5/5 - (5 votos)

Ha llegado la hora de que tú también conozcas los sitios más bonitos que ver en Lisboa en 3 días. La capital portuguesa suena a fado, huele a bacalao y a pasteles de Belém y es un auténtico espectáculo para la vista.

Tiene miradores que quitan el hipo, el Castillo de San Jorge en lo alto de la colina, el icónico Elevador de Santa Justa, plazas con mucho ambiente y mercados donde venden artesanías, antigüedades y productos hechos con corcho que son una obra de arte.

En Lisboa da gusto (y un poco de sofoco) perderse por sus empinadas callejuelas. Los tranvías serpentean entre calles adoquinadas. La Sé de Lisboa se alza imponente con sus dos torres campanario. Y hay lugares, como el Convento do Carmo (ahora en ruinas), que nos recuerdan el terrible terremoto que asoló gran parte de la ciudad en 1775. ¿Te apuestas algo a que Lisboa te va a encantar?

 

Mapa con los sitios que ver en Lisboa en 3 días

Como hay tantos sitios que ver en Lisboa en 3 días, he preparado este mapa con el itinerario de cada día por colores. Así creo que es mucho más sencillo orientarse en la capital portuguesa.

El primer día lo he señalado en color salmón, el segundo día en amarillo y el tercer día en color verde (a elegir entre Sintra o Cascais). ¡Espero que te sirva!

¿Buscas un traslado privado del Aeropuerto de Lisboa al centro?

 

Lisboa en 3 días: itinerario completo

Día 1: Castillo de San Jorge, miradores, Sé de Lisboa, Plaza del Comercio, Pink Street, Elevador da Bica, Plaza Luís de Camões, Iglesia de San Roque y espectáculo de fado en Chiado.

Día 2: Jardín de São Pedro de Alcântara, Plaza de los Restauradores, Iglesia de Santo Domingo, Plaza Rossio, Praça da Figueira, Convento do Carmo, Elevador de Santa Justa, Rúa Augusta y tarde en Belém.

Día 3: excursión a Sintra o Cascais.

¿Quieres hacer un tour privado por Lisboa en tuk tuk?

 

Primer día de la ruta por Lisboa en 3 días

El primer día del itinerario por Lisboa en 3 días vamos a empezarlo en el Castillo de San Jorge, veremos algunos de los miradores más famosos de la ciudad y callejearemos por el barrio de Alfama.

También quiero que conozcas la Plaza del Comercio, la famosa Pink Street, la Catedral o Sé de Lisboa, un tranvía muy fotogénico y la plaza donde probé uno de los mejores pasteles de nata (quién pudiera tomarse uno ahora). Para terminar el día, ¿qué tal un espectáculo de fado en el barrio de Chiado? ¡Vamos a ello!

Castillo de San Jorge

Este castillo tiene el privilegio de estar sobre la colina de San Jorge, que es la más alta de Lisboa. Antiguamente era conocido como Castelo dos Mouros porque en el siglo IX estaba en manos de los musulmanes. En el siglo XII esta fortificación fue reconquistada por Alfonso Henriques, primer rey de Portugal, y vivió su época de mayor esplendor del siglo XIII al XVI.

El Castillo de San Jorge tampoco se libró del terremoto de Lisboa de 1755, que lo dejó en ruinas. Por suerte, se ha restaurado para que podamos seguir conociendo la historia de la ciudad a través de uno de sus monumentos más importantes. Sus once torres, el Arco de San Jorge, los preciosos jardines y las vistas de Lisboa te van a encantar.

Si vas por libre, te recomiendo madrugar para llegar en cuanto abran porque suele haber cola. Otra opción es reservar este tour por el Castillo de San Jorge y Alfama con guía en español.

Te recomiendo madrugar para ir al Castillo de San Jorge porque se suelen formar largas colas.
Te recomiendo madrugar para ir al Castillo de San Jorge porque se suelen formar largas colas.

 

¿Te apetece hacer un tour por el Castillo de San Jorge y Alfama?

 

Los mejores miradores en Alfama

Alfama es uno de los barrios más pintorescos de Lisboa. Aquí se encuentran dos de los miradores más bonitos de la ciudad: el Mirador de Santa Lucía y el Mirador de Portas do Sol. Como están uno al lado del otro, puedes ver los dos y decidir cuáles son tus vistas preferidas (spoiler: yo me quedo con el segundo).

Desde el Mirador de Santa Lucía se ve el barrio de Alfama, el río Tajo, el Panteón Nacional y varias iglesias. Y en el Mirador de Portas do Sol puedes ver la Iglesia de São Vicente de Fora, el barrio de Alfama, el río Tajo y la estatua de San Vicente.

Por cierto, este segundo mirador se llama así porque en este mismo lugar había una puerta de la muralla en época musulmana. Como te puedes imaginar, también quedó destruida por el terremoto de 1755. Si quieres conocer muchas curiosidades de este barrio, te recomiendo el free tour por Alfama.

El Mirador de Portas do Sol es uno de mis preferidos.
El Mirador de Portas do Sol es uno de mis preferidos.

 

Feira da Ladra y el Panteón Nacional

Otro plan que hacer en Lisboa en 3 días es acercarse a la Feira da Ladra para disfrutar de un montón de puestos de artesanías, ropa, antigüedades, productos de cuero y los típicos bolsos, zapatos y monederos de corcho. Este mercado me recordó mucho a El Rastro de Madrid y abre los martes y sábados.

Justo al lado está el Panteón Nacional. Antiguamente se encontraba aquí la Iglesia de Santa Engracia, pero desde 1916 se utiliza como panteón. Varios presidentes de Portugal, escritores de gran prestigio, futbolistas y la fadista Amália Rodrigues están enterrados en el Panteón Nacional de Lisboa.

Si tu escapada por Lisboa en 3 días te coincide en martes o sábado, no te pierdas la Feira da Ladra.
Si tu escapada por Lisboa en 3 días te coincide en martes o sábado, no te pierdas la Feira da Ladra.

 

Catedral o Sé de Lisboa

La Catedral o Sé de Lisboa es uno de los sitios que no te puedes perder. Fue construida en el siglo XII y es de estilo románico. Del exterior lo que más llama la atención son sus dos torres campanario y el rosetón en la parte central. Además, justo enfrente de la fachada pasa el tranvía, así que podrás hacer unas fotos preciosas.

El interior de la catedral es bastante austero, pero merece la pena para ver la pila bautismal de San Antonio de Padua, el claustro y el Tesoro, donde se guardan muchas joyas y reliquias históricas. Igual que gran parte de la ciudad, la Sé de Lisboa también sufrió grandes daños por el terremoto de 1755.

La Catedral o Sé de Lisboa es uno de los edificios más imponentes de la capital portuguesa.
La Catedral o Sé de Lisboa es uno de los edificios más imponentes de la capital portuguesa.

 

Plazas monumentales que ver en Lisboa en 3 días

Después de visitar la Catedral de Lisboa, sigue caminando hasta la Plaza del Comercio, que es la plaza más importante de la ciudad. Aparte de alucinar con su tamaño y con los edificios porticados, fíjate en el Arco Triunfal da Rúa Augusta y en la estatua ecuestre de José I.

Otra plaza muy bonita es la Praça Luís de Camões, también conocida como Largo do Camões. Esta plaza se llama así porque en el centro hay una estatua del poeta Luís de Camões. Nosotros nos sentamos en uno de los bancos a ver el ambiente y aprovechamos para probar los pasteles de nata de Manteigaria. ¡Están para chuparse los dedos!

La Plaza del Comercio es una preciosidad con sus edificios porticados.
La Plaza del Comercio es una preciosidad con sus edificios porticados.

 

Otra plaza que ver en Lisboa en 3 días es la del poeta Luís de Camões.
Otra plaza que ver en Lisboa en 3 días es la del poeta Luís de Camões.

 

Pink Street y el Elevador da Bica, dos sitios muy fotogénicos

Entre la Plaza del Comercio y la Plaza Luís de Camões hay dos lugares que van a sacar el fotógrafo que llevas dentro. Uno de ellos es la famosa calle Pink Street con su inconfundible suelo pintado de color rosa y los paraguas de colores en lo alto. Tiene varios bares para picar algo y bastante ambiente.

Muy cerca está el Elevador da Bica. Si has comprado la Lisboa Card, tienes este tranvía y todos los de la ciudad incluidos. En realidad, te ahorras subir una buena cuesta a pie, pero más que por el viaje en el tranvía, te recomiendo la Rúa de São Paulo para hacerte la típica foto al lado del tranvía en una calle súper empinada. Ya te aviso: prepárate para poner tus gemelos en forma en Lisboa. 😉

Pink Street destaca por su suelo rosa (obvio), pero también porque tiene paraguas de colores y muchos bares.
Pink Street destaca por su suelo rosa (obvio), pero también porque tiene paraguas de colores y muchos bares.

 

El Elevador da Bica está en una de las calles más fotogénicas que ver en Lisboa.
El Elevador da Bica está en una de las calles más fotogénicas que ver en Lisboa.

 

¿Sabías que con la Lisboa Card tienes entradas gratis, descuentos y transporte ilimitado?

 

Iglesia de San Roque

Seguimos con los sitios que ver en Lisboa en 3 días. Ya has visto la Plaza del Comercio, Pink Street, el Elevador da Bica y la Plaza Luís de Camões. La siguiente parada es la Iglesia de San Roque, un sitio especial porque es una de las primeras iglesias de los jesuitas en todo el mundo.

Es una de las pocas supervivientes al terremoto de Lisboa y merece mucho la pena visitarla por dentro para ver las diferentes capillas (puro lujo), la sacristía y los altares.

Espectáculo de fado

Ya sabes que el fado es el género musical más famoso de Portugal, así que para terminar el primer día de este itinerario te recomiendo disfrutar de este espectáculo de fado en el barrio de Chiado o este tour nocturno por Alfama con cena y espectáculo de fado.

La fadista más famosa es Amália Rodrigues, de la que te hablé antes porque está enterrada en el Panteón Nacional. Esta artista vendió más de 30 millones de discos, que se dice pronto.

Y ¿qué tiene de especial el fado? Su melodía, los sentimientos y el sonido de las guitarras portuguesas de fondo. Por lo general, la letra de los fados es bastante triste, ya que hablan de desamor, saudade y melancolía. Pero ya que estás en Lisboa, tienes que sentir el fado.

 

Día 2 de la ruta por Lisboa en 3 días

El segundo día de la ruta de 3 días por Lisboa seguiremos recorriendo el centro de la ciudad por la mañana para conocer algunas de las plazas más emblemáticas y para subir en el Elevador de Santa Justa, desde el que tienes unas vistas preciosas de Lisboa y del Castillo de San Jorge.

Por la tarde te propongo ir en barco a Belém y visitar el Monasterio de los Jerónimos, la Torre de Belém, el Monumento a los Descubrimientos y comer los pasteles de nata más famosos de la capital. ¡La masa es crujiente y dan ganas de repetir y repetir!

Jardín de São Pedro de Alcântara, uno de los mejores miradores que ver en Lisboa

El segundo día vamos a empezar el recorrido por el Jardín de São Pedro de Alcântara. Para mí es uno de los mejores miradores de la ciudad. Tiene vistas a la Catedral o Sé de Lisboa, al Castillo de San Jorge, a la Iglesia de São Vicente de Fora y a toda la parte baja de la ciudad.

En este jardín también hay un lago, un mapa hecho con azulejos en el que se indican los diferentes sitios de interés en Lisboa y, por supuesto, vistas al río Tajo. Para llegar a este mirador, puedes tomar el Elevador da Glória en la Plaza de los Restauradores o ir a pie por la Calçada da Glória. ¡Ya verás qué panorámica te espera!

Plazas con mucho ambiente

Seguimos el itinerario de los sitios que ver en Lisboa en 3 días para conocer tres plazas muy famosas. La Plaza de los Restauradores conmemora la liberación de Portugal del dominio español y en el centro tiene el Monumento de los Restauradores. Este obelisco mide 30 metros de altura y en él aparecen representadas la Libertad y la Victoria. ¡Es una pasada!

Otra plaza que tienes que ver en Lisboa es la Praça de Dom Pedro IV, aunque en realidad todo el mundo la conoce como Plaza Rossio. En esta plaza hay mucho ambiente a cualquier hora del día porque está repleta de bares, tiendas y restaurantes. Aquí puedes ver la estatua de Pedro IV de Portugal y el Teatro Nacional Doña María II. Muy cerca está también la Iglesia de Santo Domingo, que es una de mis preferidas en Lisboa.

Por último, no te puedes ir de la capital sin pasear por la Praça da Figueira. Antes del terremoto estaba aquí el Hospital Real de Todos los Santos y ahora el ambiente no tiene nada que ver. Hay un montón de puestos de comida y artesanías donde lo difícil es no picar algo. Allí compramos un sándwich de lechón que nos supo a gloria.

Si quieres visitar todas estas plazas y otros sitios monumentales del centro de Lisboa, echa un vistazo a este tour privado con guía en exclusiva.

¿Te apetece hacer un tour de Lisboa al completo con entradas?

 

Convento do Carmo

El Convento do Carmo pertenecía a la Orden de los Carmelitas y sufrió grandes daños durante el terremoto de 1755. Como ves, esta catástrofe natural azotó sin piedad a la capital.

Todavía se conservan las ruinas de la Iglesia de Nuestra Señora do Carmo, de estilo gótico, y dentro del convento está el Museo Arqueológico do Carmo, que alberga una gran colección de obras de arte desde la Prehistoria hasta la Edad Contemporánea. Ojo, no confundir con el Museo Nacional de Arqueología, que está en el Monasterio de los Jerónimos de Belém.

Elevador de Santa Justa

Seguro que en tu escapada por Lisboa en 3 días uno de los sitios que no te quieres perder es el famoso Elevador de Santa Justa. Se terminó de construir en 1902 y antiguamente funcionaba con vapor. ¿No te parece increíble?

Su estructura de hierro es inconfundible, pero lo mejor son las vistas que tienes a 42 metros de altura. Puedes subir gratis con la Lisboa Card o llegar a pie hasta la plataforma superior. Una vez arriba, disfruta sin prisas de la panorámica de la Plaza Rossio, del Castillo de San Jorge y del barrio de Baixa.

No te pierdas en tu escapada por Lisboa en 3 días las vistas desde el Elevador de Santa Justa.
No te pierdas en tu escapada por Lisboa en 3 días las vistas desde el Elevador de Santa Justa.

 

Rúa Augusta

Ahora quiero que veas Lisboa desde otra perspectiva. Para ello, acércate a la Rúa Augusta, que es la calle principal del barrio de Baixa. Hay muchas tiendas de moda, cafeterías y restaurantes (los pasteles de bacalao que no falten), y el paseo hasta la Plaza del Comercio es bastante agradable. Y ¿por qué volvemos a esta plaza de nuevo? Enseguida te cuento.

Paseo en barco a Belém

Ya te dije que quiero que veas Lisboa desde otra perspectiva, y qué mejor que hacerlo desde el río Tajo. Nosotros reservamos este paseo en barco y me gustó mucho.

El recorrido dura 1 hora y te lleva desde la Plaza del Comercio a Belém, pasando por el Puente 25 de Abril y el Cristo Rey. También incluye una visita guiada por los monumentos más famosos de Belém. Eso sí, no te lo recomiendo si viajas con bebés porque, al menos cuando yo estuve, hacía un viento que no era normal. Aquí te cuento mi experiencia en el paseo en barco en Lisboa.

Otra opción, si no quieres llegar hasta Belém, es este paseo en barco tradicional al atardecer o este paseo en velero al atardecer. En ambos navegarás por el río Tajo a la mejor hora del día.

En el paseo en barco a Belém se pasa por el famoso Puente 25 de Abril.
En el paseo en barco a Belém se pasa por el famoso Puente 25 de Abril.

 

¿Quieres ir en barco hasta la Torre de Belém?

 

Torre de Belém, uno de los símbolos que ver en Lisboa en 3 días

Si no has reservado el paseo en barco a Belém, puedes llegar también desde la Plaza del Comercio en el tranvía 15E. Una vez allí, podrás disfrutar de uno de los símbolos más famosos de la capital lusa: la Torre de Belém.

Esta torre se utilizaba antiguamente con fines defensivos, aunque después pasó a ser un centro aduanero y un faro. Fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO y es una auténtica preciosidad.

Ya que estás en Belém, no te puedes ir sin visitar el Monasterio de los Jerónimos. Tanto la Torre de Belém como el Monasterio se pueden visitar gratis con la Lisboa Card. Si prefieres visitarlos con guía, tienes este tour por la Torre de Belém y el Monasterio de los Jerónimos o este free tour por Belém.

Después ve caminando hasta el Monumento a los Descubrimientos y termina el día comprando los famosos pasteles de nata en la cafetería Pasteles de Belém. Suele haber cola, pero no te preocupes porque va a toda velocidad. ¡La espera te va a saber de maravilla!

La Torre de Belém se utilizaba antiguamente para defender la ciudad.
La Torre de Belém se utilizaba antiguamente para defender la ciudad.

 

Tercer día del recorrido por Lisboa en 3 días

El último día de tu itinerario por Lisboa en 3 días te propongo conocer los alrededores de la capital. De todas las excursiones en Lisboa, sin duda te recomiendo Sintra y Cascais. Son dos lugares completamente diferentes y complementarios.

En Sintra está el famoso Palacio Nacional da Pena, que es uno de los mejores ejemplos del estilo romántico del siglo XIX en Europa. Aquí vivió la familia real portuguesa y estoy segura de que su colorida fachada te va a encantar. ¡Espero que no te pille el día nublado como me pasó a mí la primera vez que estuve!

Después de visitar el Palacio Nacional da Pena puedes acercarte al Castelo dos Mouros y al Palacio Quinta da Regaleira, ambos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Otra opción, si te da tiempo, es ir de Lisboa a Cascais, que es la ciudad costera donde veraneaba la familia real. Es muy agradable pasear por la Ciudadela, callejear por la Plaza 5 de Octubre y alrededores, descansar en el Parque Marechal Carmona, caminar por la marina, sentir el viento en la Boca do Inferno y terminar el día en alguna de sus playas, como la Praia da Rainha o la Praia Nossa Senhora da Conceição.

Cascais es una de las mejores escapadas cerca de Lisboa.
Cascais es una de las mejores escapadas cerca de Lisboa.

 

Puedes ir por libre en tren o coche (ojo con esto porque en Sintra aparcar es misión imposible). Si prefieres despreocuparte de todo, te cuento cuáles son las mejores excursiones desde Lisboa:

¿Te apetece visitar Sintra y Cascais en un día desde Lisboa?

 

Qué hacer si tienes más de 3 días en Lisboa

Óbidos, Fátima y Nazaré

Algunos de los sitios que ver cerca de Lisboa más populares (aparte de Sintra y Cascais) son Fátima, Óbidos y Nazaré. Fátima es famosa por las tres apariciones de la virgen en 1917 y su santuario mariano es uno de los más importantes del mundo.

Óbidos es una villa portuguesa muy bonita, repleta de casas blancas. Cuenta con varias iglesias, un castillo, el Santuario del Señor Jesús da Pedra y el Museo Municipal de Óbidos.

Y para terminar, te esperan las gigantescas olas de Nazaré. Seguro que las has visto alguna vez en la tele y has pensado: “¿eso es real?”. Pues sí, hasta allí llegan los surferos más valientes. Tienen toda mi admiración, yo no tendría valor. Puedes reservar aquí tu excursión a Óbidos, Fátima y Nazaré desde Lisboa.

Évora y sus bodegas

¿Sabías que en Évora vivieron los reyes de Portugal en el siglo XV? No me extraña que eligieran esta ciudad portuguesa porque es una preciosidad. Tiene un templo y unas termas romanas, la Praça do Giraldo, que es el centro neurálgico, la Capilla de los Huesos y una catedral de estilo románico-gótico.

Además, muy cerca de Évora está la región vinícola de Alentejo, así que si te apetece terminar el día con una deliciosa cata de vinos locales, echa un vistazo a esta excursión a Évora y sus bodegas desde Lisboa.

Arrábida y Sesimbra

Por último, quiero hablarte del Parque Natural de Arrábida, una zona maravillosa en la que se entremezclan los acantilados, la vegetación y el océano Atlántico.

También puedes visitar en un mismo día Sesimbra, una aldea de pescadores con mucho encanto, el Castillo de Palmela en Setúbal, hacer una cata de vinos en Azeitão y terminar con las vistas panorámicas desde el Cristo Rey. Puedes reservar aquí tu excursión a Arrábida y Sesimbra desde Lisboa.

Consejos para visitar Lisboa

1) Haz algún free tour. Lo primero que suelo hacer cuando visito un lugar que no conozco es un free tour. Para mí es la mejor forma de situarme y de conocer un montón de curiosidades. En la capital portuguesa tienes muchas opciones para elegir, como este free tour por Lisboa (el itinerario clásico), el free tour de los misterios y leyendas, el free tour por la Lisboa bohemia o el free tour por la Lisboa alternativa. De todas formas, aquí te cuento en detalle los que, en mi opinión, son los mejores free tours de Lisboa.

2) Reserva tu alojamiento con antelación. Esta tercera vez que estuve en Lisboa dejé la reserva de alojamiento para el último momento y no fue buena idea. Los precios estaban disparados y prácticamente solo quedaban hostales, hoteles gran lujo y opciones intermedias muy alejadas del centro. Para que no te pase lo que a mí, reserva aquí tu hotel en Lisboa con bastante antelación. Pero antes de hacerlo, lee mis recomendaciones sobre dónde dormir en Lisboa.

3) Piensa si te compensa comprar la Lisboa Card. La clave para decidir si merece la pena la Lisboa Card o no es hacer cálculos. Piensa qué itinerario quieres hacer, qué monumentos y museos quieres visitar por dentro y si vas a utilizar el transporte público a menudo, tanto para moverte por Lisboa como para ir en tren a Sintra o a Cascais. Aquí te cuento dónde comprar la Lisboa Card y mi opinión sobre la tarjeta turística.

4) Los lunes cierran la mayoría de los museos y monumentos. Nosotros estuvimos en Lisboa la última vez de sábado a lunes. Por eso, las visitas principales a museos y monumentos las hicimos durante el fin de semana, ya que el lunes prácticamente todo está cerrado. Tenlo en cuenta al organizar tu itinerario.

5) Viajar a Lisboa con bebés es posible. Al mes de nacer Olivia hicimos un road trip por el norte de Portugal y visitamos Oporto, Viana do Castelo, Guimarães, Braga, Aveiro y Coímbra. Pensaba que el tema de los adoquines lo teníamos más que superado, pero nada que ver. Lisboa tiene suelos adoquinados, escaleras para llegar a miradores y muchas cuestas. No es la ciudad más fácil del planeta para visitar con un bebé, pero combinando porteo, carrito de bebé y un poquito de paciencia, se puede.

6) La Feira da Ladra se celebra los martes y sábados. ¿Recuerdas que te hablé de la Feira da Ladra, que me recordó mucho a El Rastro de Madrid? Ten en cuenta que solo abre los martes y sábados o te darás el paseo en balde.

7) Prueba la comida típica portuguesa. Una de las cosas que más me gustan de Portugal es que se come de maravilla y a precios razonables. Las raciones suelen ser generosas y la materia prima de calidad. No te vayas sin probar el bacalao à brás, los pasteles de Belém, el caldo verde, la cataplana y la carne de cerdo a la Alentejana. Y si quieres comer marisco, te recomiendo la Marisquería Ramiro. ¡Rico, rico!

8) Transportes para llegar al centro desde el aeropuerto. Si vas a viajar a Lisboa en avión, echa un vistazo a mi artículo sobre cómo ir del Aeropuerto de Lisboa al centro. Te cuento el precio y los pros y contras de cada transporte para que puedas elegir la mejor opción para ti.

9) Disfruta de Lisboa. No importan las cuestas, los adoquines ni las escaleras para llegar a los miradores. Prepara tus piernas y disfruta de la capital portuguesa. ¡Ya tendrás tiempo de descansar a la vuelta de tu viaje!

¿Te ha gustado mi artículo sobre qué ver en Lisboa en 3 días? Si te ha parecido interesante, me ayudas mucho si lo compartes. Y si tienes alguna duda, déjame un comentario en el formulario y te responderé rápida y veloz.

TE AYUDO A VIAJAR A LISBOA AL MEJOR PRECIO