Isla del Sol en Bolivia: lo que nadie te ha contado
4.9 (98.4%) 25 votes

La Isla del Sol en Bolivia debería ser una parada obligatoria en tu viaje, créeme. Ya te conté mi itinerario de tres semanas por Perú y Bolivia. Pues bien, de todos los lugares que vi, la Isla del Sol ocupa uno de los primeros puestos en mi ranking. No esperes ver playas paradisiacas ni chiringuitos en cada esquina. Tampoco te imagines dando largos paseos por la arena.

Ahora seguro que estarás pensando: entonces ¿qué plan puedo hacer en la Isla del Sol?

En la Isla del Sol puedes pasar horas mirando el lago Titicaca y no cansarte.
En la Isla del Sol puedes pasar horas mirando el lago Titicaca y no cansarte.

 

Isla del Sol en Bolivia

Te despiertas con el rebuzno de los burros de carga. Te asomas a la ventana y ves cómo van bajando por el cerro escalonado. A tu derecha se acerca un grupo de indígenas con vestimentas de colores vivos. De fondo, el famoso lago Titicaca, que más que un lago parece un mar inmenso. Te duchas, te vistes rápidamente y notas que tu ilusión por conocer la Isla del Sol va in crescendo.

Acabas de amanecer en el lago navegable más alto del mundo. Hace un sol radiante y tienes todo el día por delante. Ya no sabes si te late rápido el corazón de la emoción o por estar a 3.925 metros sobre el nivel del mar. Muy probablemente sea por ambas cosas. Si a esto le sumas que estás en el lugar donde se dice que nació el imperio inca, tienes todos los ingredientes para que la Isla del Sol no te deje indiferente.

Vistas desde Yumani de la peculiar forma de la Isla del Sol.
Vistas desde Yumani de la peculiar forma de la Isla del Sol.

 

La Isla del Sol y el Lago Titicaca

La Isla del Sol se encuentra en Bolivia en el municipio de Copacabana. Has oído bien, no solo en Brasil hay una Copacabana.

La isla más grande del lago Titicaca es la Isla del Sol, de hecho antiguamente era conocida como Isla Titicaca. Según cuenta la leyenda, Manco Capac y su mujer, Mama Ocllo, comenzaron la dinastía Inca en la Isla del Sol y desde aquí partieron a fundar Cuzco.

En la época inca, la Isla del Sol era un santuario con un templo con vírgenes dedicadas al dios Sol (Viracocha). Actualmente la isla está poblada por indígenas de origen quechua y aimara. Viven principalmente del turismo, la agricultura, el pastoreo y la artesanía.

La isla está compuesta por tres comunidades: Yumani (sur), Challa (centro) y Challapampa (norte) de la Isla del Sol. Más adelante te contaré el conflicto que hay entre ellas y cómo está afectando al turismo actualmente.

La vida cotidiana de una mujer indígena en la Isla del Sol.
La vida cotidiana de una mujer indígena en la Isla del Sol.

 

Cerrado el acceso al centro y norte de la Isla del Sol (2019)

Vamos al tema espinoso. Yo viajé a la Isla del Sol en agosto de 2018 y por aquel entonces las comunidades de Challa y Challapampa (centro y norte de la isla) llevaban casi dos años de conflicto. En principio a finales de agosto de 2018 iban a cerrar el turismo en la Isla del Sol, pero de momento se puede seguir visitando la zona sur, Yumani.

El motivo del conflicto: temas económicos relacionados con el turismo. En la comunidad del norte (Challampampa) es donde aparentemente hay más lugares históricos y yacimientos. Por tanto, son una fuente de ingresos para la región.

En la zona centro de la isla (Challa), al no tener tanta riqueza cultural, decidieron construir en la frontera con la zona norte varios hoteles y hospedajes para sacar beneficio del turismo que llega a la Isla del Sol. Esto no gustó a la comunidad del norte y actualmente son estas dos comunidades las que se encuentran en conflicto.

La zona sur (Yumani) se mantiene al margen y sigue abierta al turismo con normalidad. Es importante destacar que en toda la isla se rigen por unas leyes comunitarias ajenas al sistema judicial boliviano y, por tanto, hay que esperar a que solucionen el conflicto entre ellos. Esta información sobre el conflicto me la facilitaron los bolivianos que trabajan en los ferries que hacen el recorrido entre Copacabana e Isla del Sol.

Hasta la fecha (marzo de 2019) siguen sin llegar a un acuerdo para repartirse los beneficios económicos del turismo. Por ello, el acceso a Challa y Challapampa está totalmente prohibido. Ha habido un caso de un ferry con turistas que llegó a la zona norte. Tras un tiempo retenidos por la comunidad de Challapampa, tuvieron que intervenir las autoridades para que les dejaran marchar.

Conocí a un chico que intentó pasar a pie la frontera entre Yumani y Challa. Misión imposible. Se topó con una caseta con guardas que empezaron a increparle. Además, desde lejos se ve ondear una bandera roja justo en la frontera, que ya advierte de la prohibición de pasar la línea divisoria entre ambas comunidades.

En resumen, yo pude visitar solo la zona sur de Yumani y no hay peligro alguno en hacerlo. Eso sí, no intentes cruzar la frontera a pie desde Yumani a la zona centro. Los ferries solo paran en la Isla de la Luna y en Yumani hasta que se solucione (espero) esta situación.

Si hay alguna novedad sobre este tema, actualizaré el artículo. De todos modos, te recomiendo que te informes en Copacabana antes de coger el ferry, ya que la información sobre este conflicto no se suele publicar en los medios ni portales online.

Cómo llegar a la Isla del Sol por libre

Los ferries salen desde Copacabana hacia la Isla del Sol a las 8:30h y a las 13:30 horas. Estos horarios son orientativos, recuerda que estás en Bolivia. Puedes comprar el billete el día anterior en temporada alta (yo lo hice así) o el mismo día si viajas en temporada media o baja.

El ferry hace una primera parada en la Isla del Sol. A continuación se dirige a la Isla de la Luna (opcional), donde tienes 1 hora para recorrerla por libre. Es una isla muy pequeña, así que te da tiempo de sobra.

El trayecto desde Copacabana a la Isla del Sol dura 1 hora y media aproximadamente. Desde la Isla del Sol a la Isla de la Luna, súmale 1 hora más. El paisaje es tan espectacular que se te pasará volando. Además, piensa que es como si pagaras un crucero por el lago Titicaca a precio muy asequible.

El precio del ferry desde Copacabana a Isla del Sol son 25 bolivianos (3,20€ aprox.). Si además quieres ir a la Isla de la Luna, son 35 bolivianos en total (4,5€ aprox.).

En la Isla de la Luna no se puede pernoctar, así que volverás a Copacabana desde la Isla del Sol. Los ferries de vuelta a Copacabana salen a las 10:30 horas, 15:00 horas y 16:00 horas. Llega puntual por si acaso, pero no te aseguro que vayas a salir a la hora. ¡Activa el modo slow travel, que estás de vacaciones!

Mujeres indígenas de Challa (centro de la Isla del Sol) caminando por el sur de la isla.
Mujeres indígenas de Challa (centro de la Isla del Sol) caminando por el sur de la isla.

 

Cómo llegar a la Isla del Sol en tour

Si prefieres despreocuparte de todo, tienes la opción de contratar esta excursión desde La Paz a la Isla del Sol y al Lago Titicaca. En un día completo con salida y retorno a La Paz, comerás en un restaurante boliviano en Copacabana, visitarás los puntos más emblemáticos de la Isla del Sol y todo… ¡a cuerpo de rey/reina! Es más caro que hacerlo por libre, pero la comodidad se paga.

Si no te van mucho las excursiones de un solo día y prefieres viajar con más calma, otra opción es contratar el tour de dos días al lago Titicaca desde La Paz. Es igual que la excursión que te comentaba arriba, pero duermes en Copacabana y al día siguiente tienes tiempo para visitar la ciudad antes de volver a La Paz. Aquí dormirás en el Hotel Rosario, de los mejores en Copacabana.

Qué ver en la Isla del Sol

A fecha de marzo de 2019, solo se puede visitar la comunidad de Yumani, es decir el sur de la Isla del Sol. En esta zona es donde se encuentra la mayor oferta de hoteles y restaurantes con precios para todos los bolsillos.

Aunque hay hoteles en el puerto, te recomiendo que te alojes en alguno de los que se encuentra en la parte superior del cerro. Aparte de que hay más ambiente, las vistas son espectaculares. Todavía recuerdo lo a gusto que se está en las terrazas de los restaurantes tomando el menú del día. De fondo, el lago Titicaca de un color azul intenso. ¡Quién tuviera una máquina del tiempo!

Los imprescindibles que ver en el sur de la Isla del Sol (Yumani) son:

Escalera del Inca

Nada más llegar al puerto te encontrarás de frente con esta escalera que data de tiempos prehispánicos. El camino hacia el pueblo de Yumani (sur de Isla del Sol) es abrupto y bastante empinado. Viendo el lago Titicaca y su inmensidad, uno piensa que está a nivel del mar… ¡error! Los casi 4.000 metros sobre el nivel del mar se notan en cada peldaño que subes por esta escalera. Intenta llevar equipaje muy ligero a la Isla del Sol. Haz paradas, muchas. Bebe agua y toma caramelos de coca si te hacen falta. El mal de altura o soroche aquí pega fuerte si no te lo tomas con tranquilidad. Quien avisa, no es traidor.

La Escalera del Inca data de tiempos prehispánicos. Coge fuerzas antes de subirla.
La Escalera del Inca data de tiempos prehispánicos. Coge fuerzas antes de subirla.

 

Pilkokaina, el mejor templo que ver en Isla del Sol

Esta edificación está construida con piedra unida con mortero de barro. Su edificio más destacado es el Palacio del Inca. Todas las puertas de la Pilkokaina miran hacia el este, punto donde nace el Sol (o amanece, en cristiano). De hecho, esta peculiaridad ha hecho que muchos historiadores y arqueólogos crean que este lugar se construyó como templo de culto al sol. Otros, en cambio, dicen que Pilkokaina era el lugar donde se alojaba el Inca cuando viajaba a la Isla del Sol. La vuelta al pueblo desde Pilkokaina te deja sin oxígeno. Camina despacio, bebe mucha agua y protégete del sol. Muy importante también: no comas en exceso (te lo digo por propia experiencia, las pasé canutas una noche).

Pilkokaina es sin duda el mejor templo que ver en la Isla del Sol.
Pilkokaina es sin duda el mejor templo que ver en la Isla del Sol.

 

Fuente de las Tres Aguas

Esta fuente se encuentra subiendo por la Escalera del Inca y es una prueba más de los avances hidráulicos que consiguieron los pueblos prehispánicos. Los conquistadores pensaron que era la Fuente de la Eterna Juventud. De hecho, los locales creen que el agua tiene propiedades curativas y que, como su nombre indica, verdaderamente te otorga la eterna juventud. No cuesta nada beber un trago por si acaso es verdad, ¿no crees? 😉

Mirador Pallakasa o cómo sentirse en un paraje sin igual

Cerca del mirador vi a esta familia jugando al sube y baja.
Cerca del mirador vi a esta familia jugando al sube y baja.

 

Los atardeceres en la Isla del Sol son indescriptibles, más si cabe desde el mirador Pallakasa. Desde ahí tienes unas vistas magníficas de Yumani (sur) y de Challa (centro) de la Isla del Sol. Desde la ladera opuesta al mirador es desde donde se observa a lo lejos la caseta con la bandera roja. Una vez más, queda claro que está prohibido el paso a la zona central de la Isla del Sol por el conflicto entre las comunidades de Challa y Challapampa. Este mirador, junto con Pilkokaina, son mis lugares favoritos que ver en la Isla del Sol. ¡No te vayas sin verlos!

Los paisajes en la Isla del Sol con el lago Titicaca de fondo son espectaculares.
Los paisajes en la Isla del Sol con el lago Titicaca de fondo son espectaculares.

 

AVISO: vuelvo a insistir en la prohibición (al menos a fecha de marzo de 2019) de entrar en Challa y en Challapampa hasta que se resuelva el conflicto entre las comunidades

 

No es un tema para tomar a la ligera porque, como decía al principio del artículo, ha habido casos de turistas atacados y retenidos. La zona de Yumani es maravillosa y no hay necesidad ninguna de correr ese riesgo intentando acceder a las zonas bloqueadas de la Isla del Sol.

Sentarte en la terraza de un restaurante y pensar que solo quieres retener ese paisaje en tu memoria.
Sentarte en la terraza de un restaurante y pensar que solo quieres retener ese paisaje en tu memoria.

 

Dónde dormir en la Isla del Sol

Es especialmente importante que mires bien tu alojamiento en Isla del Sol. ¡No todos tienen agua caliente! Yo me alojé en el Hotel Jallalla, en Yumani, y lo recomiendo. Habitación amplia, desayuno típico boliviano, agua caliente y unas vistas impresionantes. Muy cerca hay varios restaurantes exquisitos con terraza-mirador donde sentarte a mirar el paisaje. Si volviera a la Isla del Sol, probablemente escogería el mismo alojamiento. Solo una cosa: no te olvides de llevar ropa de abrigo si visitas la Isla del Sol en su invierno (verano en Europa), porque por la noche refresca. En el hotel hay mantas muy gordas, pero por si acaso.

Mi habitación en el Hotel Jallalla en la Isla del Sol.
Mi habitación en el Hotel Jallalla en la Isla del Sol.

 

Vistas desde la ventana de la habitación de mi hotel en Isla del Sol.
Vistas desde la ventana de la habitación de mi hotel en Isla del Sol.

 

Si no te convence ese hotel, te dejo a continuación un buscador para que veas los hoteles con descuento en Yumani. Verás que a veces algunos tienen entre un 20% y un 25% de descuento.



Booking.com

Dónde comer en la Isla del Sol en Bolivia

Aunque probé varios restaurantes en la Isla del Sol, voy a recomendarte el que destaca en la Isla del Sol con mucha diferencia sobre los demás. El precio del menú del día en la mayoría ronda los 35 bolivianos (4,5€). Suelen incluir sopa de quinoa con verduras, trucha con arroz y verduras y postre (generalmente banana con chocolate).

La sopa de quinoa es un clásico en Bolivia. Yo la comí varias veces en Isla del Sol y en Copacabana.
La sopa de quinoa es un clásico en Bolivia. Yo la comí varias veces en Isla del Sol y en Copacabana.

 

Por recomendación de otros viajeros, fuimos al restaurante Las Velas. Si vas con prisas, mejor ahórrate el paseo. Este sitio es para disfrutarlo con tranquilidad. El dueño (y cocinero), un encanto de persona, cocina todo al momento. Le pregunté que a qué hora abrían y dijo: “cualquier hora es buena para comer”. Da gusto encontrar restaurantes donde no hay tanta masificación y, por tanto, no tienen necesidad de poner horarios de apertura ni de cierre.

A las 12 de la tarde pedimos trucha en papillote al vino blanco y quinoa con verdura de acompañamiento. Mientras esperas a que la comida esté lista, puedes dar un paseo hasta el mirador que hay a 10 min caminando desde el restaurante, sentarte en las mesas que hay en el exterior a contemplar el lago Titicaca o jugar a las cartas (dentro del restaurante hay barajas). En este sitio la trucha es salvaje, no es de piscifactoría como en otros restaurantes. Precio: 50 bolivianos (6,4€ aprox.). A mí me dio mucha pena descubrir este sitio a pocas horas de coger el ferry de vuelta. Me hubiera quedado mucho más tiempo. Si vas a la Isla del Sol, este restaurante y su entorno son imprescindibles (no me pagan por promocionarlo, pero realmente destaca mucho en calidad y quiero que lo conozcas tú mism@).

Mi comida favorita en Isla del Sol: trucha en papillote y quinoa con verdura.
Mi comida favorita en Isla del Sol: trucha en papillote y quinoa con verdura.

 

Cuántos días pasar en la Isla del Sol

Esta es la pregunta del millón. La respuesta es bien fácil: una noche mínimo. Es cierto que en un día puedes ver los lugares más representativos, pero la Isla del Sol es un sitio para relajarse. Yo en total pasé dos noches en la Isla del Sol y creo que fue una decisión muy acertada.

Te recomiendo que duermas en la Isla del Sol al menos una noche. Es un sitio mágico.
Te recomiendo que duermas en la Isla del Sol al menos una noche. Es un sitio mágico.

 

Dormir en el lago Titicaca. Despertarse con el rebuzno de los burros. Apreciar la cultura indígena de los quechuas y los aimaras. Probar la famosa trucha del Titicaca. Ver con tus propios ojos el lugar donde comenzó la dinastía Inca, según la leyenda. Descansar, pasear por los senderos, sentarte en uno de sus numerosos miradores. Leer con el lago azul de fondo. Pensar que hay sitios donde la tranquilidad te envuelve. Sí, la Isla del Sol es ese lugar.

Si tienes alguna pregunta o quieres contar tu experiencia en la Isla del Sol, deja un comentario. Ayudas a otros lectores y además… me hace ilusión 😉