Vas a descubrir los imprescindibles que ver y hacer en Mérida después de tanto tiempo queriendo conocer la Roma de Extremadura. Así llamo yo a Augusta Emérita, esta preciosa ciudad extremeña fundada por los romanos en el año 25 a.C.

Si te gusta la historia de la época romana, vas a disfrutar mucho de esta escapada. Cada rincón, cada templo, cada monumento esconden una historia fascinante que nos traslada 2.000 años atrás. Paseando por el Teatro Romano serás capaz de imaginar las representaciones teatrales de antaño.

Descubrirás antiguas viviendas romanas en buen estado de conservación, con patios ajardinados, habitaciones que eran pura ostentación y mosaicos adornando los suelos de estas casas a las afueras de Augusta Emérita.

Conocerás el Templo romano de Diana, la Alcazaba y su función militar o el puente romano por el que cruzaban antiguamente a Lisboa o Andalucía. En el Anfiteatro revivirás las luchas de gladiadores en la arena, donde prácticamente escucharás los vítores del público. Y recordarás la famosa frase con la que los gladiadores se encomendaban a la diosa griega que simboliza la venganza, pero también la justicia y la fortuna: “a Némesis, para que salga con los mismos pies que he entrado”.

No te pierdas Mérida por la noche

 

Mapa con los imprescindibles que ver en Mérida

A continuación te indico los imprescindibles que ver y hacer en Mérida para que los incluyas en tu itinerario. En este artículo te cuento también dónde comer en Mérida y te recomiendo varios hoteles para que aproveches al máximo tu visita a esta preciosa ciudad extremeña.

Qué ver y hacer en Mérida

Teatro romano, el edificio más emblemático que ver en Mérida

El teatro de Mérida era uno de los símbolos de poder imperial en la época romana. Es, sin duda, uno de los sitios más emblemáticos que ver en Mérida, donde es inevitable que tu mente se traslade al pasado. Aquí se celebraban representaciones teatrales, pero también asambleas electorales, reuniones de ciudadanos y homenajes póstumos a personajes célebres.

En las columnas inferiores del escenario había esculturas del Emperador y su familia (algunas todavía se conservan) y en las columnas superiores estaban las imágenes de los dioses. Era la forma de unir la política y la religión bajo la figura del Emperador.

De mi visita al Teatro Romano de Mérida me sorprendió mucho ver las estatuas de los emperadores, muchas de las columnas del escenario en buen estado de conservación y me encantó sentarme en las gradas, imaginando por un momento cómo serían las representaciones en aquella época.

A mí me hubiera tocado sentarme en el gallinero por ser mujer, muy cerca de los esclavos y extranjeros. En la grada media estaban los ciudadanos romanos y en la parte más cercana al escenario se sentaban los niños y pedagogos, los soldados y veteranos, los caballeros y hombres casados, y los magistrados y senadores, que tenían la mejor ubicación de todas junto con las personas que se sentaban en las tribunas. ¡Así lo quiso el Emperador Augusto!

Por cierto, en el Teatro Romano se celebra el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida en los meses de julio y agosto. Aquí puedes disfrutar de representaciones teatrales con actores, cantantes, músicos y bailarines de gran renombre. Y lo mejor, ¡sentirte como un auténtico romano!

El Teatro romano de Mérida te traslada a las representaciones teatrales de la época romana.
El Teatro romano de Mérida te traslada a las representaciones teatrales de la época romana.

 

Anfiteatro romano y los combates de gladiadores

Me impactó mucho visitar el anfiteatro romano de Mérida. Sabía que este sitio iba a generarme mucha curiosidad porque me fascinan las películas de gladiadores. Pero en persona la sorpresa es todavía mayor, si cabe.

El anfiteatro romano es uno de los sitios que ver en Mérida por su historia. En el centro había una gran fosa que se cubría con una tarima de madera para el desarrollo de los combates, que solían celebrarse por la tarde. Se combatía en pareja o en grupo y había un árbitro encargado de que las normas se cumplieran (vara mediante si no era así).

Es alucinante que después de 2000 años podamos seguir recorriendo los pasillos que daban acceso a las gradas media y superior, ver con nuestros propios ojos las tres puertas monumentales por las que entraban las autoridades y organizadores y revivir por un momento los “juegos de gladiadores”, que de juego tenían poco.

El anfiteatro de Augusta Emérita se utilizó desde el siglo I al IV y en él combatían sobre todo esclavos, delincuentes y prisioneros de guerra, que eran condenados a luchar. Y en tu visita podrás conocer las indumentarias y armas que utilizaban los diferentes tipos de gladiadores. El Tracio, el Retiario, el Secutor, el Murmillo… ¡Se me ponían los pelos de punta de pensar que la vida media de un gladiador era de tan solo 27 años!

El Anfiteatro romano es uno de mis sitios preferidos que ver en Mérida.
El Anfiteatro romano es uno de mis sitios preferidos que ver en Mérida.

 

La Alcazaba, el recinto militar que ver en Mérida

Mérida es historia pura en cada esquina. Por eso, otro de los sitios que más me sorprendieron fue la Alcazaba, del siglo IX. Esta fortificación islámica la mandó construir Abderramán II y es la más antigua que se conserva del periodo andalusí en la Península Ibérica.

Aquí vivió el gobernador de Mérida, desde donde sus tropas controlaban las revueltas de la ciudad. Cuando estés en la Alcazaba, verás que no eligieron nada mal su ubicación estratégica frente al río Guadiana, con muros de hasta 10 metros de altura. Eso sí, para construir la Alcazaba desmantelaron la Puerta del Puente y parte de la muralla romana.

Aparte de conocer la función militar de la Alcazaba, me sorprendió mucho el aljibe donde las tropas se abastecían de agua, las preciosas vistas desde el muro exterior de la Alcazaba con el Puente de Lusitania y el Puente Romano de fondo. Conocerás además muchas curiosidades de los cultivos más importantes de la época y podrás ver desde molinos manuales hasta proyectiles de piedra y una antigua casa romana.

La Alcazaba de Mérida es una fortificación islámica del siglo IX.
La Alcazaba de Mérida es una fortificación islámica del siglo IX.

 

Cripta de la Basílica de Santa Eulalia

Santa Eulalia es la patrona de Mérida, de ahí que haya una Basílica dedicada a ella. Pero como casi todo en esta ciudad extremeña, la Iglesia de Santa Eulalia también ha sufrido cambios a lo largo de los años.

Primero había casas romanas del siglo I al III d.C., después se convirtió en necrópolis cristiana en el siglo IV, en Basílica dedicada a la mártir Eulalia en los siglos V al IX y, por último, pasó a ser la iglesia que puedes visitar ahora en el año 1230.

Uno de los planes que hacer en Mérida es visitar la cripta de la Basílica de Santa Eulalia.
Uno de los planes que hacer en Mérida es visitar la cripta de la Basílica de Santa Eulalia.

 

La historia de la Basílica de Santa Eulalia es interesante, pero lo más sorprendente para mi gusto fue visitar su cripta funeraria, en la que se conservan varias tumbas. Como dato curioso, los mausoleos que se construyeron en el siglo IV en la necrópolis de Santa Eulalia fueron destruidos para construir la Basílica, pero la cripta del mayor de ellos se conservó. Lo dicho, no olvides incluir en tu itinerario de los sitios que ver en Mérida esta cripta.

En la cripta funeraria puedes ver varias tumbas muy bien conservadas.
En la cripta funeraria puedes ver varias tumbas muy bien conservadas.

 

Circo romano, uno de mis sitios preferidos que ver en Mérida

Probablemente pienses que no es el recinto más monumental de Mérida, pero tiene una historia fascinante. El circo romano de Mérida es uno de los más antiguos de la Península Ibérica. Se construyó entre los años 20 y 70 d.C. fuera de la muralla de Augusta Emérita por sus enormes dimensiones. Para que te hagas una idea, aquí cabían 30.000 espectadores, que se dice pronto.

Como sabes, en el circo romano se celebraban carreras de carros, tanto las bigas (tiradas por dos caballos) como las cuádrigas, en las que los dos caballos más obedientes se situaban en el centro y los otros dos caballos, mucho más ágiles, se colocaban en ambos extremos.

Aquí entra en juego una figura muy importante: los aurigas. Eran considerados como deportistas de élite, y muchos de ellos incluso héroes por sus numerosas victorias. Al finalizar la carrera de siete vueltas, al ganador se le entregaba una corona de laurel mientras era vitoreado por el público. Te aseguro que cuando visites en persona el circo romano, ¡te imaginarás perfectamente estas carreras de carros!

El circo romano es otro de los sitios más famosos que ver en Mérida por su historia.
El circo romano es otro de los sitios más famosos que ver en Mérida por su historia.

 

Casa del Anfiteatro

Uno de los planes que hacer en Mérida es visitar la Casa del Anfiteatro. Es la mejor manera de descubrir cómo era una antigua vivienda romana a las afueras de Augusta Emérita. En el recorrido podrás ver parte de la antigua muralla de la ciudad romana, restos de una vivienda conocida como la Casa de la Torre del Agua, del siglo II d.C., baños privados, un tramo de un acueducto que abastecía de agua a esta zona de Augusta Emérita y hasta un edificio funerario familiar.

También era muy importante en las grandes viviendas romanas el patio central, que era el lugar donde se recibía a los invitados. Aquí puedes ver restos de la cocina, los dormitorios, la recreación del jardín y la gran calidad de los mosaicos, como el Mosaico del Otoño en el que aparecen tres hombres pisando uvas.

Patio central de la Casa del Anfiteatro en el que se recibía a los invitados.
Patio central de la Casa del Anfiteatro en el que se recibía a los invitados.

 

En el Mosaico del Otoño aparecen representados tres hombres pisando la uva.
En el Mosaico del Otoño aparecen representados tres hombres pisando la uva.

 

Pórtico del Foro Municipal de Augusta Emérita

Caminando hacia el centro nos topamos de pronto con un pórtico que formaba parte del programa propagandístico del antiguo Foro Municipal de Augusta Emérita. Fue el primer monumento que vimos en nuestra escapada y nos dio una pista de que esta ciudad extremeña nos encantaría.

Es alucinante saber que los restos de este pórtico formaron parte de un recinto monumental construido en la segunda mitad del siglo I d.C. Aquí había un gran templo con un majestuoso pórtico de mármol, que es el que todavía se conserva.

Fíjate bien en los dos medallones del ático del pórtico. En uno está representado el dios Júpiter, símbolo del poder del Emperador, y en el otro aparece Medusa, personaje mitológico que simbolizaba la protección. Al fondo verás varias estatuas de personajes ilustres, las columnas corintias, restos de mármol y el canal que servía para recoger el agua de lluvia.

Qué ver y hacer en Mérida: visita al pórtico del Foro Municipal de Augusta Emérita.
Qué ver y hacer en Mérida: visita al pórtico del Foro Municipal de Augusta Emérita.

 

Templo de Diana y el Palacio de los Corbos, una grata sorpresa que ver en Mérida

Uno de los monumentos más impresionantes de Mérida es el Templo de Diana. Aquí llegamos por casualidad mientras caminábamos por el centro y fue increíble salir a esta plaza donde nos esperaba este templo que en época romana era el principal lugar de encuentro de los ciudadanos de Augusta Emérita. Aquí se celebraban actos políticos, se impartía justicia, se ofrecían sacrificios en honor a los dioses y se realizaban transacciones mercantiles. El Templo de Diana se construyó con granito, de hecho todavía quedan en pie muchas de sus columnas.

En el propio recinto donde se encuentra el Templo de Diana, puedes visitar también el Palacio de los Corbos o Casa de los Milagros, una residencia palaciega que construyó Don Alonso Mexía, caballero de la Orden de Santiago, sobre los restos del templo romano. ¡Todavía se conserva parte de la fachada principal!

El Templo de Diana es uno de los monumentos más imponentes de Mérida.
El Templo de Diana es uno de los monumentos más imponentes de Mérida.

 

Puente romano, un sitio muy agradable para pasear

El puente romano se encuentra muy cerca de la Alcazaba y sorprende por sus 762 metros de longitud y por las vistas fabulosas del río Guadiana y el Puente de Lusitania. Este puente se construyó en época romana y daba acceso a una de las cuatro puertas principales de Augusta Emérita. Los romanos sabían de las fuertes crecidas del río, por eso hicieron este puente con contrafuertes para atenuar la fuerza del agua. Por cierto, ¿sabías que los romanos cruzaban este puente para ir a Lisboa o Andalucía?

Pasear al atardecer por el puente romano junto al río Guadiana es una gozada.
Pasear al atardecer por el puente romano junto al río Guadiana es una gozada.

 

Atardecer en el Acueducto de Los Milagros

Muchos me recomendasteis los atardeceres desde el Acueducto de los Milagros, así que dicho y hecho. Este acueducto era una obra de ingeniería para transportar el agua del pantano de Proserpina o Charca de la Albuera. Del acueducto se conservan más de 800 metros, y en algunos puntos el granito alcanza los 27 metros de altura. ¡Cruzarlo por debajo impresiona mucho!

Lo dicho, te recomiendo mucho conocer el Acueducto de Los Milagros, que se llama así por su increíble estado de conservación a pesar del paso de los años. Y si puedes hacerlo coincidir con el atardecer, no vas a arrepentirte. Si te quedas con ganas de más acueductos, el de San Lázaro te pilla de camino al Circo Romano.

Hablando de acueductos, no he podido evitar pensar en mi escapada a Segovia, otra ciudad española maravillosa.

Un plan que hacer en Mérida es ver el atardecer en el Acueducto de los Milagros.
Un plan que hacer en Mérida es ver el atardecer en el Acueducto de los Milagros.

 

Arco de Trajano

Otro sitio que ver en Mérida en pleno casco histórico es el Arco de Trajano. Fue construido en la época romana y para ello se utilizó un armazón de madera curvo. Si te fijas, el Arco de Trajano está formado por dos arcos independientes unidos por grandes bloques de granito.

Al parecer, el arco estaba recubierto con mármol, aunque ya no quedan restos. Aunque por el nombre muchos pensamos que fue construido por el Emperador Trajano, en realidad se trataba de una puerta de acceso a la ciudad en la época de Tiberio (14-34 d.C.).

El Arco de Trajano era la puerta de acceso a la ciudad en la época de Tiberio.
El Arco de Trajano era la puerta de acceso a la ciudad en la época de Tiberio.

 

Plaza de España y la Concatedral de Santa María La Mayor

Un plan que hacer en Mérida es acercarte a la Plaza de España para disfrutar de sus edificios emblemáticos y del ambiente en sus terrazas. Si viajas en diciembre verás aquí el Árbol de Navidad, pero sin duda el edificio más imponente es la Concatedral de Santa María la Mayor. En este mismo lugar se encontraba antiguamente la catedral visigoda de Santa María de Jerusalén. Su exterior es bastante austero. Lo que más me llamó la atención fueron las tres naves, los sepulcros de Diego de Vera y Figueroa y de su mujer, Marina Gómez de Figueroa, y el Altar Mayor con un retablo barroco del siglo XVIII.

La Concatedral de Santa María La Mayor se encuentra en la Plaza de España, en pleno centro.
La Concatedral de Santa María la Mayor se encuentra en la Plaza de España, en pleno centro.

 

Más cosas que ver y hacer en Mérida si te sobra tiempo

Casa del Mitreo, la vivienda romana que ver en Mérida

Si tienes que escoger una sola vivienda romana antigua, te recomiendo la Casa del Mitreo. Esta vivienda de lujo se construyó a finales del siglo I d.C. fuera de la muralla de Augusta Emérita. Es súper curioso ver la habitación donde el señor de la casa atendía sus negocios, los patios ajardinados, los mosaicos, restos de pinturas en las paredes y zócalos, el comedor de verano y los dormitorios de verano, construidos a más de 3 metros de profundidad.

Cuando acabes la visita de la Casa del Mitreo, acércate al área funeraria de Los Columbarios, donde puedes conocer las tradiciones y supersticiones romanas al enterrar a sus difuntos.

Y te preguntarás: ¿por qué se llama la Casa del Mitreo? ¿Tiene alguna relación con Mitra, el dios persa venerado por el ejército romano? Durante la excavación de la Plaza de Toros en 1903 se descubrieron estatuas de mármol de Mitra, por eso se pensó (erróneamente) que se trataba de un templo dedicado a este dios. De ahí que se conozca como la Casa del Mitreo.

La Casa del Mitreo es una antigua vivienda romana a las afueras de Augusta Emérita.
La Casa del Mitreo es una antigua vivienda romana a las afueras de Augusta Emérita.

 

Glorieta de las Méridas del Mundo

En esta ciudad extremeña descubrí que hay tres ciudades con el nombre de Mérida: la de Extremadura, la venezolana y la mexicana. Prueba del hermanamiento de las tres Méridas, se construyó un obelisco en el siglo XX en la Glorieta de las Méridas del Mundo. No te vayas sin verlo.

Paseo de Roma, un sitio curioso que ver en Mérida

Desconocía por completo la existencia de una réplica de La Loba Capitolina o Luperca en Mérida. Iba dando un paseo por el puente romano rumbo a la Alcazaba, y de pronto vi la glorieta con la estatua de la loba que en la mitología romana amamantó a Rómulo y Remo. Esta reproducción fue donada por la ciudad de Roma en 1997 y es una de las estatuas más curiosas que ver en Mérida.

Réplica de la Loba Capitolina donada por la ciudad de Roma a Mérida.
Réplica de la Loba Capitolina donada por la ciudad de Roma a Mérida.

 

Área Arqueológica de la Morería

Gracias a las excavaciones, que todavía siguen en curso, se han podido identificar trece grandes viviendas ubicadas en el área de Morería en la época romana. En esta Área Arqueológica puedes ver desde ejemplos de cloacas utilizadas en la red de saneamiento romana hasta mediados del siglo XX, antiguos locales comerciales ubicados en la fachada de las viviendas, la cimentación de edificios islámicos levantados en el siglo IX y parte de la muralla romana que comunicaba con el exterior de la ciudad.

En el área de Morería se han podido identificar trece grandes viviendas de la época romana.
En el área de Morería se han podido identificar trece grandes viviendas de la época romana.

 

Museo Nacional de Arte Romano

Por último, y no por ello menos importante, te recomiendo visitar el Museo Nacional de Arte Romano. Aquí podrás conocer en profundidad la cultura romana y hallazgos arqueológicos de la antigua ciudad romana de Augusta Emérita. También se celebran exposiciones, conferencias, congresos y otras actividades culturales, así que no olvides incluirlo en tu itinerario por Mérida. ¡Es muy didáctico!

Qué ver cerca de Mérida

Zafra, conocida como “Sevilla La Chica”

Una de las ciudades que ver cerca de Mérida es Zafra. Conocida como “Sevilla La Chica”, tiene sitios alucinantes como el Alcázar de los Duques de Feria (actual Parador de Turismo), la Plaza Grande y la Plaza Chica, numerosos conventos e iglesias o la Casa del Aljimez, del siglo XV, una de mis preferidas por su estilo mudéjar. Zafra se encuentra a 45 min en coche de Mérida, así que no hagas pereza porque merece la pena. Pero mejor echa un vistazo a mi artículo completo sobre qué ver en Zafra en un día.

Guadalupe y su famoso monasterio

Antes de nada, te dejo mi guía completa sobre qué ver en Guadalupe en un día. Tenía muchísimas ganas de conocer el Monasterio de Guadalupe, así que aprovechamos que pillaba de camino (más o menos) en nuestro viaje de vuelta a Madrid. Sin duda, la joya de la Corona de este precioso pueblo extremeño es su monasterio, que comenzó siendo una humilde ermita a finales del siglo XIII. Aparte de este imponente edificio religioso, no te vayas sin ver el Parador de Guadalupe por dentro, la Calle Sevilla, la Calle Real, la Galería Mudéjar y los numerosos arcos de acceso a la Puebla de Guadalupe.

Dónde comer en Mérida

En Extremadura en general, y en Mérida en particular, se come de maravilla. Migas extremeñas, caldereta de cordero, patatas al rebujón, jamón ibérico de bellota… Hambre no vas a pasar, te lo aseguro. Pero para que vayas a tiro hecho, quiero contarte varios restaurantes en Mérida que me encantaron.

Las migas extremeñas es uno de los platos más típicos de Mérida.
Las migas extremeñas es uno de los platos más típicos de Mérida.

 

Rex Numitor es súper recomendable. Tienen menú del día por 30€ y la comida está espectacular. Nosotros probamos el jamón ibérico, queso de oveja curado, gazpacho de cerezas del Jerte, caldereta de cordero y pluma ibérica de bellota con patatas y mojo rojo. ¡Sin duda volveré!

Caldereta de cordero del restaurante Rex Numitor, junto a la Alcazaba de Mérida.
Caldereta de cordero del restaurante Rex Numitor, junto a la Alcazaba de Mérida.

 

Otro sitio donde comer en Mérida si te apetecen tapas y raciones de calidad es Vaova Gastro. Un 10 tanto en la comida como en el servicio. Tienen tartar de salmón, pulpo braseado, raviolis de papada ibérica y setas, croquetas de chipirones, huevos rotos con trufa… ¡Qué hambre de recordarlo!

Por último, otro restaurante recomendable en Mérida es Barbarossa. El local es súper bonito y acogedor y la comida exquisita. Puedes pedir risotto, foie micuit, tartar de atún, alcachofas, croquetas de morcilla patatera y una tarta de queso de escándalo.

Dónde dormir en Mérida

Te recomiendo pasar al menos dos noches en Mérida para poder visitar los monumentos principales que te cuento en este artículo. Si además quieres conocer Zafra o Guadalupe, es mejor que amplíes tu estancia a tres noches para que te dé tiempo a todo.

A mí me dio tiempo a visitar Zafra en una mañana entera, Guadalupe en otra mañana entera y el resto del tiempo se lo dediqué a Mérida. Tu ritmo de viaje puede ser mucho más tranquilo si tienes más días de vacaciones, pero para que te hagas una idea de cómo me organicé yo.

A continuación, te cuento mis recomendaciones de hoteles en Mérida:

  • Parador de Mérida: aquí nos alojamos tres noches y me encantó. Es un antiguo convento del siglo XVIII, tiene un patio interior precioso y piscina al aire libre y se encuentra a pocos minutos a pie de todos los sitios de interés. ¡Ah, y se come de maravilla!
Feliz con estas vistas desde la habitación del Parador de Mérida.
Feliz con estas vistas desde la habitación del Parador de Mérida.

 

  • Hotel Ilunion Mérida Palace: este hotel de lujo suele tener precios similares al Parador en temporada baja, por eso lo incluyo. Es un palacio restaurado del siglo XV y se encuentra en la Plaza de España, en pleno centro de Mérida. Las habitaciones son elegantes y cuenta con piscina, gimnasio y sauna.
  • Velada Mérida: este hotel está en el casco histórico de Mérida y tiene muy buenas críticas. También tiene piscina y habitaciones amplias con todas las comodidades.

Si no te convence ninguna de las opciones anteriores, echa un vistazo al resto de hoteles en Mérida y escoge el que prefieras.

¿Te ha gustado mi artículo sobre qué ver y hacer en Mérida? Compártelo si te ha parecido interesante, ¡me ayudas mucho! Y si tienes alguna duda, te leo abajo en comentarios.

TE AYUDO A VIAJAR A MÉRIDA AL MEJOR PRECIO