Ya te queda muy poco para conocer los sitios más bonitos que ver en Verona en un día. Esta ciudad italiana va a recibirte con sus terrazas llenas de gente tomando Aperol Spritz. Va a hacerte viajar a la época romana con la Arena (un anfiteatro súper bien conservado), el teatro romano y el Puente de Piedra.

En Verona tendrás el dilema de decidir si te quedas con la Piazza delle Erbe o la Piazza Brà, la gran discordia. Podrás sacar tu lado más romántico en la Casa de Julieta. Y verás castillos, iglesias e incluso monumentos funerarios que son toda una obra de arte. Esto último puede sonar un poco tétrico, pero créeme que los Arche Scaligere son palabras mayores.

Y ¿qué ocurre en Verona? Bueno, y en general en todas las ciudades italianas, como Bolonia o Venecia. Pues que se come de maravilla. Bigoli, risotto all’amarone, gnocchi de patata, pastissada de caval (sí, toman carne de caballo) y el famoso Pandoro navideño, que es uno de mis dulces preferidos. No pinta nada mal el viaje, ¿no crees?

¿Quieres conocer los sitios más alucinantes de Verona?

 

Mapa con los sitios que ver en Verona en un día

Qué ver en Verona en un día

Piazza delle Erbe, la plaza más antigua que ver en Verona en un día

La Piazza delle Erbe es la más antigua de la ciudad. Se encuentra donde estaba antiguamente el foro romano y, para mí, es la plaza más bonita que ver en Verona en un día. Aquí hay edificios muy emblemáticos como el Palazzo del Comune, la Torre dei Lamberti, las Case Mazzanti o el Palazzo Maffei, de estilo barroco.

En esta plaza el monumento más antiguo es la fuente con la estatua llamada “Madonna Veronese” y me encantaron sus edificios con frescos pintados en las fachadas. Siempre suele haber mucho debate sobre si la Piazza Bra es más bonita que la Piazza delle Erbe o no.

Sinceramente, para mí no hay color entre una y otra y me quedo con la Piazza delle Erbe. Aparte de ser muy monumental y estar rodeada de edificios maravillosos, tiene mucho ambiente en sus terrazas y por las mañanas puedes visitar su mercado al aire libre con puestos de comida y de ropa.

Para conocer bien la ciudad, puedes reservar este tour guiado por Verona en castellano. Si prefieres visitar la ciudad de Romeo y Julieta de una forma más original, echa un vistazo a este tour en bicicleta o a esta visita guiada en vespa. ¿Hay algo más italiano que una vespa? 😉

La Piazza delle Erbe es mi plaza favorita que ver en Verona en un día.
La Piazza delle Erbe es mi plaza favorita que ver en Verona en un día.

 

Piazza Brà, la plaza más grande que ver en Verona

La Piazza Brà presume de tamaño, ya que es la más grande de Verona. El edificio que destaca por encima de todos es la Arena de Verona, un anfiteatro romano del que te hablaré dentro de unas líneas. En la Piazza Brà también puedes ver el Palazzo della Gran Guardia, que se utiliza para conferencias y exposiciones, y el Palazzo Barbieri, el actual Ayuntamiento.

Me pareció una plaza muy agradable y tiene mucho ambiente en las terrazas de las cafeterías y restaurantes. Si quieres ahorrarte unos euros, evita sentarte a picar algo en esta zona porque lo pagarás caro. Lo que sí te recomiendo es dar una vuelta completa a la Arena y sentarte en el jardín donde hay una estatua de Víctor Manuel II, el primer rey de Italia. Aquí, de hecho, nosotros hicimos una parada para dar de comer a Olivia con vistas a la Arena.

En la Piazza Brà está la Arena, el famoso anfiteatro romano.
En la Piazza Brà está la Arena, el famoso anfiteatro romano.

 

La Arena de Verona y sus dos milenios de historia

Otro sitio que ver en Verona en un día es la Arena, el famoso anfiteatro romano que probablemente te hará viajar mentalmente al Coliseo de Roma (las comparaciones son odiosas). A mí me hizo recordar también mi viaje a la ciudad extremeña de Mérida, donde también hay un anfiteatro romano maravilloso.

Volviendo a la Arena de Verona, fue construido en el siglo I d.C., así que echando cálculos, este edificio tiene más de dos milenios a sus espaldas. Aquí se celebraban antiguamente los ludi, que eran juegos y espectáculos donde acudía gente de muchas otras ciudades para verlos.

Estos ludi han pasado a la historia, pero la Arena de Verona sigue siendo un sitio de celebraciones. Ahora se utiliza para conciertos de ópera y música contemporánea. De hecho, aquí han actuado cantantes de la talla de Elton John o Pink Floyd. Por si fuera poco, es considerado uno de los teatros al aire libre más grandes del mundo y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Puedes reservar aquí tu visita guiada por la Arena de Verona.

La Arena es uno de los símbolos de Verona con sus dos milenios de historia.
La Arena es uno de los símbolos de Verona con sus dos milenios de historia.

 

Piazza dei Signori, una plaza con mucho encanto que ver en Verona

Cuando visité Verona en un día, encontré la Piazza dei Segnori abarrotada de veroneses paseando con copas de vino en la mano. Resulta que mi escapada coincidió con el 7º Festival del Vino de Verona. Había un montón de puestos con diferentes vinos y tiempo suficiente (un fin de semana entero) para catarlos todos. La resaca, eso sí, no me la quiero ni imaginar.

Pero independientemente de este Festival del Vino, la Piazza dei Signori es muy monumental y no tiene pérdida porque es adyacente a la Piazza delle Erbe. Tiene edificios preciosos como el Palazzo della Ragione (siglo XII), la Iglesia de Santa María Antica, el Palazzo di Cansignorio, la Loggia del Consiglio y el Palazzo del Podestà. En esta plaza verás también un monumento al poeta, escritor y político italiano Dante. Por eso a menudo se habla de esta plaza como Piazza Dante en lugar de Piazza dei Signori.

Verona es una ciudad que merece la pena ver también por la noche iluminada.
Verona es una ciudad que merece la pena ver también por la noche iluminada.

 

Iglesia de Santa Anastasia y otros templos que ver en Verona

Como suele ocurrir en la mayoría de las ciudades italianas, hay tantas iglesias que tendrás que elegir cuáles prefieres visitar. En Verona me encantó la Iglesia de Santa Anastasia, de estilo gótico. Tampoco debes perderte la Chiesa di San Fermo Maggiore, que son en realidad dos iglesias superpuestas (una de los siglos XI-XII y otra de los siglos XIII y XIV).

Por supuesto, no debe faltar en tu visita por Verona en un día Il Duomo, lo que viene a ser su Catedral. Y si te quedas con ganas de más templos religiosos, te recomiendo la Basílica de San Zenon y la Chiesa di Sant’Eufemia. Por cierto, en la página oficial puedes comprar un billete que incluye la visita a los cuatro templos más importantes de la ciudad. Te ahorras bastante dinero que pagando cada entrada individualmente.

Interior de la Iglesia de Santa Anastasia, de estilo gótico.
Interior de la Iglesia de Santa Anastasia, de estilo gótico.

 

En tu itinerario por Verona en un día no puede faltar la visita a su Catedral.
En tu itinerario por Verona en un día no puede faltar la visita a su Catedral.

 

Casa de Julieta y el balcón más famoso que ver en Verona

Si viajas a Verona, puede que uno de los motivos sea ver con tus propios ojos la ciudad de Romeo y Julieta. Está claro que Shakespeare no eligió nada mal la ubicación de esta historia de amor mundialmente conocida. Verona es bonita a rabiar.

No hay mucha información sobre la historia de la Casa de Julieta, pero lo que sí es seguro es que aquí vivió la familia veronesa “Dal Capello” en el siglo XII, tal como se ve en el escudo de armas en el arco que da acceso al patio. De ahí que surgiera la leyenda popular de que la familia “Capuletti” de Shakespeare viviera en esta casa, que por cierto es el sitio más visitado de Verona (por delante de la Arena, como lo lees).

Cuando visité Verona la Casa de Julieta estaba cerrada temporalmente porque estaban rodando una película, pero desde fuera pude ver el balcón donde se desarrolló una de las escenas más conocidas de Romeo y Julieta. Al parecer, se ha puesto muy de moda dejar mensajes románticos en las paredes de la Casa de Julieta. Yo no soy muy romántica que se diga, pero si te animas, puedes aprovechar para jurar amor eterno a tu pareja aquí ;).

El balcón de la Casa de Julieta es el sitio más visitado de Verona.
El balcón de la Casa de Julieta es el sitio más visitado de Verona.

 

Vistas desde el Puente de Piedra, el único puente romano que ver en Verona en un día

De la época romana solo queda en pie en Verona el Puente de Piedra. Antiguamente se llamaba Pons marmoreus y fue el primer puente de piedra construido en la ciudad. Aparte de su ubicación sobre el río Adigio y su antigüedad, me encantaron las vistas desde el Puente de Piedra al teatro romano y al Castel San Pietro. También me gustaron las vistas desde el Ponte Nuovo, aunque éste último no tiene nada de histórico, como su nombre indica.

Las vistas del Castel San Pietro desde el Puente de Piedra son preciosas.
Las vistas del Castel San Pietro desde el Puente de Piedra son preciosas.

 

Castel San Pietro

Otro de los sitios que ver en Verona en un día es el Castel San Pietro. El edificio original fue construido en 1398, aunque fue destruido por las tropas francesas a principios del siglo XIX. En 1840 llegaron los austriacos y demolieron lo que quedaba del castillo anterior para construir la fortaleza que podemos ver actualmente.

El Castel San Pietro no está abierto al público porque quedó en ruinas, pero un buen plan es subir en funicular o a pie a la Colina de San Pietro para disfrutar de una de las mejores panorámicas que ver en Verona. A tus pies, el casco histórico, el teatro romano y el Puente de Piedra. ¡Nada mal!

Puedes subir al Castel San Pietro en funicular o a pie.
Puedes subir al Castel San Pietro en funicular o a pie.

 

Teatro romano

El teatro romano es otro de los vestigios que quedan en Verona de la época romana. Fue construido en el siglo I a.C. y era un lugar muy ostentoso donde se representaban obras teatrales. Estaba decorado con estatuas y tenía incluso filas de mármol. Cuando cayó el Imperio Romano, este teatro quedó en ruinas.

Por suerte, el veronés Andrea Monga decidió comprar las casas que se habían construido sobre el antiguo teatro y soltó otro buen pico para ver reconstruido el teatro romano. Sin duda, es una visita interesante que te hará viajar atrás en el tiempo.

El teatro romano es uno de los vestigios que siguen en pie de la época romana.
El teatro romano es uno de los vestigios que siguen en pie de la época romana.

 

Corso di Porta Borsari y otras calles que ver en Verona en un día

El casco histórico de Verona es una auténtica joya. Calles empedradas, balcones señoriales, flores adornando las fachadas de los edificios… Yo disfruté mucho paseando por sus calles, fijándome en cada detalle. Aunque todo el centro es una maravilla, me quedo con la calle Corso di Porta Borsari, una calle comercial preciosa con balcones repletos de flores y plantas colgantes.

También me gustaron mucho las calles Corso Cavour, Via Giusseppe Mazzini y Via Cappello. Pero, como te digo, más que buscar una calle concreta, déjate llevar. ¡Seguro que acabas descubriendo plazoletas y rincones alucinantes!

Porta Borsari

Justo al final del Corso di Porta Borsari está la Porta Borsari, construida en el siglo I d.C. Fue una de las puertas principales de acceso a Verona. Y ¿por qué se llama Borsari? Su nombre viene de los bursarii, que eran los recaudadores de impuestos. Vamos, que si querían meter o sacar mercancías por esta puerta, antes tenían que pasar por caja.

Por cierto, otra de las puertas que formaban parte de la muralla romana, y que todavía sigue en pie, es la Porta Leoni o Puerta de los Leones.

La Porta Borsari era una de las antiguas puertas de acceso a la ciudad.
La Porta Borsari era una de las antiguas puertas de acceso a la ciudad.

 

Castelvecchio, el castillo medieval que ver en Verona

Seguimos con el itinerario de los sitios que ver en Verona en un día y nos vamos a Castelvecchio, un castillo medieval de estilo gótico. Aparte de su característico ladrillo rojo, me llamaron la atención sus siete torreones, el puente de Castelvecchio que conecta con el castillo y su ubicación privilegiada a orillas del río Adigio. Actualmente dentro de esta fortaleza puedes visitar el Museo Castelvecchio, donde hay infinidad de esculturas, pinturas, frescos y piezas de cerámica.

Arche Scaligere, los monumentos funerarios que ver en Verona sí o sí

Aunque las visitas a cementerios y monumentos funerarios no sean a priori un plan interesante, estoy casi segura de que cambiarás de opinión cuando veas los Arche Scaligere. Se trata de cinco monumentos funerarios de arte gótico realmente alucinantes.

Datan del siglo XIV, aunque fueron restaurados en el siglo XVIII porque estaban bastante deteriorados. La mayoría de ellos tienen forma de templete y seguro que pasarás por delante en algún momento, ya que están muy cerca de la Piazza dei Signori.

Arche Scaligere, los monumentos funerarios que ver en Verona en un día.
Arche Scaligere, los monumentos funerarios que ver en Verona en un día.

 

Algunos sitios donde probar la rica gastronomía veronesa

Si me lees desde hace tiempo, sabrás que una de mis bebidas favoritas es el Aperol Spritz. Si, como a mí, te encanta este cóctel anaranjado, toma nota de Nobis Café. Allí probé un Spritz exquisito por 4€ y además tienen una terraza súper agradable en la parte trasera del bar. Además, te ponen patatas fritas y aceitunas gratis con la bebida. También intenté probarlo en la Osteria del Bugiardo, pero fue imposible encontrar hueco. ¡Quizás tú tienes más suerte!

Siempre que viajo a Italia me encanta pedir un Aperol Spritz en el aperitivo.
Siempre que viajo a Italia me encanta pedir un Aperol Spritz en el aperitivo.

 

Y si te preguntas dónde llenar tu estómago de pasta riquísima, te recomiendo la Trattoria La Molinara. Pedimos parmigiana di melanzane, bigoli, pacceri y un Aperol por 30 € (2 personas). En Verona también pedí pizza en dos sitios diferentes. Barbere Pizzeria me encantó. Está cerca de la Piazza delle Erbe y por 19,5 € tomamos dos pizzas grandes de masa fina para chuparse los dedos (la mía la superformaggi, como buena amante del queso).

Pacceri de la Trattoria La Molinara en Verona.
Pacceri de la Trattoria La Molinara en Verona.

 

Los bigoli son parecidos a los espaguetis pero más gruesos.
Los bigoli son parecidos a los espaguetis pero más gruesos.

 

El primer día que llegamos a Verona estábamos agotados después de volar a Venecia y conducir hasta Verona (el coche lo alquilé aquí y me salió genial de precio). Por eso, optamos por picar algo rápido y pedimos pizza al taglio en Zio Lele. También estaban muy ricas, aunque la masa es más gruesa y yo la prefiero muy fina. Para que te hagas una idea, 5 porciones de pizza nos costaron 14 €.

Hoteles en Verona

Aunque en este artículo te cuento los sitios que ver en Verona en un día, nosotros optamos por dormir allí un par de noches para disfrutar de la ciudad sin prisas. ¡Fue todo un acierto! Es tan bonita la ciudad que dan ganas de quedarse allí a vivir.

Para facilitarte el trabajo de búsqueda, he recopilado varios hoteles en Verona para que vayas a tiro hecho:

  • Casa Panvinio: yo me alojé aquí y me encantó. Las habitaciones son muy amplias, la cama enorme, está muy cerca del centro para recorrer todo a pie, tiene parking gratuito y una sala con snacks y botellas de agua cortesía de la casa.
  • Hotel Milano & SPA***S: este hotel está en pleno centro, al lado de la Arena de Verona. Tiene spa, una terraza en el ático y los desayunos son fabulosos.
  • Residenza Elisabetta: este alojamiento está en el centro y sus habitaciones están decoradas con mucho gusto. Sirven desayuno italiano y algunas habitaciones tienen balcón.

Si no te convence ninguna de las opciones anteriores, te dejo este listado con los mejores hoteles en Verona para que escojas el que más te guste.

¿Te ha gustado mi artículo sobre qué ver en Verona en un día? Si es así, ¡compártelo, me ayudas un montón! Y si tienes alguna duda, déjame un comentario y te responderé rápida y veloz.

TE AYUDO A VIAJAR A VERONA AL MEJOR PRECIO