Estás en: Inicio / Hungría / Balnearios en Budapest: precio, entradas y opinión

Balnearios en Budapest: precio, entradas y opinión

5/5 - (13 votos)

¿Quieres saber cuáles son los mejores balnearios en Budapest? La capital de Hungría se ha ganado el título de ciudad balneario gracias a sus más de 120 fuentes y manantiales termales naturales, así que relajarte en uno de los baños de Budapest es uno de los mejores planes en cualquier ruta por Budapest.

Y ahora viene la pregunta del millón: ¿a qué balneario ir en Budapest? Hay tantos, y son tan diferentes unos de otros, que la decisión no es sencilla. Algunos tienen su origen en la época romana, aunque la mayoría de los balnearios actuales los construyeron los turcos.

¿Te apetece bañarte en piscinas termales al aire libre por la noche? ¿Quieres ver con tus propios ojos un balneario que ha salido en muchos anuncios de televisión? ¿Te llaman más la atención los baños turcos pequeños y menos masificados? ¿Te has planteado bailar mientras chapoteas entre piscina y piscina?

Para ahorrarte los quebraderos de cabeza que tuve yo, he recopilado la respuesta a estas y otras muchas dudas. También te cuento el precio y dónde comprar las entradas a los mejores balnearios en Budapest y te doy mi opinión personal. ¡Comenzamos!

Mapa de los balnearios en Budapest

A continuación puedes ver en el mapa los que, en mi opinión, son los mejores balnearios en Budapest. Elegir entre uno u otro depende de más factores de los que te imaginas, pero no te preocupes porque más adelante te cuento en detalle.


Mejores balnearios en Budapest

Balneario Széchenyi, uno de los balnearios en Budapest más alucinantes

Este es el balneario más grande de Europa (sí, has leído bien), y es el que yo elegí en mi ruta por Budapest en 3 días. Fue inaugurado en 1913 y es una auténtica pasada. Para mí es uno de los sitios más impresionantes que ver en Budapest.

Estoy segura de que vas a quedarte con la boca abierta cuando veas sus 15 piscinas. De todas ellas, las más impresionantes son las 3 piscinas exteriores, donde puedes bañarte incluso en invierno. ¡La más calentita está a 38 °C!

Aparte de alucinar con sus inconfundibles edificios amarillos de estilo neogótico y de saltar de piscina en piscina, puedes utilizar las saunas, darte masajes y recibir tratamientos médicos con barro. También me llamó la atención que hay un baño de cerveza (con agua medicinal, malta, lúpulo y sal de cerveza) en el que puedes brindar cerveza en mano.

Además, el balneario Széchenyi tiene la ventaja de que son baños mixtos todos los días de la semana y puedes ir por la noche para ver las estrellas mientras chapoteas (planazo).

Como es uno de los balnearios en Budapest más famosos, te recomiendo reservar tu entrada con antelación como hice yo para evitar las colas y para garantizar tu plaza (hay aforo limitado). También puedes reservar la entrada al balneario Széchenyi con masaje y, si el cuerpo te pide baile, no te pierdas la Sparty que organizan los sábados por la noche. ¡Será por opciones!

Széchenyi es uno de los mejores balnearios en Budapest y sus 3 piscinas exteriores son alucinantes.

Széchenyi es uno de los mejores balnearios en Budapest y sus 3 piscinas exteriores son alucinantes.

 

¿Quieres relajarte en el balneario más grande de Europa?

 

Balneario Gellért

Seguimos con el listado de los mejores balnearios en Budapest y ahora quiero hablarte del balneario Gellért. Si los baños termales de Széchenyi destacan por sus piscinas exteriores, los de Géllert se llevan (en mi opinión) el primer premio en cuanto a baños interiores.

El edificio es de estilo art nouveau y cuenta con 10 piscinas de diferentes tamaños y temperaturas. La piscina de olas exterior funciona solo en los meses de verano.

De las piscinas interiores, la más espectacular es la que tiene una enorme cristalera en el techo y está rodeada de columnas romanas distribuidas en dos plantas. De hecho, allí se rodó el famoso anuncio de los Cuerpos Danone.

El balneario Gellért también es mixto y tiene salas de masajes, saunas y todo tipo de tratamientos médicos y de bienestar. El único inconveniente que le veo es que el agua de la piscina principal está fría (es obligatorio el uso de gorro porque es para natación), pero puedes meterte y cambiar rápido a alguna de las piscinas interiores de agua caliente.

Igual que ocurre con el balneario Széchenyi, los baños Gellért también tienen mucha fama. Por eso, te recomiendo reservar aquí tu entrada con antelación.

En el balneario Gellért se rodó el famoso anuncio de los Cuerpos Danone, entre muchos otros spots publicitarios.

En el balneario Gellért se rodó el famoso anuncio de los Cuerpos Danone, entre muchos otros spots publicitarios.

 

¿Te apetece conocer las piscinas termales interiores más bonitas de Budapest?

 

Baños Rudas

Los baños Rudas se inauguraron en el siglo XVI durante la ocupación otomana, así que si has estado en Estambul seguro que les sacas mucho parecido.

Estos baños turcos son unos de los más famosos de Budapest y cuentan con 6 piscinas termales a diferentes temperaturas, baños turcos, salas de bienestar y hasta un bar de cocktails en la azotea con vistas a ‘la perla del Danubio’.

Pero, sin duda, lo más impresionante del balneario Rudas es su sala principal. Allí está la fotogénica piscina octogonal otomana rodeada de columnas, varias piscinas laterales y una cúpula de 10 metros de diámetro.

Eso sí, es importante que revises las normas de acceso. Ya sabes que antiguamente solo los hombres podían entrar en los baños termales y, en este sentido, los baños Rudas siguen “chapados a la antigua”. De lunes a viernes solo pueden entrar los hombres (salvo el martes que solo entran las mujeres) y los fines de semana son baños mixtos.

Si te interesa, echa un vistazo a la entrada a los baños Rudas con experiencia gastronómica.

Si buscas balnearios en Budapest con vistas a la ciudad, toma nota de los baños Rudas.

Si buscas balnearios en Budapest con vistas a la ciudad, toma nota de los baños Rudas.

 

Baños Veli Bej

Los baños Veli Bej se construyeron en el siglo XVI y son unos de los baños turcos más antiguos de Budapest. Pero no pienses que tienen un estilo anticuado, ya que fueron renovados y sus instalaciones son muy modernas.

Aunque es un balneario pequeño, merece la pena solo por ver la gran piscina octogonal de aguas termales que está rodeada de 4 piscinas termales más pequeñas con diferentes temperaturas. También cuenta con una piscina moderna, jacuzzis, baños para hidroterapia, baños de vapor, saunas y salas de masajes.

Los baños Veli Bej se encuentran en el mismo edificio que el Budapest Csaszar Hotel y a pocos metros del balneario Lukács del que voy a hablarte a continuación. Si buscas un balneario en Budapest menos masificado, tranquilo y con mucho encanto, los baños Veli Bej pueden ser muy buena opción.

Balneario Lukács

Los baños Lukács no son tan espectaculares como otros balnearios de Budapest para mi gusto. Aun así, como la entrada está incluida en la Budapest Card, es una buena oportunidad para visitarlos gratis y, ya de paso, juzgarlos tú mismo/a.

Este balneario se encuentra en la parte de Buda, fue construido en el siglo XII y se reconstruyó en el siglo XIX. Gracias a sus aguas medicinales especiales, los baños Lukács fueron ganando fama entre los artistas. De hecho, hay muchas placas con el nombre de algunos de ellos.

Hay 8 piscinas con diferentes temperaturas (a 20 °C la más fría y a 40 °C la más caliente). La piscina exterior tiene jacuzzis y duchas cervicales y en la piscina Kneipp se alterna la sensación de frío y calor para mejorar la circulación sanguínea.

Además, puedes contratar baños de barro, masajes y tratamientos médicos terapéuticos. Dicen que sus aguas curativas son muy recomendables para personas con artritis crónica, enfermedades de las articulaciones, hernia discal y bloqueos nerviosos, entre otros.

Y, cuando cae la noche, los baños Lukács cambian completamente de ambiente y se llenan de música, bailes, bebida y mucha diversión. Puestos a elegir, yo me quedaría con la Sparty del balneario Széchenyi, pero quiero que sepas que en Lukács también puedes hacer este mismo plan.

¿Quieres disfrutar de transporte público ilimitado y entrada gratuita a muchos monumentos?

 

Balneario Palatinus

No quiero terminar este listado de balnearios en Budapest sin hablarte de los baños Palatinus. Se encuentran en la Isla Margarita y abrieron sus puertas en 1919. Fue el primer balneario de Budapest que permitía bañarse al aire libre.

Cuenta con 15 piscinas y sus instalaciones se han renovado en varias ocasiones desde su inauguración, así que tiene un toque más moderno que otros baños de Budapest. También tiene zonas verdes muy agradables en verano y una piscina infantil con toboganes.

Consejos para visitar los mejores balnearios en Budapest

1. Reserva tus entradas con antelación. Esto es especialmente importante si quieres visitar los baños más famosos de Budapest, como Széchenyi, Gellért y Rudas. Aparte de que te saltas las colas, te aseguras poder ir al balneario el día que quieras. El aforo es limitado y la gran mayoría de los viajeros que visitamos Budapest queremos relajarnos en las piscinas termales. Puedes reservar aquí tu entrada a Széchenyi o tu entrada a Gellért.

2. No todos los balnearios son mixtos. Como te he dicho antes, hay balnearios, como los baños Rudas, donde solo se permite la entrada mixta los fines de semana. Si vas entre semana, hay días específicos para hombres y para mujeres. Tenlo en cuenta para no dar un paseo en balde.

3. Algunos balnearios organizan fiestas nocturnas. ¿Se te había pasado por la cabeza salir de fiesta mientras te relajas en piscinas termales? Si no lo tenías en mente, ya sabes que es una opción. Las Sparty del balneario Széchenyi son las más populares, pero en los baños Lukács también organizan fiestas nocturnas los fines de semana. ¡Que el ritmo no pare!

El mejor momento para visitar los baños termales es a primera hora, ya que hay mucha menos gente.

El mejor momento para visitar los baños termales es a primera hora, ya que hay mucha menos gente.

 

4. No olvides meter la ropa de baño en el equipaje. Me refiero al bañador, chanclas, toalla y gorro (obligatorio en las piscinas de natación). Si se te olvidan, no te preocupes porque en el balneario podrás comprar todo lo que necesites. A precio de oro, eso sí.

5. Utiliza chanclas para moverte por los balnearios. Todos los balnearios cumplen con las medidas de limpieza e higiene necesarias. Aun así, se recomienda el uso de chanclas para moverse de una piscina a otra. No te imaginas la cantidad de personas que visitan los baños termales cada día. ¡Una locura!

6. Puedes elegir entre la entrada con taquilla o con cabina. Nosotros compramos la entrada con taquilla porque era más barata. Pero si quieres más comodidad/ privacidad, puedes reservar la entrada con cabina. Así podrás guardar tus pertenencias y además cambiarte de ropa en una cabina privada.

Balnearios en Budapest: precio y entradas

Los precios de los balnearios de Budapest varían dependiendo del baño termal que escojas y del día de la semana (de lunes a jueves suelen ser más económicos).

No voy a especificarte precios concretos que puedan quedarse desactualizados, pero sí voy a indicarte los enlaces para que los consultes fácilmente:

Normalmente sale un poco más barato comprar la entrada en persona. El problema es que hay tanta afluencia de turistas que te arriesgas a que no haya plazas libres el día que quieras ir al balneario.

Yo reservé la entrada al balneario Széchenyi con antelación y, después de ver la cantidad de gente que había, creo que fue un acierto.

¿A qué balneario ir en Budapest? Mi opinión

Siempre me gusta dar mi opinión sobre los lugares que recomiendo en La Vida son Dos Viajes. La gran mayoría de nosotros hacemos escapadas cortas (¡ojalá viajar eternamente!), así que es importante no crearnos falsas expectativas y saber a lo que vamos.

Sin ninguna duda, te recomiendo ir a algunos de los balnearios en Budapest que te he comentado en este artículo. Estás en la ciudad de las termas y balnearios, así que sería casi un delito irte de allí sin relajarte en sus aguas curativas.

Dicho esto, de todos los baños de Budapest, yo me quedo con los baños Széchenyi. Es el balneario más grande de Europa y es una auténtica pasada. Y si viajas a Budapest en invierno, la experiencia de bañarte en una piscina a 38 °C mientras fuera hace un frío que pela es bastante curiosa.

Si tu idea es sacar el máximo partido a las piscinas termales interiores, escogería los baños Gellért. En mi opinión, son los más monumentales en cuanto a arquitectura.

Y si tu idea es ir a alguno de los baños turcos de Budapest, los de Rudas son los más famosos, aunque tampoco descartaría los baños Veli Bej, que tienen unas instalaciones más modernas. Recuerda que los baños Rudas son solo mixtos en fin de semana, por si ese factor te hace inclinar la balanza hacia uno u otro.

Preguntas frecuentes sobre los balnearios en Budapest

¿Pueden ir los niños y las mujeres embarazadas a los balnearios?

Los adolescentes mayores de 14 años pueden disfrutar de las piscinas termales durante un máximo de 20 minutos. Los menores de esa edad no pueden bañarse en las piscinas de 36 °C o más porque el agua a altas temperaturas podría afectar a su sistema cardiovascular.

Los bebés menores de 3 años no pueden entrar en ninguna de las piscinas, ni siquiera con pañales de bebé. Y en embarazadas se desaconseja bañarse en piscinas de agua caliente a partir de 33 °C para prevenir posibles complicaciones médicas.

¿Se puede entrar con comida y bebida en los baños de Budapest?

Sí, no hay problema. Puedes llevar tu propio picnic y comer dentro del balneario, siempre y cuando no lo hagas cerca de las piscinas (ni dentro del agua, obvio). Y respecto a las bebidas, la única restricción es que no sean botellas de vidrio que se puedan romper.

¿Cuál es la mejor hora para visitar los balnearios en Budapest?

Aquí hay consenso sobre este tema. Los baños de Budapest más populares recomiendan entrar a primera hora de la mañana porque hay menos gente. Algunos abren a las 6:00 horas, así que si te plantas allí muy temprano, podrás disfrutar del plan con mucha tranquilidad (previo madrugón, claro).

De todas formas, personalmente no cambiaría la experiencia de ir al balneario por la noche. Después de caminar muchos kilómetros durante todo el día, tu cuerpo va a pedirte un respiro. Y, de todos los planes que hacer en Budapest para relajarse, los baños termales son los ganadores por goleada.

Antes de terminar, te dejo por aquí más artículos sobre Budapest que te pueden venir bien:

¿Te ha gustado mi artículo sobre los mejores balnearios en Budapest? Si es así, ¡compártelo, me ayudas un montón! Y si tienes cualquier duda, como siempre, te leo abajo en comentarios.

TE AYUDO A VIAJAR A BUDAPEST AL MEJOR PRECIO

Artículos recomendados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios