Qué hacer en Manuel Antonio: la guía más completa
5 (100%) 50 votes

Acabas de decidir qué hacer en Manuel Antonio. Por un momento, te imaginas la escena como si la estuvieras viviendo. Ese día decides madrugar para aprovechar más el día viendo los imprescindibles del Parque Nacional Manuel Antonio. Tras un café que te sabe a gloria, coges el coche de alquiler. A tu derecha, las olas rompen en la playa. La densa vegetación es la protagonista indiscutible y eso te encanta.

Te adentras en el parque con los ojos bien abiertos. El oso perezoso se despereza en la copa de un árbol. Sigues el sendero y aparecen más guatusas, un roedor que te sigue fascinando a pesar de haberlo visto ya una decena de veces en Costa Rica. La serpiente lora venenosa está en posición de ataque. Las iguanas se tuestan al sol mientras asienten con la cabeza para marcar su territorio.

Hay un gran revuelo y tu curiosidad te puede. Esto no lo hubieras imaginado nunca. No uno, ni dos. Decenas de monos capuchinos te dan la bienvenida. Los adultos te miran impasibles desde el suelo. Las crías enrollan la cola de un tronco a otro y te siguen desde las alturas, sin quitarte la mirada. Cruzabas los dedos por ver un mono cara blanca de cerca. Lo que no imaginabas es ese recibimiento tan multitudinario. Así es un día cualquiera en el Parque Nacional Manuel Antonio.

Qué hacer en Manuel Antonio: imprescindibles

 

 

Parque Nacional Manuel Antonio

Si hay una cosa más clara que el agua es lo primero que hacer en Manuel Antonio: visitar el Parque Nacional que lleva el mismo nombre.

Reconozco que no es el parque nacional que más me impresionó de Costa Rica. Si tuviera que elegir, creo que me quedaría con el Bosque Nuboso Monteverde y con la Reserva Natural Absoluta Cabo Blanco en Montezuma. Pero sin ninguna duda, visitar el Parque Nacional Manuel Antonio te permite hacer un plan muy variado: senderismo, bañarte en diferentes playas, comer allí tranquilamente en mesas tipo picnic y, cómo no, ver animales.

¿Sabes que es el parque nacional más pequeño del país, pero también el más visitado? Yo cuando me enteré me llamó la atención, pero después de la cantidad de animales que vi, no me extraña. Ya no solo por la variedad, sino por la cantidad. Decenas de iguanas, unas quietas, otras tostándose al sol. Varios ciervos, muchas guatusas (el segundo roedor más grande de Costa Rica), una serpiente lora venenosa y dos osos perezosos (uno dormido y otro moviéndose a cámara lenta). Dejo para el final al protagonista estrella del Parque Nacional Manuel Antonio: el mono cara blanca o mono capuchino.

Qué hacer en Manuel Antonio: ver animales como iguanas o monos.

Parque Nacional Manuel Antonio: ciervos en libertad.

Basilisco en el Parque Nacional Manuel Antonio.

Vale, imagino que ya sabías que los monos cara blanca son fáciles de ver en el Parque Nacional. Hasta ahí todo bien. Lo que yo no sabía era que campaban a sus anchas alrededor de las personas y en cualquier parte (literalmente): en la carretera de acceso al parque, en los senderos, en la playa, en las zonas acondicionadas para tomar un aperitivo… Vamos, que si quieres ver monos cara blanca, me apuesto lo que quieras a que los ves (¡qué presión!). Más adelante te cuento precauciones que debes tener en cuenta con los monos capuchinos. ¡Te recomiendo que las sigas a rajatabla!

Aparte de los animales, que fue lo que más me gustó del Parque Nacional Manuel Antonio, puedes hacer senderismo por varias rutas bien señalizadas. A mí personalmente me encantó el Sendero Punta Catedral, con unas vistas espectaculares del Pacífico; el Sendero Principal que bordea la Playa Espadilla Sur; el del Mirador que da a la Playa Puerto Escondido; el Sendero Playas Gemelas; y el mirador Isla Verde.

Datos prácticos: el Parque Nacional Manuel Antonio abre de 7:00h a 16:00h todos los días de la semana excepto los lunes. La entrada cuesta 16$ para extranjeros y 1600 colones (2,5€) para los costarricenses. Solo se puede pagar en efectivo, aunque no te preocupes porque hay cajeros a la entrada. Dejar el coche en el parking cuesta 2000 colones (3€). Si quieres ahorrar unos eurillos, puedes aparcar gratis en la recta que hay justo antes de girar a la calle principal del Parque Nacional. Son apenas 10 min caminando.

 

Qué hacer en Manuel Antonio: imprescindibles (mapa)

Si dudas de los planes imprescindibles en Manuel Antonio, echa un vistazo al mapa donde he señalado todos los planes que hacer en Manuel Antonio.

Playa Espadilla

La playa Espadilla es una de las más famosas del Parque Nacional Manuel Antonio. Está fuera del parque, por lo que no necesitas pagar la entrada para disfrutar de un chapuzón, caminar por sus 3,5 kilómetros o disfrutar de un merecido descanso tumbado en la arena. ¿Tú también eres de los que desde que llegas hasta que te vas de la playa no sales del agua?

Playa Espadilla Sur

Otro de los imprescindibles en Manuel Antonio es ir a la playa Espadilla Sur, al norte de la punta Catedral. Está a 30 min a pie de la entrada del parque, aunque suele haber corrientes y no es la mejor playa para nadar.

Playa Manuel Antonio

Aquí llegamos a la que sin duda es la playa más conocida y emblemática que ver en el Parque Nacional Manuel Antonio. Es la mejor playa para nadar con diferencia, pero también por eso suele estar mucho más abarrotada de gente. Donde termina la arena y empieza la vegetación es muy habitual ver monos capuchinos esperando que algún turista les dé algo de comer (más adelante te cuento el ataque que vi delante de mí a una turista por hacer precisamente esto). ¡Ojo con esto!

Qué hacer en Manuel Antonio: visitar las playas.

Playa Puerto Escondido, uno de los imprescindibles en Manuel Antonio

Así es, por algo se llama la playa Puerto Escondido. Es la más tranquila de todas las playas de Manuel Antonio. Para llegar a ella, tienes que seguir el Sendero Puerto Escondido, de 1,6 kilómetros de longitud. Es el segundo sendero más largo del parque, pero súper asequible. ¡Nada de hacer pereza, no todos los días está uno en Costa Rica!

Playas Gemelas

Otra opción es ir a las playas Gemelas, también dentro del Parque Nacional Manuel Antonio. Se trata de dos playas separadas por un cerro y por vegetación. Para llegar aquí, debes seguir el Sendero Playas Gemelas. Es muy fácil orientarse en el parque nacional (me oriento hasta yo, con eso te lo digo todo).

Parque Nacional Manuel Antonio y alrededores

Ya has visto naturaleza, playas, animales… Y ahora, ¿qué te falta? ¡Un poquito de adrenalina! Ya sabes que Costa Rica es sinónimo de aventura, así que ¿se te ocurre un plan mejor que saltar desde cascadas? Te lo dice aquí una que voló en parapente como si nada (aquí te cuento mi experiencia haciendo parapente), pero luego tenía un vértigo totalmente ilógico a saltar desde las cascadas. Creo que es porque me da canguele el impacto contra el agua. Si tú sabes la explicación, déjala en comentarios porque me será de gran ayuda 😉

Hice la actividad con Paddle 9 y el recorrido incluía una cascada de 2,5 metros, otra de 4 metros, un tobogán natural sobre una cascada de 10 metros, atravesar una cascada con ayuda de una cuerda y hasta un masaje facial con barro (cortesía de uno de los monitores). Después de comer casado con tilapio, un pescado típico, tocaba relajarse en la playa Ventanas. Ese día había marea alta, pero cuando hay bajamar se puede atravesar la montaña por dentro.

Turismo responsable en Parque Nacional Manuel Antonio

Pongámonos en situación. Tú, como turista, ves por primera vez un mono capuchino en el Parque Nacional Manuel Antonio. En tu mochila llevas nueces y te sale el instinto (¿protector?) de alimentarle, como si el mono no pudiera hacerlo por sí mismo. [Primer error: el mono capuchino es un animal salvaje, por lo que está más que acostumbrado a buscar alimentos en su propio hábitat sin necesidad de valerse del ser humano para conseguir comida].

Pero esto no es lo peor. Sigues dándole nueces hasta que te llevas un gran susto. El mono se cabrea (mucho) porque has parado de darle comida, ahora quiere más y más. Y ¿qué hace para conseguir lo que quiere? Te roba la mochila. Tú intentas forcejear para quitársela hasta que escuchas de lejos una voz que grita: ¡NOOO! [Segundo gran error: enfrentarse a un animal salvaje].

Aquí no acaba la historia. El mono, al ver que le estás plantando cara, se pone más nervioso y se abalanza sobre ti. Tú te apartas, con el pánico en el cuerpo. Él se aleja y abre la cremallera de tu mochila, coge las nueces y, por suerte, no se lleva ni tu cartera ni tu cámara de fotos que te ha costado un riñón. Recoges tu mochila del suelo y te marchas de la playa de Manuel Antonio con mal cuerpo.

Esto podría ser la escena de una película, pero es un ataque real de un mono capuchino a una turista, que vi con mis propios ojos a menos de un metro de distancia. No quiero extenderme mucho más con este tema (que da para un largo debate), pero es muy importante hacer turismo responsable y ser conscientes de que con estas acciones provocamos que los animales se vuelvan violentos contra las personas, por nombrar uno de los muchos problemas. Si en todas partes (literalmente era prácticamente en cada esquina), pone: NO DAR DE COMER A LOS ANIMALES, créeme que no es por capricho.

Mono capuchino o mono cara blanca en el Parque Nacional Manuel Antonio.

Cómo ir de Montezuma al Parque Nacional Manuel Antonio

Mi viaje de 15 días por Costa Rica lo hice en coche de alquiler. Para llegar de Montezuma al Parque Nacional Manuel Antonio quise ahorrar tiempo y opté por ir en coche hasta Paquera y de ahí coger el ferry que me llevaría a Puntarenas. Así me ahorré un buen tramo de carretera sin asfaltar, es decir, baches y más baches.

El billete de ferry de un adulto cuesta 810 colones (1,3€) y el de un vehículo liviano con conductor, 11.400 colones (17,9€). En total, con impuestos, el trayecto de dos personas con coche nos costó 14.500 colones (22,7€).

De camino entre el puerto de Puntarenas y Manuel Antonio, tienes que hacer una parada en el río Tárcoles para ver cocodrilos. ¡Pensaba encontrarme uno o dos como mucho, no decenas!

Aquí te cuento mi experiencia viendo cocodrilos en el Río Tárcoles.

De Puntarenas al Parque Nacional Manuel Antonio verás cocodrilos en el río Tárcoles.

Dónde alojarse en Manuel Antonio

Yo me alojé en Manuel Antonio en un hotel al que le faltaba un buen lavado de cara. Económico, eso sí. Allí los hoteles son más caros, pero te dejo el listado con todos los alojamientos baratos en Manuel Antonio por si encuentras algún chollo. Otra opción es dormir en Quepos, a 7 kilómetros del Parque Nacional Manuel Antonio (15 min en coche), porque sale mucho mejor de precio. Te dejo aquí también una selección de hoteles baratos en Quepos.

Dónde comer en Manuel Antonio

Falafel Bar

Ya sabes que comer barato en Costa Rica es una odisea. Leí buenas críticas de Falafel Bar y fue de los mejores bares relación calidad-precio de la zona. Comida muy rica y a precio económico. Comes en la parte exterior, que está techada, en bancos de madera. ¡Súper recomendable! Un plato de shawarma cuesta 10$ y un plato de falafel, 12$ (con ensalada self-service). Sin duda, un imprescindible en Manuel Antonio.

Claro que sí

Me atrevería a decir que esta comida es la más cara que pagué en todo mi viaje a Costa Rica. Aun así, lo recomiendo para darte un capricho porque hay música en directo muy agradable y la comida está exquisita. Pedimos ensalada Claro que sí por 10$, ceviche por 16$, croquetas de pescado por 12$ (esto es lo único que no me gustó) y un Aperol Spritz por 10$. En total, pagamos 59$ con impuestos y el 10% del servicio ya incluido. Este es otro de los restaurantes imprescindibles en Manuel Antonio.

El Avión

El Avión es más caro que Falafel Bar pero más barato que Claro que sí. A mí me encanta ver aviones por fuera (cuando estoy dentro me tiembla hasta el alma) y en este restaurante tienen literalmente un avión real. Dentro puedes hacerte fotos en la cabina o tomar unas copas antes de subir a la terraza, donde sirven las comidas.

Pedimos dos hamburguesas por 5.600 colones cada una (8,8€), un refresco que costaba 813 colones (1,28€) y un postre de tres leches por 3.950 colones (6,2€). En total, con impuestos incluidos, la cena nos costó 19.200 colones (30€) para dos personas.

Hasta aquí el artículo sobre qué hacer en Manuel Antonio: la guía más completa, con los imprescindibles en Manuel Antonio. Si te ha gustado, compártelo con tus amigos y familiares. ¡Es gratis y… me hace ilusión!