5/5 - (8 votos)

No te queda nada para visitar Lisboa y ya te empieza a subir ese gusanillo por el estómago. La capital portuguesa presume de miradores, casas de fado, callejuelas empedradas, tranvías históricos, el famoso Elevador de Santa Justa y el río Tajo como telón de fondo.

En Lisboa vas a comer bacalao a bras y pasteles de Belém para chuparse los dedos, visitarás el Monasterio de los Jerónimos y la emblemática Torre de Belém y disfrutarás perdiéndote por los barrios de Alfama, la Baixa y Chiado.

Antes de nada, te animo a leer los mejores planes que hacer en Lisboa. Y como quiero que tu escapada vaya sobre ruedas, voy a contarte mis consejos para visitar Lisboa. Te hablo de transportes, formas para ahorrar, dónde dormir, qué comer, lugares que no te puedes perder y muchos otros trucos para que tu frase al terminar el viaje sea: “quiero volver”. ¡Comenzamos!

Te cuento mis consejos para visitar Lisboa para que disfrutes al máximo de la capital portuguesa.
Te cuento mis consejos para visitar Lisboa para que disfrutes al máximo de la capital portuguesa.

 

 

Consejos para visitar Lisboa: preparativos

1. Lleva la documentación en vigor. Aunque parezca una obviedad, revisa que no tengas tu DNI caducado para evitarte disgustos. Si eres ciudadano europeo, no necesitarás el pasaporte para entrar en Lisboa, aunque no está de más llevarlo por si perdieras el DNI.

2. No olvides tu seguro de viaje. El seguro de viaje tiene muchas más coberturas que la Tarjeta Sanitaria Europea, así que uno de mis consejos para visitar Lisboa (y cualquier parte del mundo) es hacerlo con seguro. Nunca pasa nada, hasta que pasa (te lo digo por experiencia propia). Además, por leer La Vida son Dos Viajes, tienes un 5% de descuento.

3. Contrata previamente los traslados más importantes. Si vas a llegar a Lisboa en avión, te recomiendo que eches un vistazo a cómo ir del Aeropuerto de Lisboa al centro. Si vas a ir en transporte público a tu hotel no hace falta que reserves con antelación, pero sí te lo recomiendo si quieres contratar un traslado privado, tanto al centro de Lisboa como a otras ciudades como Sintra, Cascais o Estoril.

¿Buscas un traslado privado del Aeropuerto de Lisboa al centro?

 

4. Echa gasolina en España. Si viajas en coche, recuerda llenar el depósito de gasolina antes de entrar en Portugal. ¡La gasolina en España es más barata! Yo hace tiempo veraneaba en Ayamonte, que está en la frontera entre Huelva y Portugal, y no te imaginas la cantidad de portugueses que cruzaban la frontera solo para echar gasolina en España.

5. Ojo con los peajes en Portugal. Las autopistas portuguesas son de peaje, hasta ahí todo bien. Pero debes tener en cuenta que algunos peajes son manuales (se pagan en el momento) y otros son electrónicos.

En estos últimos no hay barrera y debes haber registrado tu matrícula de coche previamente para que se te cobre automáticamente el importe cada vez que pases por un peaje de este tipo. Nosotros para ir a Lisboa desde Madrid encontramos solo peajes manuales, pero en Oporto y alrededores la mayoría eran electrónicos. Aquí tienes más información sobre los peajes en Portugal.

6. Piensa bien qué itinerario quieres hacer. He estado varias veces en Lisboa y no me canso de volver. La capital portuguesa tiene una mezcla de aire decadente, bohemio y alternativo que me encanta. Para que aproveches al máximo tu escapada, he preparado itinerarios para visitar Lisboa en un día, en 2 días y en 3 días. ¿Mi consejo? Cuantos más días, mejor.

7. Haz cálculos para saber si te compensa la Lisboa Card. Para decidir si merece la pena comprar la Lisboa Card, tienes que pensar qué monumentos quieres visitar (IMPORTANTE: la mayoría cierran los lunes) y si vas a coger el transporte público a menudo o no.

Dependiendo del itinerario que quieras hacer, puede que te merezca la pena, ya que incluye la entrada gratuita al Monasterio de los Jerónimos, a la Torre de Belém, al Elevador de Santa Justa y muchos otros monumentos. También tienes transporte público ilimitado, incluido el tren de Lisboa a Sintra y a Cascais.

8. Haz algún free tour. Ya te hablé sobre los mejores free tours de Lisboa en español, así que ahora toca elegir cuál de todos te apetece hacer. Si es tu primera vez en la ciudad, yo haría el free tour clásico. En 3 horas vas a conocer los sitios más famosos de Lisboa, como el barrio de Chiado, el Elevador de Santa Justa o la emblemática Plaza del Comercio.

9. Conoce los alrededores de Lisboa. Aquí te cuento qué ver cerca de Lisboa por si te apetece conocer los alrededores de la capital. Dos de los planes más populares son ir de Lisboa a Sintra e ir de Lisboa a Cascais, aunque te doy muchas más ideas, como Tomar, Batalha o Évora.

Cascais es un destino de playa muy popular en los alrededores de Lisboa.
Cascais es un destino de playa muy popular en los alrededores de Lisboa.

 

10. Elige bien dónde alojarte en Lisboa. Los sitios más famosos de Lisboa se pueden recorrer a pie, aunque es importante elegir bien dónde dormir en Lisboa para que tu hotel esté céntrico y no tengas que pegarte largas caminatas. A mí me gustan especialmente el Hotel da Baixa y el Hotel Santa Justa, ambos en el barrio de la Baixa. Con esto ya estarían los consejos para visitar Lisboa antes del viaje. ¡Seguimos!

¿Quieres visitar Sintra, Cascais, Estoril y el Palacio da Pena en un día?

 

Consejos para cuando ya estés en Lisboa

11. Lleva calzado cómodo. Lisboa es una ciudad preciosa, pero mentalízate de que tiene cuestas (y más cuestas). También hay un montón de calles adoquinadas (otro clásico en Portugal), así que lleva calzado cómodo y deja tus mejores galas para otro momento.

12. Disfruta de Lisboa desde las alturas. Yo tengo mi selección personal de los mejores miradores de Lisboa. Algunos de mis preferidos son el Mirador de Portas do Sol, el Mirador de Santa Lucía y el Jardín de São Pedro de Alcântara.

El Mirador de Portas do Sol es el que tiene las mejores vistas para mi gusto.
El Mirador de Portas do Sol es el que tiene las mejores vistas para mi gusto.

 

13. Prueba la gastronomía típica local. Si has ido a Lisboa no es precisamente para tomar hamburguesas sin parar, ¿verdad? En Lisboa se come de maravilla (y bien de precio). Algunos de los platos más típicos son el bacalhau à Bras, la caldeirada de peixe, los buñuelos de bacalao, la carne de cerdo a la alentejana, las sardinas asadas, las feijoadas y los pasteles de Belém. ¡Rico, rico!

No puedes visitar Lisboa y no probar sus exquisitos pescados.
No puedes visitar Lisboa y no probar sus exquisitos pescados.

 

14. Los entrantes no son gratuitos. En varios restaurantes nos pusieron un aperitivo con paté de sardinas, queso y aceitunas. A diferencia de España, en Portugal estos entrantes no son gratuitos, así que si no quieres pagarlos, avisa al camarero/a para que te los retire (antes de catarlos, claro).

15. Lisboa es segura, pero cuidado con los hurtos. Este es uno de mis mayores consejos para visitar Lisboa. Como siempre digo, no hagas nada que no harías en tu propia ciudad. Lisboa es la capital de Portugal y una ciudad súper turística. Esto implica que hay más “amigos de lo ajeno” que en otros lugares menos concurridos. No pierdas de vista tus pertenencias y ten especial cuidado con los carteristas en el tranvía 28 y el tranvía 15 que te lleva a Belém.

16. Disfruta de un espectáculo de fado. El fado es el género musical más popular en Portugal. No es la música más alegre del mundo (las melodías hablan de tristeza, añoranza y saudade), pero es una experiencia que deberías vivir al menos una vez en la vida. Si te animas, este espectáculo de fado en el barrio de Chiado tiene muy buenas críticas.

17. Ve en barco a Belém. Aquí te cuento mi experiencia en el paseo en barco por Lisboa. Este recorrido me encantó porque se pasa por el famoso Puente 25 de Abril, se ve a lo lejos el Cristo Rey y se termina en Belém. De hecho, tendrás unas vistas alucinantes del Monumento a los Descubrimientos y la Torre de Belém desde el río Tajo. Puedes reservar tu paseo en barco a Belém y hacer la vuelta a Lisboa en el tranvía 15E.

El Monumento a los Descubrimientos es conocido popularmente como Padrão dos Descobrimentos.
El Monumento a los Descubrimientos es conocido popularmente como Padrão dos Descobrimentos.

 

18. Aprende algunas palabras en portugués. Los portugueses son gente encantadora y harán todo lo posible por entenderte. Aunque se puede tener una conversación hablando despacio en portuñol, no cuesta nada aprender algunas palabras básicas, como “Bom dia”, “Tudo Bem?”, “obrigado/a” y “Eu quero pastéis de Belém”. 😉

19. Si vas a visitar Sintra, reserva tus entradas con antelación. Sintra es probablemente la excursión más popular desde Lisboa, así que hazte a la idea de que habrá cientos de turistas queriendo hacer el mismo plan que tú. Aparte de madrugar mucho, no olvides reservar tus entradas al Palacio da Pena con antelación para no desesperar haciendo cola. La primera vez que estuve compré las entradas en taquilla y ya aprendí la lección (una y no más).

20. Pásalo bien en Lisboa. Come sardinas, bebe ginjinha, sube en el Elevador de Santa Justa, disfruta de la Feira da Ladra los martes y sábados, patea de arriba abajo los barrios de la Baixa, Chiado, Alfama, el Barrio Alto y la Avenida da Liberdade y, sobre todo, disfruta cada minuto de Lisboa. A la vuelta, ya tendrás tiempo de darle una tregua a tus gemelos después de tanta cuesta.

¿Te apetece ir en barco de Lisboa a Belém?

 

Algunas dudas frecuentes sobre viajar a Lisboa

¿Cómo moverse por Lisboa? 

Lisboa es una ciudad con calles empinadas y empedradas. Aun así, los sitios más emblemáticos del casco histórico se pueden recorrer a pie. Si no te apetece caminar tanto, puedes echar un vistazo a la Lisboa Card, que incluye transporte público ilimitado. Así podrás moverte en autobús, metro y tranvía todas las veces que quieras.

El único trayecto inviable a pie es para ir a Belém. Como te comenté antes, yo hice el camino de ida en este paseo en barco y la vuelta en el tranvía 15E. Te recomiendo hacer lo mismo porque la travesía por el río Tajo hasta Belém es una preciosidad. 

¿Cuál es la mejor época para conocer Lisboa? 

Lisboa se puede visitar durante todo el año, aunque para mí la mejor época es la primavera y el otoño, ya que las temperaturas son muy agradables. También es buena época en Navidad (me encantaría pasar una Nochevieja en la Plaza del Comercio) y, en último lugar, te recomiendo el verano porque hace bastante calor.

Si quieres encontrar la ciudad con mucho ambiente, haz coincidir tu escapada con las Fiestas de los Santos Populares, que se celebran en junio. Las dos veces que he estado en Lisboa fue en junio y tuve la suerte de ver las calles con guirnaldas, verbenas y puestos de sardinas.

La mejor época para viajar a Lisboa es en junio, durante las Fiestas de los Santos Populares.
La mejor época para viajar a Lisboa es en junio, durante las Fiestas de los Santos Populares.

 

¿Se puede viajar a Lisboa con bebés?

Sí, por supuesto. Nosotros ya teníamos experiencia viajando por Portugal con bebé, ya que al mes de nacer Olivia hicimos un road trip por Oporto, Viana do Castelo, Matosinhos, Coímbra, Aveiro, Braga y Guimarães. En general, Portugal no es el país más cómodo para ir con bebé porque está repleto de calles empedradas y cuestas.

Lisboa no es una excepción. Te adelanto que a nosotros nos funcionó muy bien combinar el carrito de bebé y el porteo y nos arrepentimos de coger el barco a Belém en un día tan ventoso. Para que tu escapada vaya lo mejor posible, te cuento mis consejos para viajar a Lisboa con bebé por si te sirven.

Uno de mis consejos para visitar Lisboa con bebé es combinar el carrito con el porteo.
Uno de mis consejos para visitar Lisboa con bebé es combinar el carrito con el porteo.

 

¿Te ha gustado mi artículo sobre los consejos para visitar Lisboa? ¡Me ayudas mucho si lo compartes! Y si tienes alguna duda, déjame un comentario y te responderé lo antes posible.

TE AYUDO A VIAJAR A LISBOA AL MEJOR PRECIO