Si has llegado hasta aquí es porque tú también quieres conocer los mejores sitios que ver en Liubliana en un día. La capital eslovena tiene todos los ingredientes para que tu visita sea muy completa. Un castillo en lo alto de la colina, el mercado local repleto de productos frescos, plazas pintorescas y mucho ambiente en las calles que dan al río Ljubljanica.

En Liubliana te esperan puentes muy originales como el Puente Triple, la Catedral cuya puerta de bronce parece cobrar vida, el Parque Tivoli, varias galerías y museos y dragones. ¡Sí, has leído bien! El dragón es el símbolo de Liubliana desde finales de la Edad Media y podrás verlo en uno de los puentes de la ciudad y hasta en el escudo de armas.

Liubliana presume, además, de tener la universidad más antigua del país. Pero lo que más me gustó de Liubliana fue su mezcla de clasicismo en el casco histórico, ambiente alternativo en el barrio de Metelkova mesto y el modernismo en el rascacielos Nebotičnik, desde donde tienes unas vistas espectaculares de la ciudad. Esa mezcla de estilos me cautivó completamente. ¡Comenzamos!

¿Quieres conocer los sitios más alucinantes de Liubliana?

 

Mapa con los sitios que ver en Liubliana en un día

Qué ver en Liubliana en un día

Plaza Prešeren, el centro neurálgico que ver en Liubliana en un día

Prešeren es la plaza principal que ver en Liubliana. Muchos de los edificios más emblemáticos de la ciudad están aquí, como la Iglesia franciscana de la Anunciación con su peculiar fachada rojiza. Aquí está también la estatua del poeta France Prešeren, que da nombre a esta plaza.

Puede que no te suene de nada este hombre, pero en Eslovenia es considerado el mejor poeta romántico del país. Fíjate si es importante para Eslovenia que hasta una de las estrofas de su poema ‘Zdravljica’ aparece en el himno nacional.

En la plaza Prešeren también me llamaron la atención las fachadas de los edificios modernistas, las vistas del castillo de Liubliana sobre la colina y el Puente Triple, del que te voy a hablar a continuación.

Por cierto, puedes conocer los sitios más bonitos de la ciudad haciendo esta visita guiada por Liubliana, que incluye el viaje en funicular hasta el castillo y un paseo en barco por el río. Otra opción es reservar este tour privado por Liubliana con guía en español.

La Plaza Prešeren es el centro neurálgico de la capital eslovena.
La Plaza Prešeren es el centro neurálgico de la capital eslovena.

 

Puente triple, el sitio más original de la capital eslovena

Llegué con muchas ganas de conocer el famoso Puente triple del que tanto me habían hablado. La verdad que me sorprendió mucho, ya que nunca antes había visto tres puentes en uno. Es obra del arquitecto Jože Plečnik y sirve para unir el casco histórico de Liubliana con la parte moderna de la ciudad.

Dicen que se tiene conocimiento de este puente desde finales del siglo XIII, aunque en aquella época estaba construido en madera. Pero ya sabes lo que pasa con la madera y los incendios, así que el puente que verás ahora es de piedra caliza y granito. Sin duda, es el puente más concurrido y original que ver en Liubliana.

El Puente Triple es el sitio más original que ver en Liubliana en un día.
El Puente Triple es el sitio más original que ver en Liubliana en un día.

 

Castillo de Liubliana

Una cosa que me gustó mucho de Eslovenia es que gran parte de sus ciudades y pueblos tienen un castillo. En cierto modo me recordó a mi viaje por Eslovaquia, donde también vi muchas fortalezas hasta en el pueblo más recóndito.

Volviendo al castillo de Liubliana, se encuentra en la Colina del castillo y su entorno es alucinante, con vistas al río Ljubljanica y rodeado de bosques. Porque otra cosa no, pero en Eslovenia hay bosques para aburrir.

La forma más sencilla de subir al castillo de Liubliana es en funicular. Aparte de las vistas panorámicas que tienes de toda la ciudad desde la colina, merece la pena la visita al interior de la fortaleza. Allí verás la Torre de los tiradores, la prisión, la muralla defensiva, la Torre de Erasmo o la Torre pentagonal, entre otros.

El castillo de Liubliana se ve desde prácticamente cualquier punto de la ciudad.
El castillo de Liubliana se ve desde prácticamente cualquier punto de la ciudad.

 

Parque Tivoli, el pulmón verde que ver en Liubliana

El primer sitio que vi en mi escapada a Liubliana en un día fue el Parque Tivoli. Con sus 5 km2, es el más grande de la capital eslovena. Está muy cerca del casco histórico y tuve la suerte de verlo en otoño, cuando las hojas de los árboles tienen un color precioso.

En el Parque Tivoli verás a mucha gente haciendo deporte y familias paseando. También hay pistas de baloncesto, tenis y patinaje, así que los locales y turistas tenemos para elegir. Yo preferí caminar tranquilamente por el parque para ver sus fuentes, las exposiciones del Paseo de Jakopič, el castillo Tivoli y el invernadero.

Además, si viajas en coche a Liubliana, ten en cuenta que se aparca de maravilla en este parque. Solo tienes que poner en Google parking Tivoli y te saldrán los dos aparcamientos enormes que hay en esta zona. Fui varios días a la capital eslovena y los sábados y domingos era gratis. Entre semana, un lunes, pagamos 2,40€ por más de 5 horas de aparcamiento.

Me encantó ver los colores de los árboles del Parque Tivoli en otoño.
Me encantó ver los colores de los árboles del Parque Tivoli en otoño.

 

Galería Nacional de Eslovenia y otros museos que visitar en Liubliana

Otro plan que hacer en Liubliana en un día es visitar alguno de sus museos. Muy cerca del Parque Tivoli tienes la Galería Nacional de Eslovenia, uno de los mejores museos para mi gusto. Aquí podrás ver una gran colección de obras de las artes plásticas, que van desde la Edad Media hasta el siglo XX. Yo no conocía a ningún artista esloveno antes de visitarla y descubrí a Zoran Mušič e Ivana Kobilca. Dos genios.

Si te quedas con ganas de visitar más museos, toma nota del Museo de Arte Contemporáneo Metelkova (MSUM), el Museo Etnográfico y el Museo de la ciudad de Liubliana.

Qué ver en Liubliana en un día: Galería Nacional de Eslovenia.
Qué ver en Liubliana en un día: Galería Nacional de Eslovenia.

 

Ópera de Liubliana

Dentro del edificio de la Ópera se encuentra el Teatro Nacional, la Ópera y el Ballet de Liubliana. La entrada principal está muy cerca de la Galería Nacional de Eslovenia y del Parque Tivoli.

La Ópera de Liubliana fue construida a finales del siglo XIX y el edificio, de estilo neo-renacentista, es precioso por fuera. Me encantó el frontón triangular de la parte superior y las esculturas. La verdad que me hubiera gustado ir a algún concierto, ópera o ballet. No pude por falta de tiempo, así que ya tengo la excusa perfecta para ver el edificio de la Ópera de Liubliana por dentro.

El Puente de los Dragones, uno de mis puentes preferidos que ver en Liubliana en un día

Liubliana me pareció una ciudad súper agradable. Tiene muchos puentes que cruzan sobre el río Ljubljanica e infinidad de terrazas a ambos lados del río. ¡Ya verás qué ambiente!

De todos los puentes que vi en la capital eslovena, uno de los que más me gustó fue el Puente de los Dragones. Fue inaugurado en 1901 y lo curioso de este puente es que no tiene los típicos leones custodiando cada extremo.

Pero ¿por qué se decidió que fueran dragones? Según la mitología griega, Liubliana fue fundada por Jasón, un héroe mitológico que robó el vellón dorado del Rey Aetes y, tras huir por el Mar Negro, se detuvo en un lago donde luchó contra un dragón y lo venció. Por eso verás dragones en el escudo de armas, en este puente y hasta en el escudo de la selección nacional de fútbol.

Otros puentes que me encantaron son el Mesarski most o Puente de los Carniceros y el Sustarski most o Puente de los Zapateros.

El dragón es el símbolo de la capital eslovena por una leyenda de la mitología griega.
El dragón es el símbolo de la capital eslovena por una leyenda de la mitología griega.

 

Čopova Ulica y otras calles que ver en Liubliana

Como siempre digo, la mejor forma de conocer una ciudad es perderse por sus calles. Olvidarse del mapa y dejarse llevar. En Liubliana puedes callejear sin miedo a perderte, ya que el casco histórico es bastante pequeño. No es como otras capitales europeas, como Madrid, donde las distancias son kilométricas.

De todas las calles que vi en Liubliana en un día, las que más me gustaron fueron Ključavničarska ulica, Čopova ulica por la preciosa maqueta que hay de la ciudad y Vegova ulica. También me encantó Trubarjeva cesta y Cankarjevo nabrežje y Hribarjevo nabrežje, a ambos lados del río.

De hecho, para mí uno de los mejores planes que hacer en Liubliana es pasear por estas dos últimas calles que te he comentado, que dan al río, y sentarte en alguna de sus terrazas a probar algún plato típico esloveno con una copa de vino.

Las calles que dan al río Ljubljanica están repletas de restaurantes con terraza.
Las calles que dan al río Ljubljanica están repletas de restaurantes con terraza.

 

Mercado central

¿Qué sería de la visita a una ciudad sin conocer su mercado? El de Liubliana me llamó mucho la atención porque en el edificio hay una puerta de acceso para cada tienda. Desde la calle tú decides si entras por la puerta de la charcutería, carnicería, pescadería…

Aparte de los puestos de comida dentro del edificio, ponen decenas de puestos al aire libre donde algunos van a hacer la compra semanal y otros compran comida ya cocinada para tomarla en las mesas de madera que hay junto al mercado.

Por cierto, paseando entre los diferentes puestos vi por primera vez en mi vida una máquina expendedora de huevos y otra de leche fresca. Si están ahí, será porque la gente las utiliza, ¿no?

Puedes comprar comida en el mercado central y tomarla en las mesas de madera que hay en el exterior.
Puedes comprar comida en el mercado central y tomarla en las mesas de madera que hay en el exterior.

 

Nunca antes había visto una máquina expendedora de huevos.
Nunca antes había visto una máquina expendedora de huevos.

 

Mestni trg y otras plazas que ver en Liubliana en un día

Antes te he hablado de algunas de mis calles preferidas en la capital de Eslovenia. Ahora le toca el turno a las plazas más pintorescas. Una de las que más me gustan es la de Mestni trg, donde se encuentra el Ayuntamiento y una copia de la Fuente Robba.

Otras de las plazas que no puedes perderte en tu escapada a Liubliana en un día son Stari trg, Gornji trg, Kongresni trg o Plaza del Congreso, Dvorni trg y Vodnikov trg, que se llama así por un famoso sacerdote y periodista esloveno.

Catedral de San Nicolás y su curiosa puerta de bronce

La Catedral de San Nicolás fue construida en el siglo XIII y está dedicada al patrón de los marineros. Fue reconstruida en el siglo XVIII y en ella destacan las cúpulas verdes de sus dos torres gemelas y la puerta de bronce, en la que se muestra el cuerpo de Cristo y las cabezas de 6 obispos que tuvieron gran trascendencia en la historia de Liubliana. La entrada cuesta 2€.

Si te apetece ver más templos religiosos, puedes visitar la Iglesia franciscana de la Anunciación, que como te comenté al principio, está en la Plaza Prešeren. También es interesante la iglesia ortodoxa de Cirilo y Metodio, en el Parque Trubar.

En la puerta de bronce de la Catedral de Liubliana aparece el cuerpo de Cristo y 6 obispos célebres.
En la puerta de bronce de la Catedral de Liubliana aparece el cuerpo de Cristo y 6 obispos célebres.

 

Rascacielos Nebotičnik, las mejores vistas de la ciudad

Muchas veces se piensa que desde los castillos se tienen las mejores vistas de la ciudad, pero no siempre es así. No te voy a negar que las vistas desde el Castillo de Liubliana son alucinantes, pero claro, desde el castillo no ves la propia fortaleza desde lejos (obviamente).

Por eso, yo me quedo con las vistas que tienes desde el rascacielos Nebotičnik. Tiene 13 plantas y desde su azotea tienes una panorámica 360º de toda la ciudad. ¡Las vistas del castillo desde allí son alucinantes!

Además, yo pensaba que sería el típico sitio para turistas donde pagas un ojo de la cara por tener buenas vistas de la ciudad. Por suerte no es así. Pedimos dos cafés con leche y nos costaron 4€ en total. Para mí merece la pena totalmente.

La mejor panorámica que ver en Liubliana la tienes desde el rascacielos Nebotičnik.
La mejor panorámica que ver en Liubliana la tienes desde el rascacielos Nebotičnik.

 

Universidad de Liubliana, la más antigua del país

La Universidad de Liubliana es la más grande de Eslovenia, aunque he de reconocer que encontré mucho más ambiente universitario en mi escapada a Maribor, otro destino esloveno muy popular entre los estudiantes Erasmus.

Volviendo a la Universidad de Liubliana, fue fundada en 1919, lo que la convierte en la universidad más antigua del país. Tiene 22 facultades y fue durante más de 60 años la única universidad en Eslovenia, hasta que abrieron la de Maribor y la de Primorska en Koper. Por cierto, yo no lo sabía, pero la ex primera dama estadounidense, Melania Trump, nació en Koper.

La Universidad de Liubliana es la más antigua de todo el país.
La Universidad de Liubliana es la más antigua de todo el país.

 

Metelkova mesto, el barrio alternativo que ver en Liubliana en un día

Por último, quiero recomendarte el barrio alternativo de Metelkova mesto, que me recordó mucho al barrio de Christiania en Copenhague. Esculturas histriónicas, grafitis, zapatillas colgadas de cuerdas y calaveras adornan las fachadas de los edificios.

Metelkova mesto es un Centro Social Autónomo donde viven okupas y artistas. En esa zona hay varios bares no convencionales donde puedes ir a tomar algo y por las tardes suelen celebrarse conciertos alternativos donde lo clásico no tiene cabida.

Y si buscas un sitio muy original donde dormir, toma nota del hostal La Celica. Lo curioso de este alojamiento, más allá de su ubicación en pleno barrio de Metelkova mesto, es que se encuentra en una antigua cárcel. Las celdas han sido restauradas siguiendo el diseño de artistas locales e internacionales, así que es un plan muy original. No todos los días duerme uno en una prisión (por suerte 😉).

Metelkova mesto, el barrio alternativo que ver en Liubliana en un día.
Metelkova mesto, el barrio alternativo que ver en Liubliana en un día.

 

Qué ver cerca de Liubliana

Maribor

Maribor tiene un ambiente muy cosmopolita porque es un destino muy popular para hacer la beca Erasmus. Cuenta con un casco antiguo precioso, un castillo en pleno centro, la vid más antigua del mundo, plazas concurridas como Glavni trg y esculturas muy originales como Spomenik NOB. Puedes reservar aquí tu excursión a Maribor, Ptuj y Žalec desde Liubliana.

Lago Bled, cueva Postojna y el castillo de Predjama

Otros de los sitios más bonitos que ver cerca de Liubliana son el famoso lago Bled con su iglesia en la isleta central, la cueva Postojna (la cueva kárstica más visitada de Europa), y el castillo de Predjama, que da vértigo solo de verlo porque está excavado en la roca.

Puedes visitar estos tres sitios en un solo día reservando esta excursión desde Liubliana. Si lo prefieres, puedes hacer solo la excursión al lago Bled o este tour a la cueva Postojna y el castillo de Predjama. Pero ya que estás en Eslovenia, yo haría la excursión que incluye los tres lugares.

Lago Bohinj, el lago glaciar más grande del país

Algo que me repitieron hasta la saciedad todos los eslovenos con los que hablé durante el viaje es que no entienden por qué el lago Bled es más famoso que el lago Bohinj. Es cierto que Bohinj está en un entorno natural precioso, rodeado de los Alpes Julianos. Pero Bled también tiene su encanto y además es muy agradable hacer todo el recorrido alrededor del lago.

Para que juzgues tú mismo/a cuál de los dos lagos de aguas turquesas merece más la pena, puedes reservar esta excursión a Bled y Bohinj.

Piran y las cuevas de Škocjan

A punto estuve de no incluir Piran en mi viaje por Eslovenia y menos mal que al final me animé a conocerlo. Me echaba para atrás que estuviera a 1 hora y media de Liubliana, pero los paisajes de camino a esta ciudad costera amenizan el viaje.

Además, puedes hacer una parada intermedia en las cuevas de Škocjan. Nosotros a las cuevas no fuimos porque Olivia tenía solo 2 meses, pero muchos eslovenos nos dijeron que las cuevas de Škocjan son incluso más bonitas que las de Postojna. Puedes reservar aquí tu excursión a Piran y las cuevas de Škocjan.

Venecia o Trieste, dos ciudades italianas cercanas a Liubliana

Venecia y Trieste están muy cerca de Liubliana, tanto que a veces es más económico volar a cualquiera de estas dos ciudades y desde allí comenzar el recorrido a Liubliana. Yo, de hecho, alquilé mi coche en Venecia (encontré el mejor precio aquí) y desde allí me fui a recorrer Austria y Eslovenia. Si tienes días suficientes, yo aprovecharía para hacer esta excursión a Venecia o a Trieste. Están a tiro de piedra.

Dónde comer en Liubliana

Aparte de visitar la capital eslovena, no puedes irte de allí sin probar su gastronomía típica. Mi restaurante favorito con diferencia es Monstera Bistro. Se puede pedir un menú de 2, 3 ó 4 platos, que cuesta entre 23€ y 27€, dependiendo de la opción que escojas. Nosotros pedimos dos menús de 3 platos (25€ cada uno) y pedimos brioche de setas, carrillera de ternera con verduras y puré de patatas y tiramisú. No es el restaurante más barato de Liubliana, pero la calidad de la comida es impresionante. Es imprescindible reservar.

La carrillera de ternera del restaurante Monstera Bistro es sublime.
La carrillera de ternera del restaurante Monstera Bistro es sublime.

 

Si prefieres una opción más económica, puedes ir a Sarajevo ’84. Es el típico restaurante donde te sirven bastante rápido y puedes probar platos locales. Ese día hacía bastante fresco, así que pedimos una sopa de carne y otra de pollo por 10,80€ en total. Las raciones son enormes y con eso comimos.

Por último, no puedes irte de Liubliana sin probar el burek. Es una masa parecida al hojaldre que se rellena de todo lo que te puedas imaginar. A mí me gustó mucho la de queso y la de espinacas con queso (sí, siempre pido todo lo que lleva queso). Cada burek cuesta 2,30€ y el mejor sitio para tomarlos es Burek Olimpija, donde van a comprarlo los eslovenos.

Hoteles en Liubliana

Sin ninguna duda, te recomiendo pasar varias noches en Liubliana para conocer bien la capital eslovena y, ya de paso, visitar algunos de los lagos, cuevas y pueblos de los alrededores. Yo estuve 5 noches por la zona y me quedé con ganas de haber pasado más días allí.

Para facilitarte el trabajo de búsqueda, he recopilado varios hoteles en Liubliana para que vayas a tiro hecho:

  • Bed & Breakfast Na Poljani: yo me alojé aquí y repetiría. No está en Liubliana, sino en un pueblo que se llama Kranj. Desde allí estás a medio camino de Liubliana, del lago Bled, Bohinj, las cuevas de Postojna, etc. Los anfitriones son encantadores, el desayuno exquisito con productos ecológicos y te hacen sentir como en casa.
  • City Hotel Ljubljana: este hotel se encuentra en pleno centro de Liubliana y tiene muy buenas críticas. Tiene un restaurante, ofrecen bicicletas gratuitas y cuenta con terraza de verano con vistas al castillo de Liubliana.
  • Best Western Premier Hotel Slon: este hotel es súper céntrico y sus habitaciones son muy modernas. Tiene aparcacoches y el desayuno buffet es extraordinario.

Si no te convence ninguna de las opciones anteriores, te dejo este listado con los mejores hoteles en Liubliana para que escojas el que tú prefieras.

¿Te ha gustado mi artículo sobre qué ver en Liubliana en un día? Si es así, ¡compártelo, me ayudas un montón! Y si tienes alguna duda, déjame un comentario y te responderé lo antes posible.

TE AYUDO A VIAJAR A LIUBLIANA AL MEJOR PRECIO