Islas de San Blas en dos días: el paraíso panameño
5 (100%) 36 votes

Visitar las islas de San Blas en dos días es tu próximo objetivo. Estas playas paradisiacas están en tu lista desde hace mucho tiempo. Cocoteros, playas de arena fina y blanca, aguas cristalinas donde hacer snorkel y cabañas donde dormir como un auténtico Guna.

Te despiertas con el sonido del mar de fondo. Tienes todo el día por delante para visitar varias islas de San Blas. Coges la mochila con lo justo y te subes rápidamente a la barca. Tú solo piensas en bañarte en el mar, pasear por la orilla y leer un libro bajo la sombra de una palmera. Después de un intenso año de trabajo, nada te apetece más que disfrutar de no hacer nada por unos días. Il dolce far niente. Ese día ha llegado ya.

 

Islas de San Blas: información general para situarte en el mapa

El número de islas de San Blas es fácil de recordar: 365, como los días del año. Estos pequeños islotes están situados al este del Canal de Panamá y se puede llegar a ellos en tres horas desde Ciudad de Panamá. Solo 80 de las islas están habitadas por los indígenas Guna y tú también puedes vivir como uno de ellos durante 2 ó 3 días. Si te apetece conocer la costa caribeña de Panamá, bañarte en aguas de color azul turquesa, hacer snorkel y dormir en cabañas rústicas, ¡estás en el sitio adecuado!

Islas de San Blas en dos días: playas vírgenes
Un día cualquiera en las islas de San Blas.

 

Dónde está el archipiélago de San Blas

A continuación puedes ver dónde están las islas de San Blas en el mapa. Además, he señalado la isla donde yo me alojé, Naranjo Chico, y muchas otras que merecen la pena visitar. ¿Qué te parecería hacer snorkel alrededor de un barco hundido? ¿Y pasear por playas de arena blanca donde apenas hay turistas? San Blas es el paraíso y además es mucho más económico que otras islas panameñas. Puedes aumentar o disminuir el zoom del mapa para verlo mucho mejor. ¿A qué isla de San Blas te apetece viajar?

Islas de San Blas en dos días

Te recomiendo visitar las islas de San Blas en 2 días. Para mí es el tiempo perfecto para ver dos o tres islas y pasar una noche allí en una cabaña donde solo se escucha el sonido del mar. También puedes visitar San Blas en 3 días o incluso en 1 día yendo temprano desde Ciudad de Panamá y volviendo el mismo día. Pero, como digo, para mí con dos días en San Blas es suficiente. ¡No te vas a arrepentir!

A continuación te cuento en detalle mi itinerario por las islas de San Blas en dos días. Tras un buen madrugón, nos recogieron a las 5:15 horas de la madrugada en el hotel de Ciudad de Panamá. Aunque en teoría el transporte era en coche 4×4 compartido, íbamos solos porque no había más clientes ese día. Tardamos unas 3 horas en llegar desde Ciudad de Panamá a Garti Tupile o Puerto Cartí y desde allí nos llevaron en lancha a Narasgandup o Naranjo Chico. Desde el puerto hay diferentes lanchas que se encargan de trasladar a los turistas a las diferentes islas.

Yo escogí cabaña privada con baño privado, pero también hay otras islas donde tienes habitación privada con baño compartido, habitación y baño compartido o incluso la opción de acampar al aire libre. Eso sí, no esperes grandes lujos porque son cabañas muy rústicas. Mi experiencia no fue muy buena, pero no quiero generalizar porque creo que fue un cúmulo de cosas. Tormenta, mal aislamiento de la cabaña, calor y humedad brutales… Más adelante te cuento mi experiencia en las islas de San Blas en dos días para que la tengas en cuenta al elegir la isla donde dormir.

Islas de San Blas en 2 días: cabaña sin vistas en la que me alojé.
Las cabañas de San Blas son bastante rústicas y básicas.

 

Todas las comidas estaban incluidas en el precio e incluían desayuno, comida de pescado con arroz y cena de langosta con arroz. ¡No te imaginas lo rica que me supo la langosta! Ten en cuenta que en el precio no estaban incluidos los 20$ de entrada al archipiélago de San Blas, 2$ de tasa portuaria, las bebidas ni las excursiones a otras islas. Para que te hagas una idea, visitar Isla Estrella desde Naranjo Chico costaba 5$ e ir a Perro Grande para ver el barco hundido, 15$. AVISO: no olvides llevar tu pasaporte original y dinero en efectivo, ya que no hay cajeros en San Blas.

Los Guna se alimentan principalmente de pescado.

 

Nosotros pasamos la noche en vela porque cayó una tormenta impresionante y de repente empezó a diluviar sobre el colchón de la cama porque había un agujero en el techo… Te puedes imaginar la situación a las 2 de la madrugada, sin nadie a quien poder avisar. El caso es que el segundo día nos levantamos con dolor de riñones y preferimos quedarnos en Naranjo Chico descansando en la playa y haciendo snorkel. Al fin y al cabo, la mayoría de las islas ofrecen actividades muy similares.

Nada más comer, regresamos de la isla a las 15 horas y llegamos a Ciudad de Panamá sobre las 20 horas. Una vez más, tuvimos la suerte de ir solos en el 4×4. El tour de 2 días por San Blas nos costó 191,75$ por persona, pero realmente el precio fue mayor por las tasas y bebidas que no estaban incluidas, como te comentaba antes. En general, la escapada a las islas de San Blas en dos días me gustó mucho porque pude ver el Caribe panameño con mis propios ojos. Para un par de días o tres como mucho, es una zona que recomiendo.

 

Cómo llegar a San Blas desde Ciudad de Panamá

Llegar a San Blas en avión

Esta es la opción más rápida, pero también la más cara. Busca aquí vuelos baratos desde Ciudad de Panamá a Playón Chico. Tienes que poner en el buscador Panamá City Paitilla (PAC) en origen y Playón Chico (PYC) en destino. El trayecto dura algo menos de una hora y los precios ida y vuelta rondan los 200-300€. En temporada alta, es probable que salgan más caros. ¿Ventajas? Como estas islas están más alejadas de Puerto Cartí, que es donde llega la mayoría de turistas, puedes disfrutar de playas prácticamente privadas.

Llegar a las islas de San Blas en tour organizado

Como te contaba antes, yo contraté el tour de 2 días en San Blas y me pareció tiempo razonable para disfrutar de estas playas paradisiacas panameñas. Si vas a pasar poco tiempo en Panamá, es muy cómodo porque te despreocupas de buscar cómo ir a San Blas, reservar alojamiento, etc. Sin ninguna duda, te recomiendo este tour para visitar San Blas en dos días o tres días. Desde el enlace puedes escoger cuál de los dos tours prefieres. Como las cabañas son bastante básicas, no es el típico sitio donde yo me quedaría una semana entera, por lo que con dos días está bien.

Si no tienes tiempo, te recomiendo que al menos pases un día en estas islas paradisiacas. Aquí puedes reservar el tour de 1 día por San Blas y descubrir por unas horas estas playas de aguas turquesas. Podrás conocer las islas Waily y Aguja y la famosa isla Perro Chico, donde hay un barco hundido. ¡Menos da una piedra! Si además el tema del alojamiento rústico te echa para atrás, esta opción es la más conveniente para ti.

Playas paradisiacas que verás en tu recorrido por las islas de San Blas en dos días.
Playa paradisiaca donde pasé los dos días que estuve en San Blas.

 

Ir de Ciudad de Panamá a San Blas en coche y barco

Aquí tienes dos opciones. Por un lado, puedes contratar un traslado en 4×4 desde Ciudad de Panamá a Puerto Cartí y desde allí negociar con los lancheros para que te lleven a la isla donde quieras alojarte. Este traslado ronda los 60$ por persona (ida y vuelta) y el trayecto en coche dura 3 horas. No olvides llevar tu pasaporte original y dinero en efectivo

Esta opción te dará algún quebradero de cabeza porque tienes que negociar el precio (entre 30 y 35$) y fijar con ellos la hora de recogida para el regreso a Puerto Cartí. Aunque a priori es un poco más económico que un tour organizado (100$), tienes que sumar todos los extras, como dormir en la cabaña, visitar islas cercanas, pagar las tasas portuarias, comidas y bebidas, etc. Yo si volviera a visitar las islas de San Blas en dos días, escogería la opción de tour organizado, pero ya va en gustos.

La otra opción es exactamente igual que lo que acabo de contarte, pero yendo en tu coche de alquiler a Puerto Cartí en lugar de contratar el traslado en 4×4. La carretera tiene muchas curvas, así que no te recomiendo esta opción salvo que tengas bastante experiencia al volante. Lo bueno es que no tendrás problemas para dejar el coche aparcado en Puerto Cartí. Eso sí, te cobrarán unos 3 ó 4 dólares por día.

Camino a Naranjo Chico, una isla a unos 30 min de Puerto Cartí.

 

De Ciudad a Panamá a San Blas en autobús, autostop y barco

Esta opción me parece bastante engorrosa y no te la recomendaría salvo que vayas de mochilero y tengas pensado estar bastante tiempo recorriendo Panamá. Aun así, que sepas que tienes la opción de abaratar todavía más tu viaje a San Blas de esta forma.

Primero tendrás que coger un autobús (3$) en la terminal de autobuses de Albrook dirección Darién o Cañita. Tendrás que bajarte en El Llano (chequea que el conductor para aquí antes de coger el autobús). Desde allí, tendrás que hacer autostop y esperar pacientemente a que alguien te lleve a Puerto Cartí.

Ya una vez allí, tendrás que hacer lo mismo que comentaba en los pasos previos, es decir, regatear con los lancheros, pagar las tasas portuarias, reservar alojamiento en alguna de las islas y tener en cuenta los gastos en alimentación y el precio de las excursiones a otras islas. Sí, es lo malo de San Blas, que te cobran hasta por respirar.

 

Cuándo visitar las islas de San Blas

Voy a darte una alegría: ¡todo el año! Como el archipiélago de San Blas está en la costa caribeña de Panamá, su clima es tropical y eso permite tener temperaturas cálidas durante los 365 días del año. Yo viajé en temporada húmeda. No me cupo la menor duda al ver la tormenta del siglo que me cayó durante la noche. Eso sí, lo bueno es que la claridad del agua es mucho mayor porque el mar no está picado, así que si te gusta ver peces, sin duda la época de mayo a diciembre es la mejor.

Si, por el contrario, quieres evitar un buen chaparrón, te recomiendo visitar las islas de San Blas en dos días en la temporada seca, que va de enero a mayo. ¿Inconveniente? No podrás ver el fondo del mar con claridad porque el agua está súper revuelta y te puedes imaginar el mareo al ir en las barcas, que ya de por sí son un poco inestables. ¡Tú decides!

Seguro que te preguntas cómo llegar a San Blas para ver imágenes como ésta.
Seguro que te preguntas cómo llegar a San Blas para ver imágenes como ésta.

 

Atardecer en Naranjo Chico.

 

Dónde dormir en San Blas Panamá

El alojamiento es una de las partes que cada vez valoro más en un viaje. ¿Será un síntoma de hacerse mayor? Lo que está claro es que en San Blas el lujo y las comodidades brillan por su ausencia. La parte buena es que no vas a ver islas masificadas con resorts. La mala es que las cabañas son tan rústicas que puede que no cumplan tus expectativas. Eso sí, si vas a viajar a las islas de San Blas en dos días, solo estarás allí una noche, por lo que no es un gran problema.

Yo reconozco que tuve mala suerte en Naranjo Chico. Justo me tocó una cabaña donde el techo no estaba bien aislado. ¿Qué probabilidades hay de que caiga el diluvio universal y el agujero del techo justo esté encima del colchón de la cama? Entiendo que pocas, pero ahí estábamos intentando dormir mientras esquivábamos el chorro de agua. Al día siguiente, un dolor de riñones considerable y encima no habíamos pegado ojo por el calor que hacía, ya que las ventanas no daban al mar y no hacía corriente. Una mala experiencia que arruinó gran parte de mi escapada a San Blas, lamentablemente.

Habitación privada en Naranjo Chico.
Habitación privada en Naranjo Chico.

 

Habitación en cabaña sobre el mar en Naranjo Chico.
Nos dejaron comer en una habitación sobre el mar porque en la nuestra no se podía estar del calor.

 

Para que no te pase lo mismo, te dejo una selección de los mejores hoteles en San Blas. No suelo ser tajante con estas cosas, pero si puedes evitar Naranjo Chico, mejor. Y si puedes permitírtelo, te recomiendo que reserves una cabaña sobre el mar. Suelen tener terraza y te sirven allí las comidas. Hace mucho menos calor que en el comedor comunitario y además las vistas son espectaculares.

El precio de las cabañas privadas sobre el mar suele rondar los 130$ por noche para dos personas e incluye por lo menos el desayuno (a veces incluso todas las comidas y hasta excursiones a otras islas). Si buscas opciones más económicas, tienes islas con dormitorios compartidos, cabañas privadas sin vistas al mar (en la que yo dormí), islas con dormitorios compartidos y hasta algunos islotes donde se puede hacer camping. ¡Opciones no te faltan!

Islas de San Blas en dos días: cabañas sobre el mar.
Islas de San Blas en dos días: cabañas sobre el mar.

 

Si viajas en tour organizado, ya tienes incluido el alojamiento y las comidas, por lo que la pregunta de dónde dormir en San Blas ya la tienes solucionada.

Mejores islas de San Blas

Es muy difícil escoger la mejor entre las 365 islas de San Blas. Por lo general, las más populares son las más cercanas a Puerto Cartí. Son de fácil acceso y más económicas que otras islas como Playón Chico, donde hay que ir en avión.

En general, escojas la que escojas, podrás disfrutar de playas paradisiacas, arena blanca, aguas cristalinas donde ver peces de colores, largos paseos a orillas del mar sin apenas gente a tu alrededor… ¡El paraíso!

Naranjo Chico es una isla muy pequeña que puedes recorrer entera en 30 minutos.

 

A continuación te cuento mi ranking de las 7 mejores islas de San Blas. ¡Allá vamos!

Isla Perro Chico o Assudub Bipii

Es una de las islas más visitadas porque se encuentra a solo 30 minutos en barco de Puerto Cartí. No tienen cabañas para quedarte a dormir, pero sí puedes acampar. Esta isla es perfecta para visitarla desde otras islas cercanas porque guarda una sorpresa bajo el mar… ¡un barco hundido!

Isla Perro Grande o Assudumaddub

Otra recomendación para tu visita por las islas de San Blas en dos días es Perro Grande. Igual que ocurre con Perro Chico, no tiene cabañas, pero sí un restaurante, baños y puedes hacer camping. Lo mejor es alquilar un kayak y remar en esas aguas con la playa idílica de fondo. Mejor estampa, imposible.

Isla Waily o Wailidup

Esta isla se encuentra en los Cayos Limones y tiene cabañas privadas donde puedes quedarte a dormir. Como te contaba antes, las que están sobre tierra son más baratas, pero sin duda yo me quedaría en una cabaña sobre el mar. Aparte de las vistas, agradecerás que haya un poco de corriente para no morir de calor. También hay un restaurante y puedes hacer snorkel con menos turistas que en las dos islas anteriores. Con un poco de suerte, ¡verás estrellas de mar!

Isla Kuanidup

Esta isla también cuenta con cabañas, un restaurante y baños. En Kuanidup hay generadores de luz eléctrica y podrás cargar tus aparatos electrónicos durante las pocas horas al día que hay electricidad. Desde esta isla puedes acercarte a las famosas piscinas naturales y hacer snorkel. Si se te olvida el equipo, no te preocupes porque allí alquilan las gafas y el tubo.

 Isla Corbiski

Una de las cosas que eché en falta en mi recorrido por San Blas en 2 días fue que la comunidad Guna me contara de dónde vienen, a qué se dedican, cómo es su día a día… Me fui de allí sin información, no son demasiado accesibles que digamos. Te cuento esto porque en Corbiski hay una comunidad grande de Gunas y quizás aquí puedas conocer más de cerca las costumbres de la comunidad indígena. En Corbiski hay cabañas muy básicas, como en todas las islas.

Isla Chichime

Es una isla menos concurrida que Perro Grande o Perro Chico, por lo que es perfecta si buscas tranquilidad y pasear casi a solas por la playa. En Chichime puedes dormir en cabañas rústicas, acampar y comer en su restaurante. Es un lugar muy apacible con playas de película.

Isla Fragata

Lo peculiar de esta isla es que con la pleamar una parte de la isla se cubre y da la sensación de que son dos islas diferentes. Aquí también hay cabañas, un restaurante y puedes hacer snorkel, como en todas las islas.

Qué llevar a las islas de San Blas

Lo primero y más importante de todo: el pasaporte original y dinero en efectivo (dólares), ya que no hay cajeros en ninguna isla. Aparte, aunque vayas un solo día, necesitarás:

  • Bañador o bikini
  • Toalla
  • Crema solar
  • Repelente de mosquitos
  • Chanclas
  • Gafas de sol
  • Gorra o sombrero
  • Agua
  • Medicamentos
  • Cámara de fotos (y batería extra si vas a quedarte a dormir en San Blas)
  • Luz frontal si vas a dormir en alguna isla
  • Saco de dormir: la limpieza no es el punto fuerte de San Blas, así que te recomiendo llevarlo aunque duermas en cabañas privadas. No son lujosas, más bien todo lo contrario.
  • Gafas y tubo de snorkel
  • Neceser con champú, pasta de dientes, etc.
Cabañas sobre el mar y sobre tierra en las Islas de San Blas.

 

Comunidad Guna Yala en San Blas

Como te decía antes, eché de menos poder hablar un largo rato con los Guna para conocer más a fondo su cultura y costumbres. No les catalogaría como personas accesibles. En mi caso, vi su forma de vida, pero no me contaron detalles y curiosidades que me hubiera encantado conocer.

De forma muy resumida, es importante que sepas que la comarca Guna Yala está gobernada exclusivamente por los Gunas. Aquí no se aplican los reglamentos y leyes de Panamá, tienen las suyas propias. Los indígenas Guna viven principalmente de la pesca. La mayoría habla español y las mujeres son las encargadas de cuidar del hogar y de sus costumbres.

Antiguamente los Gunas pintaban su cuerpo con diseños coloridos y geométricos. Tras la colonización española, los Gunas empezaron a plasmar sus diseños corporales en tela, creando así las molas, que son textiles cosidos en paneles con diseños complejos mediante la técnica de appliqué inverso. La colonización, unida al contacto con los misioneros, hizo que poco a poco abandonaran las pinturas corporales por la ropa convencional.

Por cierto, a los Guna no les gusta que les fotografíes. Si quieres una foto de recuerdo, te recomiendo que les pidas permiso y vayas preparando la cartera… ¡en San Blas nada es gratis! Esta sensación la he tenido en varios países y, la verdad, me agota sentirme como un dólar andante.

Seguro de viaje para visitar San Blas

Viajar con seguro de viaje siempre es recomendable. Si vas a visitar San Blas, diría que es casi obligatorio llevarlo. Te bañarás en el mar donde puede picarte alguna medusa, harás actividades acuáticas, te desplazarás en barcas bastante básicas, irás en un coche 4×4 por un camino de curvas, tomarás alimentos cocinados de forma diferente a como los tomas en casa…

Yo reservé el seguro de viaje MUNDO porque estuve en Panamá y Costa Rica y seleccioné la casilla “deportes de aventura”. El seguro de viajes IATI es más barato que la media de seguros y funciona genial. No lo dudes, aprovecha el 5% de descuento reservando desde este enlace.

Mi experiencia agridulce en las islas de San Blas en dos días

Ante todo, quiero dejar claro que las islas de San Blas son el paraíso, donde puedes convivir por unas horas con los indígenas Guna y ver su forma de vida rudimentaria y alejada de las tecnologías. Tendrás playas de arena fina y blanca, aguas cristalinas, cocoteros y langosta para cenar.

Pero hay una cara oculta, al menos en Naranjo Chico. Algas a apenas dos metros de la orilla que los Guna barren y vuelven a echar al mar. Una habitación con agua escasa, que solo dio para una ducha rápida y después teníamos que ir a utilizar el lavabo y duchas de otras cabañas. El colchón empapado porque la lluvia (o diluvio) se colaba por el techo de la cabaña a través de una rendija enorme justo a la altura de la cama. Nada de aire ni corriente por la noche, y una humedad altísima. Pagar por tener que ir a cada isla hasta 15 dólares más

Pero, lo peor de todo fue ver la cantidad de basura que había en el mar y que los Guna arrojan sin miramientos. Vi cómo uno de ellos, al atardecer, tiró una bolsa enorme de color negro al mar… Al meterme en el mar, había compresas, pañales, plásticos y botes de champú a mi alrededor. Bolsas y bolsas de desechos que acaban contaminando los océanos. Para mí fue desagradable ver la cara B de estas islas tan idílicas.

Queda mucho por hacer y espero que poco a poco se vayan concienciando de la importancia de tener un sistema de recogida de basuras. Con esto no digo que no visites las islas de San Blas en dos días o tres como mucho, pero sí quiero que seas consciente de que siempre hay un lado oculto en los viajes y, en San Blas, sin duda es la basura.

Si te ha gustado este artículo sobre las islas de San Blas en dos días, compártelo con tus amigos y familiares. ¡Es gratis y… me hace ilusión!