Estás en: Inicio / República Checa / Qué ver en el barrio judío de Praga (Josefov)

Qué ver en el barrio judío de Praga (Josefov)

Hay muchos sitios que ver en el barrio judío de Praga, también conocido como Josefov, y estoy segura de que no querrás irte de allí sin conocer su historia. Poco queda de las antiguas viviendas judías, pero todavía siguen en pie las seis sinagogas y el antiguo cementerio.

Visitar el barrio judío de Praga es un plan que no debería faltar en tu recorrido por la capital checa. Y aunque tú también viajes a Praga por libre, entrar en los lugares históricos del barrio de Josefov es fundamental. Eso sí, te adelanto que hay momentos en los que se te va a poner un nudo en el estómago al ver las lápidas amontonadas y los nombres de miles de víctimas por la ocupación nazi.

Barrio judío de Praga, también conocido como Josefov.

El barrio judío de Praga también es conocido como barrio de Josefov.

 

Lugares más importantes del barrio judío de Praga

Antes de nada, quiero que sepas que el barrio judío de Praga (Josefov), además de ser muy buena zona donde alojarse en Praga, tiene muchos lugares de interés. Por eso, te recomiendo dedicarle un mínimo de 2 horas para entrar en sus sinagogas y visitar el cementerio judío y la Sala Ceremonial.

Estos son algunos de los lugares más importantes que ver en el barrio judío de Praga:

  • Antiguo cementerio judío
  • Sinagoga Vieja-Nueva
  • Sinagoga Maisel
  • Sinagoga Española
  • Sinagoga Klausen
  • Sinagoga Pinkas
  • Sala Ceremonial
  • Ayuntamiento de Josefov
  • Monasterio de Santa Inés

Enseguida te cuento en detalle qué tiene de especial cada uno de ellos, pero te adelanto que visitar el barrio judío de Praga merece mucho la pena.

Historia del barrio judío de Praga

Los orígenes del barrio judío se remontan al siglo X, aunque en aquella época la población judía era todavía escasa. Y, como te puedes imaginar, desde entonces han sufrido lo que no está escrito.

La Primera Cruzada de 1096, el Domingo de Pascua de 1389 que acabó con la vida de 3000 judíos, persecuciones durante la Contrarreforma en el siglo XVII y la ocupación nazi son algunos de los acontecimientos que marcaron un antes y un después en la población judía en Praga.

Sin embargo, a lo largo de la historia también fueron consiguiendo varios hitos. En los siglos XIII y XIV vivieron un periodo de tolerancia en el que podían participar en las actividades culturales y comerciales de la ciudad.

Las reformas del emperador José II también dieron un respiro a la comunidad judía. Se les garantizó una mayor libertad religiosa gracias al Edicto de Tolerancia de 1781, empezaron a trabajar en profesiones que antes tenían prohibidas y se construyeron escuelas primarias y secundarias para que más personas pudieran acceder a la educación pública.

Y cuando por fin parecía que veían la luz, llegó la ocupación nazi para escribir uno de los episodios más trágicos de la historia. Gran parte de los judíos checos fueron enviados al campo de concentración de Terezín antes de ser deportados a campos de exterminio. Se me ponen los pelos de punta de imaginarlo.

Desde entonces se han hecho grandes esfuerzos para preservar la herencia judía en Praga. De hecho, siguen viviendo judíos en el barrio de Josefov (no es difícil verles rezando en las sinagogas) y se organizan eventos culturales para la comunidad judía.

Qué visitar en el barrio judío de Praga

Ahora voy a contarte qué ver en el barrio judío de Praga para que aproveches al máximo tu visita. Como te decía al principio, Josefov tiene muchos lugares de interés, así que te animo a recorrerlo con calma.

Sinagoga Vieja-Nueva

Es una de las sinagogas más antiguas de Europa, ya que fue construida en el siglo XIII. Es la sinagoga principal de la comunidad judía y todavía sigue utilizándose como lugar de culto.

A mí me sigue cortocircuitando la cabeza al leer el nombre de Sinagoga Vieja-Nueva, pero tiene su explicación. Cuando se construyó se llamaba Sinagoga Nueva, pero como se construyeron otras sinagogas en el siglo XVI, pasó a ser la Sinagoga Vieja-Nueva. ¿Podrían haberla rebautizado como Sinagoga Vieja sin más? Pues también, pero no ha sido el caso.

En esta sinagoga hay libros hebreos y un sagrario que guarda los rollos de la Torá. Pero lo más curioso es el mito del Golem, que fue creado por el rabino Judah Loew ben Bezalel. Según cuenta la leyenda, el Golem salvó a los judíos de Praga.

Sinagoga Vieja-Nueva del barrio judío de Praga.

La Sinagoga Vieja-Nueva sobrevivió a la demolición del gueto judío en Praga.

 

Sinagoga Española

Sí, has leído bien, en Praga hay una Sinagoga Española. Se llama así porque está decorada en estilo morisco, como la Alhambra de Granada. Y si solo quieres visitar una sinagoga por dentro, yo me quedaría con la española. ¡Es espectacular!

Ya no se utiliza como lugar de culto, pero sí siguen celebrándose eventos culturales y educativos. En su interior hay una exposición sobre la historia y la cultura judía en la República Checa muy interesante.

La Sinagoga Española fue construida a finales del siglo XIX y, como curiosidad, se utilizó para almacenar los bienes confiscados a los judíos tras la ocupación nazi.

Qué ver en el barrio judío de Praga: Sinagoga Española.

La Sinagoga Española es la más bonita por dentro para mi gusto.

 

Sinagoga Española, barrio judío de Praga.

La arquitectura de la Sinagoga Española recuerda al estilo morisco de la Alhambra de Granada.

 

Sinagoga Maisel

Esta sinagoga no ha tenido una vida fácil, ya que se incendió en 1689, un siglo después de haberse construido. A mí me gusta su estilo neogótico, pero no esperes ver un edificio antiguo porque está reconstruida. Eso sí, en su interior hay exposiciones muy interesantes sobre la historia de los judíos en Bohemia y Moravia.

La Sinagoga Maisel debe su nombre a un alcalde de Josefov que se apellidaba así. Este filántropo era muy querido por la comunidad judía porque financió la construcción de muchos edificios del barrio judío de Praga. La Sinagoga Maisel y el Ayuntamiento de Josefov son algunos de los ejemplos.

Sinagoga Pinkas

Esta es una de las sinagogas más sobrecogedoras que ver en el barrio judío de Praga. Fue construida en el siglo XVI y es la segunda sinagoga más antigua de la capital checa.

Pero lo que realmente impresionan son sus paredes con los nombres de más de 77.000 víctimas judías checas que perdieron su vida durante el Holocausto.

Sinagoga Klausen

Seguimos con otra sinagoga que te pone los pelos de punta. La Sinagoga Klausen es la más grande del barrio judío de Praga y data del siglo XVII.

El edificio barroco que vas a ver es una reconstrucción, ya que el original ardió en llamas en 1689. Sí, justo el mismo año en el que se incendió la Sinagoga Maisel de la que te hablé hace unas líneas.

Dentro de la Sinagoga Klausen hay varias exposiciones sobre la cultura judía desde la Edad Media hasta ahora. ¡Una lección de historia en toda regla!

Sinagoga Alta

Llegamos a la sexta y última sinagoga del barrio judío de Praga. Data del siglo XVI y fue, durante muchos siglos, la sinagoga principal.

La Sinagoga Alta se ha renovado en numerosas ocasiones y se llama así porque está ubicada en una colina. Se utiliza como lugar de culto y también se celebran conciertos, charlas y actividades culturales.

Cuando yo estuve en Praga no se podía visitar por dentro, pero esto quizás haya cambiado cuando tú viajes a la capital checa.

Antiguo cementerio del barrio judío de Praga

Antiguamente solo podían enterrar a los judíos en este cementerio (otra de las tantas prohibiciones que tenían), así que verás unas 12.000 lápidas amontonadas entre sí. Yo no soy muy fan de hacer turismo necrológico, pero es un sitio con mucha historia.

Por cierto, muchos llegamos (me incluyo) al antiguo cementerio de Josefov buscando la tumba de Franz Kafka y… ¡error! No la vas a encontrar allí, sino en el Nuevo Cementerio Judío de Praga en el barrio de Strašnice.

Antiguo cementerio judío.

Es inevitable visitar el barrio judío de Praga sin tener un nudo en el estómago al ver las lápidas.

 

Sala Ceremonial

Otro de los sitios que hay que visitar en el barrio judío de Praga es la Sala Ceremonial. Aquí se encontraba la morgue y también se hacían rituales a los difuntos antes de enterrarles.

Actualmente hay una exposición sobre los enterramientos de la comunidad judía y sobre la historia del antiguo cementerio judío de Praga.

Ayuntamiento del barrio judío de Praga

El Ayuntamiento está enfrente de la Sinagoga Vieja-Nueva y antiguamente tenía un pasillo que conectaba directamente con la Sinagoga Alta. Su fachada es una preciosidad y cuenta con varios relojes.

Aquí se encuentra la sede de la comunidad judía de Praga y de un gran número de instituciones judías. Pero como el barrio judío pertenece a la Ciudad Vieja (Staré Město), es el Ayuntamiento de Praga el que se encarga de todos los asuntos administrativos.

Monasterio de Santa Inés

Un sitio que no te puedes perder en el barrio judío de Praga es el Monasterio de Santa Inés. Es de estilo gótico y a mí me pareció muy bonito.

Desde sus orígenes en el siglo XIII fue utilizado como monasterio para monjas cistercienses. Se llama así en honor a la hija de los fundadores del monasterio (el rey Wenceslao II y Judith de Habsburgo). Hablo en singular de Inés, pero los monarcas tuvieron un montón de hijos más.

Casa donde nació Franz Kafka

Franz Kafka nació en Praga, así que te animo a acercarte a la calle U Radnice número 5 para ver su casa natal. El escritor vivió casi toda su vida en Praga, pero no te creas que se quedó en la misma casa. ¡Las mudanzas eran pan comido para él!

Dicen que la mayoría de sus viviendas estaban en el barrio judío de Praga. Pero donde realmente encontraba la inspiración para escribir era en el número 22 del Callejón del Oro, junto al Castillo de Praga.

Qué ver en el barrio judío de Praga: monumento a Kafka.

El Monumento a Kafka es la escultura más original del barrio judío de Josefov.

 

Entradas al barrio judío de Praga

Una de las dudas más frecuentes es saber cómo visitar el barrio judío de Praga. Como te decía al principio, aunque puedes ver los diferentes edificios por fuera, si lo haces así te vas a perder toda su historia.

A continuación te resumo las diferentes formas que tienes de conocer el barrio de Josefov:

  • Free tour por el barrio judío: el recorrido incluye los sitios más monumentales del barrio de Josefov y la Ciudad Nueva. Es uno de los mejores free tours de Praga, pero no se visitan las sinagogas ni el antiguo cementerio judío por dentro.
  • Entradas al barrio judío (audioguía opcional): esta es la opción que yo elegí para saltarme las colas que se forman en las taquillas. Incluye las entradas y puedes añadir la audioguía aparte.
  • Praga Card: esta tarjeta turística incluye la entrada en más de 70 lugares turísticos. Entre ellos hay cinco sinagogas, el antiguo cementerio judío de Praga, la Sala Ceremonial y la Galería Guttmann.

Si no te convence ninguna de estas opciones, puedes echar un vistazo en la web oficial por si hubiera otras modalidades de entradas.

También puedes comprarlas en taquilla, pero las dos veces que he estado en Praga había colas kilométricas, así que si puedes llevar los deberes hechos de casa, mucho mejor.

¿Quieres visitar el barrio judío de Praga sin colas?

 

Mapa del barrio judío de Josefov

He creado un mapa para que puedas ver fácilmente todos los sitios que hay que ver en el barrio judío de Praga. Como ves, todos los lugares están muy cerca y se pueden recorrer perfectamente a pie.


Preguntas frecuentes

¿Cuál es la sinagoga más bonita de Praga?

Esta respuesta depende mucho de tus gustos, pero yo sin duda me quedo con la Sinagoga Española, la Sinagoga Vieja-Nueva y la Sinagoga Pinkas.

¿Cuál es el horario para visitar el barrio judío de Praga?

Los horarios varían dependiendo de si es temporada de verano o de invierno. De noviembre a marzo abren de 9:00 a 16:30 horas, y de abril a octubre el horario es de 9:00 a 18:00 horas. Ojo porque las sinagogas cierran los sábados por el shabbat y los días festivos para la comunidad judía.

¿Cómo llegar al barrio judío de Josefov?

El barrio de Josefov está en la Ciudad Vieja (Staré Město). Para que te hagas una idea de las distancias, desde el Reloj Astronómico de Praga se tarda solo 5 minutos en llegar caminando al barrio judío, 10 minutos desde el Puente de Carlos y 20 minutos desde el Castillo de Praga.

Hasta aquí el artículo sobre qué ver en el barrio judío de Praga (Josefov). Espero que te haya parecido interesante y, como siempre, ¡te leo en comentarios!

TE AYUDO A VIAJAR A PRAGA AL MEJOR PRECIO

Artículos recomendados

Opiniones del teatro negro de Praga.

Opinión del teatro negro de Praga: ¿cuál es el mejor?

Praga en 2 o 3 días.

Praga en 2 o 3 días: ruta completa

Praga en 4 días: itinerario y consejos

Entradas al Castillo de Praga y opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios