Panamá en una semana: itinerario y consejos
5 (100%) 46 votes

Vas a recorrer Panamá en una semana y no puedes con la emoción. Observas el fabuloso skyline de rascacielos a lo lejos. Las casas coloniales del Casco Antiguo parecen sacadas de un lienzo. Llegó la hora en Panamá de pegarte un homenaje y te acercas al puerto, donde el pescado fresco huele que alimenta. Tú, tan cuadriculado, sigues a rajatabla los consejos para viajar a Panamá en 7 días, no quieres dejarte nada en el tintero.

En tu viaje por Panamá en una semana no pueden faltar las vistas a los rascacielos.
Vistas de los rascacielos durante mi viaje por Panamá en una semana.

 

Sientes la historia más viva que nunca en Panamá Viejo. Allí ves con tus propios ojos el lugar donde un día estuvo la Ciudad de Panamá, hasta que fue asediada por el pirata inglés Henry Morgan en 1671. Al día siguiente, madrugas para ver el Canal de Panamá, una gran obra de ingeniería de la que este país tan luchador presume con orgullo. De pronto, recuerdas frases de viajes inspiradoras mientras nadas de isla en isla en San Blas, entre arena blanca, aguas cristalinas y barcos hundidos. ‘Nunca descubrirás nuevos océanos si tienes miedo de perder de vista la orilla’.

“Qué malos son los prejuicios”, te dices a ti mismo. Tú que pensabas que te sobrarían días en tu viaje por Panamá en una semana. Tú que ahora desearías haberte quedado mucho más tiempo en uno de los países más fascinantes de Centroamérica. Ya lo decía Alexander Fleming, con toda la razón del mundo: “a veces uno realiza un hallazgo cuando no lo está buscando”.

 

Panamá en una semana: itinerario de viaje

Día 1: Vuelo directo Madrid – Ciudad de Panamá. La duración del vuelo fue de 10 horas 40 min. Llegamos al Aeropuerto Internacional Tocumen de Ciudad de Panamá o Panamá City a las 15:30 horas. Para ir del aeropuerto Tocumen al centro, cogimos el autobús S480 dirección “Corredor Sur”. El trayecto cuesta 0,75$ y es rápido porque va por autopista de pago. Como era el primer día, dejamos las maletas en el hotel y dimos una vuelta por el casco antiguo para ver las casas coloniales. También nos dio tiempo a acercarnos al puerto y terminamos el día cenando en una terraza con vistas a la Ciudad de Panamá, con un ambiente súper agradable. Nada más aterrizar, sabía que esta ciudad iba a encantarme. Estaba en lo cierto.

 

Vistas de los rascacielos desde el hotel en Ciudad de Panamá.

 

Día 2: El segundo día madrugamos para visitar el Canal de Panamá. Aquí te cuento mi experiencia visitando el Canal de Panamá, sigo impresionada con esta obra de ingeniería. A las 09:00h de la mañana ya estábamos allí para ver pasar los buques y agradecí mucho el madrugón. Jamás había visto en persona cómo funciona un sistema de esclusas. Después de ver el museo sobre el Canal y las Esclusas de Miraflores, con datos históricos muy interesantes, fuimos al casco antiguo.

Nada más comer, dimos un paseo por el centro y visitamos la Catedral, la iglesia Nuestra Señora de la Merced, la plaza Simón Bolívar, la iglesia San Francisco de Asís, la plaza de la Independencia y la Casa Cultural de España en Panamá. Además, visitamos la plaza Francia, una de mis plazas favoritas que ver en Panamá en una semana y terminamos el día con un paseo por la cinta costera. Sin duda, es una de las zonas más agradables que ver en Panamá. Dormimos en un hotel con vistas a los rascacielos. ¡Hay que darse algún capricho de vez en cuando!

 

Tienes que ver en Panamá en 7 días su famoso Canal y las Esclusas de Miraflores.
Visita al Canal y las Esclusas de Miraflores durante el viaje a Panamá en 7 días.

Día 3: En mi viaje tenía que ver en Panamá en 7 días sus famosas playas, lo tenía claro. De mi itinerario por Panamá en 7 días, dediqué dos días completos a las islas de San Blas. No fue una elección fácil porque también valoré ir a Bocas del Toro. Finalmente opté por San Blas porque son islas menos masificadas y más auténticas. Eso sí, no esperes cabañas de lujo. Tampoco aire acondicionado, ni sistemas de recogida de basura. De San Blas me encantaron sus playas de aguas cristalinas, la tranquilidad y autenticidad del lugar y la posibilidad de visitar otras islas (previo pago).

Lo que menos me gustó fue la calidad del alojamiento (muy rústico), la suciedad que había en el mar y que no nos contaran información sobre la comunidad Guna Yala. Yo estuve en Naranjo Chico, pero en total hay 365 islas en San Blas (80 de ellas habitadas), así que puedes escoger otra que seguramente esté más acondicionada para el turismo. Dormimos en una cabaña en Naranjo Chico y nos cayó la tormenta del siglo por la noche. Al menos pudimos disfrutar la tarde haciendo snorkel en la playa.

 

Incluí en mi viaje a Panamá en una semana un par de días en San Blas.
Islas de San Blas durante mi viaje por Panamá en una semana.

 

Nadar en las aguas cristalinas de San Blas

Día 4: El segundo día en San Blas podíamos visitar alguna isla de los alrededores o quedarnos en Naranjo Chico. Esa noche no pegamos ojo porque acabamos calados hasta los huesos. Había un hueco en el techo de la cabaña y la lluvia caía justo encima del colchón. ¡Te puedes imaginar lo poco que dormimos!

Tampoco pudimos cambiarnos de cabaña porque eran las 2 de la madrugada y no había nadie a quien avisar. Al día siguiente teníamos la mañana libre y preferimos descansar en Naranjo Chico en lugar de coger una lancha e ir a otra isla. Al fin y al cabo, el plan era hacer snorkel o buceo. A las 15:00h cogimos la lancha a Puerto Cartí y desde allí nos recogieron para ir de vuelta a Ciudad de Panamá.

Llegamos sobre las 21:00h y nos dio tiempo a cenar el famoso sancocho panameño, una sopa deliciosa hecha con pollo o gallina. Tocaba descansar y reponer fuerzas porque todavía nos quedaba la mitad de nuestro itinerario por Panamá en una semana.

Aguas cristalinas en el archipiélago de San Blas.

Día 5: Madrugamos y estaba diluviando. Después del desayuno parecía que estaba amainando y fuimos a Panamá Viejo para visitar el sitio arqueológico donde estuvo ubicada Panamá City desde su fundación en 1519 hasta el año 1671. En el taxi nos cayó el diluvio universal y el taxista nos dijo que tenía mala pinta.

Llegamos a las ruinas y nos dijeron que se había ido la luz por la tormenta, pero que quizás volvía. Decidimos esperar y fue una decisión acertada. Al cabo de una hora viendo libros en una librería que hay justo a la entrada, visitamos el sitio arqueológico y después el museo, con información súper interesante del asedio en 1671 por el pirata inglés Henry Morgan.

También subimos a la torre de la Catedral de Panamá Viejo, que ha sido restaurada como mirador. ¡Menudas vistas! A última hora de la tarde, descansamos en la piscina del hotel, cenamos y a la cama. Ya nos quedaba solo un día completo y en la lista de los imprescindibles que ver en Panamá en una semana quedaban todavía muchas cosas por tachar. ¡Llegó la hora en Panamá de ver zonas más alejadas del centro!

 

Panamá Viejo fue de lo que más me impresionó en mi viaje por Panamá en 7 días.
No olvides visitar Panamá Viejo en tu viaje por Panamá en una semana.

 

Llegó la hora en Panamá de ver las ruinas de la antigua Ciudad de Panamá.
Ruinas y rascacielos a lo lejos en Panamá Viejo.

 

Día 6: Era nuestro último día completo de nuestro recorrido por Panamá en 7 días y quisimos conocer la Calzada de Amador, que tanto nos habían recomendado los panameños. Cogimos un taxi hasta Isla Flamenco y desde allí caminamos al Biomuseo, pasando por Punta Culebra. En total el camino se hace en una hora a pie, pero no te olvides una gorra o sombrero si vas de día porque el sol pega mucho y no hay sombra. La Calzada de Amador es una zona muy agradable donde la gente suele ir a correr, montar en bicicleta o pescar.

También hay bastante ambiente por la noche por lo que me comentaron, por si prefieres ir al atardecer cuando el Lorenzo dé un poco de tregua. Sin duda, un plan muy recomendable si tienes pensado visitar Panamá en 7 días. Cenamos pronto y dormimos nuestra última noche en el país. Al día siguiente poníamos rumbo a un destino muy Pura Vida.

Día 7: Vuelo directo Ciudad de Panamá – San José a las 08:45 horas. Llegamos a las 09:06 horas a la capital costarricense, tras 1 hora y 20 minutos de trayecto. Enseguida te cuento la diferencia de hora en Panamá con otros países. Aunque me daba pena poner fin a un viaje espectacular por Panamá en una semana, seguía la aventura por Costa Rica, otro país muy recomendable donde la naturaleza es la protagonista indiscutible.

 

Hora en Panamá

Saber qué hora es en Panamá es un dato importante para organizar tu viaje. Ya sabes que el jet lag a veces juega malas pasadas. Lo sufrirás más cuanta mayor sea la diferencia entre la hora en Panamá y la hora en la ciudad donde vives.

Según la ubicación geográfica de Panamá y la distribución de husos horarios, al país le corresponde situarse en la zona UTC-5, es decir, cinco horas menos de lo que marca el Meridiano de Greenwich. Menudo lío. Entonces, ¿cómo saber la hora en Panamá? La clave está en la sigla UTC, que significa “Tiempo Universal Coordinado” (en inglés ‘Universal Time Coordinated’). Es el principal estándar de tiempo por el cual el mundo regula los relojes y el tiempo. Si, por ejemplo, el UTC actual dice que son las 7:39h, la hora en Panamá será cinco horas menos, es decir, las 2:39h de la madrugada.

Para saber la diferencia de la hora en Panamá con España, hay que restar siete horas. Si en España son las 20h, en Panamá son las 13h. A la ida, con el agotamiento del vuelo dormirás bien aunque sean las 20h de la tarde. A la vuelta, tendrás que aguantar despierto a horas en las que en Panamá sería ya de madrugada. En mi caso, el jet lag lo sufrí más a la vuelta del viaje. De hecho, me costó tres días recuperarme al 100%, pero viendo las fotos de mi viaje a Panamá se me pasaban todos los males.

Llegó la hora en Panamá de ver sus casas coloniales de colores.
Llegó la hora en Panamá de ver sus casas coloniales de colores.

 

Consejos para viajar a Panamá en 7 días

1) En Panamá se paga en balboas y en dólares estadounidenses. Llegó la hora en Panamá de cambiar divisas. Yo llevaba dólares estadounidenses y cambié también de euros a balboas en Panamá para no hacer un doble cambio de divisa (euro-usd y usd-balboa) y perder más dinero.

Mi sorpresa fue cuando nos dijeron que el valor del balboa panameño y del dólar estadounidense era exactamente igual. En una tienda, si te dicen que cuesta 10 balboas, puedes pagarle 10 USD. Así de sencillo. Te recomiendo que lleves los dos tipos de divisas, ya que en comercios pequeños, gasolineras y supermercados prefieren que pagues en balboas.

Iglesia de la Compañía de Jesús en Ciudad de Panamá.

 

2) Haz el cambio de divisas en una casa de cambio. La comisión que te cobran por sacar dinero de un cajero automático es alta. Lo más recomendable es que lleves dinero en efectivo y lo cambies en casas de cambio. El mejor cambio lo conseguí en la Avenida Perú, pero pregunta en tu hotel porque seguro que tienes casas de cambio buenas cerca de tu hotel y así te ahorras el paseo.

3) No te vayas sin ver las aguas cristalinas. Pensar en Panamá es imaginarse playas de aguas cristalinas, islas desiertas, arena blanca y cabañas de madera. Los sitios más famosos son Bocas del Toro, Contadora y San Blas. Yo buscaba islas poco masificadas y opté por el archipiélago de San Blas. Dormí una noche en Naranjo Chico y no me gustó, para qué mentir.

No quiero generalizar porque creo que elegí una isla poco preparada para el turismo, muy rudimentaria y con demasiada basura en el mar. No obstante, otros viajeros me hablaron maravillas de otras islas, así que te recomiendo que eches un vistazo a las demás. Si quieres despreocuparte de todo, reserva desde aquí el tour de 2 días a San Blas. Este tour te llevará a Isla Aguja con visita de la isla Perro Chico, ambas recomendables.

Barcas y una isla de San Blas al fondo en mi viaje por Panamá en una semana.

 

4) Aprovecha para reservar algún hotel con piscina. En general, los hoteles en Ciudad de Panamá son económicos. Yo dormí en uno básico por 32€ la noche (2 personas) y las últimas noches me alojé en un hotel con infinity pool y vistas a los rascacielos por 52€ la noche (2 personas). Es decir, por solo 10€ más la noche conseguí un hotel espectacular que en otros sitios podría costar perfectamente el triple o el cuádruple. Sin duda, si tienes la oportunidad, en tu viaje a Panamá en una semana te recomiendo darte un capricho durmiendo alguna noche en un hotel así. Te dejo aquí los hoteles baratos en Ciudad de Panamá para que escojas el que más te guste.

Hotel con infinity pool en Ciudad de Panamá.

5) Pide un certificado de solvencia económica. Cuando hablé con la Embajada de Panamá en España me atendió una chica encantadora. En primer lugar, me comentó que al ser ciudadana española no necesitaba visado para entrar en Panamá (aquí te dejo los requisitos de entrada a Panamá para otros países). Para mi sorpresa, me dijo que era necesario llevar un certificado de solvencia económica donde se demostrara que tengo más de 500$ en mi cuenta bancaria. Un trámite que nunca me habían pedido en otro país y que me pareció un tanto curioso.

Si vas a visitar Panamá en 7 días, lo lógico es que tengas ese dinero en tu cuenta. De hecho, el precio total de hoteles, comida, desplazamientos, excursiones y entradas a sitios turísticos de un itinerario por Panamá en una semana puede rondar perfectamente esa cantidad. Este certificado tienes que pedirlo en tu banco (es gratuito) y llevarlo impreso, firmado y sellado por la entidad bancaria. A decir verdad, jamás nos lo pidieron, pero ¿te la vas a jugar a quedarte en la frontera?

6) Compra una tarjeta prepago para coger el transporte público. Para coger el autobús, necesitas la tarjeta prepago porque no aceptan dinero en efectivo. Puedes conseguir esta tarjeta en las estaciones de metro, por ejemplo. Nosotros no la teníamos y tuvimos que pedirle a un panameño que nos dejara pagarle en efectivo y él pagara los tres viajes con su tarjeta. En el metro también tuvimos problemas al intentar pagar con monedas de un dólar porque la máquina solo aceptaba billetes de un dólar. Como había escasez de ese billete en Panamá, no fue fácil conseguirlo. Total, que lo mejor es que compres una tarjeta prepago nada más llegar a Panamá si tienes pensado coger el transporte público.

Últimos consejos para viajar a Panamá

7) Moverse en Cabify sale más barato que en taxi. La mayoría de los puntos de interés en Ciudad de Panamá se pueden recorrer a pie. Lo único que pilla un poco más alejado es el Canal de Panamá, isla Flamenco, donde puedes dar un largo paseo por la Calzada de Amador, y las ruinas de Panamá Viejo. Si viajas acompañado, merece la pena moverse en Cabify o Uber porque ahorras tiempo y no sale caro al compartir los gastos.

8) No te vayas sin probar el sancocho panameño. No podía irme de mi viaje por Panamá en una semana sin probar el plato típico nacional: el sancocho panameño. Es una sopa deliciosa hecha con gallina o pollo, cilantro, maíz, yuca, plátano, batata y ñame, un tipo de tubérculo. Yo soy calurosa a más no poder y la temperatura no acompañaba para pedir una sopa hirviendo. Aun así, era la última oportunidad que tenía para pedir un sancocho y no lo dudé. ¡Un gran acierto!

9) La lluvia solo moja. He vivido tormentas estando de viaje más o menos terroríficas. Soy madrileña y no estoy acostumbrada a escuchar el sonido de los truenos retumbando en las paredes de la habitación. Tampoco había vivido una tormenta en un taxi. La lluvia caía sin piedad y los rayos y truenos me advertían que tenía la tormenta tropical encima de mí. A pesar de todo, lo único que tienes que hacer en estos casos es ponerte a resguardo y esperar. ¡Siempre acaba saliendo el sol!

Si vas a visitar Panamá en 7 días, probablemente quieras añadir islas como San Blas a tu recorrido.
Atardeceres rojizos en el archipiélago de San Blas.

 

10) No olvides tu repelente de mosquitos. Entre los consejos para viajar a Panamá en 7 días, este es especialmente importante. No tanto para Ciudad de Panamá, pero es indispensable si visitas alguna isla. Los mosquitos pican que da gusto y son casi inmunes a los repelentes. Eso, o soy yo que todavía no me sé embadurnar en condiciones.

11) Panamá es seguro. La seguridad en Panamá está mejorando considerablemente, pero siempre recomiendo utilizar el sentido común. No camines por la noche por zonas poco frecuentadas, no lleves a la vista cámaras de fotos o teléfonos móviles, no contrates excursiones a personas que las ofrezcan en la calle y evita moverte por zonas como El Chorrillo, Barraza, Santa Ana, Cerro Batea, Cerro Cocobolo… En general, si te mueves por las zonas turísticas de día, no tendrás problemas.

¿Te animas a visitar Panamá en una semana? ¡Está menos masificado que otros países y a mí me sorprendió muy gratamente!