Estás en: Inicio / España / Qué ver en Salamanca en un día: 12 planes

Qué ver en Salamanca en un día: 12 planes

¿Quieres saber cuáles son los sitios más bonitos que ver en Salamanca en un día? Esta ciudad presume de tener la universidad en activo más antigua de España y cuenta con un ambiente universitario que a mí me encanta.

En Salamanca te esperan plazas con encanto, iglesias y conventos, dos catedrales, fachadas muy curiosas como la de la Casa de las Conchas, palacios lujosos, el Huerto de Calixto y Melibea y hasta un puente romano que te hará viajar un par de milenios atrás.

Salamanca es una de las ciudades más bonitas de España, tiene una gastronomía para chuparse los dedos y su cercanía a la capital la convierte en una de las mejores excursiones cerca de Madrid. ¡Comenzamos con la ruta de un día por Salamanca!

Mapa con los sitios que ver en Salamanca en un día


Qué ver en Salamanca en un día

Plaza Mayor de Salamanca

Vamos a empezar el itinerario por Salamanca en un día con la Plaza Mayor, el centro neurálgico de la ciudad. Fue construida en el siglo XVIII y es una de las plazas más bonitas de España.

Miguel de Unamuno dijo de ella que “es un cuadrilátero irregular, pero asombrosamente armónico”, y tenía toda la razón.

Algunos de los edificios más llamativos son el Ayuntamiento, el Arco de San Fernando, el Pabellón Real con los medallones de los monarcas españoles, el Pabellón de San Martín con medallones de militares y el Pabellón de Petrineros, en el que aparecen representados personajes del ámbito cultural.

Aparte de pasear por la Plaza Mayor durante el día y de volver por la noche para verla iluminada, no dejes de ir al Café Novelty.

Esta cafetería fue inaugurada en 1905 y es la más antigua de la ciudad. Tienen café muy rico, bollería, churros y un montón de raciones, platos de cuchara, bocadillos y ensaladas.

Pero lo más interesante es que allí iban a menudo personajes tan famosos como Miguel de Unamuno, Ortega y Gasset y Agustín de Foxá, entre otros muchos.

Si quieres conocer Salamanca con un guía para descubrir un montón de curiosidades, te recomiendo este free tour por Salamanca (es el que hice yo) o el tour de Salamanca al completo. Ambos empiezan en la Plaza Mayor y son perfectos para tener una primera toma de contacto con la ciudad.

La Plaza Mayor de Salamanca es una de las plazas más bonitas de España.

La Plaza Mayor de Salamanca es una de las plazas más bonitas de España.

 

 

Casa de las Conchas, la fachada más original que ver en Salamanca en un día

Uno de los edificios más curiosos es la Casa de las Conchas, la actual Biblioteca Pública de Salamanca. Este palacio fue construido en el siglo XV en estilo gótico, renacentista y mudéjar, pero lo que más llama la atención son las más de 300 conchas que adornan su fachada.

¿Por qué se eligieron conchas? La verdad que no hay consenso sobre este tema. Unos dicen que es porque los Maldonado (que fueron los que mandaron construir el palacio) pertenecían a la Orden de Santiago. Otros aseguran que fue una prueba de amor de Don Rodrigo Arias hacia su mujer, ya que la concha aparecía en el escudo de armas familiar de Doña Juana.

Pero aquí no acaban las controversias. Algunos aseguran que los Maldonado guardaron oro detrás de una de las conchas para que les diera suerte al construir el edificio. Aunque la gran mayoría dice que en realidad lo que están escondidas bajo una concha son las joyas de los antiguos propietarios del edificio.

Estoy segura de que te quedarás con la boca abierta cuando veas la Casa de las Conchas por fuera, pero no te olvides de visitarla por dentro. Tiene un patio interior precioso con un pozo en el centro.

La Casa de las Conchas es uno de los sitios que ver en Salamanca en un día.

La Casa de las Conchas es uno de los sitios que ver en Salamanca en un día.

 

Universidad de Salamanca y la famosa rana

¿Sabías que la Universidad de Salamanca es la universidad más antigua en funcionamiento en España? Pasear por allí, como lo hicieron en su día Fray Luis de León, Antonio de Nebrija o Miguel de Unamuno, es una pasada.

La Universidad de Salamanca fue fundada en 1218 por el rey Alfonso IX de León y tiene lugares que te van a encantar, como el edificio de las Escuelas Mayores, el precioso Paraninfo, la Escalera del Conocimiento, el aula de Fray Luis de León y la Real Capilla de San Jerónimo.

También me gustó mucho la Biblioteca General Histórica, que fue fundada en el siglo XIII, y el ambiente universitario. ¿Sabías que muchos estudiantes extranjeros van a Salamanca a estudiar lengua española?

Por cierto, antes de irte, no te pierdas una de las fachadas de la Universidad de Salamanca, donde está la famosa rana encima de una calavera. No es fácil verla, pero seguro que hay grupos de turistas mirando todos al mismo punto, así que… ¡fíjate en ellos y la encontrarás!

La entrada general cuesta 10 €, aunque si quieres recorrer la universidad de una forma original, echa un ojo a este tour teatralizado por la Universidad de Salamanca.

Después de mucho mirar y remirar, ¡encontramos la famosa ranita de la Universidad de Salamanca!

Después de mucho mirar y remirar, ¡encontramos la famosa ranita de la Universidad de Salamanca!

 

Catedral Vieja y Catedral Nueva de Salamanca

Seguimos con la ruta de un día por Salamanca y ahora quiero que conozcas la Catedral Vieja y la Catedral Nueva de Salamanca. Y te preguntarás: ¿por qué hay dos catedrales?

La Catedral Vieja se construyó entre los siglos XII y XIV y se empezó a quedar pequeña por la cantidad de gente que llegaba a la ciudad, sobre todo estudiantes y trabajadores de la Universidad de Salamanca.

La idea inicial era demoler la Catedral Vieja cuando se construyera la Catedral Nueva. Pero no contaban con que las obras de construcción se demorarían más de 200 años (de 1513 a 1733), así que optaron por mantener las dos catedrales.

Por cierto, fíjate en la puerta de Ramos de la Catedral Nueva. Hay figuras muy curiosas, como un astronauta, un lince y hasta un diablo sonriendo mientras sostiene un helado de cucurucho en la mano.

Aunque la idea original era demoler la Catedral Vieja cuando se construyera la nueva, finalmente decidieron mantener las dos.

Aunque la idea original era demoler la Catedral Vieja cuando se construyera la nueva, finalmente decidieron mantener las dos.

 

Ieronimus, las mejores vistas panorámicas desde la Catedral de Salamanca

Ieronimus son las torres de la Catedral de Salamanca, pero se merecen una mención especial. Subir a la Torre Mocha y a la Torre de Campanas se paga aparte, aunque en mi opinión merece la pena.

Aparte de disfrutar de unas vistas preciosas de la ciudad de Salamanca, podrás ver la Catedral Vieja y la Catedral Nueva desde las alturas. Sin duda, es uno de los mejores planes que hacer en Salamanca.

En la página oficial tienes más información sobre la entrada a Ieronimus y las visitas nocturnas guiadas. Yo compré la entrada directamente en taquilla y no tuve problema.

Huerto de Calixto y Melibea

Dicen que en el Huerto de Calixto y Melibea tenían lugar los encuentros amorosos de los protagonistas de La Celestina. Fernando de Rojas no eligió nada mal la ubicación del famoso jardín, ¿verdad?

Junto a este huerto tan romántico está la muralla salmantina y desde allí tienes unas vistas preciosas del río Tormes y de las Catedrales de Salamanca.

Por si te interesa, en el tour de las leyendas de Salamanca te explican muchos misterios de la ciudad, incluido el Huerto de Calixto y Melibea.

En el Huerto de Calixto y Melibea hay una estatua de la alcahueta más famosa de la literatura española.

En el Huerto de Calixto y Melibea hay una estatua de la alcahueta más famosa de la literatura española.

 

La Casa Lis, el palacete modernista que ver en Salamanca en un día

La Casa Lis es un palacete modernista que se terminó de construir a principios del siglo XX sobre la antigua muralla de la ciudad. Su fachada de hierro y vidrio es uno de los pocos ejemplos de arquitectura industrial en viviendas residenciales y las vidrieras de colores son una auténtica preciosidad.

Dentro de la Casa Lis se encuentra la sede del Museo Art Nouveau y Art Déco, con 19 colecciones que son una perdición para los amantes del arte. Podrás ver joyas, vidrios de talleres europeos y esculturas de metal y marfil.

Pero la joya de la Corona son las muñecas de porcelana francesas del siglo XIX. Según dicen los expertos, es la mejor colección pública de muñecas de porcelana en todo el mundo.

Si te interesa hacer una visita guiada por la Casa Lis y el Convento de San Esteban, puedes reservar tu plaza aquí.

Convento de San Esteban

Y hablando del Convento de San Esteban, es uno de los templos religiosos que no te puedes perder en tu ruta por Salamanca en un día.

Este convento dominico se terminó de construir en 1610 y, aunque ya solo por ver la portada de estilo plateresco merece la pena acercarse, su interior no se queda atrás.

El coro, la Sacristía, la Escalera de Soto, las pinturas murales y el Retablo Mayor de la Iglesia del Convento son algunos de los sitios que más me llamaron la atención.

Si, además de todo esto, te digo que el Convento de San Esteban guarda relación con el Descubrimiento de América, ¿cómo te quedas?

Al parecer, Cristóbal Colón se alojó en el convento que existía donde ahora está el de San Esteban. Su objetivo era conseguir financiación de los Reyes Católicos para llegar a las Indias. De hecho, el Salón de Profundis también es conocido como Claustro de Colón porque fue allí donde se reunió el navegante con los dominicos.

En tu ruta de un día por Salamanca no puede faltar el precioso Convento de San Esteban.

En tu ruta de un día por Salamanca no puede faltar el precioso Convento de San Esteban.

 

¿Quieres hacer una visita guiada por la Casa Lis y el Convento de San Esteban?

 

Palacio de Monterrey

Otro de los sitios que visitar en Salamanca en un día es el Palacio de Monterrey. Es uno de los mejores ejemplos del estilo plateresco.

De hecho, ha servido de inspiración para otros edificios como el Museo Arqueológico de Sevilla, el Palacio de la Diputación de Palencia o la Academia de Caballería de Valladolid.

Fue declarado Monumento Histórico Nacional y actualmente pertenece a la Casa de Alba. En su interior hay cuadros, esculturas, tapices, muebles antiguos, piezas de porcelana y muchas obras de arte que estoy segura van a impresionarte mucho.

Si te interesa, puedes reservar tu entrada al Palacio de Monterrey con audioguía. Pasear por el salón principal, recorrer el vestíbulo y ver los tapices del comedor y los impresionantes techos de madera es una gozada.

Torres de la Clerecía

Subir a las Torres de la Clerecía es uno de los mejores planes que hacer en Salamanca. Está justo enfrente de la Casa de las Conchas, así que no tiene pérdida.

La Clerecía es la sede de la Universidad Pontificia de Salamanca y antiguamente funcionó como Real Colegio del Espíritu Santo. De hecho, por eso el edificio está dividido en tres partes: el colegio, la iglesia y la residencia.

El patio del colegio,el Aula Magna y el retablo de estilo barroco de la iglesia me parecieron muy bonitos. Pero, sin duda, lo mejor son las vistas panorámicas desde las torres. ¡Se ve toda la ciudad de Salamanca a tus pies!

Salamanca es una ciudad monumental, con mucho ambiente universitario y una gastronomía de 10.

Salamanca es una ciudad monumental, con mucho ambiente universitario y una gastronomía de 10.

 

Puente Romano de Salamanca

El Puente Romano, también conocido como Puente Mayor del Tormes, es otro de los lugares que ver en tu ruta de un día por Salamanca.

Fue construido en el siglo I y se creó para cruzar el río Tormes por la Vía de la Plata, que une Mérida y Astorga. Los 14 arcos que quedan más cerca de la ciudad son de la época romana y el resto han sido restaurados.

Hay un verraco en la zona donde están los arcos de arquitectura romana (la figura es posterior a la construcción del puente) y también hay una estatua del Lazarillo de Tormes, ya que este puente se mencionaba en la famosa obra de Diego Hurtado de Mendoza.

El Puente Romano se construyó en el siglo I y todavía se conservan algunos de los arcos de aquella época.

El Puente Romano se construyó en el siglo I y todavía se conservan algunos de los arcos de aquella época.

 

Parador de Salamanca

Si me lees desde hace tiempo, sabrás que me encantan los Paradores de Turismo. Aunque muchas veces alojarse allí no sale barato precisamente, también puedes ir a tomar algo a su cafetería y, ya de paso, conocer estos preciosos edificios históricos por dentro.

Para llegar al Parador de Salamanca puedes ir en coche o caminando 20 minutos desde la Catedral de Salamanca. El camino hasta allí es muy bonito porque pasa por el Puente Romano que te acabo de comentar.

Y ¿qué tiene de especial el Parador de Salamanca? Que se encuentra sobre un montículo frente al casco histórico de Salamanca, así que las vistas de la ciudad son de vértigo. Y si quieres darte un capricho y dormir allí, aquí puedes ver los precios del Parador de Salamanca.

Hoteles en Salamanca

Aunque este artículo está centrado en los sitios que ver en Salamanca en un día, te recomiendo dormir allí al menos una noche para disfrutar del ambiente nocturno y ver la ciudad iluminada.

Para ahorrarte quebraderos de cabeza, he recopilado los que, en mi opinión, son los mejores alojamientos en Salamanca:

  • Parador de Salamanca: su decoración es elegante y tiene grandes ventanales con vistas al casco histórico de Salamanca. Cuenta con piscina al aire libre con vistas panorámicas y un restaurante donde se come fenomenal.
  • Salamanca Suite Studios: estos estudios están en pleno centro de Salamanca, muy cerca de la Plaza Mayor y de la Universidad de Salamanca. Las habitaciones son acogedoras y el personal es muy atento.
  • Hospes Palacio de San Esteban: este hotel ocupa un antiguo convento reformado y tiene una ubicación inmejorable. También cuenta con jardines, un restaurante y piscina de temporada con vistas a la Catedral y al Convento de San Esteban.
  • Luxor Torre del Clavero Apartments: estos apartamentos están en el centro, cerca de la Plaza Mayor. Cuentan con una cocina totalmente equipada, aire acondicionado y salón comedor. Se sirve un desayuno continental o a la carta.

Preguntas frecuentes sobre cómo visitar Salamanca

Cómo moverse por Salamanca

Los principales monumentos de la ciudad quedan bastante cerca, así que podrás hacer todo este itinerario por Salamanca en un día a pie.

Los puntos más alejados son el Palacio de Monterrey y el Parador de Salamanca, pero están a solo 25 minutos a pie y entre medias vas viendo muchos de los sitios que te he recomendado.

De todas formas, si te apetece conocer la ciudad de una forma diferente, ¡hay paseos en globo! Ver la ciudad a vista de pájaro es un privilegio, así que si te animas, puedes reservar tu paseo en globo aquí.

Otra opción es hacer este tour en bicicleta por Salamanca. Se hace un recorrido muy completo por lugares tan famosos como la Catedral Nueva y Vieja de Salamanca, el Puente Romano, la Casa de las Conchas, la Plaza Mayor y las Torres de la Clerecía.

¿Quieres sobrevolar Salamanca dando un paseo en globo?

 

Cómo ir a Salamanca desde Madrid

Aunque Salamanca queda cerca de otras ciudades como Ávila, Toledo o Segovia, es muy habitual hacer esta escapada desde Madrid. Si tú también tienes pensado visitar la ciudad salmantina desde la capital, aquí te cuento cómo ir de Madrid a Salamanca. Resumiendo, estas son las opciones que te recomiendo:

  • Tren de Madrid a Salamanca: los trenes ALVIA que salen desde la Estación de Chamartín te dejan en 1 hora y 40 minutos en Salamanca. Hay otros trenes más baratos que tardan algo menos de 3 horas en hacer el mismo trayecto. Si quieres ir en el tren ALVIA, te aconsejo reservar con antelación porque son los que primero se suelen llenar.
  • Autobuses: los autobuses de Madrid a Salamanca salen desde la Estación Sur o desde Moncloa y tardan 2 horas y 30 minutos de media. Hay buses más baratos que hacen este trayecto en casi 3 horas y media. Puedes reservar tu billete de bus aquí.
  • Excursión desde Madrid: si prefieres despreocuparte de todo, tienes esta excursión a Salamanca y Ávila o este tour privado a Salamanca desde Madrid.
  • Coche: la ruta más rápida (2 horas y 20 minutos) va por la A-50 e incluye peajes. Otra opción es ir por la N-VI y la A-50 en 2 horas y 30 minutos o por la AP-6, que te lleva de Madrid a Salamanca en 2 horas y 35 minutos. Aun así, estos tiempos dependen del tráfico, ya que a la salida de Madrid suele haber bastante tráfico.

¿Te apetece hacer una excursión a Salamanca y Ávila desde Madrid?

 

¿Se puede visitar Salamanca en un día?

Sí, en un día es posible conocer los sitios que he incluido en este itinerario. Aun así, te faltará tiempo para visitar por dentro muchos de sus monumentos y para disfrutar del ambiente en sus terrazas por la noche.

De todas formas, como siempre digo, es mejor conocer una ciudad (aunque sea poco tiempo) a no conocerla. Yo la primera vez estuve solo un día en Salamanca y he vuelto más veces a pasar el fin de semana entero. ¡Es una de las ciudades más bonitas de España!

La mejor forma de conocer Salamanca es a pie.

La mejor forma de conocer Salamanca es a pie.

 

Restaurantes en Salamanca

El hornazo, la chanfaina, la carne de Morucha, las lentejas de la Armuña y el jamón de Guijuelo son algunas de las especialidades gastronómicas que no te puedes perder en Salamanca.

Hay muchísimos restaurantes donde se come de maravilla. Pero si tuviera que elegir, me quedaría con Corte y Cata, un restaurante donde todos los platos estaban riquísimos.

Nosotros probamos la pluma ibérica y el solomillo de ternera con frutos rojos y foie gras y estaban espectaculares. También tienen una carta muy amplia de tapas, que salen más económicas que pedir de carta. ¡Volveré seguro!

¿Te ha gustado mi artículo sobre qué ver en Salamanca en un día? Si es así, ¡compártelo, me ayudas un montón! Y si tienes alguna duda, déjame un comentario y te contestaré rápida y veloz.

TE AYUDO A VIAJAR A SALAMANCA AL MEJOR PRECIO

Artículos recomendados

Qué ver en Gijón en un día: guía completa

Qué ver cerca de Cangas de Onís: 10 ideas

Visitar el Timanfaya: Mapa, Rutas y Consejos

Cómo ir al Timanfaya en Lanzarote (excursión y por libre)

Sobre Paula

Sobre Paula Morales

Periodista y traductora de formación. Tras varios años trabajando en Comunicación y Marketing Digital en diferentes empresas y agencias, decidí apostar por lo que de verdad me hace feliz: viajar y contártelo en La Vida Son Dos Viajes y ser tu asesora de viajes para ayudarte a recorrer el mundo por libre igual que lo hago yo.

Te animo a leer más sobre mí para saber quién está detrás de este proyecto al que le dedico mucho cariño, ilusión e infinitas horas de trabajo.

Código ético

Todo el contenido de este blog está redactado por mí, ya que mi prioridad es ofrecerte información real basada en mi propia experiencia. No acepto patrocinios de marcas para ser transparente contigo y en algunos artículos puedes encontrar enlaces de afiliación, así que si reservas a mí me dan una pequeña comisión para seguir adelante con este proyecto que tanto me gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios