Estás en: Inicio / Viajar en Familia / Alsacia con niños: todo lo que debes saber

Alsacia con niños: todo lo que debes saber

Viajar a Alsacia con niños es una decisión muy acertada. Esta región francesa es famosa por sus mercadillos navideños, pero tiene mucho encanto en cualquier época del año. Reconozco que no es el destino más child-friendly que conozco, pero aun así merece mucho la pena.

¿Tienes dudas sobre si se puede ir con carrito por los pueblos más bonitos de Alsacia? ¿Hay tronas y cambiadores en los restaurantes? ¿Es buena idea ir a Alsacia en Navidad? ¿Hay parques infantiles? ¿Qué planes se pueden hacer en Alsacia con niños?

Estas son algunas de las dudas que yo tuve antes de viajar a Alsacia con niños. Como quiero ahorrarte los quebraderos de cabeza que tuve yo, he recopilado muchos consejos que te pueden venir bien. Nosotros estuvimos con nuestras hijas de casi 2 años y 2 meses y volvimos encantados. ¡Vamos a ello!

Te cuento mis consejos para viajar a Alsacia con niños tras recorrer con mis dos hijas estos pueblos de cuento.
Te cuento mis consejos para viajar a Alsacia con niños tras recorrer con mis dos hijas estos pueblos de cuento.

¿Quieres conocer los pueblos más bonitos de Alsacia en coche?

Alsacia con niños: preparativos del viaje

1. Comprueba que tienes toda la documentación en vigor. Con las prisas, esto acaba siendo uno de los errores más comunes. El Documento Nacional de Identidad y el pasaporte de los bebés y niños pequeños caducan mucho antes que los de un adulto.

En España, la fecha de validez es de 2 años hasta que cumplen 5 años, así que no olvides revisar la fecha de caducidad de los documentos para no llevarte un disgusto.

2. Prepara un botiquín con los medicamentos básicos. Si vas a viajar a Alsacia con niños, no te preocupes porque hay muchas farmacias donde podrás comprar medicamentos que no necesitan receta.

Aun así, es muy útil llevar paracetamol, ibuprofeno, un termómetro, pomadas, tiritas y todo lo que suelas utilizar más a menudo. Yo las veces que mi hija mayor ha tenido fiebre, me ha parecido muy cómodo (y tranquilizador) llevar el Apiretal conmigo y dárselo en el momento en que lo necesitaba en lugar de tenerme que poner a buscar farmacias en una ciudad que no conozco.

3. No olvides un seguro de viaje familiar. Hace años ni me planteaba contratar un seguro porque “total, nunca pasa nada”. Ahora, en cambio, no se me ocurriría viajar sin seguro.

En Alsacia se puede utilizar la Tarjeta Sanitaria Europea, pero con copago. Esto quiere decir que tú tendrás que adelantar de tu bolsillo una parte de los gastos, que pueden ser elevados si se trata de una hospitalización u operación, y después solicitar el reembolso a la Seguridad Social.

Además, aparte de las coberturas sanitarias que ofrece un seguro de viaje, te indemnizan en caso de robo o pérdida del equipaje y demora de tu vuelo, por ejemplo.

También me parece muy útil contratar el seguro de cancelación, ya que si surge alguna causa de fuerza mayor por la que tienes que anular el viaje, desde Mondo te reembolsan todos los gastos (te lo digo por experiencia propia). Si te interesa, aprovecha que tienes un 15% de descuento para familias y un 5% de descuento adicional por leer La Vida son Dos Viajes reservando tu seguro aquí.

4. Reserva tu alojamiento con antelación. Si vas a viajar a Alsacia en Navidad, este punto es especialmente importante porque es temporada alta. ¡Todos queremos ver los preciosos mercados navideños! Pero si viajas fuera de esa época, no te confíes porque Alsacia es un destino muy turístico en general. Yo la segunda vez fui en verano. Pensé que no hacía falta reservar con tanta antelación y luego lo pagué caro (literalmente).

Ya te hablé sobre dónde dormir en Alsacia, pero te adelanto que la decisión depende mucho de tus gustos. La gran mayoría de los viajeros se alojan en Colmar (el apartamento Reflets Sur La Lauch appartements es muy recomendable), ya que es una ciudad más grande con tiendas y restaurantes en cada esquina. Yo al final dormí la mayoría de las noches en Riquewihr en el apartamento Le P’retzel & Le Sticksy y volvería a repetir con los ojos cerrados.

¿Buscas un apartamento amplio en uno de los pueblos más bonitos de Alsacia?

5. Muévete en coche de alquiler. Sin ninguna duda, si vas a viajar a Alsacia con niños, lo más cómodo es alquilar un coche en el aeropuerto en el que aterrices. Así no tendrás que depender de horarios y podrás adaptar el itinerario a vuestro ritmo. Aquí te cuento mi opinión sobre el alquiler de coche en Alsacia por si quieres echarle un vistazo.

Las distancias entre los pueblos de Alsacia son muy cortas. Para que te hagas una idea, de Mulhouse (al sur) a Estrasburgo (al norte), solo se tarda 1 hora y 15 minutos en coche. Y muy cerca de Colmar tienes un montón de pueblos a 15-30 minutos en coche, como Riquewihr, Ribeauvillé, Eguisheim, Turckheim y Kaysersberg.

Viajamos a Alsacia cuando nuestras hijas tenían 23 y 2 meses y la experiencia fue muy positiva.
Viajamos a Alsacia cuando nuestras hijas tenían 23 y 2 meses y la experiencia fue muy positiva.

6. Escoge bien la hora del vuelo. Antes de ser madre siempre reservaba el vuelo más barato, independientemente de la hora a la que fuera a volar. Pero si quieres que tu viaje a Alsacia con niños o bebés vaya bien desde el principio, conviene elegir un horario que no trastoque demasiado a todos los miembros de la familia.

Nosotros hacemos todo a demanda, pero si sigues unos horarios más o menos fijos, puedes intentar hacer coincidir el vuelo con su hora de comer o de dormir la siesta. ¡Así se le pasará más rápido y viajar con bebé en avión será pan comido!

7. Encontrar comida para bebés y niños en Alsacia es sencillo. Si das lactancia materna, tu hijo/a siempre tendrá el alimento disponible cuando y donde quiera. Y si toma leche de fórmula, no te preocupes porque podrás comprarla fácilmente en cualquier farmacia o supermercado. Lógicamente, en los pueblos más pequeños hay menos opciones que en Colmar y Estrasburgo, pero haberlas, haylas.

Si tu hijo/a ya ha empezado con la alimentación complementaria, no tendrás problema en comprar potitos o, mejor aún, introducirle en los sabores alsacianos. Olivia tenía casi 2 años cuando viajamos a Alsacia y la tarte flambée fue su plato estrella. ¡Le gustó tanto que nos la pedía cuando ya estábamos de vuelta en casa!

Asesora de viajes.

Confía en mi experiencia tras hacer una ruta en coche por Alsacia con mis hijas de 2 años y 2 meses. Solo tienes que contarme tus gustos y fechas y yo me encargaré de preparar tu viaje en familia a medida.

Consejos para viajar a Alsacia con niños

8. Aplica el slow travel. Este es uno de mis mayores consejos para tu viaje a Alsacia en familia. Por mucho que quieras visitar 3 o 4 pueblos de Alsacia en un día, esto suele ser inviable salvo que viajes con un bebé muy pequeño que prácticamente solo coma y duerma.

Para ayudarte a organizar tu viaje a Alsacia con niños, he preparado varios itinerarios para recorrer Alsacia en 5 o 6 días, Alsacia en 4 días, Alsacia en 3 días y Alsacia en 2 días. ¡Espero que te sirvan!

El centro de Mulhouse se puede recorrer fácilmente con cochecito.
El centro de Mulhouse se puede recorrer fácilmente con cochecito.

9. En Francia se come y se cena pronto. En Alsacia muchos restaurantes abren solo de 12 a 13:30 y de 19 a 21 horas, así que tenlo en cuenta si no quieres quedarte con el estómago vacío. Y si viajas a Alsacia en Navidad, no olvides reservar en los restaurantes que quieras probar. ¡Quien avisa no es traidor!

10. Combina la mochila de porteo y el carrito. Por lo general, la mayoría de los pueblos se pueden recorrer con carrito. Aun así, en el centro de Eguisheim te recomiendo portear porque el carrito se atasca en los adoquines. Lo mismo ocurre si quieres visitar los tres castillos de Eguisheim o subir al castillo de Kaysersberg.

11. En Alsacia hay parques infantiles. La buena noticia es que, aunque los pueblos de Alsacia son por lo general pequeños, suelen tener algún parque infantil para que los niños jueguen y se desfoguen.

Para encontrarlos, solo tienes que poner en Google Aire de jeux y el nombre del pueblo que vayas a visitar y… voilà! Nosotros fuimos a los parques infantiles de Riquewihr, Kaysersberg, Eguisheim, Colmar, Estrasburgo y Ribeauvillé (este último está en el Jardin de Ville y es una pasada).

12. Ármate de paciencia en algunos momentos. Soy la primera que promuevo viajar en familia, pero hay destinos que lo ponen más fácil que otros. En Alsacia tuve una sensación parecida a cuando viajé a París con bebé.

Los restaurantes son súper estrechos, muchas veces no tienen tronas ni cambiadores, hay que madrugar para encontrar aparcamiento (especialmente en Navidad) y los adoquines hacen que a veces te sientas como en el mismísimo Rally Dakar. En este último viaje combinamos una ruta por Alsacia y la Selva Negra con niños y, por lo general, la región alemana nos pareció más child-friendly.

En Eguisheim te recomiendo portear porque el carrito se queda atascado en los adoquines.
En Eguisheim te recomiendo portear porque el carrito se queda atascado en los adoquines.

Planes en Alsacia con niños

Antes de nada, ten en cuenta que si quieres visitar varios museos y monumentos, te puede interesar el Pass’Alsace. Puede suponerte un gran ahorro porque incluye la entrada gratuita a más de 50 lugares turísticos de Alsacia, como el Castillo Haut-Koenigsbourg, el Museo del Juguete y Cigoland, de los que voy a hablarte a continuación.

Castillo Haut-Koenigsbourg (a 30 min en coche de Colmar)

Uno de los planes más interesantes si vas a viajar a Alsacia con niños es visitar un castillo. Pero no uno cualquiera, sino el impresionante Castillo Haut-Koenigsbourg. Para que te sitúes, está a 30 minutos de Colmar y a 1 hora de Estrasburgo en coche.

A diferencia de otros castillos de Alsacia, que están en ruinas, esta fortaleza del siglo XII fue restaurada. Y ¿esto qué quiere decir? Que su interior es una maravilla y estoy segura que os hará viajar atrás en el tiempo.

Aparte de pasear (o corretear) por el jardín medieval, seguro que tus hijos/as disfrutan subiendo por las escaleras de caracol, visitando la sala del trono y la armería, asomándose al pozo… Además, las vistas de la Selva Negra son espectaculares. Puedes ir por libre o con el tour por Alsacia y el Castillo Haut-Koenigsbourg desde Estrasburgo.

Paseo en barco por Estrasburgo

Los paseos en barco ya son casi una tradición en nuestra familia. ¿Hay algo más relajante que navegar mientras ves casas típicas alsacianas con entramado de madera? Mira que lo dudo 😉. Puedes dar un paseo en barco por Colmar y/o por Estrasburgo, tú decides.

Ecomuseo (a 20 minutos en coche de Mulhouse)

El Ecomuseo tiene todos los ingredientes para que los niños disfruten de lo lindo. En este museo hay más de 80 casas traídas de diferentes zonas de Alsacia, así que es una buena forma de imaginarse cómo era un antiguo poblado rural.

Puedes ver cómo era la panadería, la carpintería, la barbería, la herrería… Además, organizan talleres y exposiciones para todas las edades y hay un ‘Sentier pieds nus’ donde podéis descalzaros y activar vuestros sentidos. Eso sí, no olvides consultar la web oficial porque normalmente solo abren de abril a noviembre y de principios de diciembre a principios de enero.

Parque de El Principito (a 30 min en coche de Colmar)

Si a ti también te encanta la famosa obra de Antoine de Saint-Exupéry, te recomiendo el Parque de El Principito. Está a solo 7 minutos en coche del Ecomuseo, así que puedes aprovechar para hacer ambos planes el mismo día.

Hay más de 30 atracciones enfocadas en cuatro temáticas: aviación, astronomía, viajes y animales. Además, puedes subir en globo a 150 metros de altura y tomar algo en el curioso “aerobar”. Si te interesa, puedes reservar tu entrada aquí al Parque de El Principito.

¿Buscas un plan familiar muy divertido cerca de Colmar?

Museo del Chocolate (Estrasburgo)

¡Que levante la mano a quien no le guste el chocolate! Reconozco que es una de mis debilidades, así que si eres de mi equipo, toma nota del Museo del Chocolate de Estrasburgo.

Yo soy partidaria de reducir el azúcar lo máximo posible, aunque los niños antes o después acaban pidiéndolo. Por eso, si a tu hijo/a le gusta el chocolate, este museo le va a fascinar.

Durante el recorrido se descubren los secretos de la fabricación del chocolate Schaal, que es una de las chocolaterías más famosas de Francia. Es muy curioso ver todo el proceso desde que recogen el cacao en Ecuador hasta que lo convierten en bombones.

Por cierto, si lo tuyo es la gastronomía, también te puede interesar el Palais du pain d’épices (especializado en panes de jenjibre) y el Musée de la Maison du Fromage para los amantes del queso.

Museo del Juguete (Colmar)

Otro de los museos más interesantes si vas a viajar a Alsacia con niños es el Museo del Juguete. Es una buena forma de ver cómo han evolucionado los juguetes desde el siglo XIX hasta la actualidad.

Hay trenes y coches antiguos de juguete, muñecas, LEGO, juguetes mecánicos y robots, juguetes ópticos… También hay una zona de juego con puzles, juegos de estrategia, juegos de construcción y un largo etcétera de actividades de entretenimiento que os atraparán durante un largo rato a toda la familia.

Cité du Train (Mulhouse)

Uno de los museos que más me gustan para niños y mayores es la Cité du Train de Mulhouse. Es el museo ferroviario más grande de Europa, así que te puedes imaginar la gran cantidad de trenes que vas a ver allí. ¡Puedes incluso entrar en los vagones!

Como curiosidad, hay locomotoras de vapor, los vagones-restaurante en los que viajaban las familias pudientes en los años 50 y hasta los trenes oficiales donde dormía Charles de Gaulle.

Museo Nacional del Automóvil (Mulhouse)

Seguimos con otro medio de transporte que le suele encantar a los niños. En el Museo Nacional del Automóvil hay más de 450 coches que son una auténtica maravilla. De hecho, dicen que es la colección de coches más grande del mundo.

Todo empezó gracias a la afición de los hermanos Schlumpf por los coches. Poco a poco fueron adquiriendo más y más vehículos para su colección y ahora todos podemos disfrutar de estas reliquias del mundo del automóvil (aunque solo sea con los ojos). Mi favorito: el Bugatti Royale Coupé Napoleón. Soñar es gratis. 😊

Le Vaisseau (Estrasburgo), uno de los mejores museos de ciencia en Alsacia con niños

Este museo tiene actividades para niños de 3 a 12 años, así que es perfecto si quieres que a tus hijos se les despierte el interés (si no lo tienen ya) por la ciencia.

Hay máquinas de Inteligencia Artificial, experimentos de ilusión óptica, rompecabezas en los que los niños tienen que hacer cálculos matemáticos, actividades con agua, talleres, exposiciones temporales… ¡Es súper recomendable!

Le Vaisseau es uno de los museos que están incluidos en el Pass’Alsace, por si quieres echarle un vistazo a la tarjeta turística.

Cigoland (a 25 min en coche de Colmar)

Por último, quiero hablarte de Cigoland, uno de los parques de atracciones que más recomiendo en un viaje por Alsacia con niños de 2 a 13 años.

Allí te esperan carruseles, el tren de la mina, tractores, coches eléctricos, toboganes acuáticos, piscinas de bolas, pistolas de agua y un montón de atracciones bastantes suaves. También hay un circo, espectáculos, el Museo de la Cigüeña y los famosos ‘Sentier pieds nus’, que son senderos en los que vas descalzo.

Si te quedas con ganas de más, puedes acercarte al Euro-Park. Está en Rust (Alemania), pero puedes llegar fácilmente en solo 50 minutos en coche desde Estrasburgo y Colmar.

Este parque de atracciones es alucinante. Tiene más de 100 atracciones, 13 montañas rusas, más de 40 restaurantes y bares temáticos… Digamos que Euro-Park es el hermano mayor de Cigoland. ¿Cuál elegir? Euro-Park es la crême de la crême, pero si tus hijos/as son pequeños, creo que con las atracciones de Cigoland les puede valer.

Preguntas frecuentes sobre viajar a Alsacia con niños

¿Es recomendable viajar a Alsacia en Navidad con niños?

Sí rotundo. En Navidad hay actividades específicas para niños, como norias y tiovivos. Seguro que también les gusta ver cómo abren las ventanas del Calendario de Adviento de Turckheim, el abeto gigante de 30 metros de altura en la Place Kléber de Estrasburgo y pasear por los mercadillos navideños de los pueblos más bonitos de Alsacia entre luces y adornos llamativos.

Eso sí, estamos hablando de pasar unos días en el frío invierno alsaciano. Es importante llevar varias capas, empezando por una capa térmica. También me parece fundamental llevar un gorro que cubra las orejas, botas de invierno y guantes (si consigues que tu hijo/a no se los quite, dime el truco).

Hay muchas vides en Alsacia, así que es una buena oportunidad para enseñarle cosas nuevas a tus hijos/as.
Hay muchas vides en Alsacia, así que es una buena oportunidad para enseñarle cosas nuevas a tus hijos/as.

¿Cómo llegar a Alsacia?

Nosotros esta vez hicimos una ruta larga porque estábamos de baja por el nacimiento de Daniela. Fuimos desde Madrid en coche y estuvimos un mes recorriendo Alsacia y la Selva Negra. Aunque fueron muchos kilómetros, dividimos la ruta en muchas etapas (parando en Hondarribia, Biarritz, Brive-la-Gaillarde y Beaune a la ida y en Grenoble y Nîmes a la vuelta).

Dicho esto, lo más habitual es volar a los aeropuertos de Basilea-Mulhouse-Friburgo, Estrasburgo o Baden-Baden y, desde allí, moverse en coche de alquiler. Yo siempre lo reservo en Auto Europe, un comparador de coches de alquiler súper recomendable.

¿Dónde hacer base para conocer los pueblos más bonitos de Alsacia?

Es difícil contestar a esta pregunta porque es una decisión muy personal y hay varios factores que entran en juego. Pero, resumiendo mucho, lo más habitual es combinar 1 o 2 noches en Estrasburgo y pasar las noches restantes en Colmar. La oferta de alojamientos es muy amplia en ambas ciudades y la mayoría de las visitas guiadas y excursiones salen desde allí.

De todas ellas, yo me decantaría por el free tour por Colmar y el free tour de Estrasburgo. Si viajas con niños pequeños, puedes hacerlos coincidir con su hora de la siesta. Y si son más mayores, seguro que disfrutan recorriendo la ciudad y preguntando dudas al guía.

Nosotros estuvimos más de 10 días en Alsacia, así que dormimos en Mulhouse, Riquewihr y Estrasburgo. Si volviera a Alsacia, aunque dormir en Colmar no es mala opción, repetiría en el apartamento Le P’retzel & Le Sticksy de Riquewihr y buscaría un apartamento céntrico en Estrasburgo, como LE LOFT 67. ¡Apuesto a que vas a querer volver a esta preciosa región francesa!

¿Te han gustado mis consejos para viajar a Alsacia con niños? ¡Me ayudas mucho si compartes el artículo! Y si tienes alguna duda, déjame un comentario y te responderé enseguida.

Artículos recomendados

Viajar a Jordania con niños.

Jordania con niños: guía para viajar por libre

Viajar a la Selva Negra con niños.

Selva Negra con niños: guía completa

Viajar con bebé en avión (y no morir en el intento)

Praga con niños: guía completa

Sobre Paula

Sobre Paula Morales

Periodista y traductora de formación. Tras varios años trabajando en Comunicación y Marketing Digital en diferentes empresas y agencias, decidí apostar por lo que de verdad me hace feliz: viajar y contártelo en La Vida Son Dos Viajes y ser tu asesora de viajes para ayudarte a recorrer el mundo por libre igual que lo hago yo.

Te animo a leer más sobre mí para saber quién está detrás de este proyecto al que le dedico mucho cariño, ilusión e infinitas horas de trabajo.

Código ético

Todo el contenido de este blog está redactado por mí, ya que mi prioridad es ofrecerte información real basada en mi propia experiencia. No acepto patrocinios de marcas para ser transparente contigo y en algunos artículos puedes encontrar enlaces de afiliación, así que si reservas a mí me dan una pequeña comisión para seguir adelante con este proyecto que tanto me gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios

¿QUIERES QUE TE ORGANICE TU PRÓXIMO VIAJE?

Confía en mí para organizar tu viaje de principio a fin. Solo tienes que contarme tus preferencias y fechas y yo me encargaré de todo.

Paula, organiza mi viaje

¡Gracias por suscribirte!