Estás en: Inicio / ¿Se puede llevar comida en el avión? Todo lo que necesitas saber

¿Se puede llevar comida en el avión? Todo lo que necesitas saber

¿Tienes dudas sobre si se puede llevar comida en el avión? Todos en algún momento nos hemos preguntado si podíamos llevar ese bocadillo de jamón tan apetecible al hacer la maleta. También hemos dudado de los líquidos que se pueden meter en el avión y hemos temido por la comida que hemos comprado con tanta ilusión estando de viaje y que no teníamos claro si pasaría los controles de seguridad al volver a casa.

Yo me he llevado algún disgusto incluso dentro de la Unión Europea, al volver de Córcega con quesos cremosos comprados en un mercado local. Los de seguridad no me dejaron llevarlos en el equipaje de mano y ya no tenía opción de facturar la maleta para salvar esos manjares que tanto me apetecía llevar a Madrid a modo de recuerdo.

Por eso, en este artículo quiero contarte en qué casos se puede llevar comida en el avión y en cuáles no, así como mucha información que espero te sea útil para ahorrarte algún que otro disgusto.

Te adelanto que las normas al viajar desde y hacia un país de la Unión Europa son mucho más permisivas que si viajas a algún país extracomunitario. Y aunque da mucha rabia cuando te confiscan algún producto en el aeropuerto, piensa que muchas veces es para evitar la propagación de enfermedades contagiosas. ¡Comenzamos!

En este artículo te cuento en qué casos se puede llevar comida en el avión.

En este artículo te cuento en qué casos se puede llevar comida en el avión.

 

¿Quieres conocer mis trucos para encontrar vuelos baratos?

 

¿Se puede llevar comida en el avión?

Una de las grandes dudas al preparar la maleta es si se puede llevar comida en el equipaje de mano. Somos muchos los que compramos comida a modo de souvenir en el país que visitamos. También es muy útil llevar comida en el avión cuando vamos a llegar tarde a nuestro destino, así llevamos la cena con nosotros, o incluso para ahorrar dinero, ya que los precios del servicio de venta a bordo de comida y bebidas suelen ser bastante elevados.

La buena noticia es que, según Aena, sí se puede llevar comida en el avión, siempre en pequeñas cantidades para el consumo personal. Eso sí, hay que tener en cuenta las restricciones de tamaño y peso establecidas por cada compañía aérea. Aquí te cuento las medidas y peso del equipaje de mano de las principales aerolíneas.

Y otro dato muy importante, no es lo mismo viajar dentro de la UE, donde las normas comunitarias nos dan mucha más flexibilidad a la hora de llevar comida en el equipaje de mano, que a un país fuera de la UE. En ese último caso, tendremos que consultar las normas de entrada de alimentos en ese territorio para no llevarnos el disgusto de que en los controles de seguridad nos confisquen nuestros manjares. Ahora te cuento más en detalle.

¿Está permitido llevar comida en vuelos dentro de la Unión Europea?

Como te adelantaba ahora, si tu viaje es desde un país de la Unión Europea a otro país de la UE, no suele haber restricciones y podrás llevar comida en el avión. Ten en cuenta que en la UE tenemos una serie de controles y normas comunitarias que todos los estados miembros deben cumplir, por lo que los productos de origen animal no son un problema.

De hecho, el Reglamento (CE) 206/2009 de la Comisión Europea afirma que solo hay restricciones si queremos introducir productos de origen animal que provengan de terceros países no pertenecientes a la Unión Europea. La única excepción son alimentos en pequeñas cantidades que vengan de Andorra, Liechtenstein, Noruega, San Marino, Suiza, Groenlandia, Islandia y las Islas Feroe.

Si viajas desde y hacia un país de la UE, hay menos restricciones para llevar comida y bebida en el equipaje de mano.

Si viajas desde y hacia un país de la UE, hay menos restricciones para llevar comida y bebida en el equipaje de mano.

 

¿Puedo llevar bebida y otros líquidos en el avión?

Muchas veces cuando hablamos de líquidos, automáticamente pensamos solo en las bebidas. ¡Error! El agua y otras bebidas son líquidos, por supuesto. También lo son las sopas, cremas, salsas de kétchup, mahonesa o mostaza y aceites. Hasta aquí todo bien, ¿no?

El problema es que hay alimentos que a priori pueden parecer sólidos, pero en realidad se consideran líquidos. Es el caso de la Nutella, la mantequilla, la mermelada, el humus y los quesos cremosos, entre otros.

Entonces ¿se puede llevar bebida y líquidos en el avión? La mayoría de los países tienen restricciones sobre el tipo y la cantidad de líquido que se puede llevar en el equipaje de mano. Pero por norma general, podrás llevarlos en el avión siempre y cuando vayan dentro de envases transparentes de un máximo de 100 ml y que en total todos los líquidos no superen 1 litro de capacidad.

OJO: ten en cuenta que los líquidos no son solo bebidas, salsas y alimentos cremosos. En este pack se incluyen también las cremas, geles, pasta de dientes, medicinas líquidas, bebidas y alimentos especiales para celiacos y diabéticos, etc. Y aunque a priori dentro de la Unión Europea no deberías tener problemas al llevar líquidos en el avión, todo depende de las normas de cada aerolínea. Por ejemplo, Ryanair no permite subir al avión con bebidas calientes.

¿Se puede llevar en el avión comida para bebés?

Por supuesto. La comida para bebés, como la leche de fórmula, la leche materna previamente extraída, las papillas, potitos y purés, se puede subir a bordo sin ningún problema.

En algunos países es posible que te hagan probar el líquido que llevas en el equipaje de mano por seguridad. Eso me ha pasado varias veces estando de viaje, por ejemplo en China. Yo llevaba mi botella de agua en la mano, pero para pasar los controles tenía que dar un trago delante del personal de seguridad.

Si mi viaje es fuera de la Unión Europea, ¿se puede llevar comida en el avión?

Si vas a viajar fuera de la Unión Europea, tienes bastantes más restricciones a la hora de llevar comida en el avión. Por eso, lo mejor es consultar la web del aeropuerto y de la Embajada del destino para asegurarte.

Muchos países prohíben la entrada de ciertos alimentos para evitar el comercio ilegal. Otros porque esos alimentos provienen de especies protegidas. También muchos destinos alegan que las prohibiciones sirven para evitar el contagio de enfermedades o lo hacen simplemente por motivos religiosos. Esto ocurre en Marruecos y otros países musulmanes, donde no está permitida la entrada de productos elaborados con carne de cerdo. ¡Olvídate del jamón serrano!

En el caso de Estados Unidos, la política de transporte de líquidos es muy similar a la de la Unión Europea. Se puede llevar en el avión alimentos procesados, café, miel, chocolate, quesos no cremosos, especias, salsas, vinagre o pescados en conserva. Respecto a la fruta y verdura, todo depende del país de procedencia y de destino. Si quieres llevar bebidas alcohólicas, ten en cuenta que solo te dejarán entrar al país con 1 litro máximo. Y está totalmente prohibida la entrada a EE.UU. con carnes de animales de granja, jamón serrano o embutidos.

Uno de los países más restrictivos en los que he estado es Australia. Nos dijeron que por riesgo a contagiar enfermedades, no estaba permitido entrar con frutas, verduras y productos de origen animal. Tampoco nos dejaron llevar alimentos frescos.

Como te decía antes, te recomiendo consultar tu caso concreto en el aeropuerto de destino o en la Embajada del país que vayas a visitar. Así te aseguras 100% de que no vas a tener problemas al pasar el control de seguridad.

Si tienes cualquier duda, lo mejor es que consultes en el aeropuerto o la Embajada de tu destino.

Si tienes cualquier duda, lo mejor es que consultes en el aeropuerto o la Embajada de tu destino.

 

Y si viajo a la Unión Europea desde terceros países, ¿puedo llevar comida en el equipaje de mano?

Ahora vamos a ver el caso contrario. ¿Qué pasa si has viajado a un país fuera de la Unión Europea y regresas a un país perteneciente a la UE? En este caso, tenemos que volver a fijarnos en el Reglamento (CE) 206/2009 de la Comisión Europea que te comentaba al principio del artículo.

Este Reglamento aplica procedimientos y controles veterinarios estrictos para los productos de origen animal que vayan en el equipaje de viajeros procedentes de países extracomunitarios. Igual que ocurre cuando viajamos desde la UE a países fuera de la UE, en nuestro caso también alegamos que estas prohibiciones se hacen para proteger la salud de las personas y de los animales, evitando así la propagación de enfermedades infecciosas.

Por lo general, en este caso no está permitida la entrada de productos cárnicos, lácteos, quesos y embutidos, entre otros. Estas prohibiciones no aplican a Andorra, Liechtenstein, Noruega, San Marino, Suiza, Groenlandia, Islandia y las Islas Feroe, donde sí está permitida la entrada de estos alimentos siempre y cuando no superen los 10 kg. En cambio, sí se puede llevar comida en el avión como alimentos para bebés, caldos, miel, pescados procesados y alimentos que no contengan carne ni leche.

Como siempre, aparte de mirar el Reglamento, es importante que sepas que la última palabra la tiene la compañía aérea y las restricciones que tenga en cuanto al transporte de líquidos.

¿Puedo comprar comida en el aeropuerto y llevarla en el avión?

Rotundamente, sí. Puedes llevar en el avión cualquier comida o bebida que compres en el aeropuerto tras pasar los controles de seguridad. Si lo haces así, te evitarás bastantes quebraderos de cabeza, ya que te aseguras que todo lo que venden en el aeropuerto cumple con las normativas y, por lo tanto, puedes llevarlo en tu equipaje de mano sin problema. Lo único que tienes que tener en cuenta es no pasarte del volumen permitido por la aerolínea con la que viajes.

¿Qué hago si quiero llevar embutido?

Como te decía antes, si viajas desde y hacia un país de la Unión Europea, puedes llevar embutido en tu equipaje de mano sin problema. Dentro de la UE no hay restricciones en este sentido y tampoco afectan a Andorra, Liechtenstein, Noruega, San Marino, Suiza, Groenlandia, Islandia y las Islas Feroe.

En cambio, sí es probable que te lo confisquen si viajas desde la UE a un país extracomunitario, tanto en la ida como en la vuelta. Por eso, lo mejor es que consultes en el aeropuerto o en la Embajada de tu destino. Y si quieres más seguridad todavía, yo que tú metía el embutido al vacío en la maleta facturada y una preocupación menos. Siempre y cuando no viajes a un país muy restrictivo donde de ninguna forma te dejen llevar embutido, claro.

¿Puedo llevar alimentos enlatados dentro del avión?

En este tema hay bastante controversia y no hay una regla clara al respecto. Mi sentido común me diría que una lata de atún o de sardinas enlatadas es un alimento sólido y, por lo tanto, podría llevarlo en el equipaje de mano dentro del avión sin problema.

Pero ojo, que al ser un alimento que se conserva dentro de un líquido (aceite, salmuera, salsa, agua…), todo el producto se considera como un envase líquido. Por eso, a priori se le debería aplicar la normativa de líquidos de que cada envase no supere los 100 ml.

Aun así, como la normativa no es tan tajante como en otros casos, yo no me la jugaría y metería los alimentos enlatados en la maleta facturada. Por supuesto, esto no te afecta si el alimento enlatado lo has comprado tras pasar los controles de seguridad en el aeropuerto. Ya sabes que ahí tienes vía libre.

¿Está permitido viajar con bebidas alcohólicas dentro del avión?

Por norma general, aquí se aplican las restricciones de líquidos de las aerolíneas. ¿Esto qué quiere decir? Que la mayoría de los países permiten llevar bebidas alcohólicas en el equipaje de mano siempre y cuando cada botella no supere los 100 ml.

Como sabes, deberás llevar las bebidas alcohólicas dentro de una bolsa transparente para enseñarlas en el control de seguridad. Y recuerda que hay muchos productos que cuentan como líquido, así que te recomiendo no llevar 10 botellas de 100 ml, ya que es probable que también viajes con alguna crema, pasta de dientes, botella de agua, etc, y acabes pasándote del límite máximo permitido que es 1 litro.

Si viajas a un país musulmán, está completamente prohibido llevar bebidas alcohólicas. En cambio, en los países donde esté permitido, sí podrás entrar con botellas de alcohol mayores de 100 ml compradas en las tiendas de duty free del aeropuerto. Eso sí, revisa bien las cantidades máximas permitidas en el país de destino, ya que puedes llevarte una sorpresa desagradable si viajas con más litros de lo permitido.

Curiosidad sobre la venta a bordo de comida en el avión

Ahora que ya sabes los casos en los que se puede llevar comida en el avión, quiero contarte un dato curioso sobre los servicios de venta a bordo de las aerolíneas. Como te puedes imaginar, la venta de comida, bebida, rasca y gana y colonias suponen un gran negocio para las compañías aéreas. Por eso verás que pasan varias veces con el carrito por si en alguna de esas, acabas picando.

Aquí las que se llevan el gato al agua son las compañías low cost europeas, como Ryanair, que compensan los precios bajos de sus vuelos con los ingresos que generan a través de la venta a bordo. Esto sumado a los recargos complementarios que te aparecen al reservar el vuelo hacen que una aerolínea pueda dar beneficios o pérdidas a finales de año, así que imagínate su importancia.

Yo no suelo comprar comida en los aviones porque los precios me parecen desorbitados para la calidad que ofrecen. Por eso, siempre que puedo, prefiero llevar mi comida en el avión y eso que me ahorro.

¿Te han gustado mis consejos sobre si se puede llevar comida en el avión o no? Si es así, ¡me ayudas mucho si lo compartes! Y si tienes alguna duda, te leo abajo en comentarios.

TE AYUDO A VIAJAR AL MEJOR PRECIO

Artículos recomendados

Qué ver en Tetuán en dos días.

Qué ver en Tetuán en 2 días (Marruecos)

Cómo visitar el Valle de los Templos en Agrigento.

Cómo visitar el Valle de los Templos (por libre o excursión)

Viaje a Jordania por libre.

Viaje a Jordania por libre: toda la información paso a paso

Alquiler de coche en Jordania.

Alquiler de coche en Jordania: opinión y consejos

Sobre Paula

Sobre Paula Morales

Periodista y traductora de formación. Tras varios años trabajando en Comunicación y Marketing Digital en diferentes empresas y agencias, decidí apostar por lo que de verdad me hace feliz: viajar y contártelo en La Vida Son Dos Viajes y ser tu asesora de viajes para ayudarte a recorrer el mundo por libre igual que lo hago yo.

Te animo a leer más sobre mí para saber quién está detrás de este proyecto al que le dedico mucho cariño, ilusión e infinitas horas de trabajo.

Código ético

Todo el contenido de este blog está redactado por mí, ya que mi prioridad es ofrecerte información real basada en mi propia experiencia. No acepto patrocinios de marcas para ser transparente contigo y en algunos artículos puedes encontrar enlaces de afiliación, así que si reservas a mí me dan una pequeña comisión para seguir adelante con este proyecto que tanto me gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios