¿Tienes dudas sobre cómo hacer una maleta? ¿Te cuesta decidir qué debes llevarte de viaje en tu equipaje y qué no? ¿Quieres saber cómo hacer la maleta para que quepa todo sin que se arrugue la ropa? ¿Sabes elegir el tipo de maleta que te conviene en cada escapada? Y ¿qué ocurre con los líquidos si no vas a facturar?

Que no cunda el pánico. Yo también he tenido estas mismas dudas, especialmente al viajar al extranjero. Por eso, en este artículo quiero contarte mis trucos para hacer la maleta para que viajes sin ninguna preocupación en este sentido. Te adelanto que la famosa Marie Kondo no va mal encaminada al darle tanta importancia al orden y a cómo doblar las prendas. ¡Se acabó el sentarse encima de la maleta para cerrarla!

En este artículo te cuento cómo hacer una maleta paso a paso.
En este artículo te cuento cómo hacer una maleta paso a paso.

 

¿Quieres conocer mis trucos para encontrar vuelos baratos?

 

Elige bien qué tipo de equipaje quieres llevar

Antes de ponerte a meter cosas, es importante que pienses qué tipo de equipaje es el más adecuado para tu viaje. Hay destinos en los que es mucho más cómodo viajar con mochila, como Perú y Bolivia, y otros donde se puede viajar cómodamente con maleta, como Francia o Italia.

Y ¿cómo decido yo si viajo con mochila o maleta? Principalmente por el número de desplazamientos que haré en el país de destino, ya que no es lo mismo visitar una sola ciudad que hacer un recorrido más amplio donde vayas a tener que tomar muchos trenes, vuelos y autobuses.

También influye mucho si tu viaje es a una gran ciudad o, por el contrario, vas a visitar zonas rurales, de montaña o sin asfaltar. Hace tiempo viajaba siempre con maleta y tengo varios malos recuerdos arrastrando mi maleta por calles sin pavimentar. ¡Evítalo a toda costa!

Además, te recomiendo que tengas en cuenta el tamaño del equipaje. No es lo mismo viajar a Montreal en invierno, donde tendrás que meter mucha ropa térmica y de abrigo que abulta mucho, a hacer una escapada en verano a la playa. Por lógica, los equipajes de verano son menos voluminosos.

Haz un listado para evitar los “por si acasos”

Otro de los trucos para hacer una maleta es evitar los “por si acasos”. Está claro que siempre hay dudas sobre qué meter y qué no en el equipaje, pero si llenas demasiado tu maleta o mochila, acabarás cargando con un peso extra innecesario, ya que la mitad de las cosas probablemente no las utilizarás.

Pero ¿cómo puedes evitar caer en la tentación de meterlo todo todito todo? Pues haciendo un listado de las cosas realmente necesarias para tu viaje. Aparte de que te ahorrará meter prendas innecesarias, te ayudará a hacer la maleta mucho más rápido y estoy convencida de que así no se te olvidará nada importante.

Yo lo que suelo hacer es pensar qué me voy a poner de los pies a la cabeza, por orden. Empiezo con los zapatos, deportivas o chanclas, sigo con los calcetines, después los pantalones y faldas, y así hasta llegar a los gorros de invierno o sombreros para evitar el calor.

Es muy importante decidir bien qué tipo de equipaje es el más adecuado para tu viaje.
Es muy importante decidir bien qué tipo de equipaje es el más adecuado para tu viaje.

 

Piensa tus combinaciones de ropa con antelación

Es súper útil decidir con antelación los outfits o combinaciones de ropa que llevarás. Esto te ayuda a preparar el listado de prendas sin que metas algo que no te combine con nada. Si, por ejemplo, ves que has incluido varias camisetas blancas, rectifica la lista y quédate solo con una de ese color.

Para esto, a mí me funciona apuntar el número de prendas que voy a llevar, ya que al ver el listado siempre acabo reduciendo artículos. Por ejemplo, si empiezas apuntando 5 pantalones, seguro que al final te das cuenta de que con 2 es más que suficiente.

Para viajes cortos, yo suelo escoger una combinación de prendas para cada día, que suele ser pantalón y camiseta, vestido, o falda y camiseta. Si se trata de un viaje largo, nunca llevo un outfit diario porque tiro mucho de lavanderías en el destino que estoy visitando.

¿Sabes cómo ahorrar al reservar tus alojamientos?

 

Cómo hacer una maleta enrollando la ropa para que no se arrugue

Aquí la clave está en seguir el método KonMari de Marie Kondo, la japonesa experta en ordenar lo imposible. Como la ropa doblada se arruga bastante, su remedio infalible es enrollarla para evitar las arrugas. Eso, y ordenar las prendas por categorías, siempre habiéndolas colocado antes en la cama para hacernos una idea del volumen que tenemos en mente llevar. ¿Demasiado? Probablemente, sí.

Eso sí, yo no soy partidaria de seguir este método con todas las prendas. Sí suelo enrollar la ropa interior, pantalones, jerséis y camisetas. En cambio, hay otras prendas de vestir más arregladas, como una camisa o un vestido de lino, que si las enrollas llegan hechas una breva. Te lo digo por experiencia.

Aparte de enrollar las prendas, también es súper práctico colocar en la maleta la ropa más pesada al fondo, incluidos los zapatos en una bolsa de tela aparte. Encima de las prendas pesadas yo suelo poner los pantalones, chaquetas y jerséis, y en la parte superior todas las prendas que se arrugan fácilmente. Si viajas con mochila, lo mejor es colocar la ropa que más pesa en el centro y lo que vayas a utilizar más a menudo, como el neceser o el pijama, en la parte superior.

El método KonMari de Marie Kondo para hacer la maleta te facilita meter muchas más prendas.
El método KonMari de Marie Kondo para hacer la maleta te facilita meter muchas más prendas.

 

Utiliza packing cubes o compartimentos para la ropa

Otro truco para hacer la maleta es utilizar los famosos packing cubes, también conocidos como organizadores de ropa. Sirven para organizar en un mismo bloque las diferentes prendas y puedes rellenarlos por outfit o por tipo de prenda (en uno solo camisetas, en otro solo ropa de deporte, en otro solo ropa interior, etc.). Los zapatos, como te decía antes, los guardo aparte en bolsas de tela individuales para que no se manchen al rozarse unos con otros ni ensucien la ropa. ¡Se acabó el hacer y deshacer la maleta o la mochila una y otra vez!

Los packing cubes o compartimentos de ropa son muy útiles para no tener que deshacer la maleta entera.
Los packing cubes o compartimentos de ropa son muy útiles para no tener que deshacer la maleta entera.

 

Cómo hacer la maleta según la estación del año

El problema del espacio en el equipaje es un clásico. Esto se complica todavía más en invierno, ya que la ropa de abrigo abulta mucho más que la de verano. Por eso, mi consejo para hacer la maleta, especialmente en épocas frías, es que lleves puestas las prendas más voluminosas. Eso mismo hice yo en mi viaje a Canadá. Las botas de gran frío, el abrigo y el gorro que más abultaba lo llevé puesto para dejar espacio en la maleta para otras prendas.

Cuando vivía en Bruselas, volví literalmente con 3 abrigos puestos al hacer la mudanza a Madrid. Ni sentándonos 4 personas encima de la maleta había forma humana de cerrarla. Pero eso ya es otra historia que te contaré en otro momento. 😊

Guarda la ropa sucia doblada

¿Cuántas veces has llevado bolsas de plástico o de basura y has guardado la ropa sucia dentro hecha una bola? Error. Primero, porque ya sabes que hay que evitar en la medida de lo posible las bolsas de plástico, mucho mejor utilizar bolsas de tela. Y segundo, porque el espacio que ocupa la ropa sin doblar es infinitamente mayor. Da pereza, lo sé, porque sabes que la ropa va a ir directa a la lavadora, pero ganarás mucho espacio y lo agradecerás.

Lleva contigo la documentación y otras cosas imprescindibles

Jamás de los jamases metas en tu maleta o mochila facturada documentación que necesites tener a mano. Piensa que ese equipaje se puede perder y acabar en manos ajenas. Según en qué países, puede ser útil llevar una riñonera interior para guardar algo de dinero en efectivo y tu DNI o pasaporte.

Además de la documentación, otro consejo para hacer la maleta es llevar contigo varias mudas y otro pantalón y camiseta. Por suerte, a mí todavía no me han perdido nunca el equipaje (no lo quiero decir muy alto), pero si fuera el caso, al menos tendría ropa para continuar el viaje durante 2 ó 3 días hasta que mi maleta o mochila apareciera.

Lo mismo te digo con los artículos de valor, cámaras de fotos, móviles y otros dispositivos electrónicos. Mejor llévalos contigo en el bolso, maleta de mano o mochila pequeña.

Revisa las medidas del equipaje de mano de las aerolíneas

Si vas a viajar en avión con equipaje de mano, es súper importante que compruebes las medidas y peso del equipaje de mano de la aerolínea con la que vas a volar. En ese artículo te indico también qué artículos se pueden llevar en cada compañía aérea aparte de la maleta de mano para que no te lleves ninguna sorpresa. ¡Anda que no me he visto yo veces teniendo que ponerme ropa encima porque me había pasado con el peso de mi equipaje!

Separa bien los líquidos

Otra de las dudas más habituales sobre cómo hacer una maleta es el tema de los líquidos. ¿Debo llevarlos en una bolsa aparte? ¿De cuántos mililitros puede ser cada bote para no tener que facturar? Vayamos por pasos.

Si vas a llevar los líquidos en tu maleta o mochila dentro del avión, es importante que los envases que contengan líquido no superen los 100 mililitros. Debes meterlos en una bolsa de plástico transparente aparte, que te pedirán que enseñes en el aeropuerto cuando pases los controles de seguridad. Hay un máximo de 10 envases por persona, así que no te vengas muy arriba con eso.

Yo suelo viajar bastante ligera y llevo pocos envases con líquidos, pero si crees que vas a necesitar más de 10 envases, te recomiendo utilizar jabones y champús sólidos. En caso de que factures, tu única preocupación es cerrar bien los envases y meterlos en una bolsa estanca impermeable para que no se derrame el líquido. No querrás empezar tu viaje con algún que otro pequeño disgusto, ¿no?

Recuerda que los envases que contengan líquidos no deben superar los 100 mililitros.
Recuerda que los envases que contengan líquidos no deben superar los 100 mililitros.

 

Viaja siempre con seguro de viaje

A veces se nos olvida la importancia de los seguros de viaje porque “total, nunca pasa nada”. Pero como dice mi madre, “nunca pasa nada, hasta que pasa”. En un viaje lo normal es que todo vaya sobre ruedas, pero también puede ocurrir que te pierdan la maleta en el aeropuerto, que te hagas daño en alguna actividad de deporte y aventura o que tengas que ir al hospital por algún dolor inesperado.

Para evitar este estrés innecesario en ruta, yo siempre contrato este seguro de viaje porque es uno de los más económicos y completos del mercado. Además, si lo reservas desde ese enlace, te dan un 5% de descuento por ser lector de La Vida son Dos Viajes.

Mi humilde consejo sobre cómo hacer una maleta: menos es más

Siempre tendemos a pensar que el equipaje que llevamos no es suficiente. Esto nos lleva a un círculo vicioso en el que cargamos en exceso nuestra maleta y acabamos volviendo con la mitad de la ropa sin utilizar. ¿Te suena? Por no hablar de lo incómodo que es cargar con un equipaje tan pesado durante todo el viaje.

Piensa que en un viaje hay pocas cosas imprescindibles, más allá de la documentación, tu cartera y tu teléfono móvil y su correspondiente cargador. Todo lo demás (ropa, medicamentos, productos de aseo, etc.) se pueden comprar perfectamente en el país que visites. Lo dicho, si al hacer la maleta se te olvida algo, no se acaba el mundo.

¿Te han gustado mis consejos sobre cómo hacer una maleta? Si es así, ¡me ayudas mucho si lo compartes! Y si tienes alguna duda, te leo abajo en comentarios.

TE AYUDO A VIAJAR AL MEJOR PRECIO