Cuando pensaba dónde comer en Budapest, me di cuenta de que solo recordaba su plato más famoso: la sopa de goulash. Por suerte, descubrí que la comida típica de Budapest (y Hungría en general) es muy variada, con un ligero toque picante. Además, les encanta utilizar pimientos y pimentón (paprika), así que no te extrañe encontrar decenas de platos con ese color anaranjado o rojizo. En mi caso, la sopa de goulash la comí todos los días que estuve en la capital húngara, me encanta. Por cierto, aquí te cuento 21 lugares que ver en Budapest. ¡No todo va a ser llenar el estómago!

Volvemos al tema culinario. Otra comida típica de Budapest es el lángos (langosh), una masa frita que suele ir acompañada de queso y crema agria. También el pollo en salsa de paprika y los Nokedli, los ñoquis húngaros. El lecsó son pimientos fritos con cebolla y patatas (muy similar al pisto) y suele utilizarse de acompañamiento. También es muy famoso el Pörkölt, un plato de carne con caldo de pimentón y otras especias. Y el salami húngaro, que te recomiendo comprar en el Mercado Central.

Y para desayunar o merendar, el dulce típico húngaro llamado kürtőskalács o kürtős kalács. Mi favorito es el de chocolate. Y, por último, la Torta Dobos, que puedes probar a precio de oro en el Café Gerbeaud. Y ¿qué tiene de especial? Se prepara con seis finas capas de bizcocho. Entre capa y capa, se pone crema de chocolate, y finalmente se cubre de caramelo. ​

La buena noticia es que hay infinidad de sitios para todos los gustos y bolsillos donde comer en Budapest. Restaurantes de comida típica húngara a precio asequible, puestos de comida al aire libre, bares donde van a comer los lugareños, cafeterías con solera y locales donde probar los mejores dulces húngaros a precio económico. Se come muy bien en Hungría, te lo aseguro (con permiso de Kiev).

Vamos al lío, seguro que ya te va entrando hambre. 🙂

Dónde comer en Budapest los mejores desayunos

Hay muchos hoteles en Budapest que incluyen el desayuno. Si buscas comodidad, probablemente prefieras reservar el alojamiento con desayuno. Así, cuando te despiertes, tu única preocupación será bajar al comedor a llenar el buche. En mi caso, esta vez escogí un apartamento a 3 kilómetros del centro de Budapest, así que podía comprar desayuno en algún supermercado o desayunar fuera.

Como fue una escapada exprés de fin de semana, preferí ir a cafeterías para, en la medida de lo posible, probar algún dulce típico húngaro. Cuando miraba dónde comer en Budapest un buen desayuno, encontré varias cafeterías con buenas críticas. De las dos que probé, ¡una de ellas me pareció sublime! Enseguida te cuento.

Molnár’s kürtőskalács

Me entra hambre solo de pensar en el kürtőskalács, un dulce húngaro de nombre impronunciable. Molnár’s kürtőskalács está en la famosa calle Váci Utca y, aunque también puedes comprar este postre en puestos de comida al aire libre, te recomiendo que vayas a esta cafetería y lo disfrutes sin prisas.

El kürtőskalács es un dulce que antiguamente se preparaba para bodas, bautizos y ceremonias importantes. La forma de cocinarlo ha cambiado a lo largo de la historia, pero el proceso consiste básicamente en enrollar la masa sobre un cilindro, se hornea y, por último, se espolvorea con el ingrediente que prefieras. Los más populares son: vainilla, canela, almendra, chocolate, nueces, coco, cacao y semilla de amapola.

Dónde comer en Budapest un buen desayuno: Molnár's kürtőskalács.
Dónde comer en Budapest un buen desayuno: Molnár’s kürtőskalács.

 

Vimos el tamaño del kürtőskalács y finalmente pedimos uno de chocolate para compartir. No nos quedamos con hambre, así que puedes empezar por uno y, si os quedáis con ganas de más, pedir otro después. Un kürtőskalács de chocolate nos costó 1200 florines húngaros (HUF), que equivalen a unos 3,5€. Además, pedimos dos cappuccinos por 600 HUF (1,8€) cada uno.

Precio total: 2400 HUF (7,2€ dos personas). Precio por persona: 3,6€.

Crudo Bakery

Hicimos la visita al Parlamento de Budapest a primera hora, así que desayunamos nada más terminar el tour guiado. De camino al centro, encontramos la cafetería Crudo Bakery. Aquí ofrecen desayunos, ensaladas, bocadillos, sopas… En general, los precios son elevados y el trato de los camareros tampoco es especialmente amable. Si te pilla cerca y te apetece desayunar, te recomiendo pedir el desayuno que incluye croissant y bebida por 990 HUF (3€). También pedimos un croissant salado relleno de huevo cocido y rúcula, que nos costó 1090 HUF (3,2€). Demasiado caro para lo que era. En definitiva, si buscas una cafetería donde comer en Budapest dulces típicos húngaros, mejor ve a Molnár’s kürtőskalács.

Precio total: 3070 (9,2€ dos personas). Precio por persona: 4,6€.

 

Desayuno de estilo francés en cafetería moderna de Budapest.
Desayuno de estilo francés en cafetería moderna de Budapest.

 

Café Gerbeaud

El Café Gerbeaud es un clásico entre las cafeterías de Budapest. Fue inaugurado en 1858 y su decoración es elegante y ostentosa, con mesas de mármol y techos de gran altura que le daban ese toque señorial que hoy en día sigue preservando.

Y ¿por qué no fui a esta cafetería tan famosa? Por sus precios, ya que no estaba dispuesta a pagar entre 10 y 20 euros por un desayuno. Para que te hagas una idea, una porción de tarta cuesta entre 2250 y 2650 HUF (entre 6,7 y 8€). Un plato de tortitas húngaras cuesta 2850 HUF (8,5€) y el desayuno más barato, de estilo francés, cuesta 2690 HUF (8€). Eso sí, si quieres darte un capricho, te recomiendo que pidas la Torta Dobos, tiene bastante fama.

 

Dónde comer en Budapest comida típica húngara

Drum Café Langosh & Gulash Bar

Antes de mi viaje, pregunté a varias personas dónde comer en Budapest comida típica. Todas ellas me contestaron lo mismo: Drum Café. Vista la unanimidad, no lo dudé y allí que nos plantamos el primer día. Sin reserva y literalmente a mediodía, incumpliendo la tradición española de comer a partir de las 14:00h.😊 Un horario que, dicho sea de paso, nunca entendí.

El caso es que conseguimos mesa sin ningún problema. Pero hay más. Nos gustó tanto que al día siguiente repetimos, esta vez sobre las 13:30h, y también fue llegar y sentarnos. Y ahora vamos a lo importante. La calidad de la comida es espectacular, los precios muy asequibles y el trato de los camareros, impecable. Todos los platos son típicos de Hungría y el restaurante se encuentra en pleno centro, cerca de la Gran Sinagoga.

El primer día pedimos una sopa de goulash por 990 HUF (3€), un pan frito básico llamado lángos por 690 HUF (2€) y pasta pelmeni al estilo húngaro que nos costó 1490 HUF (4,5€). De postre, probamos un rollo de bizcocho con fresa por 590 HUF (1,7€) y para beber, cerveza y agua.

Precio total: 4950 HUF (14,8€) dos personas. Precio por persona: 7,4€.

 

Comida típica de Budapest: pelmeni al estilo húngaro.
Comida típica de Budapest: pelmeni al estilo húngaro.

 

Dónde comer en Budapest: lángos o langosh de Drum Café.
Dónde comer en Budapest: lángos o langosh de Drum Café.

 

Y de postre, rollo de bizcocho con fresa y nata. ¡Rico, rico!
Y de postre, rollo de bizcocho con fresa y nata. ¡Rico, rico!

 

El segundo día también comimos en Drum Café porque nos encantó. Pedimos de nuevo el pan lángos por 690 HUF (2€), pollo en salsa de paprika por 1390 HUF (4,2€) y noodles con crema agria y lecsó, que es una especie de pisto húngaro. Y de postre, tarta de chocolate. ¿Que si te recomiendo ir a este sitio? Sí rotundo, ya viste que yo repetí.

Precio total: 5707 HUF (17€ dos personas). Precio por persona: 8,5€.

Comida típica de Budapest: pollo en salsa de paprika.
Comida típica de Budapest: pollo en salsa de paprika.

 

Noodles húngaros con crema agria y lécso, una especie de pisto húngaro.
Noodles húngaros con crema agria y lécso, una especie de pisto húngaro.

 

Dónde comer en Budapest los mejores ñoquis húngaros

Hungarikum Bisztró

Hungarikum Bisztró es un restaurante familiar que nació con el objetivo de hacerte sentir como en casa. Por eso, como ellos nos contaron en persona, los platos se sirven como te los serviría tu abuela. Sin florituras. Respetando la receta original.

De primero pedimos para compartir unos ñoquis húngaros que son los mejores que probé en mi escapada a Budapest. Nos costaron 1850 HUF (5,5€). De segundo, pedimos codillo para compartir. La ración es enorme y, en mi opinión, estaba rico pero le faltaba un poco de salsa. Un plato de codillo para dos personas cuesta 6400 HUF (19€). Una botella de agua cuesta 990 HUF (3€) y te cobran aparte el servicio, 1020 HUF (3€). Fue la cena más cara que pagamos, pero mereció la pena conocer este restaurante.

Precio total: 10.350 HUF (31€ dos personas). Precio por persona: 15,5€.

Dónde comer en Budapest codillo: Hungarikum Bisztró.
Dónde comer en Budapest codillo: Hungarikum Bisztró.

 

Comida típica de Budapest: ñoquis húngaros.
Comida típica de Budapest: ñoquis húngaros.

 

Puestos de comida típica húngara

Picar algo al aire libre en la Ciudadela

Si buscas dónde comer en Budapest en algún puesto de comida al aire libre, sin ninguna duda te recomiendo subir a la Ciudadela. Además de disfrutar de una de las mejores vistas de la capital húngara, podrás probar el lángos y el kürtőskalács, entre otros platos típicos de Hungría. Después de caminar 23 kilómetros ese día y de subir la cuesta hacia la Ciudadela, el cuerpo me pedía alguna bebida fría. ¡No sabes lo rico que me supo el zumo de naranja recién exprimido! Eso sí, barato no fue, ya que pagué 1800 HUF (5,3€).

 

Comer en el Mercado Central de Budapest

El Mercado Central es uno de los lugares más representativos de la ciudad. Está muy cerca del Balneario Géllert y del Puente de la Libertad, así que te recomiendo acercarte si estás por la zona. Aquí puedes comprar comida típica de Budapest para llevarte a casa, como la paprika, o tomar algo en los puestos de la planta superior. Eso sí, es muy importante que tengas en cuenta el horario de apertura. Si vas en fin de semana, lo encontrarás cerrado el sábado a partir de las 15:00h y todo el domingo.

Ten en cuenta el horario del Mercado Central en fin de semana. Cierra el sábado a las 15h y domingo entero.
Ten en cuenta el horario del Mercado Central en fin de semana. Cierra el sábado a las 15h y domingo entero.

 

Dónde comer en Budapest en un mercado de food trucks

Cuando iba de camino al ruin pub Szimpla Kert, que por cierto me pareció una pasada, encontré de casualidad el Karavan Street Food Market. La pena es que era invierno y estaba cerrado, así que me quedé con las ganas de probar la comida que venden en los food trucks. Tienen desde hamburguesas hasta comida mexicana, platos húngaros y bebidas de todo tipo. Si visitas la Perla del Danubio en época de calor (a partir de marzo), podrás disfrutar de este mercado donde comer en Budapest al aire libre.

Dónde comer en Budapest al aire libre: Karavan Street Food Market.
Dónde comer en Budapest al aire libre: Karavan Street Food Market.

 

 

Más restaurantes donde comer en Budapest

Como te comentaba, yo hice una escapada de fin de semana a Budapest, así que no me dio tiempo a probar más restaurantes. Aun así, te dejo dos opciones más de las que me hablaron muy bien varios amigos. ¡Toma nota!

Menza

Este restaurante estaba muy arriba de mi lista. Como era consciente de su fama y popularidad, intenté reservar online con dos semanas de antelación y no había ni un solo hueco para el fin de semana. Aun así, probé suerte estando ya en Budapest y me acerqué en persona por si sonaba la flauta. Aunque a veces me ha funcionado bien intentarlo de todas las maneras posibles, esta vez no hubo forma de conseguir una mesa para dos. Como ves, Menza no es un restaurante apto para la improvisación, así que te recomiendo que reserves a través de su web con antelación.

Tienen comida típica húngara y también platos internacionales como hamburguesas y pasta. Para que te hagas una idea de los precios, el entrante más barato cuesta 1690 HUF (5€), sopas desde 1190 HUF (3,5€), ensaladas desde 2590 HUF (7,7€) y platos principales desde 2290 HUF (6,8€) hasta 6290 HUF (18,7€). Como ves, los precios son bastante más elevados que en Drum Café, por ejemplo, pero la calidad es muy buena.

Chef Café

Mi última recomendación de restaurante donde comer en Budapest es el Chef Café. Aunque tampoco pude probarlo por falta de tiempo, tiene muy buenas críticas en internet. Por lo visto, los camareros hablan castellano, la comida es casera y el local es bastante acogedor. Aquí puedes pedir sopa de goulash, carne de cerdo acompañada de ñoquis y pato a la brasa, entre otros. Está cerca del Balneario Géllert y del Puente de la Libertad, así que tenlo en cuenta si estás por la zona a la hora de cenar, ya que en la comida está cerrado. El horario es de 18:00 a 22:00 horas de martes a sábado. Cierra los domingos y lunes.

Sorpresa por llegar al final del artículo

Lo prometido es deuda. Para los cocinillas. Para los que les gusta probar platos nuevos. Y para ti, que si has llegado a este artículo es porque te gusta comer rico. Voy a compartir contigo la auténtica receta de la sopa de goulash, traída literalmente desde Budapest. Yo tengo nivel básico de cocina y aun así me he animado a cocinar este plato típico húngaro en casa. ¡Toma nota!

Comida típica de Budapest: receta de la sopa de goulash auténtica.
Comida típica de Budapest: receta de la sopa de goulash auténtica.

 

Ingredientes para 4 personas:

  • 400 gr de carne de ternera cortada en trozos pequeños
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 2 zanahorias cortadas en trozos pequeños
  • 1 pimiento amarillo cortado en dados
  • 1 raíz de perejil cortada en trocitos
  • 2 cebollas de tamaño medio cortadas en dados
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1 apio
  • 1 tomate cortado en dados
  • 2 patatas cortadas en trozos medianos
  • ½ cucharada de comino en polvo
  • 2,5 l de agua
  • Sal y pimienta

Preparación:

Calienta el aceite en una olla grande. Añade las cebollas y cocínalas a fuego lento hasta que estén pochadas. Después añade la carne junto con la sal, pimienta y comino en polvo. Cocínalo a fuego medio hasta que la carne se dore un poco. Añade tomate, pimiento, ajo y pimentón dulce. A continuación, incorpora 2 litros de agua y cocínalo a fuego lento durante al menos 1 hora y media. Cuando la carne esté ya prácticamente en su punto, añade el apio, las zanahorias, la raíz de perejil y el agua restante (0,5 l). Cocínalo otros 5-10 minutos, con cuidado de que no se queme. Por último, añade las patatas y deja la olla a fuego lento otros 10 minutos.

Prueba la sopa y añade sal y pimienta al gusto. Antes de servir, añade “Csipetke”, que son bolitas de pasta al huevo del tamaño de un guisante que se utilizan habitualmente en sopas húngaras. Para preparar la masa solo necesitas 1 huevo, 100 g de harina y una pizca de sal. Mezcla todos los ingredientes y compacta la masa en forma de bola. Deja reposar la masa en la nevera envuelta en papel de plástico durante 30 minutos. Después, pellizca la masa para sacar pequeños “Csipetke”, recuerda que tienen el tamaño de un guisante. Por último, añádelos a la sopa de goulash y déjalos hervir unos 2 ó 3 minutos, hasta que floten. ¡Que aproveche!

¿Te ha gustado el artículo sobre dónde comer en Budapest? Compártelo con tus amigos y familiares para que conozcan la comida típica de Budapest. ¡Es gratis y… me hace ilusión!