5/5 - (6 votos)

Quiero darte la buena noticia de que viajar a Florencia con bebés es posible. Nosotros lo hicimos cuando Olivia tenía 3 meses y la experiencia fue muy positiva. Te adelanto que no es la ciudad más cómoda del mundo para ir con carrito de bebé, pero nosotros veníamos de pasar unos días en Roma y, en comparación, te aseguro que es infinitamente más sencilla. Aquí te cuento mis sitios preferidos en Florencia para que vayas calentando motores.

Otra gran ventaja es que tu bebé podrá entrar gratis en los museos de Florencia. Esto nos facilita mucho la vida a los que viajamos con bebé a Florencia porque si te surge cualquier imprevisto durante la visita (llámese lloros, cansancio, hambre, etc.) no tendrás la sensación de haber tirado el dinero. Además, cuanto antes acostumbres a tu bebé a estar en museos, más le gustarán cuando sea más mayor.

Como estoy segura de que te asaltan miles de dudas sobre tu viaje a Florencia con bebé, he querido recopilar en este artículo mi experiencia para que disfrutes al máximo de tu viaje. ¿Se puede subir a la cúpula de la Catedral de Santa María del Fiore con bebé? ¿Y al Campanario de Giotto? ¿Hay parques en Florencia para que mi bebé corretee a gusto? ¿Florencia tiene adoquines? ¿Qué museos pueden ser interesantes para un bebé? Tu cerebro echa humo, pero no te preocupes porque todo es más sencillo de lo que parece. ¡Arrancamos!

En este artículo te cuento mis consejos para viajar a Florencia con bebés.
En este artículo te cuento mis consejos para viajar a Florencia con bebés.

 

 

Florencia con bebé: antes de aterrizar

1. No olvides la documentación para entrar en Florencia. Si tu bebé tiene nacionalidad de alguno de los países de la Unión Europea, para el vuelo no necesitará pasaporte, solo el Documento Nacional de Identidad. Nosotros solemos llevar también el Libro de Familia por si acaso, pero la verdad que nunca nos lo han pedido.

2. Lleva un botiquín con los medicamentos de tu bebé. No hay que ponerse nerviosos con este tema porque estás viajando a un país desarrollado, lo que implica que hay farmacias prácticamente en cada esquina. Sí es importante que no te olvides de llevar los medicamentos de tu bebé que necesitan receta (si es que tiene alguno) y alguna pomada, un termómetro, el Apiretal, la vitamina D y todo lo que tu bebé suela tomar cada día.

3. Si tu bebé toma biberón, no te preocupes por la leche. Nosotros estuvimos en este viaje 5 días en Roma y 3 días en Florencia. Aunque llevamos un bote entero de leche de fórmula, se nos acabó durante el viaje, pero no tuvimos ningún problema en encontrar leche tipo 1 (Olivia tenía 3 meses) en las farmacias. A veces suelen venderla también en los supermercados grandes, así que puedes probar allí también. Y si das lactancia materna, estupendo porque tu bebé siempre tendrá la leche disponible donde y cuando quiera.

4. No llenes la maleta de “por si acasos”. Nosotros hicimos el primer viaje internacional con Olivia a Portugal, cuando ella tenía un mes y poco. Aquí se juntó que era el primer viaje fuera de España y que íbamos en coche, así que te puedes imaginar cómo iba nuestro maletero de cargado. Después nos dimos cuenta de que el 80% de las cosas que habíamos llevado eran prescindibles totalmente. Lo “bueno” de ir a Florencia es que viajarás en avión y eso te obligará a reducir el equipaje sí o sí, cosa que agradecerás aunque a priori te parezca un inconveniente.

5. Volar con un bebé es un poco estresante. Nosotros hemos tenido la suerte de que Olivia es una santa y de momento come bien y duerme bien. Las noches las hace del tirón y todos los días nos levantamos diciendo: “ojalá no cambie nunca”. El caso es que aunque tengas un “bebé trampa”, el vuelo siempre es estresante. Tendrás que pasar todos los bártulos por el control de seguridad, calmar a tu bebé cuando llora mientras muchos de los pasajeros te miran como si estuviera matando a alguien, etc. Lo mejor en estos casos es aplicar todos los trucos aprendidos hasta ahora con tu bebé (juegos, porteo mientras caminas por el pasillo del avión, etc.) y olvidarte de las miradas ajenas. Piensa que toda esa gente que te mira en su día también fue un bebé. Y, por supuesto, también lloró.

6. Escoge bien la hora del vuelo. En este punto influye mucho la edad de tu bebé. Olivia tenía 3 meses cuando viajamos a Florencia, así que dormía gran parte del día. Esto hizo que el horario del vuelo no fuera un inconveniente para nosotros. Pero si tu bebé es más mayor, te recomiendo evitar los vuelos de madrugada o muy pronto por la mañana para que el bebé no tenga que madrugar tanto, ya que probablemente le descolocará y estará más cansado/a durante el resto del día. Tampoco te recomiendo volar a última hora de la tarde para evitar llegar de noche a Florencia. No porque sea una ciudad peligrosa ni mucho menos, pero es más incómodo tenerte que poner a buscar tu alojamiento a esas horas.

7. Viaja con seguro. Yo antes viajaba siempre sin seguro porque, “total, nunca pasa nada”. Ahora no se me ocurre hacerlo así, y creo que tú tampoco deberías hacerlo si vas a viajar a Florencia con bebés. Ya no solo por las coberturas sanitarias que ofrecen los seguros de viaje, sino por cualquier imprevisto que pueda surgir (llámese pandemia, huelga de controladores, etc.). Viajar con seguro es viajar tranquilo. Te dejo por aquí el seguro de viajes que yo siempre utilizo. Por ser lector de La Vida son Dos Viajes tienes un 5% de descuento reservando desde aquí.

8. No olvides la tarjeta sanitaria europea. Aparte del Documento Nacional de Identidad, es muy importante llevar la tarjeta sanitaria europea de tu bebé. Así te aseguras que tu hijo/a podrá ser atendido en caso de que se encontrara mal. Nosotros en este sentido viajamos bastante tranquilos porque llevamos la tarjeta sanitaria europea de Olivia y el seguro de viajes que te comentaba ahora.

9. Comprueba los bultos incluidos en el equipaje de mano. Cada vez tendemos más a viajar solo con equipaje de mano y en destinos europeos donde vas a pasar solo unos días, es más que factible viajar con un bebé de esta forma. Nosotros en nuestra escapada a Florencia llevamos dos maletas pequeñas de mano, la bolsa de Olivia con su comida y pañales para el avión y el carrito de bebé. De todas formas, te recomiendo que consultes este artículo con las medidas y peso del equipaje de mano de las principales compañías aéreas, ya que cada aerolínea tiene su propia política de equipaje.

 

Consejos para viajar a Florencia con bebés

10. Organiza bien tu itinerario. Aunque Florencia es una ciudad infinitamente más manejable que Roma, aun así es importante que te estudies previamente qué quieres ver en Florencia. Yo estuve 3 días en Florencia, pero te dejo por aquí también las guías que he preparado de Florencia en 2 días y Florencia en 1 día por si vas menos tiempo. Creo que mi mayor consejo para viajar con bebés a Florencia (aplicable a cualquier destino) es no querer verlo todo. A veces viajar con bebés o niños es frustrante porque teníamos en mente visitar 10 sitios y acabamos viendo solo dos. Mi consejo es que no te crees grandes expectativas y recorras la ciudad sin prisas. El slow travel está de moda y yo estoy empezando a cogerle el gustillo (jamás pensé que diría esto).

¿Necesitas un traslado del Aeropuerto de Florencia al centro?

 

11. Compra algunas entradas con antelación. Aunque Florencia tiene infinidad de monumentos, galerías y palacios interesantes, viajando con bebé no podrás verlos todos. Si tuviera que elegir, volvería a quedarme con la Galería de la Academia (donde está el David de Miguel Ángel) y la Galería Uffizi. Como son los museos más visitados de Florencia, hay colas kilométricas que yendo con bebés o niños pequeños se sufren todavía más.

Por eso, es muy importante que reserves tus entradas con antelación para saltarte las colas. Aquí te cuento cómo hacerlo para entrar en la Galería de la Academia y para visitar la Galería Uffizi, aunque te adelanto que lo que sale mejor de precio es esta oferta. Por cierto, la entrada a ambas galerías es gratuita para menores de 18 años, pero sí se pagan las comisiones por la compra online de esas entradas en la página oficial (4€ cuando yo visité Roma). Si compras la oferta que te comento, los niños menores de 6 años no pagan nada. Por cierto, en ambas galerías hicimos todo el recorrido con el carrito de Olivia sin problema.

Viajamos a Florencia cuando Olivia tenía 3 meses y medio y la experiencia fue muy positiva.
Viajamos a Florencia cuando Olivia tenía 3 meses y medio y la experiencia fue muy positiva.

 

¿Quieres ahorrarte la enorme cola de la Galería de la Academia?

 

12. Planes al aire libre con bebés en Florencia. Pasear por la capital de la Toscana es una maravilla porque es una ciudad con mucho arte y edificios monumentales en cada esquina. Te recomiendo pasear por sus plazas, como la Piazza del Duomo, la Piazza della Signoria, la Piazza di Santa Croce o la Piazza de Santa Maria Novella. También puedes dar un agradable paseo por el Ponte Vecchio (de día y de noche), caminar por la lujosa calle comercial de la Via de Tornabuoni y alucinar con las vistas que hay desde la Piazzale Michelangelo (hay una cuesta para subir con el carrito).

Para mí las mejores vistas de Florencia las tienes desde la Piazzale Michelangelo.
Para mí las mejores vistas de Florencia las tienes desde la Piazzale Michelangelo.

 

El Ponte Vecchio es uno de los sitios más famosos de la capital de la Toscana.
El Ponte Vecchio es uno de los sitios más famosos de la capital de la Toscana.

 

13. ¿Se puede subir con bebé a la cúpula del Duomo? A ver, por poder se puede, aunque no es una visita cómoda. Esta famosa cúpula de la Catedral de Santa María del Fiore es obra de Brunelleschi y merece la pena, tanto por ver la cúpula de cerca como por las vistas que tienes de toda Florencia desde las alturas. El problema es que los últimos tramos de escalera son bastante estrechos y, lo más importante, en total son 463 escalones. Si tienes muchas ganas de subir a la cúpula, te recomiendo turnarte con tu pareja y subir de uno en uno (sin bebé). De hecho, estoy segura de que alguna vez os habrá tocado comer por separado mientras el otro cuida del bebé. ¿Me equivoco?

Subir a la cúpula del Duomo no es un plan sencillo con bebé.
Subir a la cúpula del Duomo no es un plan sencillo con bebé.

 

14. ¿Puedo subir al Campanario de Giotto con bebé? Me temo que tengo que darte la misma respuesta que para la cúpula del Duomo. Sí, puedes subir, aunque también te esperan tramos de escalera muy estrechos y 414 escalones. Pudiendo elegir, yo me quedaría con las vistas desde la cúpula de la Catedral de Santa María del Fiore, la verdad.

15. Entra al Jardín de Bóboli. Este pulmón verde es un museo al aire libre, repleto de esculturas y fuentes monumentales como la Fuente de la Alcachofa. También tiene un anfiteatro y el Jardín del Caballero, obra de Miguel Ángel (¡no solo hizo la escultura del David!). Si vas a viajar a Florencia con bebé, este plan me parece perfecto para alejarte un poco del bullicio que hay en la Piazza del Duomo y alrededores. Puedes reservar tu entrada aquí y recuerda que la entrada de los menores de 6 años es gratuita. Y si te sobra tiempo, puedes dar un paseo por el barrio de Oltrarno, donde Miguel Ángel estudió Anatomía.

16. Parques en Florencia. La capital de la Toscana no destaca por sus parques en el casco histórico. Aun así, aparte del Jardín de Bóboli que te comentaba ahora, puedes acercarte al Parco delle Cascine, un parque bastante grande donde puedes ir con el cochecito de bebé sin problema. De hecho, aquí suele venir mucha gente a correr o montar en bicicleta. Otra opción para sentaros un rato a descansar es el Giardino delle Rose.

17. Subir al tiovivo de la Plaza de la República. Uno de los sitios más emblemáticos que ver en Florencia es el tiovivo de la Plaza de la República. Nosotros lo vimos de pasada porque Olivia tenía solo 3 meses, pero es un buen plan si vas a viajar a Florencia con bebés más mayores. Cuando yo estuve, cada viaje costaba 2€.

18. Florencia tiene adoquines. Siento darte la mala noticia, pero algunas calles de Florencia tienen adoquines, por lo que es más incómodo ir por allí con el carrito de bebé. La buena noticia es que son adoquines relativamente planos, así que las ruedas del cochecito no se suelen atascar. Nosotros ya veníamos entrenados después de visitar Oporto, Guimarães y Braga en nuestro primer viaje con Olivia, así que Florencia nos pareció infinitamente más sencilla en ese sentido. ¿La solución? Combinar carrito y porteo, aunque nosotros lo hicimos 100% con carrito de bebé y se puede.

Viajar a Florencia con bebés es posible, a pesar de los suelos adoquinados.
Viajar a Florencia con bebés es posible, a pesar de los suelos adoquinados.

 

19. Cuidado con el calor de Florencia. Igual que ocurre en Roma, en Florencia el calor aprieta de lo lindo en verano. Si vas en esa época, no olvides evitar las horas centrales del día. Nosotros viajamos a Florencia en noviembre y la temperatura me pareció perfecta. Nos hizo sol y no hacía mucho frío, así que pudimos hacer todas las visitas sin tener que volver al hotel a mediodía o meternos en alguna cafetería. Pero es importante que lo tengas en cuenta si viajas a Florencia con bebé en temporada de calor.

20. Museos para familias. En los museos los bebés y niños no pagan, algo que se agradece siempre, y más todavía en una ciudad como Florencia, donde hay tantas galerías de arte. Una buena opción es visitar el Palazzo Vecchio, ya que suelen realizar actividades para niños a diario (previa reserva). Te recomiendo preguntar allí directamente. Otros museos que pueden gustar a tu bebé son el Museo de Leonardo da Vinci, con reproducciones interactivas de este gran genio, y el Museo de Historia Natural (los grandes esqueletos les suelen llamar mucho la atención).

21. Más sitios gratis para bebés. También puedes entrar a alguna de las iglesias más bonitas de Florencia, como la Iglesia de Santa Maria Novella, el Palazzo Pitti, la Basílica di Santa Croce, el Palazzo Médici Riccardi. En todos ellos, la entrada de menores de 6 años es gratuita.

22. Come la mejor schiacciata de Florencia. Uno de los mejores restaurantes donde comer en Florencia es All’Antico Vinaio. Nosotros lo descubrimos de casualidad mientras caminábamos por el centro de Florencia. La cola que había era tremenda. Como vimos que iba bastante rápida, decidimos esperar nuestro turno. No podíamos irnos sin probar este bocadillo, que es casi una institución en Florencia.

23. Excursiones desde Florencia. La capital de la Toscana tiene muy buena ubicación para hacer excursiones de un día a ciudades y pueblos de los alrededores. Aquí te cuento mis sitios preferidos que ver cerca de Florencia, pero te adelanto que esta excursión a Pisa y esta excursión a Cinque Terre son algunas de mis favoritas.

¿Quieres visitar Pisa, San Gimignano y Siena desde Florencia?

 

24. Reserva con antelación tu alojamiento. Yo soy de llevar mis viajes súper organizados, y más todavía desde que nació Olivia. Independientemente de que te guste improvisar o no, Florencia es una ciudad tan turística que es muy importante reservar tu hotel con antelación. Si no, es probable que te salga bastante caro o que las mejores opciones ya no estén disponibles. Muchos hoteles en Florencia son bastante antiguos, pero yo me quedé en este hotel y me gustó mucho. Está nuevo, tiene terraza y te sirven el desayuno en la habitación. De todas formas, aquí te cuento las mejores zonas donde dormir en Florencia por si quieres más información.

25. Descubre la ciudad a pie. Aunque en Florencia hay muchos sitios que ver, la buena noticia es que el casco histórico tiene un tamaño manejable para recorrerlo a pie. Esto facilita mucho la vida a las madres y padres que deciden viajar a Florencia con bebé. El único sitio que queda un poco más alejado es la Piazzale Michelangelo, el mejor mirador de Florencia, pero está a unos 20 minutos a pie del Ponte Vecchio. El camino hasta allí es bastante agradable y te aseguro que es factible hacerlo con bebé. A vuestro ritmo, por supuesto. Viajar a Florencia con bebé no es sinónimo de ir con la lengua fuera. Y antes de terminar, te dejo por aquí mis consejos para viajar a Roma con bebés y cómo ir de Roma a Florencia por si incluyes la Ciudad Eterna en tu itinerario.

¿Te han gustado mis consejos para viajar a Florencia con bebés? ¡Me ayudas mucho si lo compartes! Y si tienes alguna duda, déjame un comentario y te responderé lo antes posible.

TE AYUDO A VIAJAR A FLORENCIA AL MEJOR PRECIO