Acabas de tomar una decisión: vas a recorrer Moscú y San Petersburgo en 7 días. Te mueres de ganas de ver con tus propios ojos la Plaza Roja, la Catedral de San Basilio y el Kremlin en Moscú. Vas a conocer la historia de Rusia durante la II Guerra Mundial en el Museo de la Gran Guerra Patriótica y te impresionarán las hazañas espaciales de Yuri Gagarin en el Museo de la Cosmonáutica. En la capital rusa te esperan sus lujosas estaciones de metro, más conocido como el “palacio del pueblo”, y monasterios y mercados para todos los gustos.

Visitarás también San Petersburgo, probablemente la ciudad menos rusa de todas. La “Venecia del Norte” es sinónimo de palacios que en su día fueron residencia de la dinastía Romanov. También disfrutarás viendo infinidad de catedrales ortodoxas y la famosa Iglesia de San Salvador Sobre la Sangre Derramada con sus impresionantes frescos. Descubrirás el inabarcable Museo del Hermitage y conocerás importantes acontecimientos históricos de Rusia mientras paseas por los camarotes del Crucero Aurora.

Y ahora brindemos por tu escapada a Moscú y San Petersburgo en una semana, en la que estoy segura de que te quedarás con ganas de más. ¡Nasdrovia!

Qué ver en Moscú y San Petersburgo en 7 días: río Neva en la ciudad de los zares.
Qué ver en Moscú y San Petersburgo en 7 días: río Neva en la ciudad de los zares.

 

Itinerario por Moscú y San Petersburgo en 7 días

Día 1: llegada a Moscú, Plaza Roja, Plaza Pushkin y algunas de las calles más famosas de la capital rusa.

Día 2: Museo de la Gran Guerra Patriótica, Monasterio Novodévichi y tres parques muy recomendables. Nos movimos en metro para conocer el ostentoso “palacio del pueblo”.

Día 3: Serguiev Posad, Museo de la Cosmonáutica y el Mercado de Izmailovo. Por la noche cogimos el tren nocturno Flecha Roja dirección a San Petersburgo.

Día 4: llegada a San Petersburgo y visita de la Avenida Nevsky, la Plaza del Palacio, la Plaza del Senado y tres catedrales maravillosas.

Día 5: Palacio de Peterhof, Fortaleza de San Pedro y San Pablo, Crucero Aurora y atardecer en la isla Vasílievski.

Día 6: Palacio de Catalina la Grande en Pushkin, visita del interior de la Iglesia de San Salvador sobre la Sangre Derramada, Plaza Sennaya y canales de San Petersburgo.

Día 7: visita del Museo del Hermitage, Convento Smolny y metro de San Petersburgo. A última hora de la tarde cogimos el vuelo de regreso a Madrid.

Qué ver en Moscú y San Petersburgo en 7 días

Día 1: llegada a Moscú y visita del centro de la ciudad

Llevaba ya muchísimo tiempo queriendo hacer un viaje a Moscú y San Petersburgo en 7 días, así que te puedes imaginar mi emoción al coger el vuelo a la capital rusa.

Te adelanto que es preferible dedicarle 10 días a ver ambas ciudades. De todas formas, si no tienes opción (como me pasó a mí), te recomiendo que madrugues bastante todos los días para aprovechar al máximo tu escapada. ¡Hay tanto que ver en Moscú y San Petersburgo en una semana!

Nada más aterrizar en Moscú, lo primero que hicimos fue dejar las maletas en el hostal y nos fuimos directos a la Plaza Roja. Allí aprovechamos para visitar la archiconocida Catedral de San Basilio por dentro, la Catedral de Kazán y los almacenes GUM.

La Plaza Roja seguro que es el primer sitio que quieres visitar en Moscú.
La Plaza Roja seguro que es el primer sitio que quieres visitar en Moscú.

 

También nos dio tiempo a visitar el interior del Kremlin, donde recorrimos la Plaza de las Catedrales con sus cuatro preciosos edificios religiosos, la Campana del Zar, el Campanario de Iván el Grande, los jardines de Alexander y la Tumba del Soldado Desconocido.

Después nos acercamos a ver el Teatro Bolshói por fuera, pasamos la tarde en la Plaza Pushkin y recorrimos algunas de las avenidas más famosas de Moscú, como la calle Tverskaya y la Novy Arbat. Con esta primera toma de contacto, ya supe que Moscú me fascinaría.

Día 2: Museo de la Gran Guerra Patriótica, Monasterio Novodévichi y varios parques

Moscú es una ciudad con mucha historia. Por eso, el segundo día de este itinerario lo empezamos visitando el Museo de la Gran Guerra Patriótica. Aquí podrás conocer la historia de Rusia durante la II Guerra Mundial y ver armamento, uniformes y documentos muy valiosos de aquella época. Puedes hacer esta visita guiada para que te expliquen con más detalle las batallas decisivas en las que participó Rusia.

Después aprovechamos para visitar el Parque de la Victoria, que es donde está el Museo de la Gran Guerra Patriótica. En él destaca el Monumento a la Victoria, un enorme obelisco de 150 metros de altura.

Después nos acercamos al Monasterio Novodévichi, al agradable Parque Gorki y, por la tarde, fuimos a la Catedral de Cristo El Salvador y terminamos el día en el Parque Kolómenskoye.

Ya sabes que en la capital rusa no puede faltar la visita de las mejores estaciones de metro de Moscú. Como las distancias en la ciudad son kilométricas, aprovechamos los desplazamientos en metro para ir conociendo algunas de las estaciones más bonitas del “palacio del pueblo”.

Las estaciones de metro de Moscú son un auténtico museo repleto de mármol y detalles muy lujosos.
Las estaciones de metro de Moscú son un auténtico museo repleto de mármol y detalles muy lujosos.

 

Día 3: Serguiev Posad, Museo de la Cosmonáutica y Mercado de Izmailovo

Seguimos el itinerario por Moscú y San Petersburgo en una semana y este día madrugamos para ir a Serguiev Posad, a unos 70 km de Moscú. Aquí podrás ver el Monasterio de la Trinidad y San Sergio, un complejo religioso ortodoxo maravilloso. Puedes ir por libre o reservar esta excursión a Serguiev Posad y despreocuparte de todo. Ten en cuenta que echarás toda la mañana entre desplazamientos y visita de este lugar conocido como “El Vaticano ruso”.

Por la tarde fuimos a uno de los sitios que más me gustaron de Moscú: el Museo de la Cosmonáutica. Iba sin grandes expectativas porque los temas espaciales no son los que más me interesan. Aun así, te aseguro que salí muy sorprendida de este museo en el que conocí los hitos en el espacio de Rusia, EE.UU., China y Europa. ¡Las recreaciones de naves espaciales y los paneles explicativos están muy logrados!

El Museo de la Cosmonáutica en Moscú es uno de los sitios que más me impresionó de la capital rusa.
El Museo de la Cosmonáutica en Moscú es uno de los sitios que más me impresionó de la capital rusa.

 

Después solo nos quedó tiempo para ver rápidamente el Mercado de Izmailovo, donde hay infinidad de puestos de souvenirs (yo no me resistí y compré una matrioska). Si puedes hacerlo coincidir, te recomiendo que vayas en fin de semana porque hay más tiendas abiertas. Y aquí terminaba nuestro recorrido por Moscú en 3 días, no sin antes acercarnos a la Plaza Roja para verla iluminada. Después cogimos a las 23:55 horas el famoso tren nocturno Flecha Roja para ir a San Petersburgo.

Día 4: llegada a San Petersburgo y visita del centro de la ciudad  

El trayecto en el tren nocturno Flecha Roja me fascinó. Es una buena forma de ganar tiempo, ya que te desplazas mientras duermes, y al mismo tiempo viajas en un medio de transporte emblemático. ¡Mirar por la ventana mientras viajo en tren es una de mis sensaciones favoritas!

Llegamos a San Petersburgo a las 8:00h y lo primero que hicimos fue dejar las maletas en el hotel. Después, nos fuimos a ver algunos de los sitios más emblemáticos que ver en San Petersburgo en 4 días, como la Avenida Nevsky, la Plaza del Palacio con el imponente Palacio de Invierno, la Catedral de San Nicolás de los Marinos, la Catedral de San Isaac, la Plaza del Senado con el edificio del Almirantazgo y la Catedral de Kazán.

Qué ver en Moscú y San Petersburgo en 7 días: Palacio de Invierno y Hermitage.
Qué ver en Moscú y San Petersburgo en 7 días: Palacio de Invierno y Hermitage.

 

Día 5: Palacio de Peterhof, Fortaleza de San Pedro y San Pablo, Crucero Aurora e Isla Vasílievski

El Palacio de Peterhof es una de las excursiones más populares en San Petersburgo. Es conocido como el “Versalles ruso”, lo que te da una pista de la grandiosidad de sus palacios, jardines y fuentes. Pero además es un lugar con mucha historia, ya que aquí vivieron los zares hasta 1917. Dicen que cuenta con el complejo de fuentes más grande del mundo, así que no te vayas sin verlo. Aquí puedes reservar tu excursión al Palacio de Peterhof.

Tras pasar la mañana completa en este precioso palacio, volvimos al centro de San Petersburgo para recorrer la Fortaleza de San Pedro y San Pablo. Este sistema defensivo lo mandó construir Pedro el Grande y en él se encuentran las tumbas de varios zares de la dinastía Romanov.

Después entramos en el Crucero Aurora para conocer la historia de este buque de guerra símbolo de la Revolución de Octubre de 1917. Y a última hora de la tarde nos acercamos a la isla Vasílievski, desde donde tienes unas vistas fabulosas del río Neva.

El Crucero Aurora es un buque de guerra ruso, símbolo de la Revolución de Octubre de 1917.
El Crucero Aurora es un buque de guerra ruso, símbolo de la Revolución de Octubre de 1917.

 

Día 6: Palacio de Catalina la Grande y centro de San Petersburgo

Sin ninguna duda, en tu itinerario por San Petersburgo no puede faltar la visita del Palacio de Catalina la Grande en Pushkin. Era la residencia de verano de los zares de Rusia y aquí está la famosísima Sala Ámbar. En este palacio verás también el Gran Salón de Baile y numerosas habitaciones donde el oro es el verdadero protagonista. El Palacio de Catalina está a unos 25 km de San Petersburgo, por lo que puedes reservar esta excursión si te resulta más cómodo.

Después de pasar la mañana en el Palacio de Catalina la Grande, volvimos al centro de San Petersburgo para visitar la Iglesia de San Salvador sobre la Sangre Derramada por dentro (¡impresionantes sus frescos!) y la Plaza Sennaya.

Por cierto, ya sabes que a San Petersburgo se le conoce como la “Venecia del Norte”, así que también aprovechamos a última hora de la tarde para ver algunos de los mejores canales de San Petersburgo, como el Griboedova, Moika y Fontanka.

No puede faltar en tu itinerario por Moscú y San Petersburgo en una semana el Palacio de Catalina la Grande en Pushkin.
No puede faltar en tu itinerario por Moscú y San Petersburgo en una semana el Palacio de Catalina la Grande en Pushkin.

 

Día 7: Museo del Hermitage, Convento Smolny, metro de San Petersburgo y vuelo de regreso

El último día de este itinerario por Moscú y San Petersburgo en una semana no podía faltar la joya de la Corona en la ciudad de los zares: el Museo del Hermitage. El Palacio de Invierno es la sede de este museo de fama internacional y nosotros solo pudimos dedicarle una mañana entera por falta de tiempo. La verdad que nos supo a poco porque ten en cuenta que en el Hermitage hay más de 3 millones de obras de arte. ¡Totalmente inabarcable! Si tienes más días, te recomiendo que le dediques un día completo.

Nada más comer nos acercamos al Convento Smolny, una catedral barroca del siglo XVIII. Después fuimos a descubrir algunas de las mejores estaciones de metro de San Petersburgo. Y llegó la hora de tomar el avión de regreso a Madrid.

Como ves, es posible visitar Moscú y San Petersburgo en una semana, pero debes tener claro el itinerario que quieres hacer previamente. Así no perderás tiempo decidiendo cada día dónde ir y aprovecharás al máximo tus 7 días en Moscú y San Petersburgo. ¡Hay tanto que ver que no te sobrará tiempo, te lo aseguro!

Consejos para visitar Moscú y San Petersburgo en 7 días

1) Saca tu visado a Rusia con antelación. De todos los preparativos para viajar a Rusia, para mí lo más engorroso fue tramitar el visado. Yo lo hice a través de la Central de Visados Rusos. Entre otros documentos, necesitarás el pasaporte original con validez de mínimo 6 meses desde que vayas a entrar en Rusia, el formulario de solicitud, una foto, seguro de viaje, carta de invitación del hotel donde vas a hospedarte o de alguna agencia… Es mucha burocracia, pero te envían un documento con los pasos a seguir y es cuestión de armarse de un poco de paciencia. Otra opción es hacerlo a través de agencias especializadas como Visados y Trámites.

2) Contrata un seguro de viaje. Ya has visto que para sacarte el visado necesitas un seguro de viaje sí o sí. Yo desde hace tiempo reservo el seguro a través de IATI porque para mí es el mejor en relación calidad-precio. Si reservas tu seguro a través de este enlace, consigues un 5% de descuento por ser lector de La Vida son Dos Viajes.

3) Mejor época para visitar Moscú y San Petersburgo. Aquí la respuesta está clara. La mejor época es el verano, ya que las temperaturas son mucho más agradables que en el resto del año. La parte negativa es que, igual que tú, el resto de turistas también se lo saben. Por eso, te recomiendo que vayas con paciencia porque es probable que tengas que esperar colas para entrar en algunos de los sitios más emblemáticos, como la Catedral de San Basilio o el Kremlin de Moscú y el Hermitage de San Petersburgo. Yo hice mi viaje en mayo y tuvimos bastante suerte porque nos tocaron días fríos pero soleados.

4) ¿Es mejor visitar antes Moscú o San Petersburgo? Da un poco igual el orden, así que yo me decantaría en función del precio de los vuelos. Nosotros entramos por Moscú, viajamos en el tren Flecha Roja a San Petersburgo y el regreso a Madrid lo hicimos directamente desde San Petersburgo (sin tener que volver a Moscú). Creo que es lo más cómodo y además te ahorras un traslado totalmente innecesario, ya que hay mucha oferta de vuelos a ambas ciudades. Aquí puedes reservar tu vuelo al mejor precio.

5) ¿Cuántos días necesito para ver las dos ciudades? En este artículo te cuento el itinerario por Moscú y San Petersburgo en 7 días, que es el mínimo que te recomiendo para ambas ciudades. Aun así, si puedes estirar un poco más el viaje, lo ideal para mí serían 10 días en total (5 días en cada ciudad).

6) Desplázate de Moscú a San Petersburgo en el Flecha Roja. Mi recomendación es ir en el tren nocturno de Moscú a San Petersburgo. Nosotros lo cogimos a las 23:55 horas y a las 08:00h de la mañana ya estábamos en San Petersburgo. Puedes hacer este trayecto en avión si buscas comodidad, pero a cambio te perderás la experiencia de viajar en el emblemático Flecha Roja. Yo repetiría la experiencia de viajar en este tren con los ojos cerrados.

7) Reserva tu entrada al Hermitage con antelación. Hay ciertas visitas en San Petersburgo que pueden ser prescindibles, pero el Museo del Hermitage no es una de ellas. Yo fui sin comprar la entrada al Hermitage con antelación y me arrepentí al ver las enormes colas que había para entrar. ¡Pensé que me volvería de San Petersburgo sin verlo! Por eso, te recomiendo que reserves tu entrada aquí para evitarte problemas. Si se te olvida hacerlo, que no cunda el pánico porque allí hay taquillas para hacerlo. Eso sí, tendrás que eliminar sitios que ver de este itinerario por Moscú y San Petersburgo en una semana porque perderás varias horas haciendo cola. Por cierto, aquí puedes reservar el resto de tours en Moscú y excursiones en San Petersburgo.

8) Aprende unos conocimientos básicos de cirílico. La barrera idiomática en Rusia es uno de los grandes retos. Hay rusos que hablan inglés, sobre todo los jóvenes y los que trabajan en sitios turísticos, pero en el metro era imposible hacernos entender. Aparte de llevar descargados los mapas y sitios que quieras visitar (señalar con el dedo es un idioma universal), te recomiendo que aprendas lo básico para poder leer el alfabeto cirílico en el metro. ¡Te será de gran ayuda!

8) Reserva tus hoteles con antelación. Como te contaba al principio de estos consejos para viajar a Moscú y San Petersburgo en 7 días, para tramitar el visado es necesario tener reservado el hotel previamente. Lo dicho, organízate con tiempo y reserva tu hotel en Moscú y San Petersburgo.

9) No te vayas sin probar la comida típica rusa. La ensaladilla rusa en realidad se llama ensalada Olivier y está para chuparse los dedos. Fue uno de los platos que probé en Kiev también y me encantó. Otras comidas típicas son los pelmeni (pasta rellena de carne picada), la carne al estilo stroganoff, la sopa borsch de remolacha, los blini (una especie de tortitas) y, por supuesto, el vodka.

10) Rusia es un país seguro. Dicen las malas lenguas que Rusia es un país inseguro, pero no tuve esa sensación en ningún momento. Lo más importante es que apliques tu sentido común y tengas un poco de cuidado con tus pertenencias, igual que lo harías en España o en cualquier otro país.

11) Se paga en rublos. La moneda oficial de Rusia es el rublo, así que tendrás que cambiar de divisa. La opción que más te recomiendo es sacar dinero de los cajeros con la tarjeta Bnext (es gratuita). Es la que yo utilizo y no te cobran comisiones. Otra opción es cambiar dinero en las casas de cambio en Rusia (no en tu país de origen que sale mucho más caro), pero para mí es mucho más cómodo hacerlo con la tarjeta sin necesidad de estar buscando las casas de cambio con mejores tarifas.

12) Rusia no es un país caro. A diferencia de otros destinos como Costa Rica o Australia, Rusia es un país bastante económico en general. Lo más caro son los vuelos, pero tienes alojamientos de todos los precios y la comida y el transporte en metro son muy económicos. Eso sí, si quieres que no se te haga un agujero en la cartera, ¡tendrás que dejar el caviar para otra ocasión!

¿Te animas a visitar Moscú y San Petersburgo en una semana? ¡Apuesto a que querrás volver! Y, como siempre, si tienes alguna duda, deja tu comentario y te responderé rápida y veloz.

TE AYUDO A VIAJAR A MOSCÚ Y SAN PETERSBURGO AL MEJOR PRECIO

  • RESERVA AQUÍ el HOTEL que más te guste en Moscú y San Petersburgo.
  • CONSIGUE AQUÍ tu TARJETA SIN COMISIONES para viajar a Moscú y San Petersburgo.