Estás en: Inicio / Francia / 30 lugares que ver en París

30 lugares que ver en París

¿Quieres conocer los sitios más alucinantes que ver en París? La capital francesa presume de lugares que no necesitan presentación, como la Torre Eiffel, el Museo del Louvre, la Catedral de Notre Dame y el Arco del Triunfo.

París es una ciudad vibrante, con infinidad de planes culturales, restaurantes para todos los bolsillos, plazas históricas, miradores que quitan el hipo como la Torre Montparnasse y el relajante crucero por el Sena donde el tiempo se pasa volando.

Reconozco que la primera vez que visité París no me terminó de encantar, pero le di una segunda oportunidad y ahora pienso que es una de las ciudades más bonitas de Europa.

Pasear por los barrios de Montmartre y Le Marais, disfrutar de un espectáculo en el Moulin Rouge y alucinar con las vidrieras de la Sainte-Chapelle son algunos de los mejores planes que hacer en París. ¡Comenzamos!

 

Qué ver en París

Sainte-Chapelle

Comenzamos nuestra ruta en la Sainte-Chapelle, que es uno de los edificios más monumentales que ver en París. Por mucho que hayas visitado templos en muchas partes del mundo, te aseguro que las vidrieras de la Sainte-Chapelle son palabras mayores.

Estas 1113 impresionantes vidrieras narran numerosas escenas bíblicas del Antiguo y del Nuevo Testamento. En la capilla también podrás ver las reliquias de la Pasión de Cristo y disfrutar de esta joya de estilo gótico.

En mi último viaje a París intenté comprar la entrada online cuando ya estaba de viaje y fue misión imposible. Probamos suerte en persona, pero la cola era descomunal (incluso a primera hora). Es uno de los lugares más visitados en París, así que si no quieres que te pase lo que a mí, te recomiendo reservar tu entrada aquí con suficiente antelación.

¿Te apetece visitar la Sainte-Chapelle y sus impresionantes vidrieras?

 

Catedral de Notre Dame, uno de los símbolos que ver en París

La Catedral de Notre Dame no necesita presentación, ya que la habrás visto un millón de veces en películas y series. Es el templo religioso más famoso de París y se terminó de construir en 1345.

Eso sí, desde entonces no ha tenido una vida fácil, ya que ha sufrido varias reformas, robos e incendios. Recuerdo como si fuera ayer las imágenes de las llamas devorando la Catedral de Notre Dame en 2019.

Actualmente solo se puede visitar la cripta porque la catedral está en reconstrucción. Según nos contó el guía durante el free tour por París, se espera que las obras estén terminadas para los Juegos Olímpicos de 2024. Ojalá sea así porque las vistas desde las torres en compañía de las gárgolas son alucinantes.

La Catedral de Notre Dame es uno de los símbolos que ver en París.

La Catedral de Notre Dame es uno de los símbolos que ver en París.

 

Pont Neuf, el puente más antiguo de la ciudad

En París hay más de una treintena de puentes sobre el río Sena. Como imagino que no tendrás tiempo para verlos todos, uno de los más especiales es el Pont Neuf.

Su nombre da lugar a confusión, ya que en realidad es el puente más antiguo de la ciudad. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y en él han ocurrido varios acontecimientos históricos, como el asesinato de Enrique IV en 1610.

Pont des Arts y otros puentes que ver en París

Uno de los puentes más famosos de París es el Pont des Arts (con permiso del Pont Neuf). El puente actual está reconstruido porque el original quedó muy dañado por los bombardeos durante la Primera y Segunda Guerra Mundial.

Antiguamente estaba repleto de candados de enamorados, pero eso ya pasó a la historia. Una de las barandillas se derribó por el gran peso que estaba soportando, así que el Ayuntamiento decidió sustituirlas por paneles de vidrio.

Si te quedas con ganas de ver más puentes, te recomiendo el Puente Alejandro III, el Puente de la Concordia frente a la plaza que lleva el mismo nombre y el Puente Charles de Gaulle, que tiene un estilo moderno.

La Conciergerie

La Conciergerie pasó de ser la residencia de los reyes de Francia desde el siglo X al XIV a convertirse en prisión durante la Revolución francesa.

Pocos prisioneros salieron de allí con vida, entre ellos María Antonieta, que fue guillotinada y posteriormente enterrada en el cementerio de la Madeleine con la cabeza entre las piernas.

Si te interesa descubrir la historia de este antiguo palacio, reserva tu entrada aquí. También puedes reservar la entrada a la Conciergerie y la Sainte-Chapelle si quieres visitar ambos lugares históricos.

Barrio Latino

Uno de los mejores planes que hacer en París es pasear sin rumbo fijo por el Barrio Latino. La gran protagonista es la Universidad de La Sorbona, una de las más prestigiosas del mundo.

En el Barrio Latino tampoco te puedes perder la visita al Panteón, donde están enterrados personajes célebres como Voltaire, Rousseau, Marie Curie y Víctor Hugo. Puedes reservar tu entrada al Panteón aquí.

En el Barrio Latino también me gustó mucho la librería Shakespeare and Company, la rue de la Huchette, la Fuente de Saint-Michel y los croissants de Maison d’Isabelle. Te reto a comerte solo uno sin querer repetir. 😉

El Panteón de París se encuentra en el Barrio Latino y es de estilo neoclásico.

El Panteón de París se encuentra en el Barrio Latino y es de estilo neoclásico.

 

Jardines de Luxemburgo

Los Jardines de Luxemburgo están muy cerca de la Universidad de La Sorbona y son el sitio perfecto para recargar las pilas. Los mandó construir María de Médicis en el siglo XVII y, en mi opinión, son los más bonitos de la ciudad.

Aparte de sentarte en alguno de sus bancos o en las zonas verdes, también puedes pasear entre numerosas estatuas y esculturas, dar un paseo en velero por el estanque e incluso disfrutar de conciertos en directo. Si tú también viajas a París con bebé o niños, aprovecha para ver algún teatro de guiñol o subir en el tiovivo.

Torre Montparnasse, uno de los miradores más alucinantes que ver en París

París es una ciudad para patearla mil horas, para navegarla por el río Sena y para disfrutarla a vista de pájaro. Ya te hablé sobre los mejores miradores de París, aunque te adelanto que uno de mis favoritos es la Torre Montparnasse.

Este mirador tiene enormes vidrieras en el piso 56 y una terraza en la planta 59 desde la que tienes unas vistas panorámicas de vértigo de la Ciudad de la Luz. Se ve perfectamente el barrio de Montmartre con su inconfundible Sacré-Coeur, la Torre Eiffel, la Catedral de Notre Dame, el Panteón, Les Invalides

Aquí te cuento en detalle cómo visitar la Torre Montparnasse. Solo dos consejos: reserva la entrada aquí para saltarte las colas y, si puedes elegir, ve al atardecer. ¡Así podrás ver la ciudad de día e iluminada por la noche!

La Torre Montparnasse es uno de los mejores miradores de la Ciudad de la Luz.

La Torre Montparnasse es uno de los mejores miradores de la Ciudad de la Luz.

 

¿Quieres disfrutar de una de las mejores vistas de la Torre Eiffel?

 

Catacumbas de París

Si tuviera que elegir uno de los sitios más curiosos que ver en París, probablemente te diría las Catacumbas de París. A priori el plan suena poco apetecible, pero créeme que vas a ir con la boca abierta durante todo el recorrido.

Es uno de los cementerios más famosos de la capital francesa y se puede visitar 1,5 km de los más de 300 km de galerías de osarios que existen. Se me ponen los pelos de punta solo de pensar que allí se guardan más de 6 millones de esqueletos humanos.

Campos Elíseos

Los Campos Elíseos es la avenida más famosa de París. Une a lo largo de 2 km la Plaza de la Concordia y el Arco del Triunfo y está repleta de edificios monumentales. Algunos de mis preferidos son el Palacio del Descubrimiento, el Grand Palais y el Petit Palais.

El tráfico constante en los Campos Elíseos empaña un poco la belleza de esta avenida, pero merece la pena pasear por ella para descubrir una de las zonas más exclusivas de la capital francesa. Y si, como yo, viajas a París en Navidad, prepárate para verla decorada con las luces navideñas. ¡Es preciosa!

Arco del Triunfo

El Arco del Triunfo es uno de los símbolos que ver en París. Este famoso monumento lo mandó construir Napoleón Bonaparte tras ganar la batalla de Austerlitz y es uno de los mejores miradores de la ciudad.

Aparte de subir los 284 peldaños para disfrutar de unas vistas panorámicas muy bonitas, no te vayas sin fijarte en la Tumba del Soldado Desconocido. Se encuentra a los pies del Arco del Triunfo y es un homenaje a los soldados franceses que murieron durante la Primera Guerra Mundial. Puedes reservar tu entrada al Arco del Triunfo aquí.

¿Quieres subir al Arco del Triunfo y disfrutar de las vistas panorámicas?

 

Los Inválidos y la tumba de Napoleón Bonaparte

Seguimos con otra de las tumbas más visitadas en la Ciudad de la Luz: la de Napoleón Bonaparte. Para verla debes acercarte a Los Inválidos, un palacio del siglo XVII que se utilizó como residencia para los soldados franceses retirados.

El Palacio de los Inválidos alberga una gran colección de armas y armaduras en el Museo del Ejército. También cuenta con la Iglesia de los Soldados y la Iglesia del Domo. Esta última es inconfundible por su cúpula dorada, pero lo más interesante es que guarda la tumba de Napoleón I.

Si te interesa, puedes reservar tu entrada aquí al Palacio de los Inválidos.

Jardín de las Tullerías, el pulmón verde que ver en París

París no destaca por tener parques en cada esquina, pero los que tiene son una preciosidad. Uno de mis preferidos es el Jardín de las Tullerías, junto al Museo del Louvre.

Catalina de Médicis fue la “culpable” de que se construyeran estos bonitos jardines en el Palacio de las Tullerías. Te puedes imaginar la cantidad de fiestas lujosas que se celebraban allí para reunir a la alta sociedad.

Ahora, en cambio, el Jardín de las Tullerías es un jardín público donde todos somos bien recibidos. Pasear entre sus esculturas y sentarse a reponer energías es un plan casi obligatorio que hacer en París.

Mi último viaje a París lo hice en Navidad y uno de los mejores mercados navideños que vi fue el del Jardín de las Tullerías. Allí te esperan puestos de comida típica francesa, una pista de patinaje, atracciones para pasar un rato divertido y figuras del entrañable Cascanueces.

Torre Eiffel

Estoy segura de que en tu viaje a París no querrás irte sin ver la famosa Torre Eiffel. Esta torre mide 300 metros de altura y es uno de los símbolos que ver en París.

Fue inaugurada para la Exposición Universal de 1889, año en el que se celebraba el centenario de la Revolución Francesa. Y, aunque cueste creerlo, al principio no fue bien recibida en la ciudad porque su arquitectura no tenía nada que ver con el resto de edificios parisinos.

Eso sí, si quieres visitar la Torre Eiffel, tendrás que comprar las entradas con bastante antelación si no quieres quedarte con las ganas de subir. Aquí te cuento dónde comprar las entradas a la Torre Eiffel y si merece la pena subir a la Torre Eiffel o no.

Mi recomendación es que compres las entradas en la web oficial porque salen más baratas. Si estuvieran agotadas (nada raro), puedes reservar aquí la entrada al 2º piso o la entrada al 3º piso.

Si quieres ahorrar en tus visitas a monumentos y museos, echa un vistazo al Go City Pase Explorer y al Go City Todo Incluido. Ambas tarjetas turísticas incluyen la subida a la Torre Eiffel (la primera en ascensor y la segunda a pie), entre muchos otros sitios turísticos.

Y ya que estás por la zona, aprovecha para sacar las mejores fotos a la Torre Eiffel desde la rue de l’Université, los Jardines del Trocadero y el Campo de Marte.

Si quieres subir a la Torre Eiffel, reserva tus entradas con antelación porque vuelan.

Si quieres subir a la Torre Eiffel, reserva tus entradas con antelación porque vuelan.

 

¿Quieres subir a la Torre Eiffel y no quedan entradas en la web oficial?

 

Crucero por el Sena

En mi primer viaje a París no hice el crucero por el Sena y, ahora que sé cómo es este paseo en barco, creo que fue un gran error.

El recorrido pasa por puentes monumentales y por algunos de los lugares más famosos de la capital francesa, como la Torre Eiffel, el Museo de Orsay y la Catedral de Notre Dame. Yo lo hice coincidir con el atardecer y me encantó ver la ciudad de día e iluminada al caer la noche.

Aquí puedes leer en detalle mi opinión sobre el crucero por el Sena, pero te adelanto que es una de las experiencias que más disfruté en París. Yo reservé con antelación este crucero, pero si buscas un plan más especial echa un vistazo al crucero con cena gourmet.

El crucero por el Sena es uno de los planes que hacer en París más recomendables.

El crucero por el Sena es uno de los planes que hacer en París más recomendables.

 

¿Quieres dar un paseo en barco por el Sena?

 

Plaza Vendôme

La Plaza Vendôme es una de las más famosas de París y allí se respira puro lujo y ostentación en cada esquina. Hay joyerías no aptas para todos los bolsillos como Cartier o Bulgari, tiendas de alta costura y hoteles de lujo como el Ritz.

En esta plaza se encuentra el Ministerio de Justicia, aunque la gran protagonista es la Columna de Vendôme. La mandó construir Napoleón tras ganar la batalla de Austerlitz y, para que no haya lugar a dudas, hay una estatua de él mismo en la parte superior.

Plaza de la Concordia

Otra de las plazas que ver en París es la de la Concordia. Tiene un tamaño descomunal, así que es difícil saltársela sin darse cuenta. De hecho, es la segunda plaza más grande de Francia por detrás de la Plaza de Quinconces en Burdeos.

En la Plaza de la Concordia hay un obelisco procedente del Templo de Luxor en Egipto. Además, es un lugar histórico porque allí fueron guillotinados personajes como María Antonieta, Robespierre y Luis XVI.

Museo del Louvre

De todos los mejores museos de París, uno de mis preferidos es el Museo del Louvre. Cuenta con más de 35.000 obras de arte, así que toca hacer selección porque es imposible verlas todas.

Algunas de las obras más famosas son la Mona Lisa de Leonardo da Vinci, la Venus de Milo, las Bodas de Caná de Veronés y La balsa de la Medusa de Théodore Géricault.

Aquí te cuento cómo visitar el Museo del Louvre, al que te recomiendo dedicarle una mañana o una tarde entera (como mínimo). Yo reservé la entrada sin colas por libre, pero también tienes la entrada con audioguía o la visita guiada en español.

El Museo del Louvre es inabarcable, así que te recomiendo pensar qué obras quieres ver antes de la visita.

El Museo del Louvre es inabarcable, así que te recomiendo pensar qué obras quieres ver antes de la visita.

 

Museo de Orsay y otros museos interesantes en París

Aunque el Museo del Louvre es probablemente el más famoso de París, a mí personalmente me gusta más el Museo de Orsay. Si te encanta el impresionismo, prepárate para disfrutar de las obras de Renoir, Manet, Monet, Van Gogh o Gauguin. Puedes reservar tu entrada por libre o la visita guiada en español.

Si te quedas con ganas de ver más museos, otras opciones interesantes son las obras de arte moderno y contemporáneo del Centro Pompidou, el Museo Picasso, el Museo de la Orangerie y el Museo Rodin.

Le Marais, uno de los barrios con más encanto que ver en París

La mejor forma de descubrir el barrio de Le Marais es perdiéndote por sus calles. Pronto te darás cuenta de su ambiente multicultural, ya que allí vive una gran comunidad judía.

Es un barrio muy agradable, con ambiente a cualquier hora del día, un montón de restaurantes y sitios monumentales, como la Plaza de los Vosgos, la Fuente Stravinsky y la Torre de Saint-Jacques.

También merece la pena visitar el Museo Picasso de París, la Casa de Víctor Hugo y caminar de arriba abajo la rue des Rosiers.

Iglesia de la Madeleine

Lo primero que pensé al ver la Iglesia de la Madeleine fue en Grecia. Después descubrí que no andaba muy equivocada, ya que Napoleón Bonaparte mandó construir este edificio como un templo griego.

Tiene 52 columnas corintias, frescos y tres cúpulas que son una auténtica maravilla. Como curiosidad, este templo estuvo a punto de convertirse en una estación de ferrocarril, aunque finalmente se inauguró como iglesia en 1845.

Ópera Garnier

La Ópera Garnier es una de las visitas más interesantes que hacer en París. La fachada del edificio es bonita, pero lo mejor está en su interior. Estatuas, columnas de mármol, una araña de cristal que pesa la friolera de 7 toneladas… ¡Puro lujo y ostentación!

Yo me quedé con ganas de hacer la visita con audioguía, pero ya no quedaban plazas cuando lo miré. Otra opción (un poco más cara) es asistir a un ballet, ópera o concierto reservando tu entrada en la web oficial.

Galerías Lafayette

Ahora quiero recomendarte un plan gratis que a mí me encantó. Las Galerías Lafayette son unos grandes almacenes de lujo no aptos para todos los bolsillos. Pero no te los recomiendo para ir de compras, sino para un plan mucho más especial.

Lo más impresionante de las Galerías Lafayette es su cúpula, que adornan en Navidad con un precioso árbol colgante, y las vistas desde su séptima planta. Se ve perfectamente la Ópera Garnier y, a lo lejos, se distingue la Torre Eiffel y el barrio de Montmartre.

Si te quedas con ganas de más, puedes ir a Printemps, otros grandes almacenes que están justo al lado de las Galerías Lafayette. Las vistas de la Basílica del Sacré Coeur desde las galerías Printemps son una maravilla.

Desde la azotea de las Galerías Lafayette se ve a lo lejos la Basílica del Sacré-Coeur.

Desde la azotea de las Galerías Lafayette se ve a lo lejos la Basílica del Sacré-Coeur.

 

Basílica del Sacré Coeur

La Basílica del Sacré Coeur es, para mi gusto, el templo religioso más bonito que ver en París. Se encuentra en el pintoresco barrio de Montmartre y se construyó en conmemoración de los caídos de la guerra franco-prusiana. Si te interesa conocer su historia, puedes reservar esta visita guiada.

Además de la Basílica del Sacré Coeur, en Montmartre hay otros sitios que merecen mucho la pena, como el Café deux Moulins, el Muro de los Te Quiero y la Place du Tertre, repleta de artistas haciendo retratos y caricaturas.

En el bohemio barrio de Montmartre no te puedes perder la Basílica del Sacré-Coeur.

En el bohemio barrio de Montmartre no te puedes perder la Basílica del Sacré-Coeur.

 

Moulin Rouge

El famoso cabaret parisino de Moulin Rouge se encuentra también en el barrio de Montmartre, pero se merece una mención aparte. ¿Cuántas veces habremos visto su molino rojo en películas y series de televisión? Yo ya he perdido la cuenta.

Ver la fachada por fuera te teletransporta a la época de la Belle Époque y te hace sentir ese gusanillo por el estómago al verte frente a un sitio tan conocido. Si a esto le sumas que puedes ver un espectáculo en el Moulin Rouge, no se me ocurre un final mejor para uno de tus días en París.

El Moulin Rouge es el cabaret más famoso que ver en París.

El Moulin Rouge es el cabaret más famoso que ver en París.

 

¿Te apetece disfrutar de un espectáculo en el Moulin Rouge?

 

Plaza de la Bastilla

La Plaza de la Bastilla no es bonita, pero es un lugar con mucha historia. Allí se encontraba la antigua Fortaleza de la Bastilla, que se utilizó con fines defensivos y como prisión estatal.

Esta fortaleza fue asaltada el 14 de julio de 1789. Esto marcó el inicio de la Revolución francesa y también hizo que desde entonces el 14 de julio se celebre la Fiesta Nacional en Francia como símbolo de liberación.

En la Plaza de la Bastilla ya apenas queda rastro de la antigua fortaleza, pero sí puedes ver la Ópera de la Bastilla y la Columna de Julio en homenaje a las víctimas de la revolución de julio de 1830.

Barrio de Les Halles

El Barrio de Les Halles se llama así por el antiguo mercado de mayoristas que estuvo en funcionamiento aquí hasta 1968.

Es un barrio muy agradable para pasear y cuenta con algunos de los restaurantes más famosos de la capital francesa, como Au Pied de Cochon. En Les Halles también está la Iglesia de San Eustaquio, la Bolsa de Comercio, el Jardín de Nelson Mandela y la enorme estación de Châtelet-Les Halles.

Arco de la Defensa, un mirador poco conocido que ver en París

Ya te hablé sobre los mejores miradores en París y, muy probablemente, el Arco de la Defensa es uno de los menos conocidos porque queda un poco más alejado del centro.

El Arco de la Defensa es de estilo moderno y se utiliza principalmente como edificio de oficinas. Pero lo mejor es que puedes subir en un ascensor panorámico hasta la azotea y… voilà! Te esperan unas vistas preciosas de la Torre Eiffel y el Arco del Triunfo.

Disneyland París

Viajes o no con niños, Disneyland París es uno de esos lugares que debes visitar al menos una vez en la vida. De hecho, para mí es una de las mejores excursiones en París.

Si no tienes mucho tiempo, puedes elegir entre visitar Disneyland París o Walt Disney Studios. Yo para una primera vez te recomiendo Disneyland París, ya que es el parque temático más famoso.

Eso sí, un tema muy importante es reservar tu entrada con antelación. Puedes comprar tu entrada de 1 día en esta web o en esta otra (donde salga más barata). Si quieres tomártelo con más calma, también puedes reservar la entrada de varios días y alojarte en alguno de los mejores hoteles cerca de Disneyland París.

Hay muchas formas de llegar a Disneyland París, así que he recopilado los mejores medios de transporte para que no pierdas mucho tiempo con este tema. Te cuento cómo ir de París a Disney, cómo ir de Charles de Gaulle a Disney y cómo ir de Orly a Disney. Puedes ir por libre o reservar esta excursión con traslados desde París y entrada a uno o dos parques.

Palacio de Versalles

No quiero terminar este listado de los sitios que ver en París sin hablarte del impresionante Palacio de Versalles. Seguro que al ver los tres palacios y sus jardines entiendes por qué este lugar fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

No quiero hacerte spoiler porque prefiero que lo descubras en persona, pero la Galería de los Espejos y los Grandes Aposentos del Rey y la Reina te van a dejar con la boca abierta. Y sí, el Tratado de Versalles se firmó en 1919 en este palacio. 😉

Aquí te cuento en detalle cómo ir a Versalles desde París. Puedes reservar la excursión en tren, la excursión en autobús (ambos con guía en español) o la entrada por libre.

Qué ver en París: itinerarios

París es una ciudad de un tamaño inabarcable. Además, no se presta a la improvisación porque en muchos monumentos y museos hay que reservar con antelación, así que lo más recomendable es organizar el itinerario en casa para evitar frustraciones.

Para ayudarte a hacer criba de todos los lugares que ver en París, he preparado varias rutas por días para que aproveches tu tiempo al máximo.

Consejos para visitar París

1. Reserva tus entradas con antelación. Hacía tiempo que no visitaba una ciudad con tantos turistas y tantas colas en los monumentos y museos. Por eso, uno de mis mayores consejos para viajar a París es que reserves tus entradas con antelación. Así evitarás las colas en taquilla y no te frustrarás al ver el cartel de “aforo completo”.

De hecho, el gran error en mi último viaje a París fue no reservar con antelación la entrada a la Sainte-Chapelle y la entrada a la Torre Eiffel (no había ni en la web oficial ni en páginas de intermediarios).

2. Puedes ahorrar dinero con la tarjeta turística de París. Hay ciudades que implican un gran desembolso de dinero porque están repletas de museos, monumentos y actividades donde tienes que pagar entrada. Una de esas ciudades es París, así que te recomiendo echar un vistazo a la tarjeta turística y hacer cálculos para ver si te compensa comprarla.

Puedes elegir entre el Go City Pase Explorer, que incluye la visita de 3, 4, 5 o 7 monumentos de París, o el Go City Todo Incluido si quieres visitar el máximo número de lugares turísticos en 2, 3, 4 o 6 días. Aquí te cuento mi opinión sobre la Paris Pass, que es como se llamaba antes al actual Go City, por si quieres echarle un vistazo.

3. Aprovecha para visitar museos. París tiene museos de todo lo que te puedas imaginar, así que tendrás que hacer selección. Si quieres ahorrar en tus entradas, echa un vistazo al Paris Museum Pass, que incluye el acceso durante 2, 4 o 6 días a lugares como el Louvre, el Centro Pompidou y el Palacio de Versalles.

Aquí puedes ver qué incluye el Paris Museum Pass y mi opinión sobre esta tarjeta turística. Y recuerda que el Go City Todo Incluido de 4 o 6 días incluye el Paris Museum Pass, así que no hace falta que compres esta otra tarjeta aparte.

4. París es una ciudad inabarcable. Antes he compartido contigo varios itinerarios por días para que puedas disfrutar al máximo de los sitios que ver en París. También te cuento cómo moverse por París y los medios de transporte más recomendables para que te cundan los días. Puedes combinar ir a pie, el metro, el autobús turístico, el tren…

Aparte de recorrer el centro de la Ciudad de la Luz, hay muchos sitios que ver cerca de París. ¿Qué significa esto? Que hagas lo que hagas, se te van a quedar mil sitios en el tintero. Tómatelo con calma.

5. Reserva tu alojamiento con antelación. La primera vez que estuve en París no recuerdo que tuviera que reservar el alojamiento con tanta antelación. Por eso, esta segunda vez lo pagué caro (literalmente). Estuve en París en Navidad y dejé la reserva de hotel para un mes antes. Cuando quise buscar alojamiento, solo quedaban hoteles a las afueras o a precios prohibitivos.

Para que no te pase lo que a mí, he recopilado las mejores zonas y hoteles donde alojarse en París. A mí me encantan el Hôtel du Continent y el Hotel Saint-Louis Marais, ambos en pleno centro. También puedes alojarte en alguno de los mejores hoteles con vistas a la Torre Eiffel.

6. Haz el crucero por el Sena. Iba sin grandes expectativas a hacer este paseo en barco y resultó ser una de las experiencias que más disfruté en París. Es un crucero maravilloso y se pasa por los principales lugares turísticos de la ciudad, como la Torre Eiffel y la Catedral de Notre Dame. Si lo haces coincidir con el atardecer, mejor que mejor.

7. París no es baby-friendly. Estoy acostumbrada a viajar en familia, pero París es una ciudad complicada para ello. El metro no tiene ascensores, los restaurantes suelen ser muy estrechos y no tienen tronas ni cambiadores, hay colas kilométricas para absolutamente todo y hay barrios como Montmartre donde la mochila de porteo es imprescindible. Para que no te lleves ninguna sorpresa, te cuento mi experiencia viajando por París con bebé.

8. Revisa bien a qué aeropuerto vuelas. En París hay 3 aeropuertos, así que tenlo en cuenta cuando compres tu billete de avión. El Aeropuerto de Beauvais está más lejos del centro de París, aunque todos ellos tienen buenas conexiones en transporte público y privado.

Para ahorrarte quebraderos de cabeza, te explico cómo ir de Charles de Gaulle a París, cómo ir del Aeropuerto Orly a París y cómo ir del Aeropuerto de Beauvais a París.

9. Haz algún free tour. Esto se ha convertido en un clásico para mí. Me encanta hacer un free tour el primer día que llego a una ciudad para situarme y para aprender un montón de historia y curiosidades. Esta última vez hice el free tour general, que es uno de los mejores free tours de París en español, y me pareció muy ameno. En GuruWalk también tienes más opciones de free tours por si quieres echarles un vistazo.

10. Prueba la gastronomía local. Reconozco que París no es la ciudad donde mejor he comido. Muchos de los restaurantes que había mirado con antelación exigían ir con reserva previa (esto lo descubrí in situ) y, los que no, tenían colas kilométricas.

Si te organizas mejor que yo, podrás disfrutar de escargots, coq au vin, raclette, ratatouille, sopa de cebolla, suflé, fondue de queso… No olvides pedir une garrafe d’eau porque las botellas de agua las cobran a precio de oro. Bon appétit!

Mapa con mis imprescindibles en París

En este mapa he marcado todos los lugares que ver en París en 5 días. Creo que te puede venir bien para organizar el itinerario de cada día y aprovechar tu tiempo al máximo. ¡Espero que te sea útil!


¿Te ha gustado mi artículo sobre qué ver en París? ¡Compártelo si te ha parecido interesante, me ayudas un montón! Y si tienes alguna duda, déjame un comentario y te responderé en cuanto lo lea.

TE AYUDO A VIAJAR A PARÍS AL MEJOR PRECIO

Artículos recomendados

Qué ver en Alsacia (ruta + itinerarios)

20 consejos para tu viaje a Alsacia

Los 5 mejores free tours de Estrasburgo en español

Alsacia en Navidad 2023: guía completa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios