¿Buscas los sitios más emblemáticos que ver en Guimarães en un día? Esta ciudad es conocida como la cuna de Portugal y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Después de visitarla, te aseguro que ha entrado directa en el top 3 de mis ciudades preferidas del norte de Portugal.

El Castillo de Guimarães es una de las Siete Maravillas de Portugal. Los techos en forma de casco de barco invertido del Palacio de los Duques de Bragança te dejarán boquiabierto. Y pasear por sus calles con encanto, como la rúa de Santa María, es una gozada.

Pero esto no es todo. Sus plazas pintorescas, como Largo da Oliveira, te tentarán a detenerte ante sus preciosos monumentos y el buen ambiente de sus terrazas. Y como colofón, puedes visitar el Museo Alberto Sampaio o incluso subir en teleférico al Santuario da Penha, desde donde tienes las mejores vistas panorámicas de la ciudad.

Guimarães fue la primera ciudad que visitamos en nuestro road trip por el norte de Portugal. Además, este viaje fue especial porque era la primera vez que viajábamos con Olivia fuera de España, con tan solo un mes y medio. ¡Reto superado! Y eso que no fue nada fácil llevar el carrito de bebé por las calles adoquinadas y encima nos diluvió nada más comer. Y ahora sí, vamos al lío. ¡Boa viagem!

El casco histórico de Guimarães está lleno de calles adoquinadas maravillosas.
El casco histórico de Guimarães está lleno de calles adoquinadas maravillosas.

 

¿Quieres conocer los sitios más impresionantes de Guimarães?

 

Mapa con los sitios que ver en Guimarães en un día

Qué ver en Guimarães en un día: 12 imprescindibles

Castillo de Guimarães

Empezamos fuerte el itinerario de los sitios que ver en Guimarães en un día con su imponente castillo. Fue lo primero que vimos, ya que dejamos el coche en el parking que hay junto a la fortaleza. Por cierto, te recomiendo aparcar allí y desde el castillo ir bajando para conocer el resto de la ciudad.

El castillo de Guimarães no es un castillo cualquiera. Fue declarado Monumento Nacional y es una de las Siete Maravillas de Portugal. Fue construido en el siglo X bajo las órdenes de la Condesa de Muniadona como sistema defensivo ante los ataques musulmanes. Aunque el edificio actual es una reconstrucción, merece mucho la pena visitarlo.

Y como dato curioso, se cree que aquí nació Alfonso Henriques, el primer rey de Portugal. Puedes descubrir este castillo y otros monumentos que ver en Guimarães en este free tour o en autobús turístico por la ciudad.

No te vayas sin visitar el Castillo de Guimarães, una de las Siete Maravillas de Portugal.
No te vayas sin visitar el Castillo de Guimarães, una de las Siete Maravillas de Portugal.

 

Palacio de los Duques de Bragança, mi sitio preferido que ver en Guimarães en un día

Si tuviera que quedarme con un solo sitio que ver en Guimarães, sin duda sería el Palacio de los Duques de Bragança. Está a escasos metros del castillo y, aunque su exterior llama la atención, lo mejor está dentro.

Este palacio fue construido para Alfonso, el primer duque de Bragança, a principios del siglo XV. Los duques de Bragança lo utilizaron hasta principios del siglo XVI, pero después quedó abandonado y en ruinas. En el siglo XIX, durante las invasiones francesas, se utilizó como cuartel militar, y en el siglo XX fue reconstruido. Posteriormente, en 1959 pasó a ser la Residencia Oficial del Presidente de la República en el norte del país. Como ves, ha sufrido muchos cambios a lo largo de la historia.

La entrada me costó 5 €, aunque puedes comprar un ticket combinado para visitar el Palacio de los Duques de Brangança junto con el castillo y el Museo de Alberto Sampaio. Del Palacio me encantó la antecámara, la habitación con el techo simulando un casco de barco invertido, la capilla y el patio interior. Aunque los tapices, el mobiliario, las piezas de cerámica y los cuadros tampoco se quedan cortos.

Qué ver en Guimarães: Palacio de los Duques de Bragança.
Qué ver en Guimarães: Palacio de los Duques de Bragança.

 

Largo da Oliveira, la plaza más bonita que ver en Guimarães

Íbamos caminando por el centro y cuando vi el Largo da Oliveira me quedé impactada. Es una plaza preciosísima, en la que destaca la Iglesia de Nuestra Señora de Oliveira, cuyo origen se remonta al año 950, cuando fue fundada por la condesa Muniadona Díaz. Fue reconstruida bajo las órdenes del rey Juan I en el siglo XIV y declarada Monumento Nacional.

En el Largo da Oliveira tampoco debes perderte el Padrão do Salado, un monumento gótico que conmemora la victoria de los portugueses y castellanos en la Batalla del Salado contra los musulmanes. Y como colofón, verás infinidad de casas pintorescas típicas del norte de Portugal. Estoy casi segura de que acabarás sucumbiendo a la tentación de sentarte en alguna de sus terrazas para disfrutar de la plaza sin prisas.

La Iglesia de Nuestra Señora de Oliveira fue declarada Monumento Nacional.
La Iglesia de Nuestra Señora de Oliveira fue declarada Monumento Nacional.

 

El Padrão do Salado es uno de los monumentos más llamativos de Largo da Oliveira.
El Padrão do Salado es uno de los monumentos más llamativos de Largo da Oliveira.

 

Praça de São Tiago

Otro sitio que ver en Guimarães en un día es la Praça de São Tiago, a la que puedes acceder desde el Largo da Oliveira que te comentaba antes. Esta plaza se llama así en honor al apóstol Santiago que fue quien, según la tradición, llevó una imagen de la Virgen de Santa María de Guimarães y la colocó en un templo pagano.

De esta plaza me quedo con sus casas de piedra y su aspecto medieval. Por cierto, en el siglo XVII había aquí también una capilla dedicada al apóstol Santiago, pero solo podemos imaginárnosla porque la demolieron en el siglo XIX.

Otro lugar con ambiente que ver en Guimarães en un día es la Praça de São Tiago.
Otro lugar con ambiente que ver en Guimarães en un día es la Praça de São Tiago.

 

Subir en teleférico al Santuario da Penha

Si buscas la mejor panorámica que ver en Guimarães, no puedes irte de la ciudad sin subir en el teleférico que te lleva al Santuario da Penha. Dicen que fue el primer teleférico en funcionamiento en Portugal y las vistas desde la Montaña da Penha son espectaculares. Se nota que estamos en el norte de Portugal por la gran vegetación y bosques que hay en la zona.

También puedes visitar el Santuario da Penha. Es una reconstrucción, ya que el edificio anterior quedó destruido por un incendio en 1939. La verdad que el santuario no me pareció nada del otro mundo, pero solo por las vistas que tienes desde la cima de la colina merece la pena subir.

Otro plan muy recomendable es subir en el teleférico que te lleva al Santuario da Penha.
Otro plan muy recomendable es subir en el teleférico que te lleva al Santuario da Penha.

 

Museo de Alberto Sampaio

Si te gusta el arte religioso, no te pierdas el Museo de Alberto Sampaio. Fue inaugurado en 1931 para albergar el patrimonio artístico de la antigua Colegiata de Nuestra Señora de la Oliveira y de otros templos importantes de la ciudad.

El museo cuenta con infinidad de obras, entre las que destacan las estatuas del siglo XIII al XVIII, la colección de cerámica y azulejos, el retablo del siglo XVII que pertenecía a la Hermandad de San Pedro y varios objetos litúrgicos como cálices y crucifijos.

Rúa de Santa María, la calle principal que ver en Guimarães

La rúa de Santa María es especial porque fue una de las primeras calles de Guimarães. En su día se construyó para conectar el convento fundado por la condesa Muniadona Díaz y el castillo. De esta forma, quedaban unidas la parte alta y baja de la ciudad.

Como curiosidad, antiguamente en esta calle vivían los clérigos y nobles. Ya verás lo bonitos que son los edificios históricos de la rúa de Santa María, como la Casa do Arco, la Casa dos Peixotos o el Convento de Santa Clara. Y si, como a mí, te gusta ver grandes escudos y blasones en las fachadas, esta calle te va a encantar.

Qué ver en Guimarães en un día: rúa de Santa María.
Qué ver en Guimarães en un día: rúa de Santa María.

 

Muralla con el famoso cartel de “Aquí nació Portugal”

Guimarães es conocida como la cuna de Portugal, ya que aquí nació Alfonso Henriques, el primer rey de Portugal. Prueba de ello es el cartel de “Aquí nasceu Portugal (Aquí nació Portugal) que puedes ver en una de las torres de la muralla.

Para ver los restos de la muralla, te recomiendo recorrer la Avenida Alberto Sampaio y acercarte a la Torre de la Alfândega, donde está el famoso cartel que te comentaba.

Este cartel deja claro que Guimarães es la cuna de Portugal.
Este cartel deja claro que Guimarães es la cuna de Portugal.

 

Largo do Toural

Aparte del Largo da Oliveira y la Praça de São Tiago, otro sitio que ver en Guimarães con mucho ambiente es el Largo do Toural. De esta plaza lo que más me gustó fue la Basílica de San Pedro, ver el curioso letrero de “Aquí nació Portugal”, la fuente central y las casas típicas de la zona.

Desde aquí puedes visitar también el Museo Martins Sarmento, que alberga una gran colección de obras arqueológicas en el claustro del Convento de São Domingos.

Casas típicas portuguesas en Largo do Toural.
Casas típicas portuguesas en Largo do Toural.

 

Largo da Misericordia

Seguimos el itinerario de los sitios que ver en Guimarães en un día con el Largo da Misericordia. Como ves, esta ciudad del norte de Portugal tiene muchas plazas maravillosas.

Ésta en concreto destaca por su fuente central y por el Monumento a João Franco, primer ministro de Portugal en 1906. En Largo da Misericordia verás también las típicas casas portuguesas con la fachada de azulejos que me recordaron mucho a mi viaje de 3 días por Oporto.

En Guimarães hay numerosas plazas con terrazas donde sentarte a picar algo.
En Guimarães hay numerosas plazas con terrazas donde sentarte a picar algo.

 

Jardim Rauliano, en pleno centro histórico

Llegamos al Jardim Rauliano por casualidad, ya que fuimos allí a comer a Casa Amarela, un restaurante del que habíamos leído muy buenas críticas. Allí pedimos bacalao y lubina muy ricos y, ya de paso, hicimos tiempo hasta que dejó de diluviar. Yendo con Olivia recién nacida no había opción de ponerse a patear la ciudad con ese jarreo.

Volviendo al jardín, está dedicado a Raul Brandão, famoso escritor portugués que vivió en Nespereira, en los alrededores de Guimarães. Más que el jardín, me gustó la tranquilidad de esa zona y ver de nuevo casas preciosas con la arquitectura típica portuguesa.

Éste es el Jardim do Carmo, otro de mis preferidos en esta ciudad del norte de Portugal.
Éste es el Jardim do Carmo, otro de mis preferidos en esta ciudad del norte de Portugal.

 

Templos religiosos que ver en Guimarães en un día

Aunque Guimarães no es la capital religiosa del país, tiene iglesias y conventos por doquier. Algunos de los más famosos son la Igreja e Oratórios de Nossa Senhora da Consolação e Santos Passos, el Convento de Santo António dos Capuchos y el Convento do Carmo.

Otra iglesia muy curiosa es la de San Miguel. Se encuentra junto al Castillo de Guimarães (siglo XIII) y aquí se guarda la pila bautismal con la que se bautizó al primer rey de Portugal, Alfonso Henriques.

La Iglesia de San Miguel está a escasos metros del Castillo de Guimarães.
La Iglesia de San Miguel está a escasos metros del Castillo de Guimarães.

 

La Igreja e Oratórios de Nossa Senhora da Consolação e Santos Passos es otro de los sitios que ver en Guimarães en un día.
La Igreja e Oratórios de Nossa Senhora da Consolação e Santos Passos es otro de los sitios que ver en Guimarães en un día.

 

Qué ver cerca de Guimarães

Oporto

Qué voy a decir de Oporto, la que de momento es mi ciudad preferida de Portugal. Sí, por delante de Lisboa, que ya es decir. De Oporto me encanta el ambiente junto al puente de Don Luis I sobre el río Duero, sus callejuelas adoquinadas, las iglesias con fachadas de azulejos, sus miradores, las bodegas en Vila Nova de Gaia y comer las calóricas francesinhas y bacalao cocinado de muchas formas diferentes.

Ese aire decadente, escuchar fado y sentir la “saudade” portuguesa en cada esquina me han hecho volver ya varias veces a la Invicta, como la llaman los portugueses. Pero mejor lee mi artículo sobre qué ver en Oporto, ahí te cuento todo en detalle. Por cierto, muy cerca está la zona costera de Matosinhos, con playas y restaurantes donde comí mejor que en ningún sitio en mi road trip por el norte de Portugal.

Braga

Otra ciudad que ver cerca de Guimarães es Braga, a tan solo 24 km. Es una de las ciudades más antiguas de Portugal y la tercera ciudad más poblada del país, por detrás de Lisboa y Oporto. Es uno de los principales centros religiosos de Portugal. De hecho, seguro que te suena el Santuario do Bom Jesus y su larga escalinata en zigzag. También merecen mucho la pena el Santuario de Nuestra Señora de Sameiro, el Palacio de Raio y perderse por el centro para descubrir su ambiente universitario. Aquí te cuento qué ver en Braga en un día.

Viana do Castelo

Poco había oído hablar de Viana do Castelo y resultó ser una de mis ciudades favoritas del norte de Portugal. En esta villa de tradición marinera destaca el monte de Santa Luzia, desde donde tienes unas vistas alucinantes de la ciudad. Además, cuenta con infinidad de palacios con blasones en las fachadas, iglesias, museos, el icónico navío Gil Eannes y plazas con encanto, como la Praça da República. Aquí te cuento mi escapada a Viana do Castelo.

Ponte de Lima

Descubrí Ponte de Lima por recomendación de una amiga. Esta villa portuguesa tiene el privilegio de estar en un valle junto al río Lima. Es el pueblo más antiguo de Portugal y antiguamente estaba amurallada. De Ponte de Lima destaca, aparte de su puente (obviamente), las fachadas góticas, barrocas, manieristas y neoclásicas.

Arcos de Valdevez

Otro sitio que ver cerca de Guimarães es Arcos de Valdevez. Aquí predominan los paisajes verdes, muy típicos en el Alto Miño, y las casas tradicionales. Es mucho menos turístico que todos los sitios que te he comentado antes, así que si buscas tranquilidad, este lugar te va a encantar. Y si tienes más tiempo, puedes ampliar tu recorrido por la zona visitando el Parque Nacional Peneda-Gerês, donde habitan ciervos, lobos y águilas reales. Reserva aquí los mejores tours en Arcos de Valdevez.

Y si te apetece visitar más ciudades portuguesas, apúntate Coímbra y Aveiro, la Venecia portuguesa.

Hoteles en Guimarães

Este artículo trata sobre los sitios que ver en Guimarães en un día, pero te recomiendo quedarte a dormir al menos una noche. Es una ciudad preciosa y con muchos sitios que ver, así que lo mejor es disfrutarla sin mirar el reloj. Yo, de hecho, me arrepentí de no haberme quedado alguna noche allí.

Para facilitarte el trabajo de búsqueda, he recopilado varios hoteles en Guimarães para que vayas a tiro hecho:

  • Stay Hotel Guimarães Centro: este hotel está a escasos metros de Largo da Oliveira y la plaza de São Tiago, en pleno centro histórico. Sus habitaciones son modernas y la relación calidad-precio es muy buena.
  • Hotel Toural: este alojamiento también se encuentra en pleno centro, a 10 minutos a pie del castillo de Guimarães. Destaca por su ubicación, sus amplias habitaciones, la calidad del desayuno y el trato del personal.
  • Pousada Mosteiro de Guimarães: si buscas un alojamiento con encanto, te recomiendo dormir en este convento agustino del siglo XII. Las habitaciones se encuentran en los antiguos claustros y tiene piscina al aire libre y jardines.
  • Hotel de Guimarães: este hotel se encuentra en el centro de Guimarães y cuenta con piscina cubierta grande y habitaciones modernas. Tiene aparcamiento público gratuito y destaca por sus instalaciones y las vistas panorámicas a la ciudad.

Si no te convence ninguna de las opciones anteriores, te dejo este listado con los mejores hoteles en Guimarães para que escojas el que más te guste.

¿Te ha gustado mi artículo sobre qué ver en Guimarães en un día? Si es así, ¡compártelo, me ayudas mucho! Y si tienes alguna duda, te leo abajo en comentarios.

TE AYUDO A VIAJAR A GUIMARÃES AL MEJOR PRECIO