5/5 - (8 votos)

El lago Bled es uno de los sitios más visitados de Eslovenia con diferencia. Este lago glaciar se encuentra en los Alpes Julianos y es muy famoso por sus aguas de color turquesa. Además, está rodeado de bosques y montañas y tiene una preciosa isla en el centro a la que puedes llegar en pletna, un barco de madera muy típico en esta zona.

Es un sitio que sorprende por su entorno natural y por la cantidad de planes que se pueden hacer allí. Lo más habitual es darse un chapuzón en verano, ir a hacer picnic en cualquier momento del año y recorrer todo el perímetro del lago a pie (es una caminata muy sencilla, no te asustes).

Pero vamos al grano, que quiero contarte cómo visitar el lago Bled, qué hacer allí, cómo llegar y mis recomendaciones de sitios en los alrededores para que aproveches al máximo tu escapada. ¡Comenzamos!

Este precioso lago glaciar se encuentra en los Alpes Julianos.
Este precioso lago glaciar se encuentra en los Alpes Julianos.

 

 

Mapa con los planes que hacer en el lago Bled

Antes de contarte mi visita al lago Bled, quiero señalarte en el mapa dónde está este precioso lago esloveno para que nos situemos. Además, he marcado todos los planes que hacer en el lago Bled para que te sea más sencillo organizar tu escapada.

Como ves, el lago Bled se encuentra en los Alpes Julianos, muy cerca de la frontera con Austria y de Liubliana, una de mis ciudades favoritas de Eslovenia. De hecho, yo volé a Venecia (encontré el vuelo al mejor precio aquí) y desde allí hicimos un road trip por Austria y Eslovenia.

Volviendo al lago Bled, es una visita muy recomendable si te gustan los paisajes de postal, los lagos de color turquesa y la naturaleza. Alrededor del lago hay un castillo y muchos bosques que te dejarán con la boca abierta. Porque otra cosa no, pero en Eslovenia hay bosques para aburrir.

 

Qué hacer en el lago Bled

Bañarse en el lago Bled

Una de las mejores cosas que hacer en el lago Bled es bañarse en sus aguas de color turquesa. Aparte de refrescarte, mira bien en el paisaje que tendrás a tu alrededor. Montañas, bosques, el curioso islote central y la preciosa iglesia de la Asunción de la que te hablaré dentro de unas líneas.

Es importante que te fijes bien dónde está permitido bañarse en el lago Bled, ya que hay zonas donde verás un cartel en el que se prohíbe expresamente el baño. Aunque al ser un sitio muy turístico, si viajas a este lago en verano solo tendrás que aplicar el dicho: “¿Dónde va Vicente? Donde va la gente”. 😉

Por cierto, mi visita al lago Bled la hice a finales de octubre y no vi prácticamente a nadie bañándose en el lago porque el clima no animaba a ello. A cambio, pude ver el lago Bled en otoño, con las hojas de los árboles en tonos amarillos y rojizos. ¡Una pasada!

Desde prácticamente cualquier punto del lago se ve la iglesia en la isla central.
Desde prácticamente cualquier punto del lago se ve la iglesia en la isla central.

 

Dar un paseo en pletna, el plan más original que hacer en el lago Bled

La pletna es un barco de madera muy típico en esta zona. Dicen que las primeras pletnas se construyeron en el siglo XII. Por aquel entonces, se utilizaban para llevar a los peregrinos a la iglesia de la isla de Bled. A cambio, a los granjeros de Mlino, que eran los encargados de llevar a los pasajeros, se les “perdonaban” los impuestos locales.

El uso que se le da ahora a las pletnas es totalmente diferente. Estas embarcaciones están enfocadas al turismo y son un plan perfecto si te apetece navegar por el lago más famoso de Eslovenia. A mí viendo estos paisajes tan bucólicos me baja hasta la tensión. Puedes reservar aquí tu visita guiada a Bled, que incluye un paseo en pletna por el lago.

Un plan original es ir en pletna hasta la isla central.
Un plan original es ir en pletna hasta la isla central.

 

¿Quieres hacer una visita guiada por el lago Bled?

 

Visitar la única isla natural de Eslovenia

Sí, has leído bien. En Eslovenia la única isla natural que hay es la de Bled, así que tiene delito no visitarla si estás por la zona. Como te decía antes, puedes llegar a ella dando un paseo en pletna. Desde allí te darás cuenta de la inmensidad de los Alpes Julianos y del tamaño de este lago glaciar.

Eso sí, aunque se te pasen por la cabeza otras opciones motorizadas para visitar la isla de Bled, siento decirte que vas a quedarte con las ganas. Para preservar este entorno natural, no está permitido montar en moto acuática, zodiac ni ningún medio de transporte que lleve motor. De hecho, las pletnas son embarcaciones a remo.

En mi visita al lago Bled lo que más me gustó fue la inmensidad del lago y su entorno.
En mi visita al lago Bled lo que más me gustó fue la inmensidad del lago y su entorno.

 

Entrar en la Iglesia de la Asunción

Cuando llegues a la isla de Bled, allí te esperan 99 escalones para subir a la Iglesia de la Asunción. Fue construida en el siglo XV en estilo gótico, y en el siglo XVII pasó a ser barroca. Tiene frescos preciosos, pero lo más conocido de esta iglesia es su Campana de los Deseos.

Lo primero que tienes que hacer es pasar por caja (la entrada cuesta 6€). Una vez dentro, tienes que pedir un deseo y después coger fuerzas para tirar fuerte de la cuerda de la campana. Si la campana suena tres veces, tu deseo se cumplirá. Ya me dirás si es verdad. 😉

Si vas a la Iglesia de la Asunción, prepárate para subir 99 escalones.
Si vas a la Iglesia de la Asunción, prepárate para subir 99 escalones.

 

Dar un paseo alrededor del lago Bled

Otro plan que hacer en el lago Bled es dar un paseo a su alrededor. Esta ruta es apta para todos los públicos. De hecho, nosotros lo hicimos cuando Olivia tenía solo 2 meses y como está asfaltado, se puede recorrer perfectamente con carrito de bebé.

El recorrido completo lo hicimos en 2 horas y merece muchísimo la pena. Además, es muy llano, así que lo único que tienes que hacer es disfrutar del paisaje y hacer muchas fotos. ¡Cero esfuerzo!

Puedes visitar el lago Bled con bebés, ya que todo el camino está asfaltado.
Puedes visitar el lago Bled con bebés, ya que todo el camino está asfaltado.

 

Visitar el castillo de Bled

El castillo está en una ubicación privilegiada sobre un acantilado. Vamos, que desde el lago Bled se ve desde prácticamente cualquier punto. A mí no me dio tiempo a acercarme al pueblo para visitar esta fortaleza, pero si tú estás más tiempo por la zona, puede ser un buen plan.

Este casillo tiene una torre románica, que es la parte más antigua de la fortaleza. Cuenta con una capilla, un puente levadizo y unas vistas impresionantes del lago Bled y los bosques y montañas de los alrededores. Es el segundo sitio más visitado de Eslovenia, solo por detrás de las Cuevas de Postojna.

El castillo de Bled es uno de los sitios que ver cerca de Liubliana.
El castillo de Bled es uno de los sitios que ver cerca de Liubliana.

 

Acercarte a alguno de los miradores 

El lago Bled se presta a querer verlo desde todos sus ángulos porque es una maravilla. Cuando yo fui estaba muy nublado y el agua no se veía del color turquesa que me esperaba. Aun así, me pareció una visita súper interesante en Eslovenia. Además, es el típico lago que aparece en todas las guías habidas y por haber del país, así que irse sin visitarlo no entraba en mis planes.

Como el lago es bastante grande, te recomiendo verlo desde diferentes perspectivas. Ya hemos visto que puedes dar un paseo a pie, en pletna y ahora nos falta verlo desde las alturas. Algunos de los mejores miradores para ver el lago Bled son el castillo de Bled que te acabo de comentar y el Pabellón Belvedere, donde puedes probar la tarta típica cream cake que es bastante contundente.

Y para los más románticos, alrededor del lago hay una escultura con forma de corazón que se llama Heart of Bled. Allí se acercan muchas parejas y familias a hacerse fotos con el corazón y el lago Bled de fondo. ¡Cuando yo fui había cola para hacerse la foto! Si vas a hacer el paseo completo alrededor del lago, pasarás por esta escultura. No tiene pérdida.

Entrar en la Vila Bled, antigua residencia de Tito

Por último, otro plan que tienes que hacer en el lago Bled es visitar Vila Bled. Y ¿qué tiene de especial esta villa? Pues que era la antigua residencia de verano del presidente Tito.

Aparte de las preciosas vistas al lago Bled, tiene un restaurante donde probar la comida típica eslovena y en verano puedes disfrutar de una zona de baño privada junto al varadero.

¡Ah, se me olvidaba! También puedes dormir en la Vila Bled. ¡Yo de haberlo sabido me hubiera quedado aquí al menos una noche! El sitio es súper señorial y al caer la tarde, cuando se van todos los turistas, tienes el lago Bled solo para ti.

¿Buscas un alojamiento con encanto junto al lago Bled?

 

Visita al lago Bled: mi experiencia

Mi visita al lago Bled la hice a finales de octubre, una época del año perfecta para ver los árboles en tonos amarillos y rojizos. Además, en otoño hay muchos menos turistas que en verano. Para mí el inconveniente es que no daban ganas de bañarse en el lago, ya que hacía bueno, pero no el suficiente calor para darse un chapuzón. A cambio, me encantó pasear alrededor del lago sin grandes aglomeraciones y, sobre todo, aparcar sin problemas.

Si hubiera viajado al lago Bled en verano, probablemente me hubiera quedado a dormir al menos una noche en Bled. Así, podría haber reservado esta visita guiada por Bled o este tour por Bled, la cueva Postojna y el castillo de Predjama. Ambos tours se hacen desde Bled y son perfectos para que no tengas que comerte el coche en temporada alta. Y si te gusta el deporte y la aventura, echa un vistazo a este descenso de cañones en Bled.

En resumen, me encantó mi visita al lago Bled. Muchos eslovenos me habían comentado que no entendían por qué tiene tanta fama este lago, pero la verdad que a mí me pareció precioso. Por su iglesia en la isla central, el entorno rodeado de bosques y por la tranquilidad que se respira allí cuando no es temporada alta. ¡Volvería sin dudarlo!

En este artículo te cuento todo sobre qué hacer, mi visita y cómo llegar al lago Bled.
En este artículo te cuento todo sobre qué hacer, mi visita y cómo llegar al lago Bled.

 

¿Quieres hacer un tour por Bled, Postojna y Predjama?

 

Cómo ir de Liubliana al lago Bled

Autobús o tren de Liubliana a Bled

Si quieres ir al lago Bled en autobús, deberás tomarlo en la estación de Ljubljana. El trayecto dura 1 hora y cuarto y cuesta alrededor de 8€. La ventaja del autobús es que te deja junto al lago y el viaje es económico.

Otra opción, si te interesa ir de Liubliana al lago Bled en transporte público, es el tren. En Bled hay dos estaciones de tren: Lesce-Bled y Bled Jezero. La primera de ellas está a 4 km del lago, por lo que desde allí tendrás que caminar unos 50 min o bien coger un autobús que te lleve hasta el lago Bled.

Por otro lado, la estación de Bled Jezero está a 2,2 km (media hora a pie), pero no tiene trenes directos, al menos en la fecha en la que yo hice el viaje. El trayecto en tren hasta Bled dura 1 hora aproximadamente. Como ves, tampoco ahorras mucho tiempo con respecto al autobús.

En definitiva, si tuviera que escoger un medio de transporte público para ir de Liubliana al lago Bled, creo que me quedaría con el autobús porque es más cómodo el trayecto. Te olvidas de transbordos y de una larga caminata para llegar al lago.

Cómo llegar al Lago Bled en coche

Esta es la opción que escogí yo. Como ya tenía mi coche de alquiler para hacer el road trip por Eslovenia (encontré el mejor precio aquí), era la opción más cómoda para mí. Además, este fue el primer gran viaje que hicimos con Olivia. Tenía 2 meses y preferimos ir en nuestro coche por si había que parar para darla de comer. En nuestro caso, lo más importante en aquel momento era tener libertad de movimiento y comodidad.

Si tú también quieres ir al lago Bled en coche, debes tener en cuenta dos cosas. La primera es que si vas en verano, tendrás que madrugar mucho para encontrar algún hueco en los aparcamientos. Es un sitio muy turístico y no serás el/la único/a deseando darse un chapuzón en esas aguas cristalinas.

Y el segundo consejo es que no olvides comprar la vignette o viñeta si vas a viajar en coche por Eslovenia. Es una pegatina que se compra en las gasolineras y es obligatoria para viajar por autopistas.

Hay una viñeta semanal (15€) y mensual (30€). Nosotros estuvimos 9 días por Eslovenia, así que no nos quedó otra que comprar la mensual. La pegatina se pega en la luna delantera (viene un dibujo en la vignette para que sepas dónde exactamente) y listo. Aquí tienes más información sobre la viñeta en Eslovenia.

Excursiones desde Liubliana al lago Bled

Lo que muchos solemos hacer (me incluyo) es visitar Bled desde Liubliana en un día. Es tiempo suficiente para recorrer el lago Bled y darte un chapuzón si viajas en temporada de calor. De hecho, como la visita al lago Bled es relativamente corta, ya que bordearlo entero a pie lleva solo 2 horas, es buena idea combinarlo con otros sitios de los alrededores.

Aquí puedes reservar tu excursión al lago Bled desde Liubliana. Pero, como te decía, mi recomendación es que amplíes tu itinerario y visites Bled y Bohinj desde Liubliana. Esto es lo que hice yo y me encantó. La naturaleza en ambos lagos es completamente diferente. De hecho, muchos eslovenos prefieren Bohinj y no quería irme de Eslovenia sin conocerlo. Otra opción si te interesan las cuevas y ver un castillo alucinante encaramado en la montaña es esta excursión a Bled, Postojna y Predjama.

¿Quieres visitar Bled, Postojna y Predjama desde Liubliana?

 

Dónde aparcar en el lago Bled

Una de las dudas más frecuentes es dónde aparcar en el lago Bled. La mala noticia es que tendrás que madrugar muchísimo para poder aparcar, especialmente en verano. Piensa que el lago Bled es un sitio súper masificado y mucha gente quiere hacer el mismo plan que tú. Nosotros viajamos a finales de octubre y encontramos hueco sin problema, pero en verano es muy probable que te tengas que comer el coche.

Otro de los inconvenientes para aparcar en el lago Bled es el precio. Cuando fuimos el precio era de 6€ por 4 horas y había una opción de pagar 10€ por el día completo. Y OJO, solo se podía pagar con monedas. Tuvimos mucha suerte porque justo cuando llegamos se iba un grupo de amigos italianos y nos dejaron su ticket de aparcamiento. Ellos habían pensado estar hasta las 15 horas y se fueron mucho antes, así que nos regalaron el aparcamiento. ¡Más majos que nada!

Y un consejo muy importante. Aunque veas algún camino libre (de tierra o asfaltado) donde no haya señales de prohibido aparcar, NO dejes el coche ahí aunque la tentación sea muy grande. La multa puede ser fina. Siempre debes aparcar en alguno de los parkings oficiales.

Dónde comer en el Lago Bled

Lo más habitual es hacer picnic en el lago Bled. Tomarse un bocata (o lo que se te ocurra más saludable) con vistas al lago y al castillo de Bled de fondo no tiene precio.

Pero si te apetece sentarte en algún sitio y que te den todo hecho, que para algo estás de vacaciones, puedes ir al Restavracija Camping Bled. Otra opción es el Camping Sobec, a la salida del lago Bled, que también tiene un restaurante en plena naturaleza. Y si te apetece comer en Bohinj, una muy buena opción es el restaurante Camp Bohinj.

Mejor época para visitar el lago Bled 

Todo depende del plan que quieras hacer en el lago Bled. Si te apetece bañarte en el lago, sin ninguna duda, la mejor época es el verano. El agua está mucho más calentita y tu cuerpo lo agradecerá. Primavera también es buena época para bañarse y, ya de paso, ver muchas zonas cubiertas de flores.

Si lo de chapotear en el agua no va contigo (yo soy de este equipo), te recomiendo ir en otoño. Yo fui en esta época y los árboles estaban preciosos. Imagínate los alrededores del lago Bled en tonos amarillos y rojizos. Una pasada.

Por último, la época menos recomendable es el invierno. Hace un frío del carajo, así que no te entrarán ganas ni de bañarte en el lago ni de hacer camping. A cambio, puedes tener la suerte de ver el lago helado o con nieve. 

Qué ver cerca del lago Bled

Como has visto, la visita al lago Bled es relativamente corta. Por eso, te aconsejo ampliar tu itinerario para visitar otras zonas de los alrededores. Aquí van mis recomendaciones de sitios que ver cerca del lago Bled:

Lago Bohinj

Bohinj es el lago permanente más grande de Eslovenia y se encuentra dentro del Parque Nacional del Triglav. Merece mucho la pena visitarlo porque está a tiro de piedra de Bled (media hora en coche) y la naturaleza allí es brutal. Ya no solo por las praderas y extensos bosques, sino por la altura de las montañas. Impresiona mucho verse rodeado de los Alpes Julianos, ya lo verás.

El lago Bohinj es uno de los más bonitos de Eslovenia.
El lago Bohinj es uno de los más bonitos de Eslovenia.

 

La Garganta de Vintgar

La Garganta de Vintgar es un cañón excavado por el río Radovna y es otro de los sitios que ver cerca de Bled por su cercanía. A solo 4 km del famoso lago te esperan cascadas y un río de color esmeralda alucinante. El recorrido completo son 1,6 km y es de dificultad baja.

Liubliana

En este listado no podía faltar Liubliana, la preciosa capital de Eslovenia. Tiene museos, un castillo rodeado de bosques y un rascacielos con las mejores vistas de la ciudad. Además, verás muchos dragones (el símbolo de la ciudad), plazas pintorescas, terrazas repletas de gente comiendo platos típicos eslovenos y el barrio alternativo de Metelkova mesto, donde lo tradicional no tiene cabida.

Aquí te cuento qué ver en Liubliana en un día para que aproveches al máximo tu escapada. Reconozco que Liubliana es mi debilidad, junto con la ciudad universitaria de Maribor y la preciosa ciudad costera de Piran.

Škofja Loka

Si buscas algún sitio que ver en los alrededores del lago Bled en una mañana o tarde, toma nota de Škofja Loka. Es una de las ciudades medievales europeas mejor conservadas y su casco histórico es precioso. Aquí podrás visitar el Castillo de Loka, que ahora es un museo, la Casa Homa, el Puente de Piedra y varias plazas pintorescas donde sentarte a reponer energías. Además, si te gusta el fútbol, que sepas que en Škofja Loka nació el portero Jan Oblak.

La ciudad medieval de Škofja Loka es uno de los sitios que ver cerca del lago Bled.
La ciudad medieval de Škofja Loka es uno de los sitios que ver cerca del lago Bled.

 

Dónde dormir en el lago Bled

Por último, quiero recomendarte varios hoteles cerca del lago Bled. Como te decía hace unas líneas, muchos visitamos el lago Bled en un día y regresamos a Liubliana para dormir. Aun así, yo me quedé con ganas de ver el lago por la tarde-noche o a primera hora de la mañana, cuando todavía no ha llegado el resto de turistas. Si te apetece verlo menos masificado, no dudes en dormir allí al menos una noche. Aquí van mis recomendaciones de hoteles en el lago Bled:

  • Vila Bled: este alojamiento me llamó mucho la atención mientras paseaba alrededor del lago Bled. Fue la antigua residencia del presidente Tito y sus instalaciones son alucinantes. Te prestan botes para ir a la isla de Bled y las vistas mientras desayunas son de película.
  • Hotel Park – Sava Hotels & Resorts: las habitaciones de este hotel son amplias y modernas. Tiene piscina cubierta, gimnasio, vistas al lago Bled y a los Alpes Julianos y los desayunos son fabulosos.
  • Čarman House: este alojamiento junto al lago Bled tiene un muelle privado y sus habitaciones son muy acogedoras. Dan la opción de alquilar botes para ir a la isla de Bled.

¿Te ha gustado mi artículo sobre el lago Bled? ¡Compártelo, me ayudas mucho! Y si tienes alguna duda, te leo abajo en comentarios.

TE AYUDO A VIAJAR AL LAGO BLED AL MEJOR PRECIO