Visitar los castillos del Loira imprescindibles es el sueño viajero de muchos de nosotros cuando pensamos en Francia. Seguro que has visto ya muchas imágenes de alguna de las fortalezas más famosas, pero te aseguro que en persona vas a quedarte con la boca abierta.

El castillo de Sully-sur-Loire y sus fosos repletos de agua, los prestigiosos castillos de Chambord y Chenonceau, los inmensos jardines de Villandry donde pasear horas y horas, y el castillo de Ussé, capaz de teletransportarte al cuento de La Bella Durmiente entre mazmorras y el huso de la rueca.

También está en mi lista de los mejores castillos del Loira el de Amboise con la tumba de Leonardo da Vinci, el de Clos Lucé, donde puedes ver las maquetas de los inventos que ideó este genio, el de Azay-le-Rideau, que es una fortaleza de cuento, y el castillo de Chinon, muy diferente al resto por su estilo militar.

Pero lo mejor es que sigas leyendo y descubras los 14 que más me gustaron en mi ruta de los castillos del Loira. Además, te cuento cuántos días se necesitan para visitar esta zona, cómo desplazarte, dónde alojarte y más consejos que espero que te sean útiles para organizar tu viaje. ¡Bon voyage!

Uno de los castillos del Loira imprescindibles es el de Villandry por sus jardines.
Uno de los castillos del Loira imprescindibles es el de Villandry por sus jardines.

 

Los 14 mejores castillos del Loira

Castillo de Sully-sur-Loire y sus idílicos fosos de agua

El primer castillo que visité en mi ruta por los castillos del Loira fue el de Sully-sur-Loire. Esta fortaleza medieval es una de las más impresionantes del Valle del Loira porque está rodeada de fosos de agua. Fue destruido y reconstruido en numerosas ocasiones y por él pasaron personajes tan ilustres como el duque de Sully o la mismísima Juana de Arco.

En este artículo te cuento todo lo que necesitas saber para visitar el castillo de Sully-sur-Loire y, aunque puedes verlo por fuera sin necesidad de pagar entrada, sus salas renacentistas y el documental que verás al principio del tour merecen mucho la pena. Y después, no olvides dar una vuelta por el pueblo para conocer otros sitios que ver en Sully-sur-Loire. ¡Empezamos fuerte, lo sé!

Mi ruta por los mejores castillos del Loira comenzó en el de Sully-sur-Loire.
Mi ruta por los mejores castillos del Loira comenzó en el de Sully-sur-Loire.

 

Lo más curioso de la fortaleza de Sully-sur-Loire es que está rodeada por fosos de agua.
Lo más curioso de la fortaleza de Sully-sur-Loire es que está rodeada por fosos de agua.

 

Castillo de Chambord, el más grande del Valle del Loira

Es uno de los castillos más visitados en el Valle del Loira, así que te recomiendo madrugar para evitar las largas colas que se forman en la entrada. Es la fortaleza más grande del Valle del Loira y la mandó construir el Rey Francisco I.

Tiene una arquitectura única, por eso es considerado uno de los castillos del Renacimiento más bellos. Tiene, por ejemplo, una escalera de doble hélice ideada al parecer por Leonardo Da Vinci, del que te hablaré dentro de unas líneas. Fíjate también en los aposentos históricos, en la torre-linterna y en las salas dedicadas a la caza y sus preciosos jardines. ¡Es uno de los castillos del Loira imprescindibles para mi gusto!

El castillo de Chambord es uno de los mejores castillos del Loira (y uno de los más visitados).
El castillo de Chambord es uno de los mejores castillos del Loira (y uno de los más visitados).

 

Castillo de Villandry, los jardines más bonitos del Loira

El diseño arquitectónico del castillo de Villandry, construido en torno a 1536, es innovador. Pero no te voy a engañar. Aquí los protagonistas indiscutibles son sus jardines. Te aseguro que jamás había visto algo así. Los Jardines del Amor con corazones, alas de mariposa, filos de puñales y algún corazón roto (la vida misma, vaya).

También hay un bosque con terrazas floridas alrededor de los invernaderos. El Jardín del Agua, rodeado de tilos y de una gran superficie de agua en forma de espejo. Su laberinto, donde es muy sencillo encontrar la salida (te lo dice una que tiene un sentido de la orientación nefasto). El Jardín de los Simples, muy típico de la Edad Media, donde se cultivan plantas aromáticas y medicinales.

Y, por supuesto, la huerta del Renacimiento y el Jardín del Sol, con tres habitaciones bien diferenciadas: la de las nubes, la del sol y la de los niños. Son los mejores jardines de todos los castillos del Loira que visité. ¡Quien avisa no es traidor! 😊

¿Alguna vez has visto unos jardines tan extensos y bien cuidados como los de Villandry?
¿Alguna vez has visto unos jardines tan extensos y bien cuidados como los de Villandry?

 

Castillo de Ussé, al encuentro de la Bella Durmiente

A diferencia de otros castillos del Loira, el de Ussé no se construyó como residencia nobiliaria. Se tardó la friolera de más de 1.000 años en construirlo y merece mucho la pena visitarlo por dentro. Tiene una capilla que el señor de Ussé, Charles d’Espinay, mandó construir en 1521, con una cripta debajo del altar.

Pero lo que más me gustó del castillo de Ussé fue el patio de armas, las mazmorras, el circuito de la Bella Durmiente y las salas interiores. Si, como a mí, te gusta ver trajes de época, estás de suerte porque suele haber exposiciones en las diferentes estancias. ¡Una gozada viajar en el tiempo a través de la moda!

Los jardines datan del siglo XVII y, aunque son menos impactantes que los de Villandry, tienen naranjales, árboles frutales y una gran variedad de flores que cambian según la estación del año.

Otro de los mejores castillos del Loira es el de Ussé, donde hay una recreación de La Bella Durmiente.
Otro de los mejores castillos del Loira es el de Ussé, donde hay una recreación de La Bella Durmiente.

 

La exposición de trajes de época en la fortaleza de Ussé es maravillosa.
La exposición de trajes de época en la fortaleza de Ussé es maravillosa.

 

Castillo de Azay-le-Rideau, uno de mis preferidos en el Valle del Loira

Vamos con otro de mis castillos favoritos del Valle del Loira. Fue construido a principios del siglo XVI por Gilles Berthelot, tesorero del Rey Francisco I, y su esposa Philippe Lesbahy. Es un símbolo del Renacimiento francés, con influencias italianas y flamencas. Dentro puedes visitar muchas estancias, como la Gran Sala, donde se celebraban bailes y festines. También la habitación de Psique, que se llama así por un tema mitológico en boga durante el Renacimiento.

No te pierdas la Sala Renacentista, con la cama refinada y sus telas de seda. La Antecámara, que como sabes era la sala donde esperaban los invitados a ser recibidos por el señor del castillo. La lujosa habitación del Rey, donde Luis XIII pasó dos noches en 1619, el Salón Biencourt, la sala de billar, la cocina, el comedor y el salón biblioteca con cajitas de música y butacas donde sentarse a leer tranquilamente. Paseando por el castillo de Azay-le-Rideau te harás a la idea de cómo vivían aquí los nobles y marqueses. ¡Puro lujo!

Entre los 14 mejores castillos del Loira está el de Azay-le-Rideau para mi gusto.
Entre los 14 mejores castillos del Loira está el de Azay-le-Rideau para mi gusto.

 

Castillo de Chenonceau, la joya de la Corona

Otro de los castillos del Loira más visitados es el de Chenonceau. Conocido como el “Castillo de las Damas”, tiene aposentos muy ostentosos como los de Diana de Poitiers o Catalina de Médicis. Alberga, además, infinidad de salas donde vivieron varias generaciones de la realeza francesa y extensos jardines donde disfrutar del silencio.

De los interiores del castillo me gustó mucho la cocina, la biblioteca, la galería con el suelo ajedrezado, el Salón Francisco I con una chimenea soberbia, y el Salón Luis XIV en homenaje a su visita en 1650. Estoy segura de que esta fortaleza va a sorprenderte, así que lo mejor es que leas mi guía completa al castillo de Chenonceau para que organices tu visita. Te cuento su historia, horario, precios y cómo conseguir las entradas a la joya de la Corona del Loira.

El castillo de Chenonceau es uno de mis favoritos en el Valle del Loira.
El castillo de Chenonceau es uno de mis favoritos en el Valle del Loira.

 

 

Castillo de Amboise y la tumba de Leonardo da Vinci

Uno de los castillos del Loira más famosos es el de Amboise porque en él está la tumba de Leonardo da Vinci. Desde la Place Michel Debré puedes ver parte de la fachada del castillo de Amboise, pero te recomiendo que reserves esta entrada sin colas porque merece la pena entrar.

El castillo de Amboise tiene una decoración renacentista que empezó a impulsarse con la llegada al trono del Rey Luis XII. Esta fortaleza cuenta con la capilla de San Huberto, donde está la tumba de Leonardo da Vinci, y tiene también jardines renacentistas y hasta una sala donde estuvo recluido el emir de Argelia Abd el-Qader a mediados del siglo XIX. Además, te pilla a 400 metros del castillo de Clos Lucé, del que te cuento a continuación.

Dentro del castillo de Amboise está la tumba de Leonardo da Vinci.
Dentro del castillo de Amboise está la tumba de Leonardo da Vinci.

 

Castillo de Clos Lucé y los inventos de Leonardo da Vinci

En Amboise está el castillo de Clos Lucé, uno de los más alucinantes en el Valle del Loira. Fue construido en 1471 sobre cimientos del siglo XII y cuenta con dos edificios en torno a una torre octogonal.

Pero lo más interesante es que el Rey Francisco I invitó a Leonardo da Vinci a que se instalara en este castillo en 1516, donde pasó sus últimos 3 años de vida. En Clos Lucé se dedicó a la pintura y trabajó como ingeniero, arquitecto y hasta organizó fiestas para la Corte.

En su interior recorrerás la galería, las habitaciones de Leonardo da Vinci y Margarita de Navarra, el oratorio de Ana de Bretaña, la gran sala renacentista y los talleres de Leonardo. Y, lo más impactante para mi gusto, el sótano. Aquí verás decenas de maquetas realizadas según los dibujos originales de Leonardo en el campo de la ingeniería civil, militar, mecánica, óptica, hidráulica y aeronáutica.

De todos los castillos del Loira imprescindibles, el más didáctico es probablemente el de Clos Lucé.
De todos los castillos del Loira imprescindibles, el más didáctico es probablemente el de Clos Lucé.

 

Por último, no olvides pasear por el Parque de Leonardo da Vinci para ver las recreaciones de sus inventos más conocidos, como el puente móvil, la esclusa de aire, el carro de asalto, el helicóptero y el puente de madera. ¡Una visita muy didáctica que no debes perderte en el Valle del Loira! Puedes reservar aquí tu entrada al castillo de Clos Lucé.

En el Jardín de Clos Lucé podrás ver recreaciones de los inventos que ideó Leonardo da Vinci.
En el Jardín de Clos Lucé podrás ver recreaciones de los inventos que ideó Leonardo da Vinci.

 

Castillo de Tours, la ciudad con más ambiente

Tours es una ciudad universitaria fascinante que utilicé como base para visitar los mejores castillos del Loira. Tiene cultura, naturaleza, picnics a orillas del Loira y mucho ambiente a cualquier hora del día. Cómo no, también tiene una fortaleza, que data del siglo XI.

Es súper curioso que hasta el año 2000, en el castillo de Tours había un acuario con más de 1500 peces de 200 especies diferentes. En 1913 fue declarado Monumento Histórico y actualmente ofrece exposiciones de pintura y fotografía muy interesantes.

Y, al ser una gran ciudad en comparación con el resto de pueblos que menciono en el artículo, podrás disfrutar de una gran variedad de tiendas y restaurantes. Imprescindible el mercado de Les Halles con la mejor quiche Lorraine que he probado en mi vida. Y tampoco te vayas sin probar las tablas de quesos con una copa de vino en el centro y compra un bote de rillettes de Tours, un plato de charcutería muy típico de esta ciudad.

El castillo de Tours es menos llamativo que otros, pero la ciudad es alucinante.
El castillo de Tours es menos llamativo que otros, pero la ciudad es alucinante.

 

Castillo de Cheverny, el que inspiró al creador de Tintín

Es uno de los castillos del Loira que no se puede ver por fuera, por lo que tendrás que pasar por caja sí o sí. El castillo de Cheverny está rodeado por un parque botánico espectacular. Esta fortaleza lleva en manos de la misma familia más de seis siglos y tiene un estilo clásico francés muy cuidado. A diferencia de otros castillos, éste es idéntico a como era en el siglo XVII cuando se construyó.

Aparte de sus interiores ostentosos, como la Cámara del Rey, la Sala de Armas, los tapices de Flandes y las butacas de Luis XIV y Luis XV, este castillo es famoso porque inspiró a Hergé para crear las aventuras de Tintín. De hecho, hay una exposición permanente en la que se cuentan las aventuras de este personaje de cómic en el mítico castillo de Moulinsart.

Castillo de Chaumont-sur-Loire, uno de los más amueblados

El castillo de Chaumont-sur-Loire se puede ver desde el exterior sin necesidad de pagar la entrada. Como tiene vistas al río Loira, el truco está en alejarse del castillo y cruzar al otro lado del río para disfrutar de las vistas de la fortaleza desde lejos. También puedes verlo al tomar la carretera nacional hacia Tours, aunque con el coche es más complicado parar.

Este castillo ha sido remodelado en numerosas ocasiones. Ardió en llamas en 1465 y tras su reconstrucción, volvió a ser reformado en función de los gustos de sus dueñas: Catalina de Médicis, Diana de Poitiers y Marie-Charlotte de Broglie. Es uno de los castillos del Valle del Loira con más mobiliario y además tiene unos jardines al estilo inglés maravillosos.

Vistas del castillo de Chaumont-sur-Loire desde la otra orilla del río Loira.
Vistas del castillo de Chaumont-sur-Loire desde la otra orilla del río Loira.

 

Castillo de Langeais, un entorno pintoresco

El pueblo de Langeais tiene mucho encanto. Su protagonista, como es obvio, es su castillo, que por cierto puedes ver desde el exterior sin necesidad de pagar entrada. Este pueblo tiene más ambiente que Ussé y cuenta además con la Iglesia de San Juan Bautista, que es una auténtica maravilla. Además, hay muchos restaurantes donde puedes probar el menú del día por unos 20€.

Pero volvamos al castillo de Langeais. Destaca la torre de Foulques Nerra, que es la torre del homenaje más antigua de Francia, y el castillo de Luis XI, de estilo renacentista. Su jardín medieval es precioso y me llamó mucho la atención el puente levadizo, que se sigue accionando de forma manual. Como dato curioso, en el castillo de Langeais tuvo lugar la boda real de Carlos VIII y Ana de Bretaña, que por aquel entonces tenía 14 años. ¡Menos mal que estamos avanzando en ese sentido!

El castillo de Langeais se puede ver por fuera sin necesidad de pagar entrada.
El castillo de Langeais se puede ver por fuera sin necesidad de pagar entrada.

 

Castillo de Chinon

La Fortaleza Real de Chinon ocupa un lugar privilegiado en las alturas. A diferencia de otros castillos, tiene una arquitectura militar y puede presumir de su ubicación estratégica con fines defensivos. Como dato curioso, aquí estuvo refugiado Carlos VII en el siglo XV cuando abandonó París porque estaba ocupada por los ingleses. Aquí, además, se acercó Juana de Arco en busca del Rey para convencerle de que le diera las armas necesarias para liberar Orleans de los ingleses.

El castillo de Chinon quedó abandonado a partir del siglo XVII, pero por suerte fue declarado Monumento Histórico en 1840 y se iniciaron grandes obras de remodelación en las murallas y en los aposentos reales, entre otros.

Cuando termines la visita al castillo, te recomiendo que cojas el ascensor panorámico y bajes al centro del pueblo. Verás gente pescando sobre el río Vienne, la estatua de Rabelais, el ayuntamiento, la Plaza del General de Gaulle y la iglesia de Saint-Étienne. Estás en una zona típica de viñas, así que si te gusta el vino, no te vayas sin probar el de Chinon.

El castillo de Chinon tiene un estilo militar y una ubicación estratégica con fines defensivos.
El castillo de Chinon tiene un estilo militar y una ubicación estratégica con fines defensivos.

 

Castillo de Blois

El último de los castillos del Loira imprescindibles que voy a recomendarte es el de Blois. Fue la residencia preferida de los Reyes de Francia durante el Renacimiento. De hecho, aquí vivieron 7 reyes y 10 reinas de Francia, nada más y nada menos.

Del castillo de Blois destaca la sala de Estados Generales de estilo gótico, el ala Francisco I con su peculiar escalera de caracol, el ala Gastón de Orleans en la que se superpone el estilo dórico, jónico y corintio, y el ala Luis XII, de estilo gótico y con ladrillos y piedras policromados.

 

Castillos del Loira: mapa

Cómo visitar los castillos del Loira

Puedes visitar este listado de castillos del Loira imprescindibles en autocaravana o en bicicleta. De hecho, vimos a muchas parejas e incluso familias con niños en bicicleta en el castillo de Chenonceau y en el de Chaumont-sur-Loire, por nombrar algunos.

Otra opción para visitar los castillos del Loira, que es la que escogimos nosotros, es ir con tu propio coche u optar por alquilar un coche para moverte a tu antojo. Aunque hacerlo en bicicleta es una experiencia que recomiendo mucho (de hecho es mi objetivo para la próxima vez que vaya al Valle del Loira), si quieres visitar los 14 castillos del Loira imprescindibles que te indico en este artículo, sé consciente de que tendrás que pedalear mucho.

En definitiva, para mí la mejor forma de visitar los castillos es en coche o autocaravana porque te da mucha libertad. Puedes parar el tiempo que te apetezca en los castillos, visitar los pueblos sin prisas, hacer un pícnic junto al río Loira sin tener que mirar el reloj cada cinco minutos… Organizarte como quieras, vamos.

Dónde alojarse para visitar los castillos del Loira

Esta pregunta me la hicisteis muchos de vosotros durante mi ruta por los castillos del Loira. A mí me costó mucho decidirme, pero finalmente opté por dormir 1 noche en Sully-sur-Loire, 1 noche en Chambon-sur-Cisse y 4 noches en Tours.

La verdad que Tours es una ciudad muy recomendable como base, ya que tienes cerca los principales castillos del Loira, como Chambord, Chenonceau, Cheverny, Azay-le-Rideau, Langeais, Ussé y Amboise, entre otros.

Hay más sitios donde alojarte para recorrer los castillos, como Orleans, Amboise y Blois. Y, si no dispones de coche o prefieres despreocuparte de todo, también puedes visitar los castillos del Loira desde París en las siguientes excursiones organizadas:

Descubre las mejores actividades en el Valle del Loira

 

Consejos para visitar los castillos del Valle del Loira

No intentes abarcarlo todo. En total hay 71 sitios en el Valle del Loira, que incluyen principalmente castillos, pero también abadías, museos y basílicas. Como es imposible abarcarlo todo, te recomiendo que te planifiques bien para disfrutarlos sin prisas ni estrés. Yo antes viajaba con la lengua fuera y acabas viendo todo y nada. No lo recomiendo.

Mis castillos favoritos no tienen por qué ser los tuyos. En este artículo he incluido los que para mí son los castillos del Loira imprescindibles, pero hay gustos para todo. Si tuviera que quedarme con una selección de ellos, escogería Chenonceau, Chambord, Ussé, Azay-le-Rideau, Clos Lucé y los jardines de Villandry.

Sin duda, uno de mis castillos del Loira preferidos es el de Chenonceau.
Sin duda, uno de mis castillos del Loira preferidos es el de Chenonceau.

 

No creo que te canses de ver castillos. Era mi miedo antes de visitar el Valle del Loira, pero volví fascinada. Es cierto que si te planificas para estar mañana y tarde visitando el interior de castillos y más castillos, acabarás con un agotamiento importante. Y, además, será complicado que retengas tanta información histórica. Mejor pocos castillos bien visitados que muchos sin saber bien qué historia esconden esas fortalezas y jardines.

Dedica mínimo 3 días a los castillos del Loira imprescindibles. En 3 días podrás visitar las fortalezas de más renombre. Pero si tienes la opción de alargar tu viaje, te recomiendo que le dediques a esta zona unos 6 ó 7 días, que es el tiempo que estuve yo. Así podrás visitar castillos, bodegas, pueblos, sentarte con calma junto al río Loira y descansar, ¡que estás de vacaciones!

No hace falta que pagues la entrada en todos los castillos. El precio de acceso a todos ellos cuesta entre 10 y 20 euros. Como las entradas no son baratas, nosotros optamos por entrar en los más famosos. Recuerda que hay algunos castillos que pueden verse por fuera sin necesidad de entrar al recinto, como el de Langeais, Chinon, Tours, Blois y Amboise (aunque en éste último sí te recomiendo entrar porque allí está la tumba de Leonardo da Vinci).

Puedes visitar los castillos sin coche. Como te decía antes, si no te desplazas con coche propio o de alquiler, lo mejor es que contrates excursiones desde Tours, París o Amboise. Echa un vistazo a todas las excursiones en el Valle del Loira y preocúpate solo de llegar puntual al lugar de recogida.

Aprovecha para dormir en pueblos de la campiña francesa. ¿Viajas desde una gran ciudad y lo que buscas es despertarte con el sonido del río y de los pájaros? ¿Te gusta la naturaleza? Yo dormí por casualidad en Chambon-sur-Cisse y fue una de las mejores noches de mi viaje. Me alojé en La Source de Bury, donde literalmente hay cuatro calles, y el desayuno con productos naturales y la tranquilidad de ese lugar me cautivaron.

Los castillos del Loira en bicicleta. Otra opción muy recomendable es hacer esta ruta en bicicleta. La mayoría de los caminos entre un castillo y otro son llanos y verás hasta familias con niños pedaleando por el Valle del Loira. ¡Me quedé con ganas de probarlo, así que ya tengo la excusa perfecta para volver! Por cierto, aquí tienes varios itinerarios en bicicleta por el Loira.

¿Te ha gustado mi artículo sobre los 14 castillos del Loira imprescindibles? ¿Has echado en falta alguno en esta lista? ¡Cuéntanos en comentarios!

TE AYUDO A VIAJAR A LOS CASTILLOS DEL LOIRA AL MEJOR PRECIO

  • CONSIGUE AQUÍ tu TARJETA SIN COMISIONES para viajar a los castillos del Loira.