Qué ver en Ávila en dos días: 17 imprescindibles
5 (99.49%) 39 votes

Si buscas una escapada cerca de Madrid (aparte de la escapada a Chinchón que te cuento aquí y la visita de fin de semana a Toledo) no te pierdas los imprescindibles que ver en Ávila en dos días. Ciudad medieval y palaciega donde trasladarte al siglo XV y XVI sin máquina del tiempo. Esconde iglesias y conventos monumentales, el humilladero de los Cuatro Postes con las mejores vistas panorámicas de la ciudad, historia y cultura milenaria y una muralla que te permite ver la belleza de la ciudad desde las alturas. Ávila es imponente de día y más espectacular si cabe por la noche. Perfecta para recorrerla a pie, con una deliciosa gastronomía donde su chuletón son palabras mayores (¡qué delicia!). Te recomiendo que duermas al menos una noche en su casco antiguo. La desconexión de la rutina está garantizada. ¡Yo volví con las pilas cargadas!

Qué ver en Ávila en dos días: muralla
Ávila es una ciudad medieval y palaciega, capaz de teletransportarte al siglo XVI.

 

Hay mucho que ver en Ávila en dos días, pero es tiempo suficiente para conocer los principales lugares turísticos de la ciudad. Yo pasé un fin de semana en Ávila y disfruté muchísimo porque pude visitar todos los puntos que te voy a contar ahora con tranquilidad, sin necesidad de mirar el reloj para que me diese tiempo a ver todo. Un poquito de slow travel no viene mal de vez en cuando. 😉

Mapa con los sitios que ver en Ávila en dos días

Qué ver en Ávila en dos días

Subir a la Muralla de Ávila

La muralla es el símbolo de la ciudad abulense. En 1985, fue junto a las iglesias románicas, el motivo por el que la UNESCO incluyó a Ávila en la lista del Patrimonio Mundial. Cuenta con un perímetro de 2,5 kilómetros, 87 torreones y 9 puertas. Dicen que es el recinto amurallado urbano mejor conservado del mundo, así que no puedes irte sin ver la muralla durante tu escapada a Ávila en dos días. Eso sí, si vas en primavera/verano, es probable que sufras el efecto del Lorenzo. ¡Entre las subidas a los torreones y el calor que hace, no te vendrá mal una gorra!

Actualmente se pueden recorrer 1,7 kilómetros de la muralla de Ávila en dos tramos diferentes que no están unidos entre sí. Cuando compres el ticket, guárdalo bien. Tendrás que bajar del tramo en el que estés, buscar el acceso al otro tramo y volver a enseñar tu ticket para entrar.

Qué ver en Ávila en dos días: subir a la muralla.
Vistas desde el tramo 1 de la muralla de Ávila. Impresionante, ¿no crees?

 

Para mí lo mejor que ver en Ávila en dos días fue la muralla al atardecer (tramo 2) y al día siguiente el tramo 1 nada más desayunar para evitar el calor. Conocí a unos fotógrafos de bodas y me dijeron que la mejor hora para sacar fotografías desde la muralla es al atardecer. Les hice caso y fue todo un acierto.

Hay cuatro accesos disponibles para subir a la muralla: Pta. Alcázar, Carnicerías, Arco del Carmen y Puente Adaja. Precio: 5€ por persona y entrada gratuita los martes de 14 a 16 horas (salvo festivos y víspera de festivos).

Las mejores vistas que ver en Ávila en dos días las tienes desde su muralla.
Las mejores vistas que ver en Ávila en dos días las tienes desde su muralla.

 

Qué ver en Ávila en dos días: muralla.
A pesar del calor que hacía, recorrer el perímetro de la muralla de Ávila fue de lo que más me gustó.

 

Plaza del Mercado Chico, el punto neurálgico que ver en Ávila

La plaza del Mercado Chico es la Plaza Mayor de Ávila y el principal punto neurálgico dentro de la muralla. Siempre que viajo me encanta observar la vida cotidiana de la gente. El mejor lugar para ello es esta plaza. Aquí los protagonistas arquitectónicos son el Ayuntamiento y los soportales. Pero no son los únicos.

Niños correteando, montando en bicicleta y jugando. Abuelos sentados en las terrazas charlando de la vida. Padres cuidando de sus hijos. Los dependientes ordenando en el escaparate las yemas de Santa Teresa que, por cierto, tienen una pinta fabulosa. Sin duda, un imprescindible que ver en Ávila en dos días es la plaza del Mercado Chico.

La plaza del Mercado Chico es el punto de encuentro de niños y no tan niños.
La plaza del Mercado Chico es el punto de encuentro de niños y no tan niños.

 

Entrar al Palacio de Superunda

¡Una grata sorpresa! “Un palacio más”, pensé. Llegamos y no había nadie, lo que inevitablemente me hizo pensar que era un lugar sin gran encanto. Aun así, me decidí a entrar y puedo decir que fue uno de los grandes descubrimientos que ver en Ávila en dos días sí o sí.

Qué ver en Ávila en dos días: Palacio de Superunda.
El Palacio de Superunda fue una grata sorpresa en mi escapada a Ávila.

 

En el Palacio de Superunda puedes visitar el patio cuadrado de piedra y entramado de madera, tapices maravillosos, y tres salas que preservan el mobiliario del siglo XVI: el oratorio, la sala de estar con chimenea y la sala de visitas y fiestas.

Qué ver en Ávila en dos días: tapices del Palacio de Superunda.
Esta era la sala de reuniones y de fiestas del Palacio de Superunda.

 

Sin embargo, lo que más me llamó la atención fue la exposición de cuadros de Guido Caprotti, un pintor italiano que llegó por casualidad a Ávila en 1916. Viajaba en tren de París a Madrid y la fuerte nevada le retuvo en Ávila tres días. Esto fue lo que dijo Caprotti ante el imprevisto:

“Una gran nevada paró el tren (…). Entré pues en Ávila. Y al llegar ante una muralla espectacularmente nevada… la luz me llenó los ojos y el alma… En la noche esplendorosa de Plenilunio, bajo un arco de la muralla, un hombre cantaba (…) Me dijeron era un “sereno” y decidí quedarme en Ávila… esa impresión ha influido en toda mi vida dedicada principalmente a ensalzar esta tierra que tanta raigambre ha cogido en mi corazón…”.

En Ávila hizo muchos encargos de retratos, uno de ellos a su amigo Unamuno. También pintó paisajes de Ávila, Murcia y Burgos, desnudos femeninos (‘Leda y el cisne’ es el más famoso) y retratos costumbristas de viudas y gitanos. En el Palacio de Superunda también hay una pequeña colección de las pinturas en miniatura que hizo su mujer, Laura de la Torre. Sin duda, ¡una visita obligada que ver en Ávila en dos días!

Precio: 3€ (no aceptan pago con tarjeta).

Conocer la cultura vettona en el Torreón de los Guzmanes

Justo al lado del Palacio de Superunda se encuentra el Torreón de los Guzmanes, de principios del siglo XVI. Es la actual sede de la Diputación Provincial de Ávila y fue declarado Monumento Nacional en 1983. En las antiguas caballerizas hay una exposición permanente de la cultura vettona, pueblo prerromano de origen celta que se asentó principalmente en Salamanca, Cáceres y Ávila. Las investigaciones sobre los vettones tienen su origen en el último tercio del siglo XIX con las exploraciones de los poblados de la Edad del Hierro de las provincias de Ávila, Salamanca y Zamora.

Conocerás aspectos de la cultura vettona como la agricultura, la ganadería, la vivienda, los cementerios y la religión. Yo aprendí el nombre con el que se le conoce a las típicas esculturas de piedra que representan toros o cerdos: verracos.

Seguro que conoces los Toros de Guisando, en El Tiemblo, donde hay cuatro famosos verracos. Pues en tu recorrido que ver en Ávila en dos días también podrás ver estas figuras zoomorfas (en el jardín del Parador hay uno, por ejemplo). Hay ejemplares que pueden medir hasta 2,5 metros de longitud. La entrada es gratuita y la exposición es muy interesante, ¡no te la pierdas!

Qué ver en Ávila en dos días: Torreón de los Guzmanes
Dentro del Torreón de los Guzmanes puedes conocer muchos secretos de la cultura vettona.

 

Catedral de Ávila de día y de noche

La Catedral de Ávila es considerada la primera catedral gótica de España. Está rodeada de varios palacios señoriales, como el Palacio de los Velada, el del Rey Niño y el de Valderrábanos. El templo tiene aspecto de fortaleza, de hecho su ábside está adosado a la muralla. Te recomiendo verla iluminada por la noche. Si subes al tramo 1 de la muralla, tendrás unas vistas fabulosas de la Catedral desde las alturas, merece mucho la pena.

Precio: la entrada cuesta 6€ y se puede entrar gratis los martes y miércoles de 8:30 a 9:30h.

Qué ver en Ávila en dos días: Catedral
La Catedral de Ávila es de visita obligada por la noche.

 

Caminar por el Paseo Emilio Rodríguez Almeida

El tramo de la calle San Segundo que va desde la Puerta del Alcázar hasta el Cimorro se llama Paseo Emilio Rodríguez Almeida en honor al historiador abulense fallecido en 2016. Es un paseo muy agradable extramuros, con mucho ambiente y terrazas donde picar algo. No te vayas sin caminar hasta el final del paseo (según sales de la muralla a mano derecha), te espera un mirador muy bonito.

Al final del Paseo Emilio Rodríguez Almeida te espera este fabuloso mirador.
Al final del Paseo Emilio Rodríguez Almeida te espera este fabuloso mirador.

 

Visitar el Convento de Santa Teresa de Jesús

El Convento fue inaugurado en 1636 sobre la casa natal de Santa Teresa de Jesús, fundadora de la Orden de las Carmelitas Descalzas junto con Juan de la Cruz. En el Museo de Santa Teresa,  ubicado en la cripta de la iglesia, puedes conocer la vida y obra de unos de los personajes más influyentes del cristianismo. También destaca la Sala de Reliquias, el Altar Mayor y la Capilla del Nacimiento, también dedicada a Santa Teresa de Jesús. Justo cuando llegué al Convento estaban celebrando la ordenación de un nuevo sacerdote, así que me quedé con las ganas de verla por dentro.

Precio: la entrada a la iglesia y a la Sala de Reliquias es gratuita. Entrar al museo cuesta 2€. ¡Ojo! Cierra los lunes.

El Convento de Santa Teresa de Jesús es un imprescindible que ver en Ávila en dos días.
El Convento de Santa Teresa de Jesús es un imprescindible que ver en Ávila en dos días.

 

Asombrarse con la Delegación de Hacienda

La Delegación de Hacienda de Ávila sorprende. En lugar de encontrar el típico edificio ministerial, verás un precioso edificio que bien podría ser un castillo antiguo con sus torreones. En tu recorrido por Ávila en dos días te recomiendo caminar y perderte por el casco antiguo. Es la mejor forma de encontrarte sorpresas arquitectónicas como ésta.

Qué ver en Ávila en dos días: edificio de Hacienda.
El edificio de Hacienda de Ávila nada tiene que ver con los edificios ministeriales sin personalidad.

 

El Palacio de Don Juan de Henao, un imprescindible que ver en Ávila en dos días

También conocido como el Palacio de los Benavides. El palacio original data del siglo XVI, es de piedra granítica y destaca su torre cuadrada rematada con almenas y los jardines. Está decorado con numerosos blasones heráldicos y tiene una ubicación inmejorable en el casco antiguo de la ciudad junto a la muralla. Es el actual Parador de Turismo de Ávila.

Te recomiendo dos opciones: dormir en el Parador por unos 120€ la noche (60€ por persona) y/o degustar las especialidades gastronómicas abulenses, como el chuletón, las patatas revolconas o las yemas de Santa Teresa. Aparte de estos platos, como buena catadora de croquetas que soy, probé las de bacalao del Parador y puedo decirte que están increíbles.

No puedes volver de Ávila sin probar su famoso chuletón.
No puedes volver de Ávila sin probar su famoso chuletón. ¡Está de escándalo!

 

Las patatas revolconas es otro plato típico de Ávila que no te dejará indiferente.
Las patatas revolconas es otro plato típico de Ávila que no te dejará indiferente.

 

Si te encanta el turismo de Paradores, aquí te cuento mi experiencia en el Parador de Gredos, especialmente recomendable en invierno para tener más probabilidades de ver el paisaje nevado.

Palacio de Valderrábanos

El palacio de Valderrábanos, también conocido como casa de Gonzalo Dávila, es un edificio del siglo XVI. Se encuentra en la plaza de la Catedral de Ávila y puedes entrar a visitar la planta baja. El palacio fue reformado y actualmente es un hotel. Las habitaciones dobles cuestan aproximadamente 70€ la noche (35€ por persona). Es una buena opción si quieres dormir en un palacio en pleno casco antiguo de Ávila.

El Palacio de Valderrábanos fue reformado y actualmente es un hotel.
El Palacio de Valderrábanos fue reformado y actualmente es un hotel.

 

Los Cuatro Postes

Otro imprescindible que ver en Ávila en dos días son los Cuatro Postes. El paseo hasta el mirador es muy agradable, cruzando el puente sobre el río Adaja y siguiendo un pequeño tramo de carretera. Los Cuatro Postes lo forman cuatro columnas dóricas de cinco metros de altura, por un momento fue como trasladarse a la antigua Grecia.

Desde aquí puedes ver las mejores vistas panorámicas de la ciudad de Ávila, con la muralla de fondo, la Catedral, la Ermita de San Segundo, las antiguas Tenerías, la iglesia de San Martín, el Centro de Congresos y Exposiciones Lienzo Norte, etc. La mejor hora para ir es al atardecer. ¡No olvides tu cámara de fotos!

Qué ver en Ávila en dos días: los Cuatro Postes.
Desde los Cuatro Postes tienes las mejores vistas de Ávila fuera de la muralla.

 

Ávila sorprende, a veces una imagen vale más que mil palabras.
Ávila sorprende, a veces una imagen vale más que mil palabras.

 

Visitar el Palacio de Polentinos

El Palacio de Polentinos alberga hoy el Museo de Intendencia y el Archivo General Militar. Construido en la primera mitad del siglo XVI, conserva su fachada principal, de aire militar. En su interior, al que se accede gratuitamente, puedes conocer la historia y costumbres del ejército, así como datos muy curiosos de los militares. Me llamó la atención los suplementos de refuerzo que les daban a base de chocolate, turrón, miel y chicles. La base de la alimentación de los militares era el pan, que elaboraban con poca agua para que fuera más consistente. Nada que ver con la dieta equilibrada que debemos seguir.

La entrada al Palacio de Polentinos es gratuita y ofrece información militar muy curiosa.
La entrada al Palacio de Polentinos es gratuita y ofrece información militar muy curiosa.

 

Tomar un café en el Palacio de los Velada

Tienes que ver en Ávila en dos días el Palacio de Los Velada. Está ubicado en un impresionante palacio del siglo XVI. Destaca un esbelto torreón y el precioso patio central porticado con tres alturas, donde puedes ir a tomarte un café aunque no estés hospedado allí. También es posible dormir en el Palacio de los Velada por unos 100€ la noche (50€ por persona).

Un plan muy recomendable es ir a tomar café al Palacio de los Velada.
Un plan muy recomendable es ir a tomar café al Palacio de los Velada.

 

Portada de la Iglesia del Hospital de Santa Escolástica

Es una joya de estilo gótico renacentista finalizada en el año 1506. El Hospital de Santa Escolástica se fundó en 1470 y en él se atendía a 12 enfermos: 6 mujeres y 6 hombres. Se desconoce el tipo de enfermedades que se trataban, pero sí es seguro que no eran enfermedades contagiosas, ya que existían otros hospitales en Ávila para esas dolencias.

Plaza de Adolfo Suárez

“La concordia fue posible”. Esta es la frase que se lee a los pies de la estatua de Adolfo Suárez en la plaza que lleva su nombre. Aunque Adolfo Suárez nació en la localidad de Cebreros, en la provincia de Ávila, es hijo adoptivo y Medalla de Oro de Ávila. La mejor forma de contemplar esta plaza es desde la muralla (tramo 2).

Qué ver en Ávila en dos días: plaza de Adolfo Suárez.
Plaza de Adolfo Suárez vista desde la muralla de Ávila.

 

Iglesia de San Pedro Apóstol

Tienes que ver en Ávila en dos días una de las iglesias más antiguas de la ciudad, declarada Monumento Nacional en 1914. Se encuentra en la plaza del Mercado Grande. De la iglesia de San Pedro Apóstol destaca el gran rosetón de la fachada principal y los altares renacentistas y el retablo de la capilla mayor en su interior.

La iglesia de San Pedro Apóstol es una de las más antiguas que ver en Ávila en dos días.
La iglesia de San Pedro Apóstol es una de las más antiguas que ver en Ávila.

 

Real Monasterio de Santo Tomás

Aunque está un poco más alejado de la zona amurallada, tienes que ver en Ávila en dos días el Real Monasterio de Santo Tomás. El conjunto arquitectónico cuenta con una iglesia (repleta de gente cuando yo fui porque estaban celebrando Comuniones) y tres claustros: el claustro del Noviciado, el claustro del Silencio y el claustro de los Reyes. También alberga un Museo de Arte oriental y otro de Ciencias Naturales.

Precio: 4€ para entrar en los claustros, el coro y el museo.

Si tienes tiempo, visita el Real Monasterio de Santo Tomás, un poco más alejado de la zona amurallada.
Si tienes tiempo, visita el Real Monasterio de Santo Tomás, un poco más alejado de la zona amurallada.

 

Si te ha gustado el artículo sobre los imprescindibles que ver en Ávila en dos días, compártelo con tus amigos y familiares. ¡Es gratis y me hace ilusión!