Me atrevería a decir que viajar al extranjero está en la mente de todo viajero. Esas ganas de descubrir tierras desconocidas, de rodearse de personas que hablan un idioma diferente al tuyo. Los sabores exóticos capaces de sorprender a tus papilas gustativas. Y muchos cambios culturales que te enriquecen como persona.

La primera vez que viajé al extranjero sola, recuerdo que tenía cierto miedo y los nervios a flor de piel ante tanta incertidumbre. ¿Sabría desenvolverme en Inglaterra, un país con las costumbres tan diferentes? ¿Me entenderían cuando hablase inglés con mi acento “Spanglish”? ¿Encontraría mi alojamiento sin problema? ¿Se cumplirían mis expectativas del viaje? La respuesta a todas estas preguntas fue un SÍ rotundo.

Me gustó tanto viajar al extranjero que ahora ya no concibo mi vida sin descubrir países nuevos. Ya lo dicen que cuando te pica el gusanillo viajero, no hay vuelta atrás. ¡Y yo encantada de que así sea!

Ahora quiero que tú también te animes a viajar al extranjero, y para eso he recopilado 20 consejos que te ayudarán a organizar esta gran aventura fuera del país en el que vives. ¡Toma nota!

Una de las cosas que más me gustan de viajar al extranjero es descubrir naturaleza salvaje como las Blue Mountains en Australia.
Una de las cosas que más me gustan de viajar al extranjero es descubrir naturaleza salvaje como las Blue Mountains en Australia.

 

No tengas miedo a viajar al extranjero

La primera vez que viajé sola al extranjero fue cuando estuve de Erasmus en Manchester. Primer avión sola. Primera llegada a una ciudad desconocida donde encima no hablaban mi idioma. Te puedes imaginar los nervios que pasé los días previos pensando que todo se iba a complicar, que perdería el avión, que serían complicadísimos mis primeros días en la universidad sin conocer a nadie…

Por suerte, me encontré con un escenario totalmente opuesto al que tenía en mi mente. La cabeza me hizo “clic” y empecé a valorar la oportunidad que tenía delante. No quería desaprovecharla por nada del mundo después de lo que me había costado conseguir esa beca.

Todo fue bien. En el aeropuerto no tuve ningún problema para encontrar mi puerta de embarque. Una vez llegué a Manchester, preguntando a varias personas, conseguí encontrar el autobús que me llevaría a mi residencia. Y mi primer día en la universidad fue insuperable. Cientos de personas como yo se habían animado a salir de su zona de confort y a vivir en el extranjero unos meses. Allí conocí también a la que desde entonces es mi mejor amiga.

Lo que quiero decirte con esto es que la mente humana es muy poderosa y muchas veces te pone en el peor de los escenarios. Pero, afortunadamente, después te das cuenta de que el miedo y los nervios son totalmente irracionales y que fuera de tus fronteras hay miles y miles de personas en la misma situación que tú. Dispuestos a ayudarte si lo necesitas.

Saber idiomas ayuda mucho, pero no es imprescindible

Yo estudié Traducción e Interpretación porque me encantan los idiomas. Te abren muchas puertas a nivel personal y profesional, eso está claro. Pero para viajar al extranjero no necesitas saber el idioma local ni mucho menos, así que no te pongas límites tú mismo.

Hablar (o chapurrear) inglés te facilitará mucho las cosas cuando tengas que encontrar tu tren o preguntar por una calle, por ejemplo. También te permitirá relacionarte con mucha gente de otras culturas, que por cierto es una de las cosas que más me gustan de viajar.

Pero como te decía, no es imprescindible. Yo pensaba que mi viaje a China iba a ser una auténtica odisea, ya que allí en muchos sitios turísticos no hablan inglés (ni yo chino). Al llegar allí, me di cuenta de que cuando tienes la necesidad de entenderte, buscas la manera de hacerlo. Con dibujos, con traductores online, con señas… ¡Lo que se te ocurra!

Quítate la vergüenza de preguntar

Este consejo para viajar al extranjero puede estar relacionado con lo ducho que seas para los idiomas. Pero independientemente de eso, siempre se suele tener miedo a que no te entiendan, que te miren como a un extraterrestre, no comprender la respuesta y quedarte igual…

A mí me daba bastante vergüenza preguntar, y más en otro idioma, hasta que me di cuenta de que es la única opción para que tu viaje en el extranjero salga lo mejor posible. Yo me he visto en situaciones estresantes en las que quedaban menos de 10 minutos para que saliera mi tren o autobús. En una estación enorme. Con la mente totalmente bloqueada. ¿La solución? Preguntar a quien haga falta. Al final, como en todo, vas cogiendo práctica y cada vez lo harás con más soltura.

El slow travel, tu gran aliado para viajar al extranjero por primera vez

Si vas a viajar al extranjero por primera vez, no te aconsejo un itinerario en el que tengas que cambiar de ciudad prácticamente cada día. Donde tengas que coger infinidad de autobuses y trenes. Donde tengas que estar más pendiente de llegar al siguiente lugar que de disfrutar lo que tienes delante de tus ojos.

Como todos, cometerás errores. Te equivocarás. Perderás algún transporte porque no entendiste bien a qué hora (local) salía. Entrarás en bares donde pedirás a ciegas y saldrás con más hambre del que entraste. De hecho, yo que suelo llevar todo muy atado y planificado, te aseguro que en ruta los imprevistos salen de debajo de las piedras.

Por eso, y especialmente si es tu primera vez en el extranjero, te recomiendo que incluyas pocas ciudades en tu itinerario y que no sigas al pie de la letra las guías de viaje. Más vale calidad que cantidad, así que ¡déjate llevar!

La Laguna Colorada en Bolivia es uno de los paisajes más impactantes que he visto nunca.
La Laguna Colorada en Bolivia es uno de los paisajes más impactantes que he visto nunca.

 

Si nadie se anima a visitar ese destino, viaja solo

A mí me pasaba esto al principio. Si no encontraba a nadie con quien viajar a ese destino que tanto me apetecía, al final me quedaba con las ganas y encima cabreada. ¿Solución? No renuncies a conocer ese lugar que tanto deseas visitar por no encontrar acompañantes y viaja solo.

Como te decía al principio, mi primer viaje sola al extranjero, que en realidad era mudanza, fue durante mi Erasmus en Manchester. Desde entonces, no he tenido problema en coger la maleta/ mochila cuando no he encontrado a nadie con quien viajar. ¡Solo cuesta hacerlo la primera vez! Aquí te cuento mi experiencia y mis 21 razones para viajar solo para que te animes a hacerlo.

Viajar al extranjero no siempre es más caro

Y me dirás: “anda que no”. Desde Madrid, que es donde yo vivo, muchas veces sale más económico comprar un vuelo barato a algún país europeo que los gastos de gasolina, el coste de un billete en tren de alta velocidad o incluso un vuelo interno para viajar por España.

Otras veces me ha pasado que me salía más barato viajar a Asia, donde los vuelos suelen ser más económicos que a América Latina, EE.UU. o Canadá, por ejemplo, que a muchos países europeos o a las Islas Canarias.

Lo dicho, nunca descartes viajar al extranjero porque pienses que te va a costar un riñón. Como ves, lo importante es buscar y comparar precios para dar con algún chollo. Aquí te cuento cómo utilizo yo Google Flights para encontrar ofertas, por si te interesa.

Viaja ligero

Los “por si acasos” suelen ser un clásico las primeras veces que se viaja, pero con el tiempo te darás cuenta de que el 80% de tu equipaje vuelve intacto a casa. ¿Qué quiere decir esto? Que vas a estar incómodo en el viaje cargando con mucho peso que no vas a utilizar.

Por eso, te recomiendo que viajes ligero, con muy poco equipaje. Si te quedas sin ropa limpia, siempre puedes lavarla en tu hotel o apartamento. Muchos ofrecen servicio de lavandería si por lo que sea no te apetece encargarte de esta tarea en ruta.

Recuerdo mis primeras veces haciendo una maleta y lo incómodo que era cargar con ella. Ahora, en cambio, suelo llevar una mochila grande para viajes largos y una maleta de cabina para viajes de una semana o 10 días. Si hago una escapada de fin de semana, con la mochila pequeña me basta y me sobra. ¡Prueba y verás la diferencia!

Mezclarme con otras culturas es uno de mis alicientes de viajar al extranjero.
Mezclarme con otras culturas es uno de mis alicientes de viajar al extranjero.

 

Viajar al extranjero con seguro de viaje es fundamental

Esto es lo típico que piensas: “total, nunca pasa nada”. Pero, como suelen decir muchas madres y padres, “nunca pasa nada, hasta que pasa”. Da igual que tengas muchos años a la espalda viajando o que seas principiante en esto de recorrer el mundo, pero debes contratar un seguro de viaje que te cubra unos mínimos por si algo va mal.

Pueden perderte el equipaje, puede picarte un pez venenoso en el mar y acabar en el hospital, puedes hacerte daño practicando algún deporte de aventura o simplemente encontrarte mal y tener que acudir a un centro de salud u hospital para que te valoren en el momento.

Yo siempre viajo con IATI porque en mi opinión es la mejor relación calidad-precio. Además, si lo reservas en este link, consigues un 5% de descuento. Lo dicho, tus preocupaciones en un viaje deben ser otras, así que no corras el riesgo.

Compra una tarjeta SIM local

Gracias al roaming y a una directiva de la Comisión Europea, utilizar nuestro móvil europeo no nos costará si permanecemos en los países de la Unión Europea y nuestra línea pertenece una compañía de un país comunitario. Hay excepciones, pero por lo general es una gran ventaja cuando viajamos por la UE.

Pero, ¿qué pasa si viajo fuera de la Unión Europea? Básicamente, si utilizas tu teléfono móvil en países como Perú o Japón, lo pagarás caro. Por eso te recomiendo que nada más llegar al país de destino, compres una tarjeta SIM local, que además suelen ser muy baratas. Eso, o esperar a conectarte al WiFi en el hotel, en bares y restaurantes o en zonas públicas con puntos WiFi gratuitos.

Otra opción es comprar tarjetas SIM internacionales para viajar al extranjero. Si no quieres preocuparte de buscar un sitio donde comprar la SIM local en el país de destino, esta alternativa te interesa, ya que la compras directamente en el país donde vives.

Recorre la ciudad sin miedo a perderte

En la vida hay dos clases de personas: los que nacieron con la suerte de tener sentido de la orientación y los desorientados por naturaleza (entre los que me incluyo). Cuando empecé a viajar al extranjero pensaba: si no soy capaz de orientarme en el país en el que vivo, ¿cómo voy a hacerlo en un lugar donde todo es tan diferente?

Si tienes una SIM local, roaming o una SIM internacional para viajar al extranjero, no tendrás problemas porque siempre podrás buscar información en internet. Pero, ¿y si no es así?

La solución la tienes en Google Maps. Para que no te pase como a mí, escribí este artículo sobre cómo recorrer cualquier ciudad del mundo sin perderte. Ahí te explico paso a paso cómo guardar un mapa para que puedas consultarlo sin conexión a internet y moverte en los confines de la tierra como pez en el agua. A mí me ha salvado de muchas.

Uno de los países que más me ha sorprendido últimamente es Ucrania.
Uno de los países que más me ha sorprendido últimamente es Ucrania.

 

Aprovecha las ofertas de última hora al viajar al extranjero

Este consejo sirve para viajes nacionales e internacionales. En mi caso, no siempre puedo organizarme con tan poca antelación porque tengo que pedir los días libres en el trabajo previamente. Pero si tú tienes más libertad en ese sentido, te recomiendo que mires de vez en cuando en webs donde se recopilan ofertas y descuentos muy interesantes.

Si estás decidido a reservar con poco margen, lee mi artículo sobre viajes de última hora, donde te cuento mis webs favoritas para encontrar alojamiento barato en el último momento. Está claro que los hoteles prefieren bajar mucho el precio si saben que la habitación va a quedarse vacía, así que ¡aprovecha!

Revisa que tu DNI o pasaporte esté en vigor

Puede parecer una obviedad, pero seguramente tienes algún amigo, familiar o conocido que ha tenido que renovarse la documentación en el aeropuerto. In extremis. Sin saber si le iba a dar tiempo a hacer todos los trámites antes de que su vuelo saliera sin él o ella.

Es especialmente importante que revises la fecha de caducidad de tu pasaporte, ya que en muchos países no europeos te exigen que el pasaporte tenga una caducidad superior a 6 meses desde el día de tu vuelo. Esto quiere decir que, aunque tu pasaporte caduque en 5 meses, no te dejarán volar porque el requisito es que sean mínimo 6 meses. Tenlo en cuenta porque esto puede jugarte muy malas pasadas. ¡Quien avisa no es traidor!

Consultas las predicciones meteorológicas

Si, por lo general, eres de los que miran qué tiempo va a hacer cuando estás organizando un plan en tu ciudad, con mucho más motivo debes hacerlo cuando te vas de viaje.

Yo pequé de novata en mi viaje a Australia. Mi itinerario incluía la Gran Barrera de Coral, desierto, parques naturales, ciudades como Sídney o Melbourne y un road trip por la Great Ocean Road. Pues bien, ¡no te imaginas el frío que pasé en la Gran Carretera Oceánica! Al ser un país tan enorme, la diferencia de temperatura con el desierto de Ayers Rock era abismal y tuve que comprarme allí ropa de abrigo.

Puede sonar a tópico, pero viajar al extranjero te enriquece como persona.
Puede sonar a tópico, pero viajar al extranjero te enriquece como persona.

 

Comprueba si debes vacunarte para entrar en el país

Ya sabes que hay muchos países en los que te exigen ciertas vacunas para entrar. En el caso de ciudadanos españoles, se puede conocer la situación sanitaria por países en este mapa interactivo. Igualmente, es importante acudir a los Centros Internacionales de Vacunación, donde pueden explicarte en detalle qué vacuna se exige en cada momento.

En caso de que tu nacionalidad sea diferente a la española, te recomiendo que consultes en las páginas oficiales del Gobierno de tu país o en los Centros de Vacunación Internacionales.

Carnet internacional de conducir

Otro punto que debes tener en cuenta si decides viajar al extranjero es que si alquilas un coche, es muy probable que te exijan el carnet de conducir internacional. Esto me ha pasado en Australia o Costa Rica, por ponerte algún ejemplo. Por eso, lo mejor es que consultes si es obligatorio sacarse este carnet internacional para que no te lleves el chasco cuando vayas a recoger tu coche de alquiler. Por cierto, aquí puedes reservar tu coche al mejor precio.

Y ojo, porque muchas veces te obligan a tener una tarjeta de crédito para alquilar el coche. Yo solo tenía la de débito y tuve que hacer los trámites a toda velocidad antes de marcharme de viaje.

Lleva dinero en efectivo o tarjetas sin comisiones

Hay algo que debes evitar a toda costa: cambiar las divisas en tu propio país, es un robo a mano armada. Lo mejor es que saques dinero en efectivo para poder cambiarlo en destino. Los cambios de divisas en el aeropuerto deberían ser siempre tu última opción, aunque deberás cambiar un mínimo para poder trasladarte a tu alojamiento.

Otra opción muy cómoda es utilizar tarjetas sin comisiones. Yo utilizo BNext porque puedes pagar y sacar dinero en cualquier parte del mundo sin comisiones.

Lleva un botiquín con lo esencial

Siempre que viajes, es importante que lleves un botiquín con los medicamentos básicos para dolor de cabeza, antiinflamatorio, tiritas, protector de estómago, antibióticos, repelente de mosquitos, pastillas para el mareo, crema solar…

El listado de productos es muy personal, pero es importante que viajes con los medicamentos que creas que en algún momento podrías necesitar. Si no, siempre podrás ir a una farmacia en el extranjero y diciendo el nombre del principio activo, no tendrás problemas.

Ve con la mente abierta

Uno de mis mayores consejos es que vayas con la mente abierta y disfrutes del choque cultural. A mí es una de las cosas que más me fascinan de viajar. Probar sabores nuevos. Rodearme de gente con una cultura totalmente diferente. Y, en definitiva, aprender de otras formas de vivir la vida.

También es importante cambiar de opinión si algo no te encaja o no era lo que esperabas. Si no te gusta nada una ciudad, cambia a otra. Si no te lo estás pasando bien en un sitio, vuelve a casa antes. Estás de vacaciones y debes hacer lo que te apetezca en cada momento. Ya está el resto del año para seguir una rutina, ¿no crees?

No olvides tu adaptador de enchufes

Recuerda también consultar qué tipo de enchufes se utilizan en el país al que vas a viajar. Esto te afecta incluso dentro de Europa, como en Inglaterra. Yo suelo viajar con un adaptador de enchufes universal y para mí es uno de los imprescindibles cuando viajo al extranjero.

Anímate a viajar al extranjero

Y para terminar, quiero compartir contigo frases de viajes inspiradoras para animarte a viajar, sea donde sea. Siempre digo que cada viaje es muy enriquecedor y que no hace falta irse a la otra punta del mundo. Escoge un destino que te apetezca y… ¡disfruta de la aventura!

¿Te han gustado mis consejos para viajar al extranjero? Si es así, me ayudas mucho si lo compartes. Y si tienes alguna duda, como siempre, te leo abajo en comentarios.

TE AYUDO A VIAJAR AL MEJOR PRECIO