5/5 - (8 votos)

Hay tantas cosas que hacer en Lisboa que apuesto a que vas a quedarte con ganas de más. Nosotros recorrimos Lisboa en 3 días, que es el tiempo que te recomiendo para conocer los sitios más bonitos de la capital portuguesa.

Lisboa tiene miradores con vistas de postal, el Castillo de San Jorge dominando la ciudad, calles con encanto por donde pasan los tranvías, restaurantes donde sirven ricas sardinas a la brasa y el río Tajo como telón de fondo.

En Lisboa también podrás subir en el histórico Elevador de Santa Justa, disfrutar del ambiente en sus plazas, comprar artesanías y productos vintage en la Feira da Ladra, escuchar fado en directo y sentir esa emoción al estar frente a la Torre de Belém, uno de los símbolos de la ciudad.

Antes de entrar en faena, quiero compartir contigo mis consejos para visitar Lisboa por si te sirven. Y ahora sí, prepárate para conocer todos los planes que hacer en Lisboa. Da igual que sea tu primera vez (o tu quinta), la ‘Ciudad de las Siete Colinas’ tiene una mezcla de aire nostálgico, bohemio y alternativo que engancha. ¡Comenzamos!

¿Quieres hacer un tour privado por Lisboa en español?

 

Cosas que hacer en Lisboa si es tu primera vez

1. Haz un free tour por la ciudad. Aunque hay más tours por la capital portuguesa, yo te recomiendo este free tour para una primera toma de contacto. Así podrás conocer en 3 horas los sitios más emblemáticos, como la Praça do Rossio, el Convento do Carmo, el barrio de Chiado y la Plaza del Comercio. Si lo prefieres, otra opción es reservar este tour privado o alguno de los mejores free tours de Lisboa.

2. Asómbrate con la grandiosidad de la Plaza del Comercio. Es la plaza más importante de Lisboa y tiene un tamaño descomunal. A mí me encantan sus edificios porticados, la estatua ecuestre de José I, el ambiente en las terrazas y el impresionante Arco del Triunfo de la Rúa Augusta, al que puedes subir para disfrutar de las vistas.

Pasear por la Plaza del Comercio es uno de los mejores planes que hacer en Lisboa.
Pasear por la Plaza del Comercio es uno de los mejores planes que hacer en Lisboa.

 

3. Sube en el Elevador de Santa Justa. Seguro que has visto muchas veces la imagen de esta enorme estructura de hierro, ¿verdad? El Elevador de Santa Justa se construyó en 1902 y antiguamente funcionaba con vapor. Desde arriba, a 45 metros de altura, tienes unas vistas preciosas del Castillo de San Jorge y del barrio de la Baixa. El trayecto es gratuito si tienes la Lisboa Card.

Las vistas del barrio de la Baixa desde el Elevador de Santa Justa son espectaculares.
Las vistas del barrio de la Baixa desde el Elevador de Santa Justa son espectaculares.

 

4. Visita la Sé de Lisboa. Otro de los planes que hacer en Lisboa es entrar en la Catedral de Lisboa. Es la iglesia más antigua de la ciudad (siglo XII) y es inconfundible por sus dos torreones y el rosetón de la fachada, aunque lo mejor está en su interior. El claustro, el Tesoro, la pila bautismal de San Antonio de Padua y las diferentes capillas merecen la pena.

La Catedral o Sé de Lisboa es la iglesia más antigua de la ciudad.
La Catedral o Sé de Lisboa es la iglesia más antigua de la ciudad.

 

5. Alucina con Lisboa desde las alturas. Ya sabes que es conocida como la ‘Ciudad de las Siete Colinas’. ¿Qué significa esto? Que no puedes irte sin ver los mejores miradores de Lisboa. Algunos de mis preferidos son el Jardim de São Pedro de Alcântara, el Mirador de Portas do Sol y el Mirador de Santa Lucía. Cada uno tiene su toque especial.

El mejor sitio para disfrutar de la 'Ciudad de las Siete Colinas' es desde sus miradores.
El mejor sitio para disfrutar de la ‘Ciudad de las Siete Colinas’ es desde sus miradores.

 

6. Disfruta del ambiente en la Plaza Luís de Camões. Esta plaza es más pequeña que la Plaza del Comercio, pero tiene mucho encanto. Se llama así porque en el centro hay una estatua del poeta Luís de Camões y separa los barrios de Chiado y Bairro Alto. El mejor plan es sentarse en uno de sus bancos para ver el ambiente mientras te tomas un pastel de nata de la cafetería Manteigaria. ¡Para chuparse los dedos!

7. Recorre la Praça do Rossio y la Praça da Figueira. Estas dos plazas están muy cerca y tienen mucho ambiente a cualquier hora del día. En la Praça do Rossio lo que más me llamó la atención fue la estatua de Pedro IV de Portugal, el Teatro Nacional Doña María II y las baldosas del suelo en blanco y negro.

En la Praça da Figueira está la famosa Confeitaria Nacional y justo nos coincidió la escapada con un mercado al aire libre donde vendían artesanías y comida preparada. El sándwich de lechón fue todo un acierto.

8. Da un paseo en barco hasta Belém. Ya te conté mi experiencia en el paseo en barco por Lisboa, pero te adelanto que merece muchísimo la pena. La travesía por el Tajo es muy bonita porque se pasa por el Puente 25 de Abril y se ve a lo lejos el gigantesco Cristo Rey. Además, la Torre de Belém y el Monumento a los Descubrimientos desde el río Tajo es una de las mejores fotos que hacer en Lisboa. Puedes reservar tu paseo en barco aquí.

Una de las cosas imprescindibles que hacer en Lisboa es dar un paseo en barco hasta Belém.
Una de las cosas imprescindibles que hacer en Lisboa es dar un paseo en barco hasta Belém.

 

¿Te apetece dar un paseo en barco por el río Tajo?

 

9. Visita el Monasterio de los Jerónimos. Ya que estás en Belém, hay varios monumentos que no te puedes perder. Aparte de la Torre de Belém, que se utilizaba antiguamente con fines defensivos, te recomiendo acercarte al Monumento a los Descubrimientos y al Monasterio de los Jerónimos, que es una de las Siete Maravillas de Portugal. La entrada es gratuita con la Lisboa Card, tanto al monasterio como a la Torre de Belém. También tienes este free tour por Belém por si quieres ir con un guía en español para enterarte de un montón de curiosidades.

10. Saborea los deliciosos pasteles de Belém. He tomado más pasteles de nata de los que soy capaz de recordar. Pero es verdad que los pasteles de Belém tienen una fama muy merecida. La masa es crujiente, el relleno muy sabroso y no te preocupes si hay mucha cola porque atienden a toda velocidad. Este es uno de mis planes favoritos que hacer en Lisboa si es tu primera vez (y tu segunda, y tu tercera). 😉

Más planes imprescindibles que hacer en Lisboa

11. Entra en el Castillo de San Jorge. Esta visita es muy recomendable, salvo si vas a estar solo un día en Lisboa (por falta de tiempo). Tiene una ubicación inmejorable en lo alto de la Colina de San Jorge y era conocido como Castelo dos Mouros porque estuvo en manos de los musulmanes en el siglo XII.

El terremoto de Lisboa de 1755 lo dejó en ruinas, pero lo reconstruyeron para que todos podamos disfrutar de sus jardines, de sus once torres y de las vistas panorámicas. Puedes ir por libre (madruga porque se forman largas colas) o con este tour por el Castillo de San Jorge y Alfama.

El Castillo de San Jorge era conocido como Castelo dos Mouros en la época musulmana.
El Castillo de San Jorge era conocido como Castelo dos Mouros en la época musulmana.

 

¿Quieres visitar el Castillo de San Jorge y Alfama con guía en español?

 

12. Visita las ruinas del Convento do Carmo. Una de las cosas que hacer en Lisboa es aprender sobre el trágico terremoto que asoló la ciudad en 1755. En el Convento do Carmo se conservan las ruinas para recordar este momento histórico y dentro puedes visitar el Museo Arqueológico do Carmo, donde te esperan momias, tumbas, sarcófagos y muchas obras de arte desde la Prehistoria hasta la Edad Media.

13. Sigue el rastro del incendio que hubo en la Iglesia de Santo Domingo. Otra de las grandes perjudicadas ha sido la Iglesia de Santo Domingo o Igreja de São Domingos. Sufrió el terremoto de 1755 y en 1959 hubo un gran incendio. El rastro de las llamas se ha mantenido en las columnas de mármol. Ya ves que Lisboa ha tenido que caerse y levantarse unas cuantas veces a lo largo de la historia.

La Iglesia de Santo Domingo es una de las más bonitas, a pesar del incendio que sufrió en 1959.
La Iglesia de Santo Domingo es una de las más bonitas, a pesar del incendio que sufrió en 1959.

 

14. Siente el fado en un espectáculo en directo. Uno de los planes más originales que hacer en Lisboa es asistir a un espectáculo de fado en directo. El mayor referente en este género musical es Amália Rodrigues, una fadista lisboeta que consiguió gran fama en Portugal y a nivel internacional. Llenaba los escenarios en un abrir y cerrar de ojos. Si tú también quieres sentir el fado, puedes reservar este espectáculo de fado o este tour nocturno por Alfama con fado y cena.

15. Hazte una foto en el Ascensor da Bica. En Lisboa vas a poder disfrutar del mítico tranvía 28 y de varios elevadores que te suben por callejuelas empinadas entre casas antiguas y balcones repletos de flores. Además del Elevador de Santa Justa, también puedes subir en el Ascensor da Glória y en el Elevador do Lavra. Pero si tuviera que quedarme con uno, sin duda escogería el Ascensor da Bica, que te sube al Mirador de Santa Catalina. Fue declarado Monumento Nacional en 2002 y es una preciosidad.

Los elevadores te suben por calles empinadas entre casas antiguas.
Los elevadores te suben por calles empinadas entre casas antiguas.

 

16. Vete de compras a la Feira da Ladra. Otro plan interesante los martes y sábados es ir a la Feira da Ladra. Este mercado al aire libre me recordó mucho a El Rastro de Madrid porque hay muchos puestos de artesanías, productos hechos con corcho, ropa, bolsos… ¡Lo difícil es irte con las manos vacías!

17. Aprovecha para visitar el Panteón Nacional. Justo en el mismo lugar donde se celebra la Feira da Ladra había antiguamente una iglesia, que fue convertida en Panteón en 1916. Hay un montón de personajes ilustres enterrados allí, como la fadista Amália Rodrigues, varios presidentes de la República de Portugal y el escritor Almeida Garrett.

18. Alucina con la fachada de la Casa dos Bicos. Una de las fotografías que tienes que hacer en Lisboa es la de la Casa dos Bicos, donde está actualmente la Fundación José Saramago. Está inspirada en la arquitectura italiana y es muy curiosa porque está recubierta de bicos o piedras talladas en forma de punta de diamante. Este antiguo palacete del año 1523 es una auténtica joya, aunque también tuvo que ser reconstruido tras el terremoto de Lisboa de 1755.

19. Aprende sobre la independencia de Portugal en la Plaza de los Restauradores. Esta plaza tiene mucha importancia para el país porque allí se encuentra el obelisco que conmemora la independencia de Portugal de la dominación española en 1640. También hay muchas cafeterías y restaurantes donde tomar algo y la Oficina de Turismo de Lisboa en el Palacio Foz.

20. Prueba la comida típica portuguesa. Comer platos típicos es uno de los mejores planes que hacer en Lisboa (y en cualquier parte del mundo). En una escapada por Lisboa en 2 días te dará tiempo a probar los buñuelos de bacalao, el bacalao a bras, la caldeirada de peixe, las feijoadas, los pasteles de Belém, la carne de cerdo a la alentejana… Puedes ir de bar en bar por libre o reservar este tour de tapas por Lisboa para probar los mejores petiscos de la capital.

Qué ver en los alrededores 

21. Sintra y sus palacios de cuento. Si es tu primera vez en Lisboa y quieres conocer un solo sitio de los alrededores, ve a Sintra. Hay varios medios de transporte para ir de Lisboa a Sintra y allí puedes visitar el Castelo dos Mouros, la Quinta da Regaleira, el Palacio Nacional de Sintra y el colorido Palacio da Pena, que es la joya de la Corona. Puedes ir por libre, con la excursión a Sintra, Cascais, Estoril y el Palacio da Pena o con el tour por Sintra, Cascais y Quinta da Regaleira.

¿Te apetece visitar Sintra, Cascais y el Palacio da Pena desde Lisboa?

 

22. Cascais, un plan de playa perfecto. Si buscas un plan de playa que hacer en los alrededores de Lisboa, sin duda la clara ganadora es Cascais. En esta villa se reunían en los años 30 las familias reales europeas y todavía se conservan muchas mansiones.

Hay varias playas muy agradables para darse un chapuzón, la impresionante Boca do Inferno, la marina y el Parque Marechal Carmona. Aquí te cuento cómo ir de Lisboa a Cascais. Si quieres ir en tour organizado, echa un vistazo a esta excursión a Cascais, Sintra y Quinta da Regaleira o este tour que también incluye el Palacio da Pena.

Las playas de Cascais son un plan perfecto en los alrededores de Lisboa.
Las playas de Cascais son un plan perfecto en los alrededores de Lisboa.

 

23. Más ideas en los alrededores de la capital portuguesa. Si ya conoces Sintra y Cascais, o te apetece un plan diferente, echa un vistazo a los sitios más bonitos que ver cerca de Lisboa. Algunos de mis preferidos son el castillo templario de Tomar, la “ciudad-museo” de Évora, los monasterios de Batalha y Alcobaça y el Castillo de Óbidos, que es una de las Siete Maravillas de Portugal.

Últimos consejos sobre qué hacer en Lisboa

24. Duerme en un hotel en pleno centro. En este artículo te cuento en detalle dónde dormir en Lisboa y las 6 mejores zonas para alojarte. Mis barrios preferidos son la Baixa y Chiado, que además están muy bien comunicados para ir del Aeropuerto de Lisboa al centro. No hagas como hice yo esta última vez y reserva con antelación porque los mejores hoteles relación calidad-precio se agotan rápido. A mí me gusta mucho el Hotel da Baixa y Chiado Arty Flats.

¿Quieres dormir en un hotel con encanto en pleno centro de Lisboa?

 

25. Piérdete por las calles de Lisboa. Ya he te contado muchos planes culturales y de ocio que hacer en Lisboa y ahora quiero animarte a que te pierdas por sus calles y avenidas para conocer la capital portuguesa en toda su esencia. Así, podrás ver el contraste de las tiendas de lujo en la Avenida da Liberdade, los comercios de la Rúa Augusta y los bares de copas de Pink Street, una calle muy fotogénica con el suelo de color rosa y paraguas colgados en las alturas.

Mi escapada a Lisboa en junio coincidió con las Fiestas de los Santos Populares.
Mi escapada a Lisboa en junio coincidió con las Fiestas de los Santos Populares.

 

26. Lisboa con bebés es posible. No es la ciudad más fácil del mundo porque tiene calles empinadas, suelos empedrados, muchas cuestas y escaleras para llegar a algunos de los mejores miradores. Aun así, es factible si combinas el carrito de bebé y el porteo. Puedes leer mis consejos para viajar a Lisboa con bebés por si te sirven.

27. Prueba la ginjinha. Este licor de guindas es muy popular en Lisboa, aunque también lo puedes encontrar en otras zonas de Portugal, como Alcobaça y Óbidos. En el bar A Ginjinha, en Largo São Domingos, puedes pedir un chupito de ginjinha. ¡Todo un clásico!

28. Entra en la Iglesia de San Roque. Fue una de las primeras iglesias de los jesuitas en todo el mundo y, aunque por fuera no llama mucho la atención, su interior es puro lujo y ostentación. El altar mayor, las pinturas del techo, el coro, la sacristía, los altares… Hay obras de arte mires donde mires.

29. Asómbrate con el Pabellón Chino. Si buscas un plan original que hacer en Lisboa, acércate al Pabellón Chino o Pavilhâo Chinés. En cuanto abras la puerta vas a quedarte con la boca abierta al ver las lujosas esculturas, figuras de cerámica, juguetes, maquetas de barcos… ¡Te reto a encontrar un centímetro de techo o de pared sin decoración!

30. Disfruta de Lisboa. Mi mayor consejo es que disfrutes al máximo de tu escapada a Lisboa. Sus miradores, los tranvías, el río Tajo, las iglesias y conventos, la Torre de Belém, su gastronomía y el encanto de los lisboetas harán que tu viaje termine con un “quiero volver”.

¿Te ha gustado mi artículo sobre las 30 cosas imprescindibles que hacer en Lisboa? ¡Me ayudas mucho si lo compartes! Y si tienes alguna duda, déjame un comentario y te responderé lo antes posible.

TE AYUDO A VIAJAR A LISBOA AL MEJOR PRECIO