Vas a recorrer Turquía en 7 días y tus nervios empiezan a activarse. Tienes una semana por delante. Estambul, la ciudad de las 3000 mezquitas, te espera con la exótica llamada a la oración del muecín de fondo. Minaretes, bazares de especias, palacios ostentosos y miradores donde quedarte boquiabierto un largo rato. El olor a caballa, la carne de kebab girando sin cesar y el delicioso café turco, capaz de despertar a la persona más somnolienta del planeta.

Siempre te llamó mucho la atención la cultura árabe. El primer “culpable” de ello fue tu viaje a Marruecos, un país que te fascina y al que regresas siempre que tienes la ocasión. Por su capacidad de hacerte retroceder en el tiempo. Por sus costumbres tan opuestas. Sus olores, sus sabores. Estambul tenía todos los ingredientes para eclipsarte. Para hacerte sentir esa sensación que hace que sigas cogiendo la maleta con la misma ilusión.

Y es que Turquía en una semana da para mucho. Da para soñar con valles imaginarios en la Capadocia. Con ciudades subterráneas, cuevas, globos sobrevolando el cielo y chimeneas de hadas. Esta región de la Anatolia te hace sentir, por un momento, como el protagonista de una película de suspense en la que ocurren cosas misteriosas. —¡Ay si las paredes hablaran! —, piensas. Y sacas el alma de aventurero que llevas dentro. Tú, que has venido a cambiar el miedo a lo desconocido por la curiosidad.

Visitar el Monasterio de Selime por dentro es una experiencia muy recomendable.
Visitar el Monasterio de Selime por dentro es una experiencia muy recomendable en Capadocia.

 

 

Turquía en 7 días: itinerario de viaje

Día 1: Vuelo directo Madrid – Estambul. La duración del vuelo fue de 4 horas y 10 min. Llegamos al Aeropuerto Internacional de Estambul (IST) a las 17:30 horas. Para ir del aeropuerto al centro, compramos la Istanbul Card para tomar el autobús que te lleva a la plaza de Sultanahmet. La tarjeta cuesta 6 TRY (0,90€) y el trayecto en autobús ronda los 18 TRY (2,75€).

Como era el primer día, dejamos la maleta en el Burckin Hotel y nos fuimos rápido a aprovechar las últimas horas del día. Que la primera imagen que ves en Estambul sea la Mezquita Azul y Santa Sofía iluminadas, no se olvida. Esa noche cenamos un kebab de cordero que nos supo a gloria. La verdad que Estambul llevaba en mi lista de próximos viajes mucho tiempo y superó las expectativas con creces, que ya era difícil.

Día 2: aquí te cuento todos los sitios que ver en Estambul para que tomes nota. El segundo día empezamos con uno de los platos fuertes de Estambul: la plaza de Sultanahmet. Observamos la Mezquita Azul por fuera y visitamos el interior de Santa Sofía, una auténtica joya. Aquí puedes reservar el tour por las dos mezquitas y el crucero por el Bósforo. Después, paseamos por el antiguo Hipódromo de Constantinopla y entramos en la Cisterna de Basílica.

Nada más comer, aprovechamos para perdernos por el Gran Bazar, disfrutamos de la explosión de olores y colores en el Bazar de las Especias y descubrimos la Mezquita de Süleimaniye, una de las más impactantes que ver en Turquía en 7 días junto con Santa Sofía. Llevábamos todo el día caminando, así que tocaba reponer energías. Y ¿cuál es el mejor plan en Estambul al atardecer? Hacer un crucero por el Bósforo para ver el lado europeo en una orilla y el lado asiático en la otra. ¡Fin de un día redondo!

 

En tu viaje por Turquía en 7 días no puede faltar la visita a Santa Sofía.
En tu viaje por Turquía en 7 días no puede faltar la visita a Santa Sofía.

 

Día 3: este día amaneció lloviendo lo que no está escrito. Nada más desayunar, lo primero que hicimos fue ponernos en la cola para visitar la Mezquita Azul por dentro. El exterior de esta mezquita con sus seis minaretes es soberbio. Mi experiencia en el interior no lo fue tanto. Se juntó el diluvio universal, colas kilométricas y turistas hablando a voz en grito. Nada que ver con las expectativas que yo tenía de encontrar un lugar de culto apacible. ¡Quizás fue mala suerte! Tras visitar esta joya arquitectónica, fuimos al Puente Gálata a probar el famoso bocadillo de caballa y nos quedamos un largo rato para ver a los pescadores demostrando sus habilidades.

Después volvimos dando un paseo hasta la plaza de Sultanahmet, ya que teníamos que tomar el autobús hasta el aeropuerto. En el itinerario por Turquía en 7 días no podía faltar la Capadocia, uno de mis grandes sueños viajeros. El vuelo de Estambul a Nevsehir salió a las 17:20h y duró 1 hora y 20 min. Cogimos un transfer que nos llevó a Göreme a una velocidad que rozaba lo ilegal y, de pronto, empezó a caer una nevada espectacular. Con lo que me gustan a mí las ciudades nevadas, el recorrido por la Capadocia no podía empezar mejor. Este día nos dio tiempo a cenar y dar un corto paseo nocturno por Göreme. Por cierto, aquí te cuento mis imprescindibles en Capadocia.

Museo al aire libre de Göreme cubierto de nieve.
Museo al aire libre de Göreme cubierto de nieve.

 

Día 4: madrugamos para hacer un tour por el norte de Capadocia. Visitamos el Castillo de Uchisar, desde donde tienes unas vistas fabulosas de Göreme. Después fuimos al Museo al aire libre de Göreme, un conjunto monástico con varias iglesias excavadas en la roca que todavía preservan pinturas religiosas. Continuamos el itinerario por el Valle del Amor para ver las icónicas chimeneas de hadas y terminamos en el Valle Imaginario. ¿Una roca con forma de patos besándose? ¿Un camello jorobado? La verdad que este día lo recuerdo como uno de los mejores de mi viaje por Turquía en 7 días. Y, Capadocia en general, es un destino súper recomendable. Te lo aseguro.

Otro de los imprescindibles en el itinerario por Turquía en una semana son las chimeneas de hadas.
Otro de los imprescindibles en el itinerario por Turquía en una semana son las chimeneas de hadas.

 

Día 5: este día tocaba otro madrugón del bueno. Seguro que muchas veces piensas en viajar para descansar y, cuando vuelves de la escapada, sabes que lo que realmente necesitas son otras vacaciones para recuperarte del agotamiento. Volviendo a Capadocia, este día visitamos el impactante Monasterio de Selime con su cocina, su iglesia y hasta el colegio misionero excavados en la roca. De lo más impresionante de mi itinerario por Turquía en una semana.

Después visitamos el Valle de Ihlara, que no tenía nada reseñable, y continuamos hasta la ciudad subterránea de Derinyuku, donde me pasé toda la visita literalmente con la boca abierta. ¡A-LU-CI-NAN-TE! Tienes que trasladar tu mente al pasado para hacerte a la idea de que aquí se refugiaron hasta 3000 personas durante la persecución cristiana por el Imperio Romano. Como dato curioso, solo cocinaban de noche para que no les vieran los enemigos.

Por último, visitamos el Valle de las Palomas y disfrutamos de las vistas panorámicas de Göreme antes de que nos dejaran en el hotel. Aunque la escapada a Capadocia estaba llegando a su fin, todavía nos quedaba algo de tiempo para conocer el resto de imprescindibles que ver en Turquía en 7 días.

Día 6: era nuestro último día completo del recorrido por Turquía en una semana y madrugamos para coger el vuelo de Nevsehir a Estambul a las 8:45 horas. Después de varios días viendo la Capadocia cubierta de nieve, subimos a la terraza del hotel y vimos cientos de globos sobrevolando el cielo. Esa era la típica imagen que íbamos buscando y que la ciudad nos regaló en el último momento. Ya tengo la excusa perfecta para volver, porque las ganas de volar en globo siguen ahí.

Llegamos a Estambul e hicimos el tour guiado por el Palacio de Topkapi, centro de poder del antiguo Imperio otomano. A mí me gustó especialmente el Pabellón de Bagdad, el Pabellón de la Circuncisión, el Tesoro, la Biblioteca de Ahmet III y la Sala del Harén, donde el sultán vivía con más de 1000 concubinas. Después fuimos a Pierre Loti, uno de los mejores miradores de Estambul, y por la tarde nos acercamos al Puente Gálata para ver la Torre Gálata, donde puedes subir para tener una de las mejores vistas panorámicas de Estambul.

Te recomiendo dedicarle al Palacio de Topkapi mínimo 2 horas.
Te recomiendo dedicarle al Palacio de Topkapi mínimo 2 horas.

 

A continuación, fuimos a la Plaza Taksim, la zona moderna de Estambul, y recorrimos la Avenida Istiklal, repleta de comercios, restaurantes y boutiques de lujo. El viaje por Turquía en una semana ya casi había llegado a su fin, pero aprovechamos al máximo cada minuto.

Probablemente la calle más colorida de Estambul.
Probablemente la calle más colorida de Estambul.

 

Día 7: último paseo por la plaza de Sultanahmet antes de coger el vuelo directo a Madrid a las 13:20 horas. Llegamos a las 16:50 hora local, tras 4 horas y media de trayecto. Con mucha pena, pusimos fin a un viaje espectacular por Turquía en 7 días. Pero como no pudimos volar en globo y nos supo a poco el tiempo que pasamos en el país, nos prometimos volver. Y no me cabe la menor duda de que así será.

12 consejos para viajar a Turquía en una semana

Los atascos en Estambul son terroríficos. Siento empezar con este consejo, pero créeme que me lo agradecerás cuando llegues al aeropuerto sin la lengua fuera. El Aeropuerto Internacional de Estambul (IST) está lejos del centro y los atascos son un clásico en la ciudad de las 3000 mezquitas. Sé consciente de que puedes tardar hasta 1 hora y media en hacer el trayecto del aeropuerto al centro (en cualquiera de los dos sentidos), así que te recomiendo que tomes con bastante antelación el autobús de vuelta al aeropuerto. Si no, te arriesgarás a perder tu vuelo (salvo que tu objetivo sea quedarte a vivir en Estambul, cosa que no me extrañaría).

Haz un crucero por el Bósforo. Me he vuelto una aficionada de los paseos en barco al atardecer. Creo que es la mejor forma de ver los sitios más emblemáticos de una ciudad iluminados y disfrutar del aire fresco que yo, por lo calurosa que soy, agradezco infinitamente. Ver la puesta de sol en este crucero por el Bósforo es una experiencia que recordarás toda la vida.

Visado a Turquía. Los trámites burocráticos de entrada a un país suelen ser la parte más aburrida de planificar un viaje. Pero que no cunda el pánico. Aquí te cuento cómo sacar el visado de Turquía en 5 minutos para que taches de la lista esta tarea tan tediosa. Solo tienes que seguir los 8 pasos que indico en el artículo y listo.

En tu viaje por Turquía en una semana verás muchos musulmanes lavándose los pies fuera de las mezquitas.
En tu viaje por Turquía en una semana verás muchos musulmanes lavándose los pies fuera de las mezquitas.

 

Visita Capadocia mínimo 3 días. De mi itinerario por Turquía en 7 días, dediqué 4 días a Estambul y 3 días a Capadocia. Creo que hice bien porque pude ver los imprescindibles de cada zona, aunque me hubiera quedado mucho más tiempo en ambas. Estambul lo tiene todo. Pero ¿qué voy a decir yo de una de mis ciudades favoritas de Europa? Y Capadocia tiene chimeneas de hadas, catacumbas, ciudades subterráneas, monasterios excavados en la roca, cuevas, valles imaginarios y globos sobrevolando el cielo. Los paisajes parecen sacados de una película de ciencia ficción. Si quieres despreocuparte de todo, puedes reservar esta excursión de 4 días por Capadocia.

Presupuesto para un viaje a Turquía de 7 días. Una de las preguntas que más me hicisteis fue sobre el presupuesto que se necesita para viajar a Turquía una semana. Por eso, he recopilado en este artículo cuánto cuesta un viaje a Turquía, donde desgloso los precios de los vuelos, visado, desplazamientos, comida, hoteles, entradas y excursiones. Vamos, que creo que no se me ha escapado ni un céntimo 😊.

Duerme en un hotel-cueva en Capadocia. Yo me alojé en Göreme en el Sunrise View Hotel, más económico que la media y con habitaciones amplias y desayuno muy abundante. Pero otra opción más original es dormir en un hotel-cueva. La mayoría de los hoteles de este tipo son bastante caros, pero el Anatolian Houses Cave Hotel creo que es de los mejores en cuanto a relación calidad-precio. Sin duda, si tienes la oportunidad en tu viaje a Turquía en 7 días, decántate por un hotel-cueva.

Escoge bien tu hotel en Estambul. De mi viaje por Turquía en 7 días, el único mal trago lo pasé al llegar al primer hotel en Estambul. El alojamiento era un auténtico cuchitril, nada que ver con las fotos que aparecían en su web. Nos metieron en una habitación literalmente en obras, inacabada y muy sucia (y eso que yo no soy muy exquisita y me adapto bien a lo que surja). Los últimos días del viaje cambiamos al Burckin Hotel y nada que objetar. Además, tampoco era mucho más caro que el primer hotel y la diferencia de calidad era abismal.

Vuela en globo por la Capadocia. Y de paso, cuéntame qué tal la experiencia porque yo me quedé con las ganas. Tuvimos la suerte de ver la Capadocia nevada, pero no se puede tener todo en esta vida. Si nieva, no hay vuelo en globo que valga. Los 3 días que estuvimos en Capadocia estuvo nevando día y noche. Salió el sol justo cuando estábamos desayunando antes de ir al aeropuerto para tomar el vuelo de vuelta a Estambul. Es uno de los sueños viajeros de muchas personas, así que no lo dudes y reserva este vuelo en globo por la Capadocia.

Volar en globo por la Capadocia es el sueño de muchos viajeros (me incluyo).
Volar en globo por la Capadocia es el sueño de muchos viajeros (me incluyo).

 

Disfruta de la gastronomía turca. Aparte de probar el bocadillo de caballa en el Puente Gálata, no te vayas sin degustar platos típicos como el döner kebab, el dolma (hojas de vid rellenas de arroz con especias), el cordero, el mercimek (sopa de lentejas rojas), el lahmacum o pizza turca, la baklava, un postre muy contundente, las pitas de queso, las berenjenas rellenas, el café turco… La comida es muy sabrosa y económica, así que aprovecha para darle un homenaje a tu paladar.

Me supo a gloria el bocadillo de caballa sentada junto al Puente Gálata.
Me supo a gloria el bocadillo de caballa sentada junto al Puente Gálata.

 

Mejor época para viajar a Turquía. Mi viaje por Turquía en una semana lo hice en abril, coincidiendo con las vacaciones de Semana Santa. En esa época las temperaturas en Estambul eran muy cálidas y en Capadocia me nevó, aunque por lo que me comentaron varios turcos, no recordaban una nevada así en esa época. En julio y agosto las temperaturas pueden alcanzar los 40 grados y en invierno las temperaturas mínimas rondan los 5°C. Conclusión: si puedes elegir, viaja en primavera u otoño porque las temperaturas son más agradables.

Saca liras turcas de los cajeros. La mejor opción para cambiar tu divisa por liras turcas es sacar dinero directamente de los cajeros. Por lo general, los bancos y las casas de cambio te cobrarán una comisión muy alta, especialmente en los aeropuertos. Yo utilizo la tarjeta Bnext porque no pago comisiones al sacar de cajeros. Es gratuita y ahorras mucho dinero.

Lleva un pañuelo en el bolso. Recuerda que vas a viajar a un país musulmán y que para entrar en sitios sagrados, como las mezquitas, si eres mujer tendrás que cubrirte la cabeza con un pañuelo. En muchas mezquitas te prestan uno a la entrada, pero es mucho más cómodo llevar uno en el bolso. A mí se me olvidó meterlo en la maleta y lo eché en falta.

¿Te animas a visitar Turquía en una semana? Te aseguro que te quedarás con ganas de más. Comparte el artículo si te ha gustado y, si tienes alguna duda, te leo abajo en comentarios.