Estás en: Inicio / Alemania / 30 lugares que ver en Berlín

30 lugares que ver en Berlín

¿Quieres conocer los sitios más alucinantes que ver en Berlín? La capital alemana es pura historia y cuenta con una gran oferta cultural y gastronómica. Alexanderplatz, el Reichstag, la Puerta de Brandeburgo, el parque Tiergarten y la Isla de los Museos son algunos de los sitios más emblemáticos.

En Berlín también te esperan muchos lugares históricos relacionados con la Guerra Fría y el Holocausto, como el Monumento a los judíos de Europa asesinados, Checkpoint Charlie y la famosa East Side Galery, la parte del Muro de Berlín mejor conservada en la ciudad.

Ya te conté mis consejos para visitar Berlín y ahora quiero que tú también conozcas mis sitios preferidos de la capital alemana y sus alrededores. La primera vez que estuve me fui con un sabor agridulce, pero tras darle una segunda oportunidad, Berlín ha pasado a ser una de mis ciudades favoritas de Europa. ¡Comenzamos!

 

Qué ver en Berlín

Alexanderplatz

Comenzamos nuestra ruta en Alexanderplatz, una de las plazas con más ambiente que ver en Berlín. En la Edad Media era conocida como Ochsenmarkt o Mercado del Buey y ahora es un lugar repleto de comercios y restaurantes con mucho bullicio.

En Alexanderplatz no te puedes perder el Reloj Mundial, que marca la hora en muchos países del mundo, la Iglesia de Santa María (Marienkirche) y el Ayuntamiento (Rotes Rathaus), que te recomiendo visitar gratis por dentro.

Pero, sin duda, la gran protagonista de Alexanderplatz (o Alex, como la llaman cariñosamente los berlineses) es la Torre de la Televisión, que se merece una mención aparte.

La Iglesia de Santa María es una de las más antiguas de Berlín.

La Iglesia de Santa María es una de las más antiguas de Berlín.

 

Torre de la Televisión, una de las mejores panorámicas que ver en Berlín

Si quieres disfrutar de unas vistas de vértigo de la capital alemana, te recomiendo subir a la Torre de la Televisión (Fernsehturm) con esta entrada sin colas.

Esta torre fue inaugurada en 1969 y se utiliza como sede de varias emisoras de radio y televisión y como mirador. También cuenta con el restaurante giratorio Sphere, en el que puedes probar platos típicos berlineses a más de 200 metros de altura.

La Fernsehturm mide la friolera de 368 metros de altura y se ve desde prácticamente cualquier punto de la ciudad. Si te pasa como a mí que te pierdes hasta en tu propia ciudad, da mucha tranquilidad saber que la Torre de la Televisión está siempre ahí para ayudarte a orientarte.

¿Quieres subir a la Torre de la Televisión en Alexanderplatz?

 

Catedral de Berlín y su inconfundible cúpula verde

Seguro que has visto muchas veces en reportajes de viajes la cúpula verde de la Catedral de Berlín. Es el edificio religioso más famoso de la ciudad y tiene una ubicación inmejorable junto al jardín Lustgarten. ¡En verano verás a mucha gente charlando en el césped!

La Catedral de Berlín se construyó entre 1894 y 1905 y, al igual que muchos otros edificios y monumentos de la ciudad, no se libró de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

Aunque solo por ver su fachada ya merece la pena acercarse, te recomiendo visitarla por dentro. El órgano, el altar, la Cripta de los Hohenzollern y las vistas desde su cúpula son una auténtica maravilla.

Monumento a los judíos de Europa asesinados

Berlín es una ciudad con mucha historia, que te pone los pelos de punta al recordar las atrocidades que allí se cometieron. Uno de esos lugares que no deberían existir es el Monumento a los judíos de Europa asesinados, también conocido como Monumento del Holocausto.

Esta explanada con más de 2700 estelas de hormigón es una conmemoración a las víctimas judías que fueron asesinadas durante el Holocausto. Sus autores diseñaron estas losas para que dieran sensación de agobio y, en mi opinión, lo lograron con creces.

Además de pasear entre las estelas de hormigón, puedes visitar el centro de información para conocer los trágicos episodios que se vivieron entre 1933 y 1945 en la ciudad. También hay una sala con los nombres de todas las víctimas del Holocausto.

El Monumento a los judíos de Europa asesinados es uno de los lugares históricos que ver en Berlín.

El Monumento a los judíos de Europa asesinados es uno de los lugares históricos que ver en Berlín.

 

Puerta de Brandeburgo

Ahora quiero que conozcas la Puerta de Brandeburgo, uno de los símbolos que ver en Berlín. Era la antigua puerta de acceso a la capital alemana y se trata de una réplica porque el monumento original fue parcialmente destruido durante la Segunda Guerra Mundial.

En la parte superior hay una cuadriga con la Diosa de la Victoria. El arco central es más ancho y por él solo podían cruzar antiguamente los miembros de la realeza. Y, como curiosidad, la Puerta de Brandeburgo de Potsdam se construyó antes que la de Berlín.

Por cierto, desde la Puerta de Brandeburgo comienza este free tour, que es uno de los mejores free tours de Berlín en español. Nosotros lo hicimos el primer día que llegamos a la ciudad y fue todo un acierto. También tienes esta visita guiada por Berlín y el tour de Berlín al completo por si quieres echarles un vistazo.

Cúpula del Reichstag

Otro de los planes más recomendables que hacer en Berlín es subir a la cúpula del Reichstag, que fue diseñada por el arquitecto Norman Foster.

Esta estructura de vidrio representa la reunificación alemana y es uno de los lugares más fotogénicos de Berlín. Es la sede del Parlamento alemán y hay muchos paneles donde se explica la labor de los parlamentarios y cómo se construyó este moderno edificio. Además, las vistas panorámicas desde arriba son preciosas.

Para que no te quedes sin tu plaza, te cuento cómo visitar la cúpula del Bundestag gratis. Puedes elegir entre subir a la cúpula (es lo que hicimos nosotros), visitar el edificio del Reichstag o asistir a una sesión plenaria si coincide con las fechas de tu viaje.

Desde la cúpula acristalada del Reichstag hay unas vistas impresionantes de toda la ciudad.

Desde la cúpula acristalada del Reichstag hay unas vistas impresionantes de toda la ciudad.

 

Isla de los Museos

La Isla de los Museos está en pleno centro de Berlín. Es un plan perfecto para descubrir obras de arte internacionales y para resguardarse del frío si visitas Berlín en invierno, como hice yo la primera vez.

La Museuminsel está formada por el Museo de Pérgamo (mi favorito), el Museo Bode, la Antigua Galería Nacional de Berlín, el Altes Museum, el Neues Museum y la Galería James Simon. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad y te recomiendo dedicarle una mañana o una tarde entera.

Algunas de las obras más famosas son el Altar de Pérgamo y la Puerta del Mercado de Mileto en el Museo de Pérgamo (actualmente cerrado por restauración), el cuadro ‘En el jardín de invierno’ de Manet en la Antigua Galería Nacional, la ‘diosa berlinesa’ en el Altes Museum y el busto de Nefertiti en el Neues Museum.

Si tienes pensado visitar 2 o 3 de los museos, te compensa reservar esta Berlín Welcome Card, que incluye la entrada a todos los museos de la Museuminsel y transporte público ilimitado durante 3 días.

Reponer energías en la Isla de los Museos es uno de los mejores planes que hacer en Berlín.

Reponer energías en la Isla de los Museos es uno de los mejores planes que hacer en Berlín.

 

 

Tiergarten, el parque más famoso que ver en Berlín

Muchas veces me imagino viviendo en Berlín pasando las tardes en el inmenso Tiergarten. Es el parque principal de la ciudad y se encuentra cerca de muchos de los monumentos más famosos de Berlín, como la Puerta de Brandeburgo, el Reichstag, la Columna de la Victoria y Potsdamer Platz.

El Tiergarten se utilizaba antiguamente como coto de caza y ahora es un lugar muy popular para hacer picnic, salir a correr, pasear o sentarse en el césped con amigos.

Muchos lo comparan con el Central Park de Nueva York y el Hyde Park de Londres, así que tendrás que ir para ver con tus propios ojos si son tan parecidos o no. 😉

Barrio judío de Berlín

Los alemanes judíos vivían en diferentes partes de la ciudad, pero en el barrio judío es donde estaba uno de los asentamientos principales.

Uno de mis sitios preferidos en el barrio judío es la calle Rosenstraße, donde puedes ver una escultura en homenaje a las mujeres no judías que se manifestaron en 1943 en contra de la deportación de sus maridos judíos. Por suerte, la historia tuvo final feliz, pero prefiero que lo descubras en persona.

En el barrio judío también puedes visitar los patios interiores de Hackesche Höfe, el Antiguo Cementerio Judío de Berlín, la Sinagoga Nueva y el museo de Otto Weidt. Puedes ir por libre o con este free tour por el barrio judío.

Topografía del Terror

Si te apetece conocer cómo funcionaban las instituciones del terror entre 1933 y 1945, no te puedes perder la Topografía del Terror. Parece mentira que todo lo que se expone en los paneles ocurriera de verdad…

Este museo al aire libre (gratuito) se encuentra donde estaba antiguamente la sede de la Gestapo, la dirección de las SS y la Oficina Central de Seguridad del Reich. Si te oponías a Hitler, era muy probable que acabaras allí entre interrogatorios y torturas.

En el lugar donde se encuentra ahora la Topografía del Terror se perseguía y torturaba a los opositores del nacionalsocialismo.

En el lugar donde se encuentra ahora la Topografía del Terror se perseguía y torturaba a los opositores del nacionalsocialismo.

 

Checkpoint Charlie, el paso fronterizo que ver en Berlín

Checkpoint Charlie es el paso fronterizo más famoso que ver en Berlín. De hecho, seguro que lo habrás visto un montón de veces en películas y series sobre la Guerra Fría.

Este paso fronterizo lo utilizaban principalmente los miembros de las fuerzas armadas americanas, británicas y francesas para cruzar desde Berlín Oeste a Berlín Este. Ellos tenían autorización, pero muchas otras personas intentaron huir sin éxito.

En Checkpoint Charlie está el cartel que dice: “está abandonando el sector americano” y también hay un museo muy interesante a pocos metros (Mauermuseum – Museum Haus am Checkpoint Charlie). Puedes ir por libre o con el tour de Berlín al completo, en el que se visitan los lugares más famosos de la ciudad con un guía en español.

Potsdamer Platz

Una de las plazas más famosas que visitar en Berlín (con permiso de Alexanderplatz) es Potsdamer Platz. Sufrió los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial y los únicos que se libraron fueron la Haus Huth y el Grand Hotel Esplanade.

Aunque poco queda de la plaza original, ahora es un lugar muy concurrido por la cantidad de bares y restaurantes con terraza que hay. También hay rascacielos muy modernos que seguro te llaman la atención, como el Sony Center, el Daimler Chrysler y el Beisheim Center.

Si te gusta el cine, es probable que te suene el Berlinale, un prestigioso festival de cine internacional que se celebra todos los años en Potsdamer Platz.

Filarmónica de Berlín

La Filarmónica de Berlín es una de las orquestas sinfónicas más importantes del mundo. El edificio original fue bombardeado durante la Segunda Guerra Mundial, así que el arquitecto de la Filarmónica actual (Hans Scharoun) aprovechó para darle un nuevo enfoque a la arquitectura del edificio. ¡El escenario está en el centro de la sala en lugar de al final!

Yo me quedé con ganas de asistir a un concierto en directo, pero es uno de los planes que haré seguro la próxima vez que viaje a Berlín. Puedes comprar las entradas en la página oficial o ir a un concierto gratis los miércoles a las 13:00 horas (de septiembre a junio).

Mauerpark y su famoso karaoke

Y hablando de conciertos, ¿qué te parecería ir a un karaoke al aire libre? Es un plan muy original que hacer en Berlín y puedes unirte todos los domingos a partir de las 15:00 horas. A veces si dan lluvia lo cancelan, así que infórmate por si hubiera algún cambio de última hora.

Para pasar un rato divertido en el karaoke tienes que ir a Mauerpark. El Parque del Muro se llama así porque en esta zona había un muro en 1961 que separaba los barrios de Wedding y Prenzlauer Berg.

Aparte de sacar el/la cantante que llevas dentro, puedes llevarte algún recuerdo del mercado de antigüedades, pasear o practicar deporte. Aviso: vas a querer volver.

Dead Chicken Alley, un paseo entre graffitis

Si a ti también te encanta el arte urbano, seguro que disfrutas paseando por el callejón de Dead Chicken Alley. Su curioso nombre viene de “Los Pollos Muertos”, un grupo de artistas que compraron este callejón para poder expresarse libremente en la época del Tercer Reich.

Aunque el objetivo inicial era llenar las paredes de frases reivindicativas y graffitis, que todavía se mantienen, también es un buen sitio para tomar algo en los bares con terraza.

Dead Chicken Alley es el callejón más original que ver en Berlín.

Dead Chicken Alley es el callejón más original que ver en Berlín.

 

Palacio de las Lágrimas

El Tränenpalast o Palacio de las Lágrimas es uno de los lugares que descubrí en el free tour de la Guerra Fría y el Muro de Berlín. Debimos de ir en hora punta porque allí no cabía un alfiler, pero aun así este museo merece mucho la pena.

Este lugar histórico se llama así porque allí se despedían con lágrimas muchas personas que marchaban de Berlín Oriental a Berlín Occidental.

Ya no está la Volkspolizei o Policía del Pueblo controlando los pasaportes y registrando maletas, pero sí puedes ver fotografías, vídeos y testimonios de lo que ocurría en el Palacio de las Lágrimas.

Friedrichstraße y su ambiente comercial

Friedrichstraße es una de las calles más comerciales que ver en Berlín. Conecta los barrios de Mitte y Kreuzberg (dos de mis preferidos en la ciudad) y está repleta de tiendas, restaurantes, cafeterías y oficinas.

En esta calle están también algunos de los hoteles mejor valorados en Berlín, como el Meliá Berlín y el Eurostars Berlín.

Otro de los sitios más interesantes es el lujoso Friedrichstadt-Palast, que es el palacio de espectáculos más grande y moderno de Europa. Si quieres alucinar con este teatro por dentro, puedes reservar aquí tu entrada a un espectáculo en el Friedrichstadt-Palast.

¿Te apetece disfrutar de un espectáculo en el Friedrichstadt-Palast?

 

Museo Judío de Berlín

El Museo Judío de Berlín es perfecto para ti si te interesa conocer la historia de la comunidad judía en la capital alemana. Recorrerlo lleva su tiempo, ya que es uno de los museos judíos más grandes de Europa, pero es súper recomendable.

La arquitectura del edificio es una auténtica pasada y en su interior podrás ver la Torre del Holocausto, el Jardín del Exilio y un montón de objetos personales de los judíos.

Si quieres conocer en profundidad la historia de los judíos en Berlín, puedes hacer esta visita guiada por el barrio judío con entrada al Museo Judío de Berlín.

East Side Gallery, el tramo mejor conservado del Muro de Berlín

East Side Gallery es uno de los lugares que no pueden faltar en tu viaje a Berlín. Este tramo del Muro de Berlín, que mide 1,3 km de longitud, es el que mejor se conserva en toda la ciudad.

Te recomiendo recorrer el muro completo para disfrutar de más de un centenar de murales de artistas internacionales. De todas las obras, probablemente la más conocida es el beso entre Brézhnev, líder soviético, y Honecker, el presidente de la RDA.

Nosotros hicimos el free tour de la Guerra Fría y terminamos en East Side Gallery. Esperemos que no se cumpla lo que nos dijo el guía, ya que hay algunos que se empeñan en derribar esta parte del Muro de Berlín para construir viviendas de lujo.

El Trabant era el coche más popular de la República Democrática Alemana y aparece en uno de los murales de East Side Gallery.

El Trabant era el coche más popular de la República Democrática Alemana y aparece en uno de los murales de East Side Gallery.

 

Kreuzberg, uno de mis barrios preferidos que ver en Berlín

Kreuzberg es uno de los barrios más alternativos y cosmopolitas de Berlín, así que rápidamente se coló entre mis zonas preferidas de la ciudad. En Kreuzberg viven muchos turcos, así que abundan los kebabs y los comercios con productos turcos.

La mejor forma de conocer Kreuzberg es pasear sin rumbo por sus calles. Verás murales muy llamativos, como Pink Man’ de BLU y ‘!’ de Jadore Tong, el puente Oberbaumbrücke y la cola interminable de Mustafa’s Gemüse Kebap, uno de los mejores sitios donde comer en Berlín barato.

Kreuzberg es uno de mis barrios preferidos de Berlín por su ambiente cosmopolita.

Kreuzberg es uno de mis barrios preferidos de Berlín por su ambiente cosmopolita.

 

Nikolaiviertel

Muy cerca de la concurrida Alexanderplatz está Nikolaiviertel, la zona residencial más antigua de Berlín. Es un oasis en pleno centro de la ciudad con un aire medieval que a mí me encanta.

Allí te esperan casas de colores de 3 o 4 pisos, calles empedradas, la Iglesia de San Nicolás, el Palacio Ephraim y el Museo Knoblauchhaus.

A este último entramos para cobijarnos de la lluvia y fue todo un descubrimiento. Es la antigua vivienda de la familia burguesa Knoblauch y todos los objetos que vas a ver allí son puro lujo. Cajitas de música, cuadros, piezas de porcelana, muebles muy valiosos…

Unter den Linden

Otro de los planes más interesantes que hacer en Berlín es pasear por Unter den Linden. Es una de las avenidas más populares de la ciudad, junto con Kurfürstendamm, y conecta la Plaza de París y su famosa Puerta de Brandeburgo con el Puente del Castillo o Schlossbrücke.

En Unter den Linden están algunos de los edificios más monumentales de la ciudad, como la Academia de Arte, el Edificio de la Nueva Guardia, la Biblioteca Estatal, el Museo Histórico Alemán, la Universidad Humboldt de Berlín y el Hotel Adlon Kempinski.

Bebelplatz, una plaza con mucha historia

Bebelplatz es una plaza que pasó a la historia por la quema de libros que tuvo lugar allí en 1933. En aquel momento, los nazis quemaron miles de libros de autores censurados por el régimen, como Sigmund Freud y Karl Marx.

Como conmemoración de este acontecimiento, hay un cristal en el suelo de la plaza donde se ve una estantería de libros vacía. También hay edificios monumentales, como la Ópera Nacional, la Catedral de Santa Eduvigis y la Universidad Humboldt.

Gendarmenmarkt y otras plazas que visitar en Berlín

Seguimos con Gendarmenmarkt, una de mis plazas preferidas de Berlín. Muchos dicen que es la plaza más bonita de la ciudad y no seré yo quien les lleve la contraria. ¡Es preciosa!

Sus dos catedrales (la Deutscher Dom y la Französischer Dom), la Konzerthaus y el monumento al poeta Friedrich Schiller son los sitios que más destacan en la Gendarmenmarkt.

Además, suele haber músicos callejeros tocando en directo, así que da gusto pasar un largo rato allí sin mirar el reloj.

Si te quedas con ganas de ver más plazas, no te pierdas Boxhagener Platz. Los domingos ponen un mercadillo donde puedes comprar ropa de segunda mano, muebles antiguos y todo tipo de productos vintage.

Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm

La Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm está junto a la avenida Kurfürstendamm y el Zoo de Berlín. No tiene una ubicación céntrica, pero es la excusa perfecta para conocer una zona diferente de la ciudad.

Igual que muchos otros edificios, sufrió los bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial. Me llamó la atención que no se ha reconstruido, pero se ha hecho precisamente adrede para conmemorar los destrozos que provocan las guerras.

Parques que ver en Berlín

Una de las cosas que más me gustan de Berlín es que tiene muchos parques y zonas verdes. Ya te hablé antes sobre Tiergarten y Mauerpark, pero hay muchos otros parques que merecen la pena.

Como imagino que no vas a estar muchos días en Berlín, yo daría prioridad a visitar también Tempelhofer Held, un parque inmenso en el antiguo aeropuerto de Tempelhof, y Treptower Park, a orillas del río Spree.

Palacio de Charlottenburg

El lujoso Palacio de Charlottenburg lo mandó construir Sofía Carlota de Hannover a finales del siglo XVII. La familia real prusiana lo utilizó como residencia de verano y, por desgracia, quedó gravemente dañado durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

Aunque gran parte del palacio ha sido restaurado, todavía se conservan algunos muebles, techos y paredes del edificio original. Pero, sin duda, para mí lo más impresionante son sus jardines, la Casa de Té Belvedere y el Mausoleo. Eso sí, no vayas el lunes porque está cerrado.

Berliner Unterwelten

Una forma muy original de conocer la historia de Berlín es hacer un tour de Berliner Unterwelten por la ciudad subterránea. Pasear por el refugio antiaéreo de la Segunda Guerra Mundial es una de mis grandes espinitas del viaje. ¡La próxima vez será!

Puedes reservar tus entradas en la web oficial con hasta 30 días de antelación, así que no lo dejes para el último momento como hice yo porque las plazas vuelan.

Crucero por el río Spree

El río Spree pasa por algunos de los barrios más emblemáticos de Berlín, como Mitte, Kreuzberg y Friedrichshain. Yo me he aficionado a hacer estos paseos en barco por ciudades europeas y Berlín no podía ser la excepción.

Aparte de disfrutar de este plan relajante, podrás descubrir desde el barco muchos monumentos y edificios de la ciudad, como la Catedral de Berlín, la Isla de los Museos, el puente Oberbaumbrücke y la universidad de música Hanns Eisler.

Es un plan muy popular, así que tienes varias opciones para elegir. Puedes reservar el crucero con cena por Berlín o el crucero por el río Spree y el Landwehrkanal.

Uno de los planes más populares que hacer en Berlín es disfrutar de un crucero por el río Spree.

Uno de los planes más populares que hacer en Berlín es disfrutar de un crucero por el río Spree.

 

Centro de Documentación y Memorial del Muro de Berlín

Por último, no quiero terminar este listado sobre los mejores lugares que ver en Berlín sin hablarte del Centro de Documentación del Muro de Berlín.

Hay muchísima información sobre la construcción del muro y grabaciones radiofónicas históricas. Como colofón, puedes subir a la planta superior para ver la torre de vigilancia que todavía se conserva de aquella época y la conocida como “franja de la muerte”.

Y ya que estás a pocos metros, acércate al Memorial del Muro de Berlín en la calle Bernauer Straße. Es un lugar con mucha historia porque allí se derribaron los primeros bloques del Muro de Berlín en 1989.

Qué ver cerca de Berlín

Ya te hablé sobre mis lugares preferidos que ver cerca de Berlín. En el artículo tienes un montón de propuestas, lo difícil es elegir con cuáles te quedas.

De todas formas, voy a adelantarte un par de excursiones que son las que solemos hacer la gran mayoría de los que viajamos a Berlín la primera vez.

Campo de concentración de Sachsenhausen

Visitar el campo de concentración de Sachsenhausen te deja el estómago revuelto. Aun así, es una de las excursiones desde Berlín más interesantes para conocer las atrocidades que se cometieron durante el Holocausto.

Se trata de uno de los mayores campos de concentración de la Alemania nazi y, como está prácticamente demolido, te recomiendo ir con un guía para enterarte de su historia. Así podrás hacerte una idea de cómo era el día a día en este lugar tan hostil.

Aquí te cuento cómo ir de Berlín a Sachsenhausen con todas las opciones de transporte. Si te interesa ir con guía, echa un vistazo a la excursión al campo de concentración de Sachsenhausen o a este tour privado si buscas un tour más personalizado.

¿Quieres visitar el campo de concentración de Sachsenhausen con guía en español?

 

Potsdam, una de las ciudades más bonitas en los alrededores de Berlín

La segunda vez que estuve en Berlín aproveché para conocer Potsdam y no te imaginas lo que me gustó. Si quieres pasar un día entre palacios, jardines señoriales, galerías de arte y lagos, ¡apunta esta ciudad porque te va a encantar!

Algunos de los sitios más impresionantes son el Palacio de Sanssouci, el Palacio de la Orangerie, la Puerta de Brandeburgo de Potsdam, el barrio holandés y el puente en el que se intercambiaban los espías los estadounidenses y los rusos.

He preparado una guía con todos los sitios que ver en Potsdam en un día y también te cuento cómo ir a Potsdam desde Berlín. Si quieres despreocuparte de todo, puedes reservar la excursión a Potsdam desde Berlín o este tour a Potsdam y al campo de concentración de Sachsenhausen.

¿Quieres conocer los lujosos palacios y jardines de Potsdam?

 

Mapa con mis imprescindibles en Berlín y alrededores

En el siguiente mapa puedes ver la ruta por Berlín en 5 días, en la que aparecen todos los lugares que te he mencionado en este artículo. ¡Espero que te sea útil!


Consejos para viajar a Berlín

1. Dedícale suficientes días a Berlín. Berlín es una ciudad enorme y tiene una gran una oferta cultural, gastronómica y de ocio. Para ayudarte a organizar tu viaje, he preparado varias guías para conocer Berlín en 5 días, Berlín en 4 días, Berlín en 3 días, Berlín en 2 días y Berlín en un día. Lógicamente, cuantos más días le dediques a la capital alemana, mejor.

2. Cómo moverse por Berlín. El transporte público funciona muy bien en Berlín, así que te recomiendo utilizarlo para moverte por la ciudad. Si tienes pensado desplazarte en metro, tren, tranvía o autobús con bastante frecuencia, ten en cuenta que con la Berlín Welcome Card puedes ahorrar bastante dinero.

Aquí te cuento dónde comprar la Berlín Welcome Card, la tarjeta turística de Berlín con transporte público ilimitado y descuentos de hasta el 50 % en casi 200 monumentos y museos.

3. Consulta la web de BVG por si hubiera ofertas de transporte. Hice mi último viaje a Berlín en verano y tuve mucha suerte porque justo había una oferta del abono de transporte mensual por 9 euros. Es decir, que recorrí la ciudad de arriba abajo prácticamente gratis. La oferta estaba disponible de junio a septiembre, pero echa un vistazo a la web de BVG por si hubiera descuentos en el momento de tu viaje.

4. Dónde alojarse en Berlín. La capital alemana tiene un tamaño descomunal, así que conviene elegir bien la ubicación de tu hotel para no perder demasiado tiempo en desplazamientos.

Para ahorrarte quebraderos de cabeza, te cuento dónde dormir en Berlín y las mejores zonas y hoteles para mi gusto. A mí me gustan mucho HighPark by Palmira y The Mandala Suites, ambos en pleno centro en el barrio de Mitte.

5. Mejor época para visitar Berlín. No soy nada friolera y tampoco suelo ser muy tajante con este tema, pero créeme que Berlín es una ciudad completamente diferente en invierno y en cualquier otra época del año.

Si solo puedes ir en invierno, lleva mucha ropa de abrigo porque hace un frío del carajo. Yo, después de ver el ambiente que hay en la ciudad en verano, optaría por ir en una época en la que haga buen tiempo. ¡La ciudad parece otra!

6. Cómo ir del Aeropuerto de Brandeburgo a tu alojamiento. Antes había varios aeropuertos en funcionamiento en Berlín, pero ahora solo está operativo el Aeropuerto de Brandeburgo. ¡No tiene pérdida!

Como en la gran mayoría de ciudades europeas, puedes llegar al centro en transporte público y privado. Para ayudarte a decidir, te cuento cómo ir del Aeropuerto de Brandeburgo al centro y los pros y contras de cada transporte.

7. Berlín es muy baby-friendly. Después de visitar otras capitales europeas con bebé, como París o Roma, no tenía claro si Berlín sería del estilo. A pesar de que es muy grande, es probablemente una de las ciudades en las que más cómoda he estado viajando con Olivia.

Te ceden el sitio en cualquier transporte público y hay tronas y cambiadores en muchos restaurantes. Además, tenía ciertos prejuicios sobre el carácter frío de los alemanes y, al verles interactuar con mi hija, ¡he cambiado totalmente de opinión! Si tú también viajas en familia, echa un vistazo a mis consejos para viajar a Berlín con bebé.

8. Prueba la gastronomía típica. Uno de los planes más recomendables que hacer en Berlín es probar los platos típicos. Se come muy bien y bastante barato en comparación con otras capitales europeas. Codillo, schnitzel, currywurst, albóndigas alemanas, maultaschen… ¡Me entra hambre de recordarlo!

9. Ojo con los horarios y días de cierre. Uno de mis mayores es que revises bien los horarios de los museos y monumentos que quieres visitar. Por ponerte algún ejemplo, el Palacio de las Lágrimas, el Palacio de Charlottenburg y la gran mayoría de los palacios de Potsdam cierran el lunes.

10. Disfruta de Berlín. La primera vez que visité Berlín reconozco que no me terminó de entusiasmar (la ola de frío polar no ayudó, todo hay que decirlo). Pero en mi segundo viaje descubrí una ciudad con mucha historia, ambiente en sus calles, conciertos al aire libre, biergarten, mercadillos, lagos, barrios cosmopolitas… Me gustó tanto que hasta me imagino viviendo allí una temporada. ¡Ojalá te guste tanto como a mí!

¿Te ha gustado mi artículo sobre qué ver en Berlín? ¡Compártelo si te ha parecido interesante, me ayudas mucho! Y si tienes alguna duda, déjame un comentario y te responderé enseguida.

TE AYUDO A VIAJAR A BERLÍN AL MEJOR PRECIO

Artículos recomendados

Qué ver en Freudenstadt, Alemania.

Qué ver en Freudenstadt, Alemania

Qué ver en Triberg.

Qué ver en Triberg: cascadas y relojes de cuco en Alemania

Qué ver en Baden-Baden en un día.

12 lugares que ver en Baden-Baden en un día (Alemania)

Ruta por la Selva Negra.

Ruta por la Selva Negra en 3, 7 y 10 días: Itinerario

Sobre Paula

Sobre Paula Morales

Periodista y traductora de formación. Tras varios años trabajando en Comunicación y Marketing Digital en diferentes empresas y agencias, decidí apostar por lo que de verdad me hace feliz: viajar y contártelo en La Vida Son Dos Viajes y ser tu asesora de viajes para ayudarte a recorrer el mundo por libre igual que lo hago yo.

Te animo a leer más sobre mí para saber quién está detrás de este proyecto al que le dedico mucho cariño, ilusión e infinitas horas de trabajo.

Código ético

Todo el contenido de este blog está redactado por mí, ya que mi prioridad es ofrecerte información real basada en mi propia experiencia. No acepto patrocinios de marcas para ser transparente contigo y en algunos artículos puedes encontrar enlaces de afiliación, así que si reservas a mí me dan una pequeña comisión para seguir adelante con este proyecto que tanto me gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios