Estás en: Inicio / Portugal / 16 lugares que ver en el norte de Portugal

16 lugares que ver en el norte de Portugal

¿Quieres conocer los sitios más alucinantes que ver en el norte de Portugal? Te espera la bella Oporto, ciudades con mucho encanto como Guimarães y Braga, el famoso gallo de Barcelos, los paisajes bucólicos de los Pasadizos del Paiva y los barcos moliceiros surcando los canales de Aveiro.

En el norte de Portugal también hay playas de aguas cristalinas y olas imposibles, el Parque Nacional Peneda-Gerês, Chaves y sus aguas termales con propiedades curativas y el Valle del Duero, que fascina a los amantes del vino y de los paisajes cubiertos de viñedos.

Estas son algunas de mis propuestas para una ruta por el norte de Portugal, una zona que conozco bien porque he estado muchas veces (no me canso de volver). Espero que te sirva la selección que te he preparado y que te guste esta parte del país luso tanto como a mí. ¡Comenzamos!

 

Qué ver en el norte de Portugal

Oporto, la protagonista de cualquier ruta por el norte de Portugal

Reconozco que no puedo ser muy objetiva con Oporto porque es una ciudad a la que vuelvo siempre que puedo. Su ubicación junto al río Duero, las callejuelas empedradas, sus iglesias adornadas con azulejos típicos portugueses y la emblemática estación de trenes de São Bento son una auténtica maravilla.

En Oporto te recomiendo disfrutar del aire decadente del barrio de Ribeira, hacer un crucero por el Duero, cruzar a pie el puente de Don Luis I, comer una calórica francesinha, tomar vino de Oporto en las bodegas de Vila Nova de Gaia y fotografiarte junto al mural de arte urbano ‘Half Rabbit’.

Otros planes que ver y hacer en Oporto son visitar la Librería Lello, en la que se inspiró J.K. Rowling para la saga de Harry Potter, y cenar viendo un espectáculo de fado. A tiro de piedra está Matosinhos, el paraíso de los surfistas donde, además, se come pescado y marisco frescos para chuparse los dedos.

Si no sabes cómo organizar tu ruta, te aconsejo leer mis itinerarios por Oporto en 3 días y Oporto en 1 día para sacarle el máximo partido a la ciudad. Y para una primera toma de contacto, echa un vistazo a este free tour general, que es uno de los mejores free tours de Oporto.

La gran mayoría de los viajeros elegimos Oporto como base para recorrer el norte de Portugal.

La gran mayoría de los viajeros elegimos Oporto como base para recorrer el norte de Portugal.

 

Guimarães, la cuna de Portugal

Guimarães fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y te adelanto que es una de mis ciudades preferidas del norte de Portugal.

Es conocida como la cuna de Portugal porque allí nació Alfonso Henriques, el primer rey de Portugal. Perderse por sus callejuelas empedradas sin rumbo fijo es muy buen plan, aunque no olvides acercarte al Castillo de Guimarães, que es una de las Siete Maravillas de Portugal.

También merece mucho la pena el Palacio de los Duques de Bragança, la rúa de Santa María, el Largo da Oliveira, el Museo Alberto Sampaio y las impresionantes vistas desde el Santuario da Penha.

Aquí te cuento qué ver en Guimarães en un día. Si quieres que te expliquen la historia de esta bonita ciudad medieval, echa un vistazo al free tour por Guimarães o al tour de Guimarães al completo.

El Castillo de Guimarães es una de las Siete Maravillas de Portugal.

El Castillo de Guimarães es una de las Siete Maravillas de Portugal.

 

Braga, uno de los lugares más bonitos que ver en el norte de Portugal

Braga es una de las ciudades más antiguas del país luso y es considerada el centro religioso de Portugal. Allí se construyó la primera catedral en 1089 y presume de tener templos religiosos por doquier.

De todos los lugares que ver en Braga en un día, el más impresionante es el Santuario del Bom Jesus do Monte y su fotogénica escalera en zigzag. También te recomiendo acercarte al Santuario de Nuestra Señora de Sameiro porque es uno de los lugares de culto mariano más visitados en Portugal y las vistas desde lo alto del monte son alucinantes.

En Braga hay lugares históricos, como la Torre del Homenaje, el Arco de la Puerta Nueva y las termas romanas de Maximinos. Y si buscas un oasis en pleno casco histórico, el Jardim de Santa Barbara es puro relax. Puedes descubrir Braga con este free tour, con el tour en tuk tuk por Braga o con el free tour del Santuario del Bom Jesus.

Braga es una de las ciudades más bonitas que ver en el norte de Portugal.

Braga es una de las ciudades más bonitas que ver en el norte de Portugal.

 

Aveiro, la Venecia portuguesa

Uno de los sitios más populares que ver en el norte de Portugal es Aveiro. Es conocida como la Venecia portuguesa porque está repleta de canales. De hecho, uno de los planes más típicos es dar un paseo en barco moliceiro.

En un recorrido por Aveiro en un día también podrás visitar sus salinas, que fueron el principal motor económico de la ciudad, pasear por la Plaza de la República y la Plaza del 14 de julio, recorrer la antigua Fábrica de Jeronymo Pereira Campos y aprender mucho sobre modernismo en el Museo de Arte Nova de Aveiro. ¡Por algo llaman a Aveiro la ciudad-museo del modernismo en Portugal!

Aparte de hacer el free tour por Aveiro para conocer sus rincones más especiales, no te puedes perder sus alrededores. El faro más alto de Portugal en la Praia da Barra y las fotogénicas casas a rayas de colores de Costa Nova son una preciosidad.

Si te apetece hacer todo el recorrido con un guía en español, echa un vistazo al tour por Costa Nova con paseo en barco moliceiro y visita a las salinas.

Dar un paseo en barco moliceiro por los canales de Aveiro es un plan muy popular.

Dar un paseo en barco moliceiro por los canales de Aveiro es un plan muy popular.

 

Valle del Duero y sus paisajes de viñedos

Si quieres alucinar con paisajes repletos de terrazas de viñedos, el Valle del Duero es muy buen plan para ti. Esta zona fue declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO y, aunque no te guste el vino, merece mucho la pena.

Lamego, Peso da Régua, Pinhão y Vila Real son los sitios que más me gustan del Valle del Duero. Prepárate para sacar la cámara o el móvil todo el rato porque los viñedos son hipnóticos.

Puedes recorrer esta zona en coche, en tren de vapor entre Peso da Régua y Tua (disponible entre junio y octubre) o con el crucero a Peso da Régua o el crucero a Pinhão. Estos dos últimos duran 1 día y parten desde Oporto. Otra opción es el tour por la región del Duero para conocer localidades como Amarante y Pinhão.

Viana do Castelo

Viana do Castelo tiene mucha tradición pesquera y se encuentra en la desembocadura del río Lima. De todos los lugares de esta bonita ciudad al norte de Portugal, sin duda me quedo con el Santuario del Sagrado Corazón de Jesús en el monte de Santa Luzia. Tanto el templo como las vistas panorámicas son una maravilla.

En Viana do Castelo también puedes entrar en el navío Gil Eannes, visitar el Museo del Traje, disfrutar del ambiente en la Plaza de la República y pasear junto al Fuerte de Santiago da Barra. Si buscas un sitio donde comer rico, te recomiendo O Vasco en la rúa Grande.

Antes de terminar tu recorrido por Viana do Castelo en un día, no olvides caminar de arriba abajo por la Avenida dos Combatentes da Grande Guerra.

Esta avenida está repleta de restaurantes con terraza y allí se encuentra la pastelería Zé Natário (mi perdición). Siempre acabo pidiendo pasteles de nata (riquísimos), pero también tienen dulces típicos como la torta de Viana, las bolas Natário, el bolo folhado y los manjericos de Viana.

El Santuario del Sagrado Corazón de Jesús tiene una ubicación privilegiada en lo alto del monte de Santa Luzia.

El Santuario del Sagrado Corazón de Jesús tiene una ubicación privilegiada en lo alto del monte de Santa Luzia.

 

Parque Nacional Peneda-Gerês

El Parque Nacional Peneda-Gerês fue declarado Reserva Mundial de la Biosfera y presume de ser el único parque nacional en Portugal. Sus arroyos, cascadas y montañas hacen que sea el destino perfecto para los amantes de la naturaleza y el senderismo.

Además, en el Parque Nacional Peneda-Gerês puedes soltar adrenalina practicando estas actividades de aventura, como barranquismo, senderismo acuático y tours en kayak, buggy o paddle surf.

Si lo tuyo son las rutas de senderismo, hay recorridos preciosos entre castillos, dólmenes y monasterios. Puedes aprovechar para darte un chapuzón en la cascada de Tahití y disfrutar de unas vistas panorámicas de vértigo desde el mirador Pedra Bela. Con un poco de suerte, podrás ver corzos y caballos garranos a lo largo de la ruta.

Puedes recorrer este entorno natural por tu cuenta o hacer una excursión al Parque Nacional Peneda-Gerês con guía desde Oporto o desde Braga.

Pasadizos del Paiva, un sitio de naturaleza que ver en el norte de Portugal

Si buscas un sitio de naturaleza en el norte de Portugal que te va a dejar con la boca abierta, toma nota de los Pasadizos del Paiva. Esta ruta de 8 kilómetros se puede empezar desde la playa fluvial de Areinho (camino más sencillo para mi gusto) o la playa fluvial de Espiunca.

Ten en cuenta que en cualquiera de los dos casos hay muchas escaleras. Aun así, el esfuerzo merece la pena porque las vistas entre cascadas, montañas y desfiladeros son espectaculares.

Además, junto a los Pasadizos del Paiva se encuentra el 516 Arouca, el puente colgante peatonal más largo del mundo. Eso sí, ¡espero que no tengas vértigo porque estarás a 175 metros de altura!

Puedes conocer este paraje natural por libre, con el tour por los Pasadizos del Paiva sin traslados o con la excursión a los Pasadizos del Paiva y el puente 516 Arouca con traslados desde Oporto.

Barcelos y su famoso gallo

El gallo es un símbolo de Barcelos y de todo el país. Según cuenta la leyenda, un peregrino fue condenado a la horca por haber cometido un delito. Él aseguraba que era inocente y el juez no le creía. Para probar su inocencia, le dijo al juez que estaba a punto de comer un gallo: “si soy inocente, ese gallo cantará tres veces”. Y así fue.

Aparte de encontrarte con figuras de gallos repartidas por todo el centro histórico, te recomiendo visitar el puente medieval del siglo XIV, el Pelourinho de Barcelos y el castillo, desde el que tienes unas vistas preciosas del río Cávados.

En Barcelos hay varios templos religiosos, como la Iglesia Matriz de Santa María de Barcelos y la Iglesia do Terço, el Teatro Gil Vicente, el Largo do Apoio y el Jardim das Barrocas. Y si vas a Barcelos el jueves, verás en vivo y en directo el mercado al aire libre donde venden todo tipo de productos.

Si quieres un plan más cultural, puedes acercarte al Museo de Olaria para aprender sobre cerámica portuguesa y al Museo Arqueológico, que se encuentra dentro del Palacio de los Condes de Barcelos.

Si quieres conocer la historia del famoso gallo portugués, ve a Barcelos.

Si quieres conocer la historia del famoso gallo portugués, ve a Barcelos.

 

Braganza, el castillo que ver en el norte de Portugal

Muy cerca de la frontera con España se encuentra Braganza, la capital de la región de Tras-os-Montes. Lo más característico es su ciudadela con vistas a las montañas portuguesas y españolas y el castillo medieval, que ha sido restaurado en varias ocasiones.

En Braganza hay varios templos religiosos, como la antigua Catedral de Braganza, el Convento de San Francisco y la Iglesia de Santa María.

También me sorprendió el histórico Domus Municipalis, que fue declarado Monumento Nacional, y la calle de los museos, que hace honor a su nombre. Los monumentos y museos son una maravilla, pero el entorno natural de Braganza es todavía más impresionante para mi gusto.

Ponte de Lima

Ponte de Lima me lo recomendó una amiga que conoce muy bien el país luso y confirmo que es una de las villas más bonitas que ver en el norte de Portugal. La imagen más característica es la de su puente romano sobre el río Lima.

La Iglesia Matriz de Ponte de Lima presume de tener la Torre de San Pablo a un lado y la Torre Cadeia Velha al otro. También es muy agradable pasear por el Largo de Camões, resguardarse a la sombra en la Avenida de los Plátanos y alucinar con los jardines del Parque Temático do Arnado.

Y hablando de jardines, en Ponte de Lima se celebra el Festival Internacional de Jardines entre mayo y octubre. La entrada tiene un precio simbólico de 1 € y merece la pena para ver los diferentes proyectos de jardinería que compiten cada año.

Otro lugar que ver en el norte de Portugal es Ponte de Lima y su inconfundible puente romano.

Otro lugar que ver en el norte de Portugal es Ponte de Lima y su inconfundible puente romano.

 

Mejores playas en el norte de Portugal

Es probable que la primera imagen que se te venga a la cabeza cuando piensas en playas de Portugal es el Algarve, ¿me equivoco? Es cierto que las playas del sur del país luso son el paraíso terrenal, pero en el norte hay arenales que no se quedan atrás.

Muchas de las playas del norte de Portugal son salvajes y están poco masificadas. El inconveniente es que suele haber oleaje y viento (en realidad una ventaja si te gusta el surf) y la temperatura del agua del Atlántico es para valientes.

Dicho esto, algunas de las más espectaculares son la Praia do Camarido y la Praia da Duna de Caldeirão en Caminha, la Praia da Madalena en Gaia, la Praia da Arda y la Praia do Cabeledo en Viana do Castelo y la Praia de Apúlia en Esposende, a la que fuimos varias veces porque tiene dunas altas y antiguos molinos de viento junto a la arena. ¡Lo difícil es elegir!

La Praia de Apúlia en Esposende es una de mis favoritas en el norte de Portugal.

La Praia de Apúlia en Esposende es una de mis favoritas en el norte de Portugal.

 

Amarante

Amarante fue todo un descubrimiento en mi primer viaje a Oporto. No recibe tantos turistas como otras villas del norte de Portugal, pero estoy segura de que tarde o temprano se masificará porque es preciosa.

En Amarante lo que más me sorprendió fue el puente medieval sobre el río Tâmega, la Iglesia de São Domingos y el Monasterio de São Gonçalo. También merece la pena visitar el Museo Amadeo de Souza-Cardoso, la Iglesia de São Pedro y el Solar dos Magalhães.

Otro de los puntos fuertes de Amarante es su gastronomía. ¡Se come de maravilla! No te vayas sin probar el bacalao de la casa en el restaurante Zé da Calçada. Está para repetir y repetir. De postre, compra en alguna pastelería los pasteles de huevo y los Doces de São Gonçalo, muy típicos de Amarante.

Si quieres conocer muchas curiosidades de esta bonita villa portuguesa, puedes reservar esta visita guiada en español con degustación de dulces.

En Amarante destaca el puente medieval, el monasterio, las iglesias y su exquisita gastronomía.

En Amarante destaca el puente medieval, el monasterio, las iglesias y su exquisita gastronomía.

 

Sistelo, el pequeño Tíbet portugués

Seguimos la ruta por los sitios que ver en el norte de Portugal y ahora quiero que conozcas Sistelo. Este pequeño pueblo es conocido como “el pequeño Tíbet portugués”.

Para ponerte en situación, imagínate paseando por calles empedradas entre montañas, terrazas de cultivos que tiñen el paisaje de verde, una iglesia, ermitas y capillas, hórreos y el puente romano sobre el río Vez. Escuchar el sonido de los pájaros mientras te asomas al mirador Chã da Armada te quita todos los males.

Aparte de recorrer el pueblo, que es bastante pequeño, te recomiendo hacer la ruta por el Passadiço do Sistelo, un sendero precioso que te lleva por pasarelas junto al río Vez. Si prefieres ir con guía, echa un vistazo a esta actividad de senderismo acuático por Sistelo.

Nosotros terminamos un poco acalorados y nos animamos a ir a la playa fluvial de Arcos de Valdevez, que está a 20 km de Sistelo. ¡No te imaginas lo bien que nos sentó el chapuzón en agua fresca!

Sistelo fue uno de mis grandes descubrimientos en la ruta por el norte de Portugal.

Sistelo fue uno de mis grandes descubrimientos en la ruta por el norte de Portugal.

 

Valença do Minho

Como su nombre indica, Valença do Minho se encuentra sobre el río Minho y es uno de los pueblos históricos más interesantes en el norte de Portugal.

Está muy cerca de la frontera con Galicia y tiene un pasado defensivo. Prueba de ello son sus dos plazas fortificadas y su fortaleza de doble muralla.

También hay un puente levadizo en la parte antigua de la ciudad y varios templos religiosos, como la Iglesia de San Esteban y la Iglesia de Santa María de los Ángeles. Puedes recorrer esta villa amurallada por libre o con la visita guiada por Valença. También puedes hacer la excursión a Valença y Santiago de Compostela desde Oporto.

Nosotros en el mismo día aprovechamos para conocer Baiona, que está a 30 minutos en coche de Valença do Minho. Esta villa marinera en la costa gallega es una preciosidad y las vistas desde el Parador de Baiona no tienen desperdicio.

Chaves, un lugar que ver en el norte de Portugal por sus aguas termales

No quiero terminar el listado de los sitios que ver en el norte de Portugal sin hablarte de Chaves. Esta ciudad portuguesa es famosa por sus aguas termales. De hecho, fue fundada por los romanos como ciudad balneario.

Algunos de los sitios más interesantes en Chaves son su castillo fortificado, el Puente de Trajano, la Praça de Camões, la Iglesia Matriz de Santa María Mayor y el Museo de las Termas Romanas. Si te interesa conocer Chaves a fondo, echa un vistazo a la visita guiada por Chaves o al tour de Chaves al completo con entradas.

Hoteles en el norte de Portugal

Ya has visto que el norte de Portugal da para mucho. Yo he estado muchas veces y no me canso de volver. De hecho, el primer viaje que hicimos cuando nacieron nuestras dos hijas fue al norte de Portugal.

Como hay muchos lugares que ver cerca de Oporto, lo más habitual es alojarse allí. Aun así, voy a recomendarte alojamientos en otras ciudades y pueblos con buena ubicación para hacer un road trip:

Alojamientos recomendables en el norte de Portugal:

Mapa con los sitios que ver en el norte de Portugal

En este mapa he marcado todos los lugares que ver en el norte de Portugal. Espero que te sirva para recorrer esta parte del país luso que a mí me fascina. Aviso: vas a querer volver.


¿Te ha gustado mi artículo sobre qué ver en el norte de Portugal? ¡Compártelo si te ha parecido interesante, me ayudas un montón! Y si tienes alguna duda, escríbela en el formulario que aparece abajo y te responderé enseguida.

TE AYUDO A VIAJAR A PORTUGAL AL MEJOR PRECIO

Artículos recomendados

Alquiler de coche en Azores: opinión y consejos

Dónde alojarse en São Miguel, Azores: 8 mejores zonas

Cómo ir del Aeropuerto de Ponta Delgada al centro

Los 10 mejores miradores en Lisboa

Sobre Paula

Sobre Paula Morales

Periodista y traductora de formación. Tras varios años trabajando en Comunicación y Marketing Digital en diferentes empresas y agencias, decidí apostar por lo que de verdad me hace feliz: viajar y contártelo en La Vida Son Dos Viajes y ser tu asesora de viajes para ayudarte a recorrer el mundo por libre igual que lo hago yo.

Te animo a leer más sobre mí para saber quién está detrás de este proyecto al que le dedico mucho cariño, ilusión e infinitas horas de trabajo.

Código ético

Todo el contenido de este blog está redactado por mí, ya que mi prioridad es ofrecerte información real basada en mi propia experiencia. No acepto patrocinios de marcas para ser transparente contigo y en algunos artículos puedes encontrar enlaces de afiliación, así que si reservas a mí me dan una pequeña comisión para seguir adelante con este proyecto que tanto me gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios

¿QUIERES QUE TE ORGANICE TU PRÓXIMO VIAJE?

Confía en mí para organizar tu viaje de principio a fin. Solo tienes que contarme tus preferencias y fechas y yo me encargaré de todo.

Paula, organiza mi viaje

¡Gracias por suscribirte!