Ya ha llegado tu momento de visitar Venecia en un día. Esta ciudad italiana es una de las más románticas de Europa y está formada por 118 islas unidas entre sí por puentes maravillosos. En Venecia te espera la archiconocida Plaza de San Marcos, miradores que quitan el hipo, e iglesias y basílicas que son una auténtica joya.

Pasear en vaporetto o góndola por el Gran Canal es otro de los planes más típicos, y no me extraña. Yo recuerdo como si fuera ayer este agradable paseo, disfrutando de las vistas a los lujosos palacios a ambos lados del canal. El olor a pasta y pizza recién hecha. El eco de los tacones cuando cae la noche. Puentes históricos, como el de Rialto y el de los Suspiros. Y sitios menos turísticos, pero muy interesantes, como el barrio judío o la Librería Acqua Alta, donde los libros se dejan mimar por los gatos.

Eso sí, te advierto que es una de las ciudades más turísticas del mundo, así que tenlo en cuenta por si puedes viajar en temporada baja, como hice yo. En invierno no encontré ni una décima parte de los turistas que hay en verano. Pero claro, ¿cómo no va a ser tan turística esta imponente ciudad que parece de postal mires donde mires?

En este artículo te cuento qué ver en Venecia en un día para que organices tu escapada.
En este artículo te cuento qué ver en Venecia en un día para que organices tu escapada.

 

¿Quieres conocer los sitios más alucinantes de Venecia?

 

Mapa con los imprescindibles que ver en Venecia en un día

Qué ver en Venecia en un día

Plaza de San Marcos, el corazón de Venecia

La Plaza de San Marcos está en pleno corazón de Venecia y es una de las más bonitas en las que he estado, te lo aseguro. Es tan impactante que hasta Napoleón Bonaparte la definió como “El salón más bello de Europa”.

Se construyó en el siglo IX y en ella puedes encontrar algunos de los edificios más emblemáticos que ver en Venecia en un día, como la Basílica de San Marcos, el Palacio Ducal, la Torre del Reloj y las Procuradurías Viejas (Procurattie Vecchie), que son los tres grandes edificios situados alrededor de esta famosa plaza.

Como curiosidad, cuando hay acqua alta la Plaza de San Marcos se inunda. Yo la vi sin agua, pero cabe la posibilidad de que en tu viaje tengas que cruzarla sobre pasarelas. Cuántas veces la habrás visto totalmente anegada en el telediario, ¿verdad?

Por cierto, la Plaza de San Marcos cambia totalmente de día y de noche. Un plan muy típico durante el día es sentarse en la terraza del Caffè Florian, de 1720. La decoración veneciana es espectacular, pero si vas ten en cuenta que tu cartera va a echarse a temblar al ver los precios. Un simple café es carísimo y pagas hasta por la música.

Napoleón Bonaparte definió la Plaza de San Marcos como “El salón más bello de Europa”.
Napoleón Bonaparte definió la Plaza de San Marcos como “El salón más bello de Europa”.

 

Basílica de San Marcos

Aunque se encuentra en la Plaza de San Marcos, se merece una mención aparte la Basílica de San Marcos y su Campanile o campanario de 98,5 metros de altura, al que puedes subir para disfrutar de las mejores vistas panorámicas que ver en Venecia.

La Basílica, de estilo bizantino, fue construida en el año 828 para guardar las reliquias de San Marcos, aunque el edificio actual es en su mayoría del siglo XI. La Basílica es impresionante por sus tonos dorados y mosaicos del atrio, pero lo que más me gustó fue el Museo y los Caballos de San Marcos.

Aunque la entrada a la Basílica de San Marcos es gratuita, te recomiendo reservar esta visita guiada a la Basílica. Aparte de aprender mucho con las explicaciones del guía, te ahorrarás la cola monumental que yo tuve que esperar para entrar. Otra opción es reservar este tour guiado por Venecia, la Basílica de San Marcos y el Palacio Ducal. Un tres en uno.

Desde el Campanile de la Basílica de San Marcos tienes las mejores vistas panorámicas que ver en Venecia.
Desde el Campanile de la Basílica de San Marcos tienes las mejores vistas panorámicas que ver en Venecia.

 

Palacio Ducal, un edificio grandioso que ver en Venecia en un día

Otro de los sitios que ver en Venecia en un día es el Palacio Ducal o Palazzo Ducale. Representa el poder y la grandeza de Venecia y es uno de los edificios más visitados, junto con la Basílica de San Marcos. El Palacio Ducal fue construido entre los siglos X y XI y es de estilo gótico. Como verás, no puede estar mejor ubicado, con una de sus fachadas mirando hacia la Plaza de San Marcos y la otra con vistas al Gran Canal.

El Palacio Ducal fue residencia de los dux, los máximos dirigentes de Venecia durante más de 1000 años. Además, fue sede del gobierno y de la Corte de Justicia y se llegó a utilizar también como prisión.

Y ¿qué te espera en su interior? Lujo y ostentación, pinturas de la época y hasta la antigua prisión a la que iban los reos tras cruzar el icónico Puente de los Suspiros. ¿Sabías que Casanova, el amante más famoso del mundo, fue uno de los pocos que consiguió huir de estos calabozos?

El Palacio Ducal es uno de los edificios más visitados y fue residencia de los dux.
El Palacio Ducal es uno de los edificios más visitados y fue residencia de los dux.

 

Puente de los Suspiros, uno de los más famosos que ver en Venecia en un día

Venecia es una ciudad muy romántica, pero el Puente de los Suspiros nada tiene que ver con un desengaño amoroso ni nada por el estilo. Es uno de los puentes más famosos que ver en Venecia y se construyó en el siglo XVII. Se encuentra muy cerca de la Plaza de San Marcos y une el Palacio Ducal y la antigua prisión de la Inquisición. Pero entonces, ¿a qué se debe su nombre?

Se llama Puente de los Suspiros porque por aquí cruzaban los prisioneros condenados a entrar en los calabozos de la cárcel. Como te puedes imaginar, lo último que les quedaba era suspirar y admirar por la ventana la belleza de Venecia, ya que no sabían por cuánto tiempo no volverían a ver la luz del sol.

Qué ver en Venecia en un día: Puente de los Suspiros.
Qué ver en Venecia en un día: Puente de los Suspiros.

 

Paseo en vaporetto o góndola por el Gran Canal

El primer sitio que vi en Venecia fue el Gran Canal. Como su nombre indica, es el canal más grande de Venecia. Cruza la ciudad en forma de “S” durante casi 4 km de longitud y cuenta con 4 puentes, siendo el más antiguo el Puente de Rialto del que te hablaré dentro de unas líneas.

Aunque ya había visto la imagen de los barcos y góndolas cruzando el Gran Canal infinidad de veces en reportajes de televisión, estar allí en persona y ver semejante estampa con tus propios ojos es especial.

Para recorrer el Gran Canal, yo cogí la línea 1 del vaporetto desde la estación de Piazzale Roma hasta la famosa Plaza de San Marcos. Te recomiendo comprar esta tarjeta de transporte porque tienes viajes ilimitados en vaporetti y autobuses.

Otra opción, que es la más solicitada, es compartir un paseo en góndola o reservar este trayecto en góndola con serenata incluida. Si prefieres una góndola para ti solo, tendrás que regatear allí, pero calcula que te puede costar de media unos 80€ un paseo de 45 minutos.

Tanto si decides ir en góndola como en vaporetto, durante el paseo podrás ver ostentosos palacios venecianos a ambos lados del Gran Canal, como el Palacio Ca’ d’Oro, del siglo XV, o el Palacio Ca’ Rezzonico, del siglo XVII. ¡Para mí es uno de los planes imprescindibles que hacer en Venecia en un día!

Góndolas venecianas con la Basílica de Santa Maria della Salute de fondo.
Góndolas venecianas con la Basílica de Santa Maria della Salute de fondo.

 

La imagen más típica que ver en Venecia son las góndolas en los canales.
La imagen más típica que ver en Venecia son las góndolas en los canales.

 

Puente de Rialto, el más antiguo del Gran Canal

Como te decía antes, el Puente de Rialto es el más antiguo de los que cruzan el Gran Canal. Fue construido entre 1588 y 1591 y sustituye al puente anterior de madera. Es uno de los sitios más alucinantes que ver en Venecia en un día por las vistas del canal desde lo alto del puente y por su curiosa forma con arcos de medio punto.

Hasta el siglo XIX era el único puente por el que se podía cruzar a pie el Gran Canal y tiene tanta fama que seguro que lo encuentras atestado de turistas, a menos que madrugues mucho.

Cuando termines de hacer fotos, te recomiendo acercarte al Mercado de Rialto, donde hay puestos de comida e incluso máscaras venecianas. ¿A quién no le apetece hacer una parada para tomar un delicioso Spritz? Yo lo probé por primera vez en Bolonia y, desde entonces, siempre que he viajado a Italia, como por ejemplo a Cagliari, no falto a mi tradición.

El Puente de Rialto es el más antiguo de los que cruzan el Gran Canal.
El Puente de Rialto es el más antiguo de los que cruzan el Gran Canal.

 

Teatro La Fenice

En tu escapada a Venecia en un día, otro sitio que te recomiendo visitar es el Teatro La Fenice, uno de los teatros de ópera más prestigiosos del mundo. ¿Sabías que aquí se estrenaron las famosas obras de “La Traviata” de Verdi y “Capuletos y Montescos” de Vincenzo Bellini? Entre otras muchas, claro.

El Teatro La Fenice fue inaugurado en 1792. Aunque sufrió después dos graves incendios, se pudo recuperar. Actualmente es posible visitar algunas de las zonas más impresionantes de su interior, como el Palco Real, la Sala Teatral y las Salas Apollinee. Puedes reservar tu entrada sin colas aquí.

¿Quieres saber mi itinerario en Venecia?

 

Los mejores miradores que ver en Venecia

Aunque las vistas en góndola o vaporetto desde el Gran Canal son las que se llevan el gran protagonismo, te recomiendo no perderte Venecia desde las alturas. Esta ciudad italiana es un museo al aire libre y se merece que la miremos y remiremos desde todos sus ángulos.

Me cuesta mucho escoger solo algunos miradores de Venecia, pero quizás me quedaría con la terraza del T Fondaco dei Tedeschi, el Campanile de San Marcos que te comenté al principio del artículo, el Campanile de San Giorgio Maggiore y las escaleras del Palacio Contarini del Bovolo (puedes reservar aquí tu entrada sin colas). ¡Ya verás cómo te sorprende Venecia a vista de pájaro!

A ambos lados del Gran Canal verás palacios muy lujosos.
A ambos lados del Gran Canal verás palacios muy lujosos.

 

Librería Acqua Alta, un lugar curioso entre libros y gatos

Cuando crees que ya lo has visto todo en Venecia en un día, de repente vas caminando y te topas con una de las librerías más originales que he visto nunca. Te hablo de la Librería Acqua Alta, que se llama así por las inundaciones que sufre la ciudad, incluida esta librería, cuando el mar Adriático sube de nivel.

Y te preguntarás: pero ¿qué tiene de especial esta librería? Para mí lo más impactante es su ubicación junto a las aguas del canal y la gran variedad de libros antiguos que puedes encontrar allí. Se me olvidaba, otra curiosidad de este lugar es que es frecuentado por muchos gatos (espero que te den menos miedo que a mí).

La Librería Acqua Alta está muy cerca del Centro Cultural Palazzo Cavagnis, en la Calle Lunga Santa Maria Formosa. Si, como a mí, te encanta visitar librerías curiosas cuando viajas, no dejes de ir porque es espectacular ver tal cantidad de libros apilados a orillas del canal dentro de góndolas y bañeras para evitar que se mojen cuando hay acqua alta.

La Librería Acqua Alta es la librería más original que ver en Venecia en un día.
La Librería Acqua Alta es la librería más original que ver en Venecia en un día.

 

Basílica de Santa Maria della Salute y la Punta della Dogana

Reconozco que no puedo ser muy objetiva cuando hablo de la Basílica de Santa Maria della Salute y de las vistas desde la Punta della Dogana. Justo aquí me pidió matrimonio Pablo, así que tengo un cariño especial a este lugar. Y antes de que me ponga ñoña con este tema, e independientemente de mi SÍ QUIERO, no se me ocurre un sitio más bonito en Venecia para ver el atardecer que desde la Punta della Dogana.

Allí se encuentra también la Basílica de Santa Maria della Salute, que se construyó en el siglo XVII para agradecer a la Virgen de la Salud que defendiera a Venecia de la peste. Aparte de su imponente cúpula, dentro puedes ver varias obras de Tiziano, como ‘David y Goliat’ o ‘Muerte de Abel’.

Si en tu escapada a Venecia en un día te quedas con ganas de ver más templos religiosos, toma nota de la Iglesia de San Moisés, la Basílica de San Giorgio Maggiore, la Basílica dei Santi Giovanni e Paolo y la Basílica de Santa Maria dei Frari, donde se encuentra la tumba de Tiziano.

La Basílica de Santa Maria della Salute es una de mis preferidas de esta preciosa ciudad italiana.
La Basílica de Santa Maria della Salute es una de mis preferidas de esta preciosa ciudad italiana.

 

Vistas desde la Punta della Dogana.
Vistas desde la Punta della Dogana.

 

Barrio judío de Canareggio

Otro sitio que ver en Venecia en un día, bastante menos turístico que los que te he comentado antes, es el barrio judío de Cannaregio. En este gueto se obligó a los judíos a vivir en los siglos XVI y XVII para que estuvieran separados de los venecianos.

Además, tiene la peculiaridad de ser la judería más antigua del mundo. Aparte de su importancia histórica, en Cannaregio podrás ver infinidad de iglesias, el Palacio Vendramin Calergi, el Palacio Ca’ d’Oro y mucho ambiente joven. Y si te interesa saber más sobre cómo era la vida de los judíos en Venecia a través de sus sinagogas, manuscritos, libros y tejidos, visita el Museo Judío de Venecia, en la zona del Guetto Nuovo.

 

Probar la gastronomía veneciana

Para mí la gastronomía italiana es una de las más deliciosas del mundo, así que otro de los alicientes en mi viaje a Venecia era catar muchas de sus especialidades culinarias. Aparte de la pasta y la pizza, los dos grandes clásicos, es muy típico que los platos lleven como ingrediente principal marisco, pescado y verduras.

Además, en Venecia es muy común ir a los bacari, que son bares típicos venecianos donde se sirven vinos y pinchos. Y para comer, algunos de los platos más famosos son: cangrejos fritos tiernos, bacalao a la vicentina, pescado a la brasa, bigoli en salsa (pasta con sardinas y cebolla), risotto con panceta, polenta con gambas e hígado de ternera a la veneciana. De postre, nada mejor que un buen tiramisú o un helado italiano en Bacaro del Gelato o en Gelato Fantasy, dos de mis heladerías preferidas.

Creo que podría estar todos los días del año comiendo pasta y no cansarme.
Creo que podría estar todos los días del año comiendo pasta y no cansarme.

 

Hoteles en Venecia

Aunque en este artículo te cuento los sitios que ver en Venecia en un día, en mi opinión es poco tiempo para disfrutar de la ciudad en condiciones. Por eso, si tienes la oportunidad, te aconsejo que te quedes a dormir al menos una noche para recorrerla con más calma y con menos turistas, ya que muchos llegan en crucero y por la noche ya no están.

Enseguida te cuento mis recomendaciones de hoteles en Venecia para que escojas el que más te guste:

  • Hotel Mercurio: la ubicación de este hotel es perfecta a tan solo 5 minutos a pie de la Plaza de San Marcos. Tiene vistas al canal de Barcaroli, las habitaciones son elegantes y el desayuno muy completo.
  • Hotel ai do Mori: este hotel se encuentra en pleno centro de Venecia y ofrece vistas a la Plaza de San Marcos. Las habitaciones son muy acogedoras y la relación calidad-precio bastante buena para lo caro que es el alojamiento en Venecia.
  • Hotel Scandinavia – Relais: este hotel también está cerca de la Plaza de San Marcos y cuenta con muebles antiguos. Está dentro de uno de los edificios más antiguos de la ciudad y tiene vistas a la Plaza de Santa María Formosa y a su preciosa iglesia.
  • Residenza Goldoni: este alojamiento está a escasos metros del Puente de Rialto, en pleno corazón de Venecia. Sus habitaciones son elegantes y algunas tienen terraza. Su desayuno italiano es muy recomendable.

Si no te convence ninguna de las opciones anteriores, echa un vistazo al resto de hoteles en Venecia y escoge el que prefieras.

¿Te ha gustado mi artículo sobre qué ver en Venecia en un día? Compártelo si te ha parecido interesante, ¡me ayudas mucho! Y si tienes alguna duda, como siempre, te leo abajo en comentarios.

TE AYUDO A VIAJAR A VENECIA AL MEJOR PRECIO