vuelos, ya que no siempre salen las cosas como esperamos.

También es importante que tengas en cuenta el destino al que quieres volar con tu bebé. No es lo mismo viajar por Europa que ir a un país tropical. En nuestro caso, viajamos a Cuba y a Jordania cuando nuestras hijas tenían 5 meses respectivamente para que tuvieran las primeras dosis de las vacunas puestas.

¿Los bebés viajan gratis en avión?

No, gratis no. Pero sí pagan solo las tasas o una tarifa reducida, dependiendo de la política de cada aerolínea. La edad para que sean considerados bebés va desde recién nacidos hasta que cumplen 2 años y deben viajar en tu regazo. Es incómodo, pero así es.

Por otro lado, es importante que tengas en cuenta la edad de tu bebé en el vuelo de vuelta. Dicho de otra forma, si tu hijo/a cumple 2 años estando de viaje, tendrás que comprar un vuelo para niño, tanto para la ida como para la vuelta. Ya no se le considera bebé si en uno de los dos vuelos ya ha cumplido los 24 meses.

También puedes comprar un billete con asiento para tu bebé aunque no haya cumplido los 2 años. En ese caso, tendrás que consultar la política de la aerolínea con la que viajes, ya que por lo general te van a exigir que lleves un Sistema de Retención Infantil apto para aeronaves. Recuerda que si son bebés muy pequeños, no se recomienda que pasen más de 2 horas seguidas sentados en la silla.

¿Qué documentación necesito para viajar con bebé en avión?

Depende mucho del destino al que vayas a volar y de la aerolínea. Aun así, por lo general, esta es la documentación que vas a necesitar si eres ciudadano/a español/a:

  • Vuelos nacionales: si vas a volar dentro de España, tu bebé no necesita documentación siempre y cuando aparezca en la reserva del adulto. En este caso, recomiendan viajar con el Libro de Familia. A mí jamás me lo han pedido, pero no cuesta nada llevarlo.
  • Vuelos por la Unión Europea: si vas a viajar a algún país de la Unión Europea, tendrás que llevar el DNI o pasaporte de tu bebé. Ojo porque para sacar el pasaporte a un bebé es imprescindible la presencia física y el consentimiento de ambos progenitores.
  • Vuelos internacionales: en este caso, tendrás que sacar el pasaporte a tu bebé. Revisa bien la fecha de expiración, ya que muchos países exigen que el pasaporte sea válido hasta 6 meses después de volver del viaje (como mínimo). En los países donde los adultos necesitamos visado, los bebés también deben tener su propio visado.

Además de esto, es importante que sepas que si tu bebé va a viajar con una persona que no es su tutor legal, necesitará una autorización. Lo más sencillo es tramitarla en una Comisaría de Policía Nacional o en un Puesto de la Guardia Civil, tal como indican en el Ministerio del Interior.

Y si por algún casual estás pensando en viajar tú solo/a con varios hijos, ten en cuenta que la gran mayoría de las aerolíneas tienen restricciones en este sentido.

Por ejemplo, en Iberia un adulto puede viajar con un máximo de un bebé (menor de 2 años), un bebé y un niño menor de 5 años, o con dos niños menores de 5 años. Aunque puede haber alguna excepción, ya que por ejemplo un adulto puede viajar con dos bebés si uno de ellos va sentado en una silla homologada con asiento propio.

Como ves, lo mejor es que consultes este tema a la aerolínea para no llevarte ninguna sorpresa cuando estés a punto de embarcar.

¿Puedo llevar comida y bebida para mi bebé?

Por supuesto que puedes llevar comida en el avión. Además, la ventaja es que en el caso de los alimentos para bebés no se aplican los límites de 100 ml por envase.

Normalmente te piden que lleves solo la comida que se necesite para el vuelo. Aun así, no te confíes. A veces se puede demorar tu vuelo varias horas y, si viajas con lo justo, puedes verte en un gran apuro.

Si tu bebé toma lactancia materna, no tendrás que preocuparte porque siempre tendrá su alimento disponible. Si tus hijos/as toman biberón, como era nuestro caso, asegúrate de llevar suficiente leche de fórmula y agua embotellada.

En el avión puedes pedir que te calienten el biberón, los potitos y la alimentación complementaria o llevar un termo si te parece más cómodo. Y en vuelos de largo radio puedes pedir que te laven los biberones, ya que no es muy operativo volar con 4 o 5 biberones.

¿Mi bebé tiene derecho a equipaje en el avión?

Si tu bebé no tiene asiento propio y viaja en tu regazo, no tendrá derecho a equipaje facturado. No obstante, sí puedes llevar de manera gratuita una bolsa de viaje con todo lo necesario para el vuelo (pañales, cambiador, toallitas, botiquín, un par de mudas, comida, chupete si utiliza, etc.).

Además, la gran mayoría de las aerolíneas permiten una o dos piezas extra de manera gratuita. Nosotros solemos llevar el carrito de bebé y a veces la silla del coche, pero también puedes llevar la cuna portátil, un portabebés, etc.

Dependiendo del tamaño de tu carrito de bebé, podrás meterlo directamente en cabina o te lo llevarán a bodega justo antes de embarcar. Si te lo meten en bodega, tendrás que recogerlo en las cintas de equipaje a tu llegada a destino. Nosotros tenemos un Yoyo y siempre ha viajado con nosotros dentro del avión, incluso en Ryanair.

¿Es mejor ventanilla o pasillo viajando con bebé en avión?

Cada niño es un mundo, así que no hay una respuesta única. A priori, yo te recomiendo elegir ventanilla si tu bebé todavía no camina.

Por el pasillo pasan con el carrito de las comidas, con los souvenirs, camina mucha gente hacia el baño, se puede derramar alguna bebida caliente sin querer… Si tu bebé es muy pequeño, lo más probable es que duerma, así que en la ventanilla vais a ir más a gusto y seguros.

Y si tu bebé ya camina o es muy activo/a, quizás en pasillo estaréis más cómodos para salir sin tener que pedir permiso a nadie. También es más práctico si el vuelo os pilla en la etapa de decir adiós al pañal.

IMPORTANTE: si tu bebé viaja con asiento propio, asegúrate de que esté al lado de tu asiento. Esto parece una obviedad, pero no lo es. Te lo digo por experiencia propia.

Viaje en avión con bebé en ventanilla.

Sentarse en ventanilla es recomendable si tu bebé no camina todavía.

 

¿Tengo prioridad en el aeropuerto al viajar con bebés?

Depende del aeropuerto. Algunas aerolíneas tienen una cola específica para hacer el check-in si viajas en familia. Y, por lo general, si viajas con bebés o niños podrás pasar los controles de seguridad por una cola diferente al resto.

Sin duda, uno de los momentos más estresantes de volar con bebés son los controles de seguridad. Pliega el carrito, saca los líquidos en una bandeja aparte, quítate las botas, que pase el adulto y después vuelva a pasar ese mismo adulto con el bebé en brazos…

Es difícil no acabar sudando la gota gorda después de tanto ajetreo, pero cuando llegues a tu destino se te habrán pasado todos los males. Para mí todas estas incomodidades compensan por hacer lo que más me gusta del mundo (viajar) con mi familia.

¿Puedo solicitar una cuna para mi bebé en el vuelo?

No todas las aeronaves tienen opción de cuna o moisés. Por lo general, en los vuelos cortos no existe la posibilidad, pero nosotros sí hemos podido volar con cuna a Jordania, Riviera Maya, Cuba… Para Argentina no nos la dieron porque Olivia tenía ya casi 1 año.

Una vez más, cada aerolínea tiene sus normas. Suelen poner dos condiciones: peso máximo del bebé (suelen ser unos 11 kg) y/o longitud máxima del bebé. Como igualmente vas a tener que llamar a la aerolínea para que te reserven tu cuna, pregúntales por si tu bebé ya no pudiera optar a ella.

Debes saber que si hay turbulencias, y durante el despegue y el aterrizaje, no está permitido el uso de la cuna. A nosotros nos pasó volviendo de Ciudad de México a Madrid que la luz de cinturones abrochados estuvo encendida prácticamente todo el vuelo, así que Olivia fue sobre mí a pesar de tener cuna.

IMPORTANTE: el número de cunas por vuelo es limitado. Mi consejo es que llames a la aerolínea en cuanto compres el vuelo para que te la asignen. Si esperas al momento de hacer el check-in, es probable que ya no haya cunas disponibles y tengas que ir todo el vuelo con tu bebé encima.

¿Hay prioridad para embarcar en el avión con bebés?

Por lo general, sí. La gran mayoría de las aerolíneas siguen teniendo esa deferencia. Y el embarque es prioritario no solo para bebés, sino también para niños de hasta cierta edad.

Pero muchas aerolíneas low cost (ejem, Ryanair) han sabido sacar negocio de esto y, si quieres embarcar antes que nadie, deberás pasar por caja. ¿Mi opinión? Supongo que te la imaginas…

Llega el momento de viajar con bebé en avión. ¿Y ahora qué?

Cuando te planteas viajar en avión con un bebé, pensar en el vuelo es realmente aterrador. Verte encerrado/a en una cabina sin salida y con miradas poco amigables a tu alrededor no es un plan que a priori nos pueda apetecer.

Aun así, después de muchos vuelos a mis espaldas con mis hijas de 2 años y medio y 8 meses, te aseguro que por lo general se sale más airoso de lo que uno espera.

Aquí van varios consejos que a mí me sirven para volar más tranquila. Recuerda que si tú te estresas, se lo vas a contagiar a tu bebé y no queremos eso.

  • Olvídate de las miradas ajenas. Esto para mí es lo más difícil. Aun así, piensa que muchos de los pasajeros ya habrán pasado por lo mismo que tú, y aquellos que no soportan a los niños, el problema lo tienen ellos.
  • Es probable que tu bebé llore en algún momento. Y NO pasa nada; es su forma de comunicarse. De alguna manera tiene que decirte que tiene hambre, sueño, que hay que cambiarle el pañal, que está incómodo/a… Normalicémoslo.
  • Abrocha siempre el cinturón de seguridad. Nunca sabes cuándo va a haber una turbulencia, así que es mucho más seguro que tu bebé y tú lo llevéis siempre puesto.
  • Lleva juegos para el vuelo. Nosotros solemos llevar algún libro de tela que no ocupa nada, puzles, pinturas para colorear… Antes en las aerolíneas regalaban algún juego a los niños, pero recortaron gastos y esto fue de lo primero que prescindieron. No se recomiendan pantallas para menores de 2 años, pero créeme que entre juegos, comer, dormir, ir a cambiar el pañal y hablar con gente, el vuelo se pasa volando (nunca mejor dicho).
  • Lleva snacks saludables en el avión. Nosotros solemos llevar fruta y tortitas de arroz. En esos momentos en los que parece que se te acaban todas las ideas, un buen snack te saca del apuro.
  • En los aviones suele haber cambiadores. Suelen estar en los baños del final de la cabina. Cambiar el pañal a un bebé dentro de un avión no es apto para claustrofóbicos, pero toca adaptarse. Yo lo que hago siempre es cambiarles el pañal justo antes de embarcar y así en los vuelos cortos tienes más probabilidades de ahorrarte el paseo al baño. En los vuelos de largo radio sí o sí vas a tener que cambiar a tu bebé en el baño, pero la segunda vez que lo hagas ya es pan comido.
  • Lleva una mantita y varias capas de ropa. Los aviones suelen ser una nevera. Por eso, aunque vueles con tu bebé en verano, es recomendable que lleves una mantita y ropa de abrigo. Siempre es mejor que sobre e ir quitando capas si hiciera calor.
  • Si tu bebé ha estado malo/a recientemente, consulta a su pediatra. Por ejemplo, una otitis no curada al 100 % sumada a la presión en cabina puede ser un combo nada agradable. Ante la duda, la pediatra te puede aconsejar qué medicamentos le puedes dar a tu bebé y si es recomendable posponer ese vuelo o no.
Bebé en simulador de vuelo.

Jugando a pilotar un avión en el Museo de los Niños de Ammán.

 

¿Cómo evitar el dolor de oídos viajando con bebé en avión?

Uno de mis grandes miedos al viajar en avión con bebés era que no les dolieran los oídos por la presión. El truco es que succionen desde poco antes del despegue y aterrizaje para que no se les taponen los oídos.

Para ello, puedes darles el pecho, ofrecerles biberón, agua si son mayores de 6 meses, chupete… Aunque lo lleves todo previsto para que coincida el despegue con la toma, el vuelo puede llevar retraso. Por eso, te recomiendo llevar plan A, B y hasta C por si acaso.

Nosotros las veces que hemos intentado que tomaran el biberón en el despegue y aterrizaje y no ha sido posible, hemos tirado de chupete (y eso que ellas nunca lo han llevado). Así, por lo menos, nos asegurábamos de que succionaran en ese momento.

Además, es importante que tu bebé esté bien hidratado durante todo el vuelo. No olvides ofrecerle leche y/o agua con más frecuencia.

Nosotros hemos volado mucho con las niñas y solo hubo un vuelo en el que le dolieron los oídos a Olivia. Fue en un vuelo interno de Ciudad de México a Cancún y yo creo que la cabina no estaba bien presurizada porque a muchos pasajeros nos dolían más de lo normal. Esto no suele ocurrir, así que no te preocupes.

Documentación para volar en avión con bebé.

Es importante que revises bien la documentación para volar en avión con tu bebé.

 

¿Es recomendable viajar con seguro?

Rotundamente sí. Yo hace años viajaba sin seguro porque “total, nunca pasa nada”. Y ahora añado: “hasta que pasa”. Nosotros hemos tenido que ir a Urgencias en Feldberg (Selva Negra en Alemania) y el seguro nos dijo dónde acudir y hablaron con el hospital para que supieran nuestro caso incluso antes de que llegáramos.

En otra ocasión tuvimos que cancelar los 4 vuelos que habíamos reservado para Seúl (nada baratos) por razones médicas. Una vez más, si no hubiera sido por el seguro que tenemos con Mondo, habríamos perdido todo el dinero.

Por eso, además de las coberturas sanitarias que te ofrece un seguro de viaje, ten en cuenta que puedes añadir la opción de cancelación por causa de fuerza mayor. También te indemnizan en caso de robo o pérdida de equipaje y si tu vuelo se demora. Además, tienes un 5 % de descuento reservando desde aquí por leer La Vida son Dos Viajes.

Reserva tu seguro de viaje al mejor precio

 

Más consejos para viajar en avión con bebé

Por mucha teoría que leas, hay que entrar en faena para ir aprendiendo. Como quiero ahorrarte los quebraderos de cabeza que tuve yo, te cuento varias cosas que yo siempre tengo en cuenta al viajar en avión con bebé:

  • Haz coincidir el vuelo con las siestas de tu bebé. Esto no siempre es fácil, y menos si haces todo a demanda como nosotros. Pero normalmente los bebés tienen sus horarios de siesta a lo largo del día, así que si te pilla en el avión, será mucho más cómodo para todos.
  • Haz los vuelos de largo radio por la noche. Recuerdo con horror cuando nos retrasaron el vuelo a Buenos Aires más de 10 horas y, lo que iba a ser un trayecto nocturno agradable, se convirtió en un vuelo diurno con todo lo que eso conlleva. Tras probar ambas experiencias, no tengo la menor duda de que si vas a volar bastantes horas con tu bebé, viajar por la noche es clave.
  • Reserva vuelos directos. A todos nos gusta que el vuelo sea lo más barato posible. Pero esto viajando en avión con bebés no siempre es buena idea. Hacer escala implica dos despegues y dos aterrizajes (como mínimo). Implica esperar dos colas de embarque, más horas para llegar a tu destino… En mi opinión, es preferible ahorrar en otras partidas del viaje y volar lo más cómodos posible.
  • No te preocupes por el jet lag. Si vas a volar con tu bebé a un destino lejano, seguro que te preocupa cómo le afectará el jet lag a tu hijo/a. Si el vuelo es nocturno, será mucho más sencillo adaptar los horarios. Los primeros días probablemente tenga que hacer alguna siesta fuera de su horario, pero muchas veces los bebés se adaptan incluso mejor que los adultos (y cuanto más pequeños, más sencillo es).
  • Disfruta de cada segundo. Parece que fue ayer cuando volé por primera vez con mi primera hija a Venecia. Tenía muchos miedos, y creo que estos van a seguir conmigo toda la vida. Pero ver que mi hija de 2 años se despierta diciéndome: “mamá, quiero viajar”, es mi mayor recompensa.

¿Te ha gustado mi artículo sobre viajar con bebé en avión? Como siempre, te leo en comentarios por si quieres añadir algún truco más y/o darme tu opinión.

TE AYUDO A VIAJAR POR EL MUNDO AL MEJOR PRECIO

Artículos recomendados

Viajar a Jordania con niños.

Jordania con niños: guía para viajar por libre

Viajar a la Selva Negra con niños.

Selva Negra con niños: guía completa

Praga con niños: guía completa

Alsacia con niños: todo lo que debes saber

Sobre Paula

Sobre Paula Morales

Periodista y traductora de formación. Tras varios años trabajando en Comunicación y Marketing Digital en diferentes empresas y agencias, decidí apostar por lo que de verdad me hace feliz: viajar y contártelo en La Vida Son Dos Viajes y ser tu asesora de viajes para ayudarte a recorrer el mundo por libre igual que lo hago yo.

Te animo a leer más sobre mí para saber quién está detrás de este proyecto al que le dedico mucho cariño, ilusión e infinitas horas de trabajo.

Código ético

Todo el contenido de este blog está redactado por mí, ya que mi prioridad es ofrecerte información real basada en mi propia experiencia. No acepto patrocinios de marcas para ser transparente contigo y en algunos artículos puedes encontrar enlaces de afiliación, así que si reservas a mí me dan una pequeña comisión para seguir adelante con este proyecto que tanto me gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios

¿QUIERES QUE TE ORGANICE TU PRÓXIMO VIAJE?

Confía en mí para organizar tu viaje de principio a fin. Solo tienes que contarme tus preferencias y fechas y yo me encargaré de todo.

Paula, organiza mi viaje

¡Gracias por suscribirte!