Por fin ha llegado la hora de que conozcas los imprescindibles que ver y hacer en Sarlat, el nombre con el que se conoce habitualmente a Sarlat-la-Canéda. Esta villa francesa te dejará perplejo nada más llegar a su casco histórico. Las fachadas de color ocre y los tejados oscuros característicos del Périgord Negro parecen sacados de un cuento. Y por si fuera poco, dicen que es la ciudad medieval con más monumentos históricos de Francia.

Sarlat te traslada a la Edad Media entre fuentes medievales, la Linterna de los Muertos y hasta torres de la nobleza, que se construían entre los edificios para demostrar el poder y la riqueza de sus propietarios. También cuenta con edificios históricos, mercados en antiguas iglesias, un ascensor panorámico y la majestuosa Catedral de San Sacerdos.

Disfruté muchísimo paseando por esta ciudad medieval tan bien conservada. De hecho, fíjate si está bien cuidada que ha sido escenario de numerosas películas francesas, como Juana de Arco y D’Artagnan. ¿Te vienes a viajar atrás en el tiempo? Sarlat engancha, aviso.

En este artículo te cuento qué ver y hacer en Sarlat, la capital del Périgord Negro.
En este artículo te cuento qué ver y hacer en Sarlat, la capital del Périgord Negro.

 

 

Mapa con los sitios que ver en Sarlat

Qué ver en Sarlat-la-Canéda: 23 sitios fascinantes

Manoir de Gisson

El Manoir de Gisson es uno de los edificios históricos más destacados de esta villa medieval francesa. Está compuesto por dos edificios unidos por una torre hexagonal. En su interior podrás ver salas de estar muy lujosas, muebles de la época, chimeneas originales e impresionantes escaleras de caracol.

Este precioso edificio de la Edad Media fue restaurado para mostrar la casa de una familia noble sarladaise del siglo XVII. De hecho, aquí vivió la familia Gisson, formada por abogados y caballeros de la Orden de San Luis. El Manoir de Gisson es uno de los edificios que ver en Sarlat por dentro, así que toma nota de sus precios y horarios.

El Manoir de Gisson es uno de los edificios históricos más emblemáticos de Sarlat-la-Canéda.
El Manoir de Gisson es uno de los edificios históricos más emblemáticos de Sarlat-la-Canéda.

 

Plaza de la Libertad y el mercado cubierto, dos imprescindibles que ver en Sarlat

Si tuviera que quedarme con una sola plaza de Sarlat-la-Canéda, ésa sería probablemente la de la Libertad. Aparte del ambiente que hay a cualquier hora del día, aquí se encuentra la antigua Iglesia de Santa María, reconvertida en el mercado de la ciudad. Me sorprendió muchísimo el tamaño de las enormes puertas metálicas de 15 metros de altura, que se encuentran donde antiguamente estaba el ábside de la iglesia. ¿Sabías que el encargado de rehabilitar el edificio fue el famoso arquitecto Jean Nouvel?

En la Plaza de la Libertad también está el imponente Ayuntamiento con la fachada ocre, el color predominante en todos los edificios que ver en Sarlat. Aquí se concentran también numerosos bares y restaurantes donde probar la gastronomía típica local (¡el pato espectacular!) y los sábados por la mañana hay un mercado al aire libre de productos locales, donde puedes comprar pan de nueces, aceite de nueces, quesos, foie gras, muslos de pato enlatados, frutas y verduras, salchichón con diferentes especias y hasta paella. ¡Has leído bien!

Qué ver en Sarlat: Plaza de la Libertad.
Qué ver en Sarlat: Plaza de la Libertad.

 

Horario del mercado cubierto de Sarlat:

  • Mediados de noviembre a mediados de abril: abierto todos los días menos el jueves de 8:30 a 13:00 horas.
  • Resto del año: abre todos los días de 8:30 a 14:00 h y el viernes de 9:30 a 20:00 h.
El mercado cubierto se encuentra dentro de la antigua Iglesia de Santa María.
El mercado cubierto se encuentra dentro de la antigua Iglesia de Santa María.

 

¿Te apetece probar la deliciosa gastronomía Sarladaise?

 

Ascensor panorámico, una de las mejores vistas que ver en Sarlat

Aunque el ascensor panorámico está dentro de la antigua Iglesia de Santa María, se merece una mención aparte. Para subir al ascensor debes ir al mercado cubierto y encontrar las puertas acristaladas que te llevan en un minuto a 35 metros de altura. ¡Las vistas 360° de los edificios color ocre con tejados de pizarra, la Linterna de los Muertos, la Plaza de la Libertad y la Catedral de San Sacerdos son impresionantes!

Plaza del Mercado de las Ocas

La Plaza del Mercado de las Ocas o Place du Marché aux Oies es otro de los sitios con más encanto que ver en Sarlat. Ya sabes que el Périgord es la región del pato y el foie gras por excelencia, así que no podía faltar una plaza con tres estatuas de ocas en homenaje a semejante manjar. Por cierto, no te vayas sin fijarte en las mansiones medievales de esta plaza. ¡Sarlat-la-Canéda es como un museo al aire libre, te lo aseguro!

No podía faltar la Plaza del Mercado de las Ocas en honor a este animal tan representativo del Périgord.
No podía faltar la Plaza del Mercado de las Ocas en honor a este animal tan representativo del Périgord.

 

Linterna de los Muertos y las diferentes hipótesis sobre su función

La Linterna de los Muertos (Lanterne des Morts) es una torre cilíndrica que no pasa desapercibida cuando paseas por la villa medieval de Sarlat-la-Canéda. Se encuentra donde el antiguo cementerio de la abadía benedictina de Saint-Sauveur de Sarlat y data del siglo XII.

Aparte de su curiosa cubierta cónica, es inevitable pararse a pensar para qué servía la también conocida como Torre de San Bernardo. No hay nada claro al respecto, ya que unos dicen que se construyó para rendir homenaje a San Bernardo cuando llegó a Sarlat en 1147, otros dicen que servía como linterna para guiar las almas de los muertos hacia el cielo, y otros creen que se utilizó como capilla funeraria. Sea como fuere, la Linterna de los Muertos es una torre que ver en Sarlat-la-Canéda en un día.

Hay diferentes hipótesis sobre la función de la Linterna de los Muertos.
Hay diferentes hipótesis sobre la función de la Linterna de los Muertos.

 

Rue Tourny

La rue Tourny es una de las calles más bonitas de Sarlat. Lo mejor es recorrerla a tu aire y abrir el apetito al ver el pato y el foie que sirven en las terrazas de los restaurantes. En la rue Tourny se encuentra también la Oficina de Turismo de Sarlat Périgord Negro, así que aprovecha para pedir información sobre horarios, mercados tradicionales o cualquier otra festividad que se celebre cuando estés allí. ¡A ver si te coincide la visita con alguna celebración!

Cour des Fontaines, un patio pintoresco que no te puedes perder

Reconozco que tengo especial debilidad por las ciudades medievales, así que en Sarlat disfruté a lo grande recorriendo sus callejuelas adoquinadas entre mansiones y palacetes de color ocre. Por casualidad, mientras paseábamos sin rumbo fijo, dimos con la Cour des Fontaines o el Patio de las Fuentes. Este sitio es perfecto para sentarte a tomar algo en sus terrazas o probar alguno de los platos típicos. ¡Ya verás qué maravilla de edificios! Cuando termines, puedes acercarte a la Catedral de San Sacerdos o a la Maison de la Boétie que están a escasos metros.

Hôtel de Maleville

El Hôtel de Maleville es uno de los edificios más bonitos que ver en Sarlat. Es el típico sitio de cuento, al que se accede por un pasaje abovedado. También es conocido como Hôtel de Vienne porque perteneció a Jean de Vienne, que nació en Sarlat y trabajó como superintendente de Finanzas de Enrique IV.

Este hotel fue comprado posteriormente por la familia de Maleville y restaurado a mediados del siglo XVI como casa señorial a partir de tres edificios con un estilo completamente diferente. Lo mejor: su chimenea renacentista, la puerta de entrada, la fachada y su ubicación en la pintoresca Plaza Lucien de Maleville, rodeada de casas medievales.

Catedral de San Sacerdos y el Jardin des Enfeus

La Catedral de San Sacerdos es el edificio religioso más representativo de Sarlat. Aunque se reutilizaron algunas partes de la antigua abadía románica, la Catedral es de estilo gótico y se conserva el campanario románico del siglo XII, la parte más antigua del edificio religioso. Gran parte de la catedral se construyó a partir del siglo XVI. Por cierto, no te vayas sin ver el Jardin des Enfeus, el antiguo cementerio detrás de la Catedral de San Sacerdos, desde donde se accede a la Linterna de los Muertos de la que te hablé antes. Esta catedral me gustó, pero me quedo con la de Tours.

La Catedral de San Sacerdos es el edificio religioso más icónico que ver en Sarlat.
La Catedral de San Sacerdos es el edificio religioso más icónico que ver en Sarlat.

 

Maison de la Boétie, una de las casas más curiosas que ver en Sarlat

Una de las casas más señoriales de Sarlat-la-Canéda es la Maison de la Boétie. Debe su nombre a Etienne de la Boétie, un escritor nacido en esta misma casa en Sarlat en 1530, que llegó a ser magistrado en Burdeos. Su casa natal, construida en el siglo XVI, es una de las que más me llamó la atención durante mi visita a Sarlat por su fachada imponente, sus amplios ventanales y por el tejado de pizarra tan característico en la capital del Périgord Negro.

La Maison de la Boétie debe su nombre al escritor Etienne de la Boétie.
La Maison de la Boétie debe su nombre al escritor Etienne de la Boétie.

 

Passage Henri de Ségogne, un pasadizo sorprendente que ver en Sarlat

Muy cerca de la Maison de la Boétie y a escasos metros del Hôtel de Maleville encontrarás el Passage Henri de Ségogne. Este pasadizo es realmente sorprendente porque en él se encuentran algunas de las casas más antiguas que ver en Sarlat. Eso sí, cuidado con sentarte en alguno de los restaurantes de este callejón. La calidad-precio es bastante mejorable, así que mejor echa un vistazo a los restaurantes que te recomiendo más abajo.

Le Présidial, antigua sede de la justicia real

Seguimos el recorrido por los imprescindibles que ver y hacer en Sarlat y nos detenemos ahora en Le Présidial. Desde la puerta de entrada se intuye a lo lejos el precioso edificio del siglo XVI, que era la antigua sede de la justicia real. Se utilizó como tribunal hasta 1789 y después fue la sede de la subprefectura de Sarlat hasta 1841.

Puedes acercarte a Le Présidial a admirar la claraboya octogonal en el techo, su fachada y la impresionante escalera de hierro forjado. Y lo mejor, prepárate para probar uno de los mejores restaurantes gastronómicos de esta ciudad medieval. Bon appétit!

Si buscas uno de los mejores restaurantes gastronómicos en Sarlat, acércate a Le Présidial.
Si buscas uno de los mejores restaurantes gastronómicos en Sarlat, acércate a Le Présidial.

 

Maison Pélegris, un plan que hacer en Sarlat si te gusta el buen comer

En toda la zona del Périgord Negro se come de fábula, la verdad. En Sarlat ya sabes que lo más típico es el foie gras, el magret de pato y el confit de pato. Así que si quieres llevarte un delicioso recuerdo a casa, no te vayas sin conocer La Maison Pélegris, una tienda de comestibles con productos locales de calidad. Aparte de estas delicatessen, también podrás comprar crema quemada a la trufa, higos con foie gras, conservas, quesos, charcutería y vinos franceses. ¡Para chuparse los dedos!

Place Jacques Boissarie

Otro de los sitios que ver en Sarlat es la Place Jacques Boissarie. Se encuentra en pleno casco histórico de la villa medieval. A escasos metros está la Rue des Consuls, el mercado cubierto que antiguamente era la Iglesia de Santa María, el ascensor panorámico, el Manoir de Gisson y Le Badaud, la escultura más icónica de Sarlat-la-Canéda. Esta plaza es muy pintoresca, ya lo verás.

Le Badaud, la escultura que nos observa en Sarlat-la-Canéda

Le Badaud es una de las esculturas más conocidas de Sarlat. Para llegar a ella, debes ir a la Plaza de la Libertad y subir las escaleras que están enfrente del mercado cubierto. Allí encontrarás esta entrañable escultura de bronce, creada por Gérard Auliac, de un hombre que mira pensativo el ambiente en la plaza.

Qué ver en Sarlat: le Badaud y la iluminación nocturna de esta preciosa villa medieval.
Qué ver en Sarlat: le Badaud y la iluminación nocturna de esta preciosa villa medieval.

 

Capilla de los Penitentes Blancos

La Capilla de los Penitentes Blancos también es conocida como la Capilla del Monasterio de los Recoletos. La construcción de gran parte de la iglesia se terminó en 1626. Tenía antiguamente un inmenso retablo del siglo XVII que despareció en el siglo XIX. Lo más sorprendente de esta capilla es que acogió a la cofradía de los Penitentes Blancos en el siglo XIX, y su arquitectura, especialmente la portada barroca y sus cuatro columnas dóricas.

Abadía de Santa Clara

Las Clarisas llegaron a Sarlat en 1621, poco después que los Recoletos. El edificio de la Abadía de Santa Clara data del siglo XVI-XVII y lo más interesante para mi gusto es su historia. Fue utilizada como cárcel en 1793, después fue una escuela primaria para niñas hasta 1960 y en el siglo XX fue restaurada y declarada monumento histórico. ¡Cinco siglos de cambios constantes!

¿Sabías que la Abadía de Santa Clara fue utilizada como cárcel en el siglo XVIII?
¿Sabías que la Abadía de Santa Clara fue utilizada como cárcel en el siglo XVIII?

 

Tour du Bourreau, la Torre Nueva que ver en Sarlat

La Tour du Bourreau, o Torre Nueva como se le llamaba inicialmente, fue construida en el siglo XVI para reforzar la seguridad de esta villa medieval. Solo quedan dos torres de las 18 que había en el recinto amurallado de Sarlat-la-Canéda y ésta es una de ellas. Al parecer se llama Tour du Bourreau porque aquí vivía el verdugo de la ciudad (bourreau en francés). ¡No te pierdas este patrimonio histórico que ver en Sarlat!

Otro de los sitios que ver en Sarlat es la Tour du Bourreau o la Torre del Verdugo.
Otro de los sitios que ver en Sarlat es la Tour du Bourreau o la Torre del Verdugo.

 

Antiguo Palacio Episcopal, la actual Oficina de Turismo de Sarlat-la-Canéda

Uno de los edificios más curiosos de Sarlat es el antiguo Palacio Episcopal porque en la fachada puedes ver diferentes estilos arquitectónicos. Ventanas góticas en el primer piso, del siglo XV, y ventanas de la época del Renacimiento en la segunda planta. La galería del último piso es del siglo XIX.

Este palacio se ha utilizado a lo largo de la historia como Ayuntamiento, tribunal, teatro y actualmente ofrece exposiciones y es la sede de la Oficina de Turismo. Una excusa más para acercarte y que te expliquen más sitios sorprendentes de esta ciudad medieval.

La sede de la Oficina de Turismo de Sarlat-la-Canéda se encuentra en el antiguo Palacio Episcopal.
La sede de la Oficina de Turismo de Sarlat-la-Canéda se encuentra en el antiguo Palacio Episcopal.

 

Jardin du Plantier

Encontramos este parque de casualidad mientras íbamos camino a la Catedral de San Sacerdos. Es el pulmón verde de la ciudad, un sitio perfecto para hacer picnic, plan súper típico en Francia, o simplemente pasear entre plantaciones. El kiosko de música del jardín público de Sarlat fue realizado por el arquitecto Henri Léon Rapine y permitió a principios del siglo XX celebrar conciertos al aire libre. Si te apetece tomarte un respiro, es un sitio muy recomendable.

Fuente de Santa María, la cueva natural que visitar en Sarlat

No es la fuente más espectacular ni la más monumental, pero llama la atención porque está en una cueva natural en pleno casco histórico. La fuente de Santa María fue construida en el siglo XII para proporcionar agua a los vecinos sarladaises para uso doméstico. Si viajas a Sarlat en verano, también es un sitio perfecto para resguardarte de las altas temperaturas, ¡se nota que allí hace más fresco! Te lo digo por experiencia, que fui a Sarlat-la-Canéda en agosto.

La fuente de Santa María es muy curiosa porque está dentro de una cueva natural.
La fuente de Santa María es muy curiosa porque está dentro de una cueva natural.

 

Rue des Consuls

Otra de las calles más concurridas de Sarlat es la Rue des Consuls. Aquí verás muchos edificios con las típicas torres hexagonales, también conocidas como torres de la nobleza, símbolo de poder y riqueza de sus propietarios. Además, está muy cerca de otros lugares de interés en la capital del Périgord Negro, como la fuente de Santa María, el Manoir de Gisson o el ascensor panorámico en el mercado cubierto.

Valle de la Dordogne, un plan que hacer en los alrededores de Sarlat

Sarlat fue una de las ciudades que más me fascinaron de mi viaje de verano. También recorrí La Rochelle, hice una ruta por el País Vasco francés y volví maravillada tras visitar los castillos del Loira. Pero reconozco que no había leído apenas información de Sarlat-la-Canéda y al llegar allí me sorprendió muchísimo este pueblo medieval. Sus fachadas color ocre son hipnóticas.

Además de Sarlat, puedes conocer también otros pueblos preciosos de la Dordoña, como Beynac y su imponente castillo, la ciudad fortificada de Domme y dar un paseo en barco por el río Dordoña en el pueblo de La Roque Gageac. Aquí puedes reservar tu excursión a los pueblos de la Dordoña desde Sarlat.

Beynac es uno de los pueblos más bonitos cerca de Sarlat por su imponente castillo.
Beynac es uno de los pueblos más bonitos cerca de Sarlat por su imponente castillo.

 

Vistas del río Dordoña desde el castillo de Beynac.
Vistas del río Dordoña desde el castillo de Beynac.

 

Restaurantes en Sarlat-la-Canéda

Ahora que ya sabes los sitios que ver en Sarlat, ha llegado la hora de descubrirte algunos de los restaurantes más recomendables para probar su gastronomía local. Pero ¿qué se come en Sarlat? Los carteles con ocas en la puerta de los establecimientos te dan una pista de que aquí el foie gras son palabras mayores. También el confit de pato, el magret de pato, el vino con nueces y la tarta de nueces del Périgord que está para repetir varias veces. ¡Toma nota de mis restaurantes preferidos!

Dónde comer en Sarlat un buen menú del día

En Sarlat-la-Canéda encontrarás muchos restaurantes donde sirven menú del día entre 18 y 20 € que incluyen las especialidades sarladaises. A mí me encantó Le Bistrot, un restaurante donde por 18,90€ por persona probamos foie gras, ensalada de pato con nueces, muslo de pato, anchaud frío y de postre tarta de nueces deliciosa. ¡Muy recomendable!

Ensalada de pato y nueces del restaurante Le Bistrot, Sarlat.
Ensalada de pato y nueces del restaurante Le Bistrot, Sarlat.

 

Muslo de pato, otro plato típico de Sarlat-la-Canéda.
Muslo de pato, otro plato típico de Sarlat-la-Canéda.

 

Otro restaurante donde sirven pato autóctono es el Auberge Le Mirandol. El menú ronda los 19€ y está especialmente rico el magret y el confit de pato. Además, tiene una pequeña cueva que se puede visitar. Y, por supuesto, el restaurante Le Medieval, donde el foie es de lo mejor que probamos. El menú cuesta 19,50€ e incluye pato y foie, como no podía ser de otra manera.

Dónde desayunar en Sarlat

Y aquí te dejo mi pastelería de referencia en Sarlat: Pattiserie Massoulier. Está en la Rue de la République, una de las calles principales de esta ciudad medieval, así que es perfecta para desayunar, para tomar un café después de comer e incluso para merendar. Yo probé la napolitana de chocolate y la de almendras, los croissants y el café con leche. Todo riquísimo por 10,15€ (2 personas). En esta pastelería tienen una gran variedad de dulces, bollería y chocolates.

El mejor restaurante para tapear en Sarlat

Por último, quiero recomendarte Le Bouchon si buscas un sitio de tapeo. Si pasas varios días en Sarlat, es probable que acabes un poco cansado de tanto pato y foie gras, así que toma nota de este lugar. Tienen embutidos, quesos, mejillones a la plancha, tapas variadas y vino francés exquisito.

Hoteles en Sarlat-la-Canéda

Pasé dos noches en Sarlat y no me hubiera importado nada quedarme más días. Así que si estás pensando en visitar Sarlat en un día, te recomiendo que cambies de idea y te alojes varias noches si tienes la oportunidad. Disfrutar de su iluminación nocturna no tiene precio.

A continuación te cuento mis hoteles preferidos en Sarlat, incluido en el que me alojé yo:

  • Ibis Sarlat Centre: aquí dormí dos noches y me gustó bastante. Está a 600 metros de la zona medieval, las habitaciones son amplias y las instalaciones modernas.
  • Hôtel La Couleuvrine Sarlat Centre Ville: este hotel está ubicado en una fortaleza remodelada de la Edad Media, con una enorme chimenea del siglo XIII, y a 5 minutos a pie del centro histórico de Sarlat-la-Canéda.
  • Hôtel Montaigne: este hotel se encuentra en un edificio precioso y cuenta con habitaciones espaciosas y muy acogedoras. Está a solo 150 metros del casco antiguo.
  • Hôtel Saint Albert: mi última recomendación de hotel en Sarlat es el Hôtel Saint Albert por su ubicación y su relación calidad-precio.

Si no te convence ninguno de los alojamientos anteriores, echa un vistazo al resto de hoteles en Sarlat y escoge el que prefieras.

¿Te ha gustado mi artículo sobre qué ver y hacer en Sarlat? Si es así, ¡compártelo, me ayudas mucho! Y si tienes alguna duda, te leo abajo en comentarios.

TE AYUDO A VIAJAR A SARLAT AL MEJOR PRECIO