Llevabas mucho tiempo planeando la ruta por el Madrid de los Austrias. Después de desayunar churros con chocolate en San Ginés, cogiste la mochila y la cámara para exprimir al máximo la mañana. No había tiempo que perder. Esta zona te apetecía especialmente por su importancia histórica y cultural. El paso de la dinastía de los Habsburgo, la tradición de tomar las uvas en la Puerta del Sol o imaginarte a las nodrizas ofreciendo sus servicios en la Plaza de Santa Cruz. Todo te llamaba la atención.

Querías recorrer la monumental Plaza de la Villa, patear de arriba abajo la calle Mayor, Bailén, Arenal y Segovia, detenerte ante la Plaza de la Paja y admirar la Casa de la Panadería en la Plaza Mayor. Pasear por los jardines de la Plaza de Oriente, visitar el Palacio Real y la Catedral de la Almudena por dentro e irte de cañas y tapas por La Latina. Y, cómo no, ver con tus propios ojos el Oso y el Madroño, el emblema de Madrid. Monumentos, palacios, las calles repletas de ambiente, buena gastronomía y un recorrido por el Madrid de los Austrias que prometía y no defraudó.

La Cava Baja es una de mis zonas preferidas en el Madrid de los Austrias.
La Cava Baja es una de mis zonas preferidas en el Madrid de los Austrias.

 

 

Ruta por el Madrid de los Austrias (por una madrileña)

Primero te voy a contar muy brevemente el contexto histórico del Madrid de los Austrias para que te sitúes. También conocido como barrio de los Austrias, hace referencia a la zona medieval de Madrid que cobró gran importancia por la presencia de la Corte bajo el reinado de la dinastía de los Habsburgo en España.

El reinado comenzó con Carlos I en 1516, que mandó construir palacios y monumentos para enriquecer la ciudad. Después llegó Felipe II, quien convirtió Madrid en la capital del reino, así que te puedes imaginar que el crecimiento fue exponencial. La evolución urbanística bajo los Habsburgo finalizó con Carlos II a finales del siglo XVII. Recuerda que tras su muerte, desapareció la Casa de Austria.

Según los límites históricos, el Madrid de los Austrias se extendía desde el Palacio Real hasta la Puerta del Sol y desde la plaza de Santo Domingo hasta la plaza de la Cebada. En términos turísticos, no hay una delimitación clara sobre la extensión del Madrid de los Austrias, pero normalmente abarca los barrios de Sol y Palacio, en pleno centro de la ciudad.

El Oso y el Madroño es el emblema de Madrid.
El Oso y el Madroño es el emblema de Madrid.

 

 

Madrid de los Austrias: mapa

Madrid de los Austrias: 15 imprescindibles

Calle Mayor

La calle Mayor fue una de las más representativas del Madrid de los Austrias. Comunicaba la Puerta del Sol con la zona del Real Alcázar y se dividía en cuatro tramos: calle Mayor, Puerta de Guadalajara, Platerías y calle de la Almudena.

En la actualidad, esta calle une la Puerta del Sol y la Cuesta de la Vega. Te recomiendo que la pasees de arriba abajo sin prisas y te fijes en el Monumento a Victoria Eugenia y Alfonso XIII, la Muralla Árabe, el Palacio de los Consejos, el Parque Luigi Boccherini, la Casa de Calderón de la Barca y la Iglesia Catedral de las Fuerzas Armadas, que tiene una cúpula preciosa.

La calle Mayor es uno de los imprescindibles en tu ruta por el Madrid de los Austrias.
La calle Mayor es uno de los imprescindibles en tu ruta por el Madrid de los Austrias.

 

Plaza de la Villa, una de mis preferidas en el Madrid de los Austrias

En tu paseo por la calle Mayor verás la Plaza de la Villa, uno de los principales núcleos del Madrid medieval. Es una de las plazas que no puedes perderte en tu ruta por el Madrid de los Austrias.

Destaca la Casa y Torre de los Lujanes de estilo gótico mudéjar. Estos edificios del siglo XVI pertenecieron a la familia de los Lujanes. Como dato curioso, el Rey Francisco I de Francia estuvo prisionero en esta torre durante la Batalla de Pavía de 1525.

En la Plaza de la Villa también verás la Casa de Cisneros, una casa-palacio de estilo plateresco construida en 1537, y la Casa de la Villa, que fue la sede del Ayuntamiento de Madrid desde 1693 hasta 2007. Y, por último, en el centro, el monumento a Álvaro de Bazán, militar y almirante español.

 

¿Sabías que en la torre de los Lujanes estuvo prisionero el Rey Francisco I de Francia?
¿Sabías que en la torre de los Lujanes estuvo prisionero el Rey Francisco I de Francia?

 

Mercado de San Miguel

Muy cerca de la Plaza Mayor está el Mercado de San Miguel, un clásico donde puedes probar las especialidades de diferentes regiones de España y también platos internacionales. Se inauguró en 1915 como mercado de abastos y ahora es un sitio principalmente turístico. Yo soy madrileña y a veces voy a picar algo en el aperitivo y otras simplemente a curiosear. Los precios no son baratos, pero la calidad es insuperable.

¿Qué puedes comer en el Mercado de San Miguel? Jamón serrano, raciones de croquetas (mi perdición), marisco fresco, arroces, quesos, encurtidos y tapas para todos los gustos. Ya solo por la pinta que tiene toda la comida, te aseguro que es difícil resistirse a la tentación.

 

El Mercado de San Miguel es un sitio turístico pero muy recomendable para probar tapas típicas nacionales.
El Mercado de San Miguel es un sitio turístico pero muy recomendable para probar tapas típicas nacionales.

 

Plaza Mayor

Uno de los sitios más habituales para comenzar la ruta por el Madrid de los Austrias es la Plaza Mayor. En el siglo XV estaba destinada principalmente al comercio y se llamaba Plaza del Arrabal por encontrarse en los arrabales o extramuros de la villa. En el siglo XVI pasó a ser un lugar de celebración de actos públicos civiles y religiosos y también se remodeló con su forma rectangular actual y un tamaño mayor. Era una plaza muy importante y su arquitectura tenía que demostrarlo.

Que la Plaza Mayor fue un sitio histórico es innegable. Se incendió tres veces y en el pasado se utilizó para corridas de toros y hasta como escenario de la Inquisición. Lo más llamativo de esta plaza, aparte de que está porticada, son la fachada de la Casa de la Panadería, la Casa de la Carnicería y la estatua ecuestre de Felipe III de 1616, que fue quien ordenó construir esta plaza.

Por cierto, no te vayas sin fijarte en el Arco de Cuchilleros, el acceso más monumental a la Plaza Mayor. Si quieres darte un capricho gastronómico, en la calle de Cuchilleros está el restaurante centenario Sobrino de Botín. Y un plan clásico, mucho más barato, es comprar un bocata de calamares en La Campana, en la Plaza Mayor.

En tu ruta por el Madrid de los Austrias fíjate en la fachada de la Casa de la Panadería de la Plaza Mayor.
En tu ruta por el Madrid de los Austrias fíjate en la fachada de la Casa de la Panadería de la Plaza Mayor.

 

Plaza de Santa Cruz

Otro lugar que te recomiendo en tu ruta por el Madrid de los Austrias es la Plaza de Santa Cruz. Se encuentra entre la calle de Esparteros y el final de la calle Atocha. Antiguamente se vendían aquí figuritas de barro y había nodrizas que ofrecían sus servicios. Cuesta imaginar que fuese habitual pagar a mujeres para que amamantaran a los hijos de otras. Y ¿por qué lo hacían? Unas porque no podían darle el pecho, otras por cuestiones sociales.

Muy cerca está la Plaza de la Provincia, con la Fuente de Orfeo, y el Palacio de la Santa Cruz. Este edificio lo mandó construir el Rey Felipe IV en 1629 y es curioso que en sus orígenes se utilizó como cárcel. De hecho, también es conocido como Cárcel de la Corte. Posteriormente pasó a ser la Sala de Alcaldes de Casa y Corte del Madrid de los Austrias y actualmente es la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores.

 

Cuesta creer que antiguamente fuera muy común contratar el servicio de nodrizas en la Plaza de Santa Cruz.
Cuesta creer que antiguamente fuera muy común contratar el servicio de nodrizas en la Plaza de Santa Cruz.

 

Calle del Arenal

La calle del Arenal era una de las arterias principales del Madrid de los Austrias. Une la Puerta del Sol con la Plaza de Isabel II en Ópera y siempre está muy concurrida. Aquí puedes ver la Casa-Museo del Ratoncito Pérez, el Palacio de Gaviria, la Parroquia de San Ginés y la famosa chocolatería San Ginés, de 1902. Te recomiendo que hagas una parada en esta cafetería y pruebes los churros y porras con chocolate. ¡Un manjar!

Monasterio de las Descalzas Reales

En la Plaza de las Descalzas está el Monasterio de las Descalzas Reales, un sitio muy recomendable en pleno Madrid de los Austrias. Fue fundado por Juana de Austria en 1559 y es un palacio de estilo plateresco castellano. Su interior es una joya, repleto de tapices, azulejos de gran valor, columnas de mármol de Génova, cuadros y obras de arte del siglo XVI en adelante. Actualmente es un monasterio de monjas de clausura.

Calle de Toledo

La calle de Toledo, que va desde la Puerta de Toledo hasta la Plaza Mayor, también forma parte de la ruta por el Madrid de los Austrias. Es una de las calles que más he recorrido en Madrid, aunque tiene trampa porque vivo al lado. En esta calle lo más llamativo es la Real Congregación de San Isidro, el Arco de Cofreros y el Instituto San Isidro, que probablemente es el centro educativo más antiguo de España. Por cierto, si buscas alojamiento asequible en el Madrid de los Austrias, conozco bastante gente que se ha alojado en el Hotel Ganivet y lo recomiendan. Está en la calle Toledo.

Una de las arterias principales del Madrid de los Austrias es la calle Toledo.
Una de las arterias principales del Madrid de los Austrias es la calle Toledo.

 

La Latina

En el barrio de La Latina muchos hemos quedado a tomar el aperitivo y se nos ha hecho de noche. Aquí están la Cava Alta y la Cava Baja, donde el ambiente está asegurado a cualquier hora del día. Entre los siglos XV y XIX había muchas posadas. De hecho, todavía se conservan algunas como la Posada de la Villa o la Posada del León de Oro, aunque se han reconvertido en restaurantes. Pero La Latina ahora es sinónimo de bares de tapeo, cervecitas y planes con amigos. Muy cerca está también el Mercado de la Cebada y la plaza que lleva el mismo nombre, y el Teatro La Latina.

Mi plan preferido de los domingos es tomar el aperitivo en La Latina.
Mi plan preferido de los domingos es tomar el aperitivo en La Latina.

 

En el barrio de La Latina puedes ver también el Mercado de la Cebada.
En el barrio de La Latina puedes ver también el Mercado de la Cebada.

 

Calle de Segovia

La calle de Segovia es otro clásico que debes incluir en tu ruta por el Madrid de los Austrias. Esta arteria va desde el Puente de Segovia hasta la calle de Tintoreros. Mis sitios preferidos en esta zona son la Plaza de la Cruz Verde, el jardín del Príncipe de Anglona y el Parque de Atenas. Muy cerca de esta calle puedes ver también la Plaza de la Morería y la Iglesia medieval de San Pedro el Viejo con su torre mudéjar del siglo XIV.

Plaza de la Paja

La Plaza de la Paja también se encuentra en el Madrid de los Austrias, en pleno centro histórico. En los siglos XIII y XIV era el principal centro de comercio de la ciudad, hasta que la actividad comercial se trasladó en el siglo XV a la Plaza del Arrabal, la actual Plaza Mayor.

En esta plaza está la Capilla de Nuestra Señora y de San Juan de Letrán y el jardín del Príncipe de Anglona que te comentaba antes. Muy cerca está la preciosa Parroquia de San Andrés Apóstol, una de las más antiguas de Madrid. Por curiosidad, tienes que acercarte al Colegio de San Ildefonso, cuyos alumnos se encargan de cantar los premios de la Lotería de Navidad todos los años. Yo sigo la tradición de poner la tele de fondo para escuchar a los niños cantando los números. Lo máximo que he conseguido hasta ahora es el reintegro del décimo, pero menos da una piedra.

La Plaza de la Paja se encuentra en el Madrid de los Austrias, en pleno centro histórico.
La Plaza de la Paja se encuentra en el Madrid de los Austrias, en pleno centro histórico.

 

Puerta del Sol, un imprescindible en el Madrid de los Austrias

No puede faltar en la ruta por el Madrid de los Austrias una visita a la imponente Puerta del Sol. Aquí está el km 0 desde el que se mide la distancia de todas las carreteras radiales de España. También verás una reproducción de la estatua ecuestre de Carlos III, la estatua del Oso y el Madroño que representa los símbolos heráldicos de la villa, y una réplica de la estatua La Mariblanca, que ha cambiado de ubicación muchas veces.

La Puerta del Sol no se creó inicialmente como plaza, sino como punto de unión de la calle Mayor y la calle Arenal, dos de las arterias principales en la época medieval. Como dato curioso, en Nochevieja es tradición tomar las 12 uvas al compás de las 12 campanadas del reloj de la Puerta del Sol. Yo tomo las uvas en casa y siempre termino con la boca como una pelota porque no me da tiempo a comerlas a esa velocidad.

En la Plaza Mayor es tradición tomar las uvas en Nochevieja al son de las campanadas.
En la Puerta del Sol es tradición tomar las uvas en Nochevieja al son de las campanadas.

 

En la Puerta del Sol está el km 0 desde el que se mide la distancia de todas las carreteras radiales nacionales.
En la Puerta del Sol está el km 0 desde el que se mide la distancia de todas las carreteras radiales nacionales.

 

Plaza de la Ópera

Siempre se suele hablar de la Plaza de la Ópera, aunque su nombre oficial es la Plaza de Isabel II. Se encuentra al final de la calle Arenal y muy cerca de la Plaza de Oriente, de la que te hablaré dentro de poco. Aquí puedes ver el Teatro Real, del siglo XIX, y una reproducción de la estatua de Isabel II (la original fue destruida en la Segunda República).

Antiguamente esta plaza se llamaba Plaza de Caños del Peral y tenía una fuente con el mismo nombre. Puedes ver los restos que se conservan de la fuente en el Museo de los Caños del Peral que está dentro de la estación de metro de Ópera. Solo tendrás que pagar el billete de metro y listo.

Otro sitio recomendable en tu ruta por el Madrid de los Austrias es la Plaza de Isabel II.
Otro sitio recomendable en tu ruta por el Madrid de los Austrias es la Plaza de Isabel II.

 

Palacio Real y alrededores

El antiguo Real Alcázar era el centro político y administrativo del Madrid de los Austrias. Tras su incendio en 1734, se construyó sobre ese mismo lugar el Palacio Real actual, donde te recomiendo hacer esta visita guiada sin colas.

Aparte del Palacio Real, no te pierdas la Plaza de Oriente, la estatua de Felipe IV, la Plaza de la Armería que se encuentra junto a la Catedral de la Almudena, el Campo del Moro y los Jardines de Sabatini. Por cierto, puedes ver los restos arqueológicos del Madrid de los Austrias en el parking que hay justo debajo de la Plaza de Oriente. Es una buena zona para alojarte, aquí te recomiendo el Hotel Central Palace. Las habitaciones son clásicas y las vistas alucinantes.

Lateral del Palacio Real, justo enfrente de la Catedral de la Almudena.
Lateral del Palacio Real, justo enfrente de la Catedral de la Almudena.

 

La Catedral de la Almudena forma parte de la ruta por el Madrid de los Austrias.
La Catedral de la Almudena forma parte de la ruta por el Madrid de los Austrias.

 

Carrera de San Francisco

Otro de los sitios imprescindibles en tu ruta por el Madrid de los Austrias es la Carrera de San Francisco. Se encuentra entre la calle Bailén y la Plaza de Puerta de Moros, donde confluyen también la Plaza del Humilladero, la Plaza de los Carros y la Plaza de San Andrés. En la Carrera de San Francisco estaba el antiguo convento medieval de San Francisco. Actualmente el edificio religioso más llamativo, que a mí particularmente me encanta, es la Basílica de San Francisco el Grande, de estilo neoclásico.

La Basílica de San Francisco el Grande durante mi recorrido por el Madrid de los Austrias.
La Basílica de San Francisco el Grande durante mi recorrido por el Madrid de los Austrias.

 

Dónde dormir en el barrio de los Austrias

Madrid es una ciudad muy turística, por lo que te recomiendo reservar tu alojamiento con antelación. Si quieres hacer la ruta por el Madrid de los Austrias que acabo de recomendarte, o simplemente dormir en pleno centro para poderte mover con facilidad a los sitios más emblemáticos de la capital, te recomiendo reservar tu hotel en el Madrid de los Austrias. En el link puedes escoger el alojamiento que se adapte a tus gustos y presupuesto. ¡Disfruta de Madrid! Yo, como madrileña, solo puedo hablar maravillas de la ciudad.

¿Te ha gustado mi artículo sobre la ruta por el Madrid de los Austrias? Compártelo con tus amigos y familiares y, si tienes alguna duda, te leo abajo en comentarios.