Estás en: Inicio / Portugal / Los 10 mejores miradores en Lisboa

Los 10 mejores miradores en Lisboa

5/5 - (10 votos)

Uno de los mejores planes que hacer en Lisboa es descubrir la ciudad desde las alturas. Ya sabes que la capital portuguesa es conocida popularmente como la ciudad de las siete colinas, así que hoy quiero proponerte una ruta por los mejores miradores en Lisboa.

Te esperan vistas del Castillo de San Jorge, el barrio de la Baixa, el Elevador de Santa Justa, el Puente 25 de Abril, la Plaza del Comercio, la Avenida da Liberdade y el río Tajo como telón de fondo. Ahora lo difícil es elegir con cuáles te quedas porque todos tienen su encanto. ¡Comenzamos!

Mapa con los mejores miradores de Lisboa


Los mejores miradores en Lisboa

Mirador de Santa Lucía, el más famoso de Lisboa

El Mirador de Santa Lucía es el más famoso del barrio de Alfama, aunque no es el que tiene las mejores vistas para mi gusto. Allí puedes visitar la Iglesia de Santa Lucía, que fue reconstruida tras el terremoto de Lisboa de 1755. También verás a mucha gente haciéndose fotos delante de las paredes con los típicos azulejos portugueses.

Desde este mirador se ven las iglesias de San Miguel y San Esteban a la izquierda, el Panteón Nacional a la derecha y el barrio de Alfama con el río Tajo como telón de fondo. Hay músicos callejeros, pintores, niños correteando…

Es uno de los mejores miradores en Lisboa y puedes llegar fácilmente en el tranvía 28. También tienes este free tour por Alfama o el tour por Alfama y el Castillo de San Jorge por si quieres conocer muchas curiosidades de este barrio con un guía en español.

El Mirador de Santa Lucía es el más popular en Lisboa, aunque hay otros más bonitos para mi gusto.

El Mirador de Santa Lucía es el más popular en Lisboa, aunque hay otros más bonitos para mi gusto.

 

Mirador Portas do Sol, uno de mis miradores preferidos en Lisboa

Si tuviera que quedarme con un solo mirador en Lisboa, escogería el de Portas do Sol. Está a pocos metros del Mirador de Santa Lucía, así que puedes visitarlo justo después del anterior. En este caso, el orden de los factores sí altera el producto. 😊

El Mirador Portas do Sol se llama así porque en este mismo lugar había una puerta de la muralla durante la época musulmana. Como te puedes imaginar, también quedó destruida tras el terremoto de 1755.

Hay música callejera y mucho ambiente a cualquier hora del día, aunque lo mejor son las vistas panorámicas. La Iglesia de São Vicente de Fora, el río Tajo, las casitas blancas del barrio de Alfama y la estatua de San Vicente, patrón de Lisboa, son los protagonistas en este famoso mirador lisboeta.

Uno de los mejores miradores en Lisboa es el de Portas do Sol.

Uno de los mejores miradores en Lisboa es el de Portas do Sol.

 

¿Quieres hacer un free tour por Alfama y sus miradores?

 

Mirador de San Pedro de Alcántara

Otro de los mejores miradores en Lisboa es el Mirador de San Pedro de Alcántara. Se encuentra en el Bairro Alto y, además de las vistas de vértigo, tiene unos jardines maravillosos con esculturas.

Y ¿qué se ve desde este mirador? El Castillo de San Jorge, la Iglesia de São Vicente de Fora, la Catedral o Sé de Lisboa, la Baixa, Alfama y Mouraira. Además, hay un mapa hecho con azulejos típicos portugueses, en el que aparecen señalados los principales monumentos.

Puedes llegar en el Elevador da Glória, que se coge en la Plaza de los Restauradores, o subir caminando por la Calçada da Glória. Otra opción es hacer el free tour por la Lisboa bohemia, que incluye este mirador entre muchos otros lugares.

Los jardines y las vistas desde el Mirador de San Pedro de Alcántara son muy recomendables.

Los jardines y las vistas desde el Mirador de San Pedro de Alcántara son muy recomendables.

 

Mirador de Santa Catarina, el mejor lugar para ver el atardecer

El Mirador de Santa Catarina también es conocido como Adamastor porque allí se encuentra la estatua de este personaje mitológico que aparece en la obra Los Lusiadas del gran poeta Luís de Camões.

Está muy cerca del Museo de la Farmacia de Santa Catarina y para llegar a él pasarás por callejuelas estrechas con ese aire decadente que tanto me gusta de Lisboa. Una vez allí, te esperan vistas del río Tajo, el Puente 25 de Abril y el Cristo Rey.

He de reconocer que, más que la panorámica en sí (las grúas de fondo estropean un poco las vistas), me encantó el ambiente. Cuando estuvimos había mucha gente joven tomando cerveza y músicos tocando la guitarra. La mejor hora para visitarlo es al atardecer.

Mirador de Gracia

Otro de los miradores con más ambiente en Lisboa es el Mirador de Gracia. Llegar a pie subiendo la cuesta empinada no es tarea fácil (y más si viajas con bebé como nosotros), pero la recompensa lo vale.

Obviando alguna que otra grúa de fondo, las vistas de este mirador son espectaculares. Desde allí puedes ver el Castillo de San Jorge, el Puente 25 de Abril, el Convento do Carmo, el Elevador de Santa Justa, los barrios de Alfama y la Baixa… Es lo que tiene estar en la colina más alta de Lisboa.

Su nombre oficial es Mirador de Sophia de Mello Breyner Andresen en honor a la poetisa portuguesa, aunque todos lo conocen como Miradouro da Graça por el Convento de Graça que está justo detrás.

Aparte de disfrutar de las vistas, te recomiendo sentarte a tomar algo en la terraza, que está muy bien de precio. Nosotros estuvimos en este mirador a media mañana y las fotos salían a contraluz, así que te aconsejo llegar a primera hora.

Puedes subir al mirador caminando, con el tranvía 28 hasta Graça o con este free tour por el barrio de Mouraira y Graça si prefieres descubrir la cuna del fado, arte urbano y varios miradores de Lisboa con un guía en español.

Hay que subir una cuesta pronunciada para llegar al Mirador de Gracia, pero merece la pena el esfuerzo.

Hay que subir una cuesta pronunciada para llegar al Mirador de Gracia, pero merece la pena el esfuerzo.

 

¿Quieres hacer un free tour por Mouraira y Graça?

 

Mirador da Senhora do Monte

Continuamos en el barrio de Graça porque quiero que también conozcas el Mirador da Senhora do Monte. Está a unos 10 minutos a pie del Mirador de Gracia y, aunque te espera un camino empinado que te va a dejar con la lengua fuera, te aseguro que merece la pena.

Este mirador se llama así por la Capilla de Nuestra Señora del Monte que está junto a él. Al encontrarse en uno de los puntos más altos de la capital lisboeta, tendrás una panorámica preciosa del Castillo de San Jorge, el Elevador de Santa Justa, el Convento do Carmo, la Baixa, el Bairro Alto y el río Tajo al fondo.

Es un mirador infinitamente más tranquilo que los de Portas do Sol y Santa Lucía porque queda más alejado del centro de la ciudad, pero no por ello es menos interesante.

Elevador de Santa Justa

Técnicamente no es un mirador como tal, pero no podía faltar en este listado de los mejores miradores de Lisboa el emblemático Elevador de Santa Justa. Este ascensor, que antiguamente funcionaba con vapor, es uno de los más populares para disfrutar de las vistas de la ciudad a 42 metros de altura.

Se terminó de construir en 1902 y es inconfundible por su estructura de hierro. Y ¿qué se ve desde la parte superior del Elevador de Santa Justa? El Castillo de San Jorge, la Plaza de Rossio, la Plaza del Comercio y los tejados de las casas de la Baixa.

Ya te conté mis consejos para visitar Lisboa y cómo funciona la Lisboa Card, una tarjeta turística con la que puedes ahorrar en tu escapada. Si haces cálculos y te compensa comprarla, ten en cuenta que podrás subir gratis al Elevador de Santa Justa, entre muchos otros sitios turísticos.

Desde el Elevador de Santa Justa tienes vistas del Castillo de San Jorge, la Plaza de Rossio y la Baixa.

Desde el Elevador de Santa Justa tienes vistas del Castillo de San Jorge, la Plaza de Rossio y la Baixa.

 

¿Quieres ahorrar en tus visitas a monumentos y museos de Lisboa?

 

Mirador del Parque Eduardo VII, uno de los mejores miradores de Lisboa

Ahora quiero hablarte del Mirador del Parque Eduardo VII, uno de mis miradores favoritos en Lisboa. Es bastante diferente a otros miradores y además tiene la ventaja de que se puede llegar fácilmente en metro hasta la parada Marquês de Pombal.

Y te preguntarás: ¿qué tiene de especial el Parque Eduardo VII? Cuenta con un jardín botánico conocido como la Estufa Fría, un Monumento al 25 de Abril y el Jardín Amália Rodrigues en homenaje a la gran fadista lisboeta.

Pero lo que más me gusta de este mirador son las vistas de los jardines de estilo francés con alamedas y césped en el centro. A lo lejos también se ve la Plaza Marqués de Pombal, la Avenida da Liberdade y el río Tajo.

Además, con un poco de suerte, tu visita puede coincidir con la Feria del Libro de Lisboa, que se celebra una vez al año, o con uno de los mercados navideños más populares en la ciudad. ¡Será por opciones!

Uno de los miradores más fotogénicos en Lisboa es el del Parque Eduardo VII.

Uno de los miradores más fotogénicos en Lisboa es el del Parque Eduardo VII.

 

Mirador del Castillo de San Jorge, una de las mejores vistas de Lisboa

Uno de los planes que más te recomiendo es subir al Castillo de San Jorge. En el siglo IX era conocido como Castelo dos Mouros y no ha tenido una “vida fácil” porque sufrió las consecuencias del terrible terremoto de Lisboa de 1755.

Aparte de pasear por el recinto amurallado, no te puedes perder el mirador que está dentro del Castillo de San Jorge. La vista de los cañones apuntando al río Tajo es espectacular. Además, no todos los días se tiene la suerte de visitar un lugar con tanta historia.

Eso sí, si quieres ahorrarte una buena cuesta (nosotros pagamos la novatada), puedes subir en el elevador del Castillo de San Jorge. Y otro consejo importante: madruga para evitar las largas colas que se forman en taquilla. Si prefieres ir con un guía en español, tienes este tour por Alfama y el Castillo de San Jorge por si quieres echarle un vistazo.

Te recomiendo llegar temprano al Castillo de San Jorge para evitar las largas colas que se forman en taquilla.

Te recomiendo llegar temprano al Castillo de San Jorge para evitar las largas colas que se forman en taquilla.

 

¿Quieres visitar el Castillo de San Jorge y el barrio de Alfama con guía en español?

 

Cristo Rey, el mirador de Lisboa que te recibe con los brazos abiertos

El Cristo Rey es uno de los mejores miradores de Lisboa y un importante destino de peregrinación en Portugal. Seguro que, en cuanto veas esta enorme estatua, a ti también se te vendrá a la cabeza el Cristo Redentor de Río de Janeiro. ¿Me equivoco? 😊

Se encuentra en la ciudad de Almada, dentro del área metropolitana de Lisboa, y es un sitio muy popular para disfrutar de las vistas de Lisboa y del Puente 25 de Abril a 80 metros de altura. Además, simboliza la paz, ya que Portugal declaró su neutralidad durante la Segunda Guerra Mundial.

Aunque hay varias formas de llegar en transporte público, te recomiendo ir en ferry desde Cais do Sodré hasta Cacilhas, comer allí marisco en alguno de sus restaurantes (sale más barato que en Lisboa) y después tomar el autobús 101 hasta el Santuario del Cristo Rey.

El Cristo Rey de Lisboa recuerda mucho al Cristo Redentor de Río de Janeiro.

El Cristo Rey de Lisboa recuerda mucho al Cristo Redentor de Río de Janeiro.

 

Consejos para visitar los miradores de Lisboa

1) Es preferible ver pocos miradores y disfrutarlos con calma. Una de las cosas que he aprendido después de muchos años viajando es que “menos es más”. Antes me gustaba ver mil sitios en poco tiempo y al final no me daba tiempo a parar y disfrutar de cada lugar.

Por eso, te aconsejo que hagas tu propia selección de todo el listado de miradores que te propongo en Lisboa. También te dejo por aquí mis guías para visitar Lisboa en un día, Lisboa en 2 días y Lisboa en 3 días por si te sirven para organizar tu itinerario.

2) Utiliza los elevadores siempre que sea posible. Por suerte, puedes subir en elevador a algunos de los miradores, así que si tienes la posibilidad de hacerlo así, yo no me lo pensaba dos veces. Lisboa es una ciudad con muchas cuestas pronunciadas y te vas a hartar de “hacer piernas”.

3) Muévete en transporte público si te cansas de caminar. Uno de los medios de transporte con más encanto es el mítico tranvía 28, que te deja (por ejemplo) en los miradores de Portas do Sol y Santa Lucía. Con la Lisboa Card tienes transporte público ilimitado, entradas gratuitas a la Torre de Belém, el Monasterio de los Jerónimos o el Elevador de Santa Justa (entre otros) y muchos descuentos.

4) Es factible visitar los miradores con bebé. No voy a decirte que va a ser el paseo más agradable de tu vida porque te estaría mintiendo. Pero sí puedes visitar los más accesibles, como los miradores de Portas do Sol, Santa Lucía, el Elevador de Santa Justa y el Parque Eduardo VII y utilizar los elevadores para llegar al Castillo de San Jorge y al Mirador de San Pedro de Alcántara. Aquí te cuento mis consejos para viajar a Lisboa con bebé por si te sirven.

5) Lleva calzado cómodo. Independientemente de que vayas a subir a los miradores de Lisboa o no, es importante llevar calzado cómodo para caminar por adoquines, cuestas empinadas, callejuelas estrechas… Estas “incomodidades” forman parte del encanto de Lisboa, así que deja tus mejores galas para otra ocasión.

Antes de terminar, te dejo por aquí más artículos sobre Lisboa que te pueden venir bien para organizar tu escapada:

¿Te ha gustado mi artículo sobre los mejores miradores en Lisboa? Compártelo, ¡me ayudas un montón! Y si tienes cualquier duda o quieres recomendar otros miradores, deja tu comentario en el formulario de abajo.

TE AYUDO A VIAJAR A LISBOA AL MEJOR PRECIO

Artículos recomendados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios