Hay varios sitios históricos que ver en Sully-sur-Loire en un día, pero el protagonismo indiscutible se lo lleva su castillo. En mi ruta por los Castillos del Loira la primera parada fue en esta fortaleza medieval. Iba con las expectativas altas, y la verdad que me fascinó su diseño, las aguas del foso alrededor del castillo (a pesar del verdín) y recorrer las salas renacentistas obra del duque de Sully. Hasta aquí llegaron personajes ilustres como Juana de Arco y Luis XIV. Y es la joya de la corona de este pueblo a orillas del Loira, no lo voy a negar.

Aparte del castillo, los rincones de Sully-sur-Loire tienen mucho que contar, sobre todo a nivel histórico. Piensa que tras la derrota en 1940, Sully-sur-Loire, el Valle del Loira, y el norte de Francia en general, quedaron devastados por la II Guerra Mundial. Por ello, el gobierno se puso manos a la obra y trazó varios planes de reconstrucción de la zona.

Las inundaciones también tuvieron parte de culpa en el deterioro de muchos monumentos y edificios históricos. Antiguamente había puertas de acceso a la ciudad, mercados de cereales, edificios renacentistas e iglesias que eran una auténtica joya. Y con la llegada de la II Guerra Mundial, los bombardeos de Alemania e Italia en 1940, y los de EE.UU. en 1944, destruyeron prácticamente el 70% del pueblo. Según dicen, fue la ciudad más devastada de las tierras del Loiret. Hablando claro: no vas a encontrar el pueblo más monumental del Loira, pero sí un castillo de cuento y un esplendor pasado que, por desgracia, nos toca intuir.

El castillo es el sitio más impresionante que ver en Sully-sur-Loire en un día.
El castillo es el sitio más impresionante que ver en Sully-sur-Loire en un día.

 

 

Mapa con los sitios que ver en Sully-sur-Loire en un día

Qué ver en Sully-sur-Loire: 12 imprescindibles

El castillo, el lugar más impactante que ver en Sully-sur-Loire

Antes de nada, te dejo mi guía completa sobre los horarios, precios y visita al castillo de Sully-sur-Loire para que puedas organizarte mejor. Sin ninguna duda, el sitio más emblemático que ver en Sully-sur-Loire es su castillo. Esta impresionante fortaleza medieval fue la primera que vi en mi road trip por los castillos del Loira. Me impresionó mucho la altura de sus torres y los fosos llenos de agua (con verdín, al menos cuando yo estuve en verano).

Este castillo se comenzó a construir en el siglo XIV y desde entonces ha sufrido numerosas remodelaciones y ampliaciones. Fue la morada de Maximiliano de Béthune, el duque de Sully, y su familia, durante más de cuatro siglos, y la visita del interior de la fortaleza es muy interesante. Aparte de la decoración de las salas, distribuidas en tres pisos, ponen un breve documental al principio para que conozcas un poquito más sobre la historia del castillo. La entrada de adultos sin guía cuesta 8€ y merece la pena. Mucho más económica que la del castillo de Chenonceau, también en el Valle del Loira.

Ahora que hablo (escribo) de castillos, me estoy acordando de los que vi en Bojnice y Trencin, en Eslovaquia. ¡Cuánto me gustó ese viaje también!

En verano encontré el agua de los fosos con verdín, quizás en otra época del año está más limpia.
En verano encontré el agua de los fosos con verdín, quizás en otra época del año está más limpia.

 

Otra vista del precioso castillo de Sully-sur-Loire.
Otra vista del precioso castillo de Sully-sur-Loire.

 

El Puente de los Sacerdotes

El Puente de los Sacerdotes (Pont aux Prêtres) se construyó inicialmente en piedra y ha sufrido numerosas remodelaciones desde entonces. En los siglos XVI y XVII se utilizaba para ir desde la iglesia de Saint-Ythier, que se encontraba en el patio del castillo hasta 1608, a la capilla de Notre-Dame-de-Pitié, que precedió a la parroquia actual.

Al parecer, la versión más reciente del puente en madera se construyó en 1992. Una pena que volviera a quedar destruido, esta vez por el peso de un ciprés que cayó en el foso del castillo durante una tormenta en 2008. Estoy segura de que en tu itinerario por los sitios que ver en Sully-sur-Loire en un día, cruzarás varias veces por este puente para ir del castillo al centro del pueblo.

El foso del castillo, perfecto para un paseo al atardecer

El castillo de Sully-sur-Loire se encuentra sobre un amplio foso donde pasa el río La Sange, afluente del Loira. Es un sitio ideal para la pesca. De hecho, cada año se celebra en septiembre la Fiesta de La Sange, donde se reúnen pescadores y amantes de la naturaleza. También hay muchas competiciones internacionales de pesca.

Si, como a mí, tampoco te emociona la pesca, no te preocupes porque puedes pasear por el foso y disfrutar de las vistas del castillo o sentarte en el césped a reponer energías. Por cierto, fíjate bien en los cipreses que hay en el camino del foso, algunos alcanzan los 50 metros de altura, su tronco puede llegar a medir 2 metros de ancho y varios de ellos tienen 200 años. Un paisaje majestuoso.

Boulevard Juana de Arco, la avenida que ver en Sully-sur-Loire en un día

Esta avenida me la pateé de arriba abajo varias veces. Hasta el año 1700 aquí había fosos de 3 a 4 metros de profundidad con agua. Éstos fueron reforzados con una pared de 10 metros de altura y 2 metros de grosor para defender la ciudad. Actualmente solo queda un trozo del muro en el número 7 del Boulevard Jeanne d’Arc. Esta avenida está repleta de tiendas de decoración y de moda, floristerías, bancos y otros comercios por si te apetece comprar algo.

Boulevard de Juana de Arco en Sully-sur-Loire.
Boulevard de Juana de Arco en Sully-sur-Loire.

 

Rue du Grand Sully, la calle donde llenar tu estómago

El pueblo de Sully-sur-Loire no me pareció el más acogedor de los que visité en el Valle del Loira, pero sí tiene bastantes restaurantes donde picar algo. En la rue du Grand Sully tienes desde pizzerías y restaurantes de comida marroquí hasta pastelerías, cervecerías y kebab. Como nos apetecía comida típica francesa y no fue fácil encontrar un restaurante, optamos por comprar pizza para llevar y la tomamos sentados en el césped con vistas al castillo de Sully-sur-Loire. Ni tan mal.

Un día cenamos pizza con vistas al castillo de Sully-sur-Loire. Planazo.
Un día cenamos pizza con vistas al castillo de Sully-sur-Loire. Planazo.

 

El Ayuntamiento, un edificio con encanto que ver en Sully-sur-Loire

El Hôtel de Ville o Ayuntamiento ha cambiado varias veces de ubicación a lo largo de la historia. Hasta la II Guerra Mundial, cuando fue bombardeado, se encontraba en la calle Porte de Sologne 13. Después se trasladó al antiguo mercado de cereales del que te hablaré enseguida y finalmente fue reconstruido en la ubicación actual en 1958. Es uno de los edificios con más encanto de Sully-sur-Loire, así que no te vayas sin ver su fachada adornada con flores y un escudo.

La fachada del Ayuntamiento es una de las más bonitas que ver en Sully-sur-Loire.
La fachada del Ayuntamiento es una de las más bonitas que ver en Sully-sur-Loire.

 

Colegiata de Saint-Ythier y su original fachada

Otro de los sitios que tienes que ver en Sully-sur-Loire en un día es la colegiata de Saint-Ythier. Su fachada es súper curiosa, completamente cubierta por una enredadera. Esta iglesia se encontraba inicialmente en el patio del castillo de Sully y fue convertida en colegiata en 1193. Sully-sur-Loire era protestante en el año 1608, así que pidieron reconstruirla en el lugar actual en sustitución de la capilla de Notre-Dame-de-Pitié. Dentro de la iglesia hay dos vidrieras del siglo XVI y un órgano precioso.

¿Habías visto alguna vez una iglesia con la fachada cubierta de enredadera?
¿Habías visto alguna vez una iglesia con la fachada cubierta de enredadera?

 

Rue des Huiliers para recorrer la historia de los aceiteros en Sully-sur-Loire

La rue des Huiliers es una calle histórica que ver en Sully-sur-Loire. Aunque ahora cueste imaginarlo, antiguamente eran muy comunes los aceiteros, recipientes que servían para transportar el aceite, principalmente vegetal, para consumo humano. El aceite provenía del sur de Francia y se llevaba en barco por el río Loira a su destino. La calle en sí no tiene gran encanto, pero es curioso pasear por allí conociendo la historia de los aceiteros.

 

El centro Françoise Kuypers

Este edificio fue construido en el siglo XII como hospicio para vagabundos, enfermos, peregrinos y gente sin recursos. En 1439, el Papa Eugenio IV dio permiso para construir una iglesia y en 1730 se inauguró una escuela para niñas, que dirigían las monjas de San Vicente de Paúl.

Gracias a las donaciones que se hicieron en el siglo XVIII se añadió el ala izquierda del edificio y se construyeron despachos y viviendas para las monjas. En 1965 el hospicio y sus servicios se trasladaron al hospital del pueblo y el centro Françoise Kuypers fue comprado por el pueblo de Sully-sur-Loire para organizar actos sociales.

Pero, ¿por qué se llama así este centro? En honor a Françoise Kuypers, médico y química que se puso al servicio de todos los habitantes de Sully-sur-Loire y los pueblos aledaños durante la II Guerra Mundial.

Centro Françoise Kuypers y la estatua de Maximilien de Béthune.
Centro Françoise Kuypers y la estatua de Maximilien de Béthune.

 

Estatua de Maximilien de Béthune

Maximilien de Béthune fue el primer duque de Sully y primer ministro del Rey Enrique IV. También fue uno de los propietarios del castillo de Sully-sur-Loire, aunque en 1962 la familia Béthune-Sully lo vendió al Departamento de Loiret. Como ves, no podía faltar la estatua de Maximilien en este pueblo a orillas del Loira. La escultura se encuentra en el jardín del centro Françoise Kuypers. La realizó Beauvallet en el siglo XIX y pesa 7 toneladas, que se dice pronto.

Antiguo mercado de cereales

Muchos de los sitios históricos que ver en Sully-sur-Loire en un día quedaron destruidos y ahora toca tirar de imaginación para reconstruir mentalmente muchos puntos de este pueblo a orillas del Loira. Una pena que el pueblo quedara tan devastado durante la II Guerra Mundial y también por numerosas inundaciones.

Antiguamente había un mercado de cereales donde se intercambiaba maíz en la rue du Grand Sully. Cuánto me hubiera gustado que este mercado de cereales siguiera existiendo para curiosear entre los puestos de maíz y trigo.

Durante la II Guerra Mundial, el Ayuntamiento se trasladó a este mercado hasta 1958. Aquí se podía acceder por el puente del Loira, también conocido como puente romano, que también fue destruido en 1363 por las inundaciones.

Antiguas puertas de acceso a Sully

Antiguamente había tres puertas de acceso a Sully-sur-Loire. La Porte des Sables, ubicada en el norte del pueblo, se mantuvo en pie hasta 1822. La Porte de Berry, al este de Sully-sur-Loire, conducía al almacén de sal pero sus dos torres fueron destruidas en 1784. Y, por último, la Porte de Sologne, es la única que por suerte conserva parte de la torre derecha (la otra torre quedó destruida en 1840).

Dónde dormir en Sully-sur-Loire

Sully-sur-Loire se puede visitar perfectamente en un día, así que tienes dos opciones. La primera es dormir en Sully y seguir tu recorrido por el Valle del Loira al día siguiente, que es lo que hice yo.

Otra alternativa es visitar Sully-sur-Loire en un día y por la tarde conducir hasta el siguiente pueblo de tu itinerario. Ya te he comentado que el pueblo de Sully-sur-Loire no es el más bonito del Valle del Loira para mi gusto.

Como lo más impresionante es su castillo, y para recorrer el recorrido histórico que te he mencionado en el artículo no necesitas más de una mañana, yo visitaría Sully-sur-Loire en un día y después iría en coche hasta Chambord (a 1h y 10 min en coche), Cheverny (a 1h y 20 min) o Chambon-sur-Cisse (a 1h 30 min) si buscas naturaleza y desconexión total. Así ya te despiertas en el siguiente pueblo y puedes continuar tu ruta por los castillos del Loira desde temprano.

Aquí tienes los hoteles donde dormir en Sully-sur-Loire y alrededores para que escojas el que más te guste:

  • Hotel La Closeraie: está a 500 metros del castillo de Sully-sur-Loire, las habitaciones son muy acogedoras y tiene un jardín con terraza.
  • Hotel Burgevin: este hotel también se encuentra muy cerca del castillo de Sully-sur-Loire, las habitaciones son amplias y el desayuno buffet muy rico.
  • La Source de Bury: este hotel se encuentra en Chambon-sur-Cisse y es mi favorito. Puedes visitar Sully-sur-Loire durante el día y cuando termines, ir a este hotel a 1h 30 min. La habitación y el entorno es espectacular y el desayuno 100% natural.
Habitación del hotel La Source de Bury en Chambon-sur-Cisse.
Habitación del hotel La Source de Bury en Chambon-sur-Cisse.

 

  • Hotel de Cormeray: este hotel está a 7 min de Cheverny y muy cerca también de los castillos de Chambord y Blois. Tiene jardín privado, un estanque y muy buenas reseñas. Otra opción recomendable si visitas Sully-sur-Loire en un día y te alojas en otro pueblo.
  • Les Salamandres: la última opción que te propongo está en Chambord, a 1 hora en coche desde Sully-sur-Loire. Las habitaciones son cómodas, tiene terraza y hasta ofrecen bicicletas gratuitas.

¿Te ha gustado mi artículo sobre qué ver en Sully-sur-Loire? Si es así, te agradezco que lo compartas. ¡Me ayudas mucho! Y si tienes alguna duda, como siempre, te leo en comentarios.