Estás en: Inicio / Francia / 14 lugares que ver en Colmar

14 lugares que ver en Colmar

Colmar es un lugar de cuento que no puede faltar en tu ruta por Alsacia. De hecho, muchos coinciden (me incluyo) en que es uno de los pueblos más bonitos de esta región francesa. Y, a pesar de su pequeño tamaño, te aseguro que hay muchos sitios que ver en Colmar.

Allí te esperan casas típicas alsacianas con entramado de madera, canales al estilo veneciano, fachadas con adornos preciosos, museos para todos los gustos y hasta una réplica de la Estatua de la Libertad.

Colmar también presume de gastronomía exquisita (la tarte flambée es un vicio) y de tener uno de los mercados navideños más bonitos de Francia. Probablemente encontrarás hordas de turistas, pero cuando descubras Colmar en persona, entenderás por qué todos queremos visitarlo. Para mí es uno de los lugares más impresionantes que ver en Alsacia. ¡Vamos a ello!

¿Quieres hacer las mejores excursiones y visitas guiadas en Alsacia?

 

Qué ver en Colmar

La Petite Venise, uno de los barrios más bonitos que ver en Colmar

Empezamos fuerte la ruta por Colmar con la Petite Venise, uno de los barrios con más encanto. Allí te esperan casas de colores con entramado de madera y muchos canales a lo largo del río Lauch. ¡Por algo se le conoce a esta zona como la Pequeña Venecia!

La Petite Venise pasa por sitios con mucha historia, como la rue de Turenne, por la que hizo su entrada triunfal el mariscal en 1674. También había antiguamente una gran comunidad de viticultores, horticultores y barqueros.

La mejor forma de recorrer esta zona repleta de canales es perdiéndote por sus callejuelas sinuosas y cruzando un puente tras otro. Puedes hacerlo por libre (a pie o en barca) o reservar el free tour de Colmar si quieres conocer los sitios más bonitos de la ciudad con un guía en español.

Hay muchos canales que ver en Colmar en la zona de la Petite Venise.

Hay muchos canales que ver en Colmar en la zona de la Petite Venise.

 

 

Iglesia de los Dominicos

Uno de los templos religiosos más impresionantes que ver en Colmar es la Iglesia de los Dominicos. Fue construida entre los siglos XIII y XIV y no ha tenido una vida fácil. Entre otras cosas, la reformaron en el siglo XV tras quedar dañada por un incendio.

Otro dato curioso es que se utilizó para actividades laicas durante gran parte del siglo XIX hasta que volvió a convertirse en lugar de culto.

Lo más famoso de esta iglesia es ‘La Virgen del Rosal’. Esta obra de arte del pintor Martin Schongauer antiguamente formaba parte de la Colegiata de San Martín de la que voy a hablarte a continuación.

Colegiata de San Martín

La Colegiata de San Martín es otro de los edificios religiosos más llamativos de la ciudad. De hecho, los habitantes de Colmar la consideran su catedral.

Este templo religioso fue construido entre 1235 y 1365 y es de estilo gótico. Igual que la Iglesia de los Dominicos, también sufrió un incendio (todo un clásico por desgracia).

Como curiosidad, durante las excavaciones arqueológicas encontraron restos de la iglesia original del año 1000. También se ha descubierto que se hicieron ampliaciones en la colegiata en los siglos XI y XII.

Por cierto, en la Place de la Cathédral, que es donde está la Colegiata de San Martín, se encuentra el Corps de Garde. Este edificio se utilizó en el pasado como ayuntamiento, mercado de nueces, sede judicial y comisaría de policía.

Los habitantes de Colmar consideran la Colegiata de San Martín como su catedral.

Los habitantes de Colmar consideran la Colegiata de San Martín como su catedral.

 

Barrio de los Curtidores

Una de las zonas más especiales de Colmar es el Barrio de los Curtidores. Como su nombre indica, aquí vivían antiguamente los curtidores, que se encargaban de secar las pieles en la planta superior de los edificios.

Aunque ya no vas a ver a los curtidores en plena faena, la Petite rue des Tanneurs sigue teniendo mucho encanto. ¿Te imaginas viviendo en una de esas casas altas de los siglos XVII y XVIII? Soñar es gratis. 😉

Place de l’Ancienne Douane

Ahora quiero que conozcas la Place de l’Ancienne Douane, una de mis plazas favoritas que ver en Colmar. Aquí se encuentra el Koïfhus o antigua aduana, que data del siglo XV.

En su día se pensó en tirar el edificio abajo porque estaba en mal estado, pero al final lo han ido reformando en varias tandas y ha quedado precioso.

El Koïfhus es el edificio público civil más antiguo de Colmar. Aparte de cobrar allí los impuestos a las mercancías importadas y exportadas, este edificio también se ha utilizado como almacén, lugar de reunión de los diputados de la Decápolis alsaciana, teatro y escuela católica de niños.

En la actualidad se utiliza para numerosas actividades públicas, así que con un poco de suerte podrás ver alguna en directo. Y antes de irte, fíjate en la bonita fuente Schwendi y su estatua de bronce, obra de Bartholdi.

Grand Rue y Rue des Marchands, las calles principales que visitar en Colmar

La mejor forma de descubrir Colmar es paseando por sus calles sin rumbo. Pero, sin duda, dos de las calles más bonitas y con más ambiente son la Grand Rue y la Rue des Marchands.

En la Grand Rue hay muchos comercios, restaurantes, tiendas de vino y casas típicas alsacianas con entramado de madera. Si viajas en época navideña, la verás luciendo sus mejores galas, especialmente al caer la noche.

Y la otra calle que no debe faltar en tu ruta por Colmar es la Rue des Marchands. En ella se encuentran algunos de los edificios más bonitos, como la Maison Pfister, la Maison Schongauer y el Museo Bartholdi.

La Grand Rue es una de las calles con más ambiente de esta bonita ciudad alsaciana.

La Grand Rue es una de las calles con más ambiente de esta bonita ciudad alsaciana.

 

Quai de la Poissonerie

Una de las zonas más bonitas (con permiso de la Petite Venise) es el Quai de la Poissonerie. Se llama así porque allí vivían antiguamente la mayoría de los pescadores de la ciudad. Me hubiera encantado ver cómo vendían el pescado fresco en aquella época.

Este barrio conecta con la Petite Venise y con el Barrio de los Curtidores, así que es una visita obligada. Muchas de las casas con entramado de madera fueron restauradas tras el gran incendio de 1706, pero no por ello son menos interesantes.

Maison des Têtes

La Maison des Têtes o Casa de las Cabezas es uno de los edificios más curiosos que visitar en Colmar. Fue construido en 1609 por Albert Schmidt. Este arquitecto también diseñó el antiguo presbiterio protestante y la Casa de los Caballeros de San Juan.

Y te preguntarás: ¿por qué se llama así esta casa? La respuesta la tienes en su fachada, ya que está adornada con más de 100 cabezas que van a dejarte con la boca abierta. También me llamó la atención la figura del tonelero que hay en la parte superior. Es obra de Auguste Bartholdi, un escultor nacido en Colmar del que te hablaré dentro de unas líneas.

Por cierto, si quieres visitar el interior de la Maison des Têtes, puedes hacerlo comiendo en su restaurante o alojándote allí. Dormir en este edificio histórico del siglo XVII debe de ser una experiencia inolvidable.

Maison Pfister y otras casas de cuento que ver en Colmar

Colmar es un auténtico museo al aire libre y estoy segura de que querrás sacar tu cámara de fotos sin parar. Uno de esos lugares donde es difícil no alzar la mirada es la Maison Pfister.

Esta casa de estilo renacentista fue construida en 1537 para Ludwig Scherer. Este señor amasó una gran fortuna gracias al comercio de la plata, así que como podrás imaginar, en el edificio no faltan detalles.

Su balcón de dos pisos, su torre octogonal y sus pinturas murales con escenas religiosas y profanas son una preciosidad. La familia Pfister restauró esta bonita casa y vivió en ella de 1841 a 1892. De ahí que ahora se llame Maison Pfister.

Y si te quedas con ganas de ver más casas de postal, toma nota de la Maison Adolph, la Maison des Arcades (antiguo presbiterio protestante), la Casa de los Caballeros de San Juan, la Maison Schongauer y la casa donde vivió Voltaire durante 13 meses. ¡Sí, como lo lees!

La Maison Pfister es uno de los edificios más impresionantes que ver en Colmar.

La Maison Pfister es uno de los edificios más impresionantes que ver en Colmar.

 

Museo Unterlinden

De todos los museos que ver en Colmar, mi favorito es el de Unterlinden. Se encuentra en un antiguo convento del siglo XIII y es un plan perfecto para ti si te gusta la arqueología, el arte antiguo, las artes decorativas y el arte moderno y contemporáneo. ¡No te pierdas el Retablo de Isenheim de Matthias Grünewald!

Si te quedas con ganas de ver más museos, puedes visitar el Museo del Juguete (incluido en la tarjeta Pass’Alsace), el Museo de Historia Natural y Etnografía, el Espacio de Arte Contemporáneo André Malraux y el Museo Bartholdi del que te hablaré más adelante.

Mercado cubierto de Colmar

Una de las cosas que más me gustan cuando viajo es visitar los mercados locales. La ventaja del mercado de Colmar es que es cubierto, así que si viajas en Navidad podrás resguardarte del frío mientras llenas tu estómago de comida rica.

Este mercado cubierto se inauguró en 1865 y su ubicación junto al río Lauch no es pura casualidad. Los vendedores descargaban sus productos directamente desde sus barcas, así la logística era mucho más sencilla.

En el mercado venden carne, quesos (mi perdición), bollería francesa, pescado, frutas y verduras, flores, vinos y comida preparada internacional. ¡Aviso que es complicado irte sin picar algo!

El mercado cubierto tiene infinidad de puestos con especialidades gastronómicas para chuparse los dedos.

El mercado cubierto tiene infinidad de puestos con especialidades gastronómicas para chuparse los dedos.

 

Parc du Champ de Mars

Colmar es un destino muy popular en Navidad, pero yo estuve en verano y también lo disfruté mucho. No vi los mercados navideños, pero a cambio había menos turistas y el clima era más agradable. De hecho, visitamos varios parques que merecen mucho la pena.

Uno de mis favoritos es el Parc du Champ de Mars. Es un parque monumental, con varias fuentes y esculturas y chorros de agua perfectos para refrescarse cuando pega el sol. Si hace buen tiempo, puedes aprovechar para hacer picnic al estilo francés o comprar una tarte flambée y tomarla en el césped. Bon appétit!

Estatua de la Libertad, un monumento curioso que ver en Colmar

¿Qué hace una réplica de la Estatua de la Libertad en Colmar? Eso mismo pensé yo cuando la vi, pero todo tiene su explicación. El “culpable” es Auguste Bartholdi, el artista de Colmar que fue el artífice de este famoso monumento neoyorquino.

Bartholdi es todo un icono para los habitantes de Colmar. De hecho, su casa natal es ahora un museo dedicado a sus obras de arte. También verás placas doradas con la imagen de la Estatua de la Libertad en el suelo de la ciudad.

Auguste Bartholdi era originario de Colmar y fue el encargado de diseñar la famosa Estatua de la Libertad de Nueva York.

Auguste Bartholdi era originario de Colmar y fue el encargado de diseñar la famosa Estatua de la Libertad de Nueva York.

 

Mercado de Navidad de Colmar

No quiero terminar este listado de los sitios que ver en Colmar sin hablarte de su famoso Mercado de Navidad. A diferencia de otros mercados navideños de Alsacia, el de Colmar está abierto todos los días de la semana.

En Navidad, Colmar se llena de magia. Hay conciertos, exposiciones, puestos con especialidades gastronómicas, cinco mercados navideños repartidos por la ciudad y una iluminación preciosa. También hay una pista de patinaje por si quieres divertirte a la vez que entras en calor.

Si vas a visitar Alsacia en Navidad, te puede interesar el tour por los mercadillos navideños con salida desde Colmar. Así no tienes que preocuparte de los traslados y, además, vas con un guía en español que te cuenta un montón de curiosidades de cada pueblo.

¿Te apetece conocer los mejores mercados navideños de Alsacia?

 

Cómo llegar a Colmar

Nosotros hicimos la ruta en coche desde Madrid hasta Alsacia y Selva Negra porque teníamos un mes entero por delante (estábamos de baja por el nacimiento de Daniela).

De todas formas, lo más habitual es buscar un vuelo a Basilea, Estrasburgo o Baden-Baden y, desde allí, alquilar un coche para moverte con total autonomía. Esta vez fuimos en nuestro coche, pero la mayoría de las veces lo alquilamos en Auto Europe, un comparador de coches de alquiler súper recomendable. De todas formas, he recopilado muchos consejos para el alquiler de coche en Alsacia por si quieres echarles un vistazo.

Si vas a moverte en coche por Alsacia, ten en cuenta que aparcar en Colmar no es tarea fácil. Nosotros estuvimos en verano, así que encontramos hueco sin problema en el Parking Lacarre. Las plantas superiores son gratuitas de 1:00 a 7:00 y por la noche se paga solo 3 euros.

Si prefieres moverte en transporte público, desde Colmar podrás llegar fácilmente a algunos de los pueblos más bonitos de Alsacia en autobús, como Riquewihr, Ribeauvillé, Turckheim, Eguisheim, Kaysersberg y Mulhouse.

Por último, si quieres despreocuparte de todo, puedes reservar alguna de las mejores excursiones desde Colmar. De todas las opciones, te recomiendo el tour de Alsacia al completo o el tour por los mercadillos de Navidad si viajas en esa época del año.

Si te alojas en Estrasburgo y quieres llegar a Colmar en excursión, echa un vistazo al tour por Alsacia y el Castillo Haut-Koenigsbourg y al tour por los mercados de Navidad. ¡Será por opciones!

Me impresionó mucho el esmero con el que adornan las fachadas de los edificios en los pueblos de Alsacia.

Me impresionó mucho el esmero con el que adornan las fachadas de los edificios en los pueblos de Alsacia.

 

¿Quieres alquilar un coche para conocer los pueblos más bonitos de Alsacia?

 

Dónde alojarse en Colmar

Colmar suele ser el campamento base de muchos de los viajeros que visitan Alsacia. Tiene hoteles y restaurantes para todos los gustos y muchas más infraestructuras que los pueblos de los alrededores.

Además, si viajas en transporte público o quieres hacer alguna excursión, tendrás más opciones para elegir desde Colmar.

Yo al final me alojé en Riquewihr porque me apetecía dormir en un pueblo más pequeño sin tanto bullicio. Las distancias entre los pueblos alsacianos son muy cortas, así que volvería a alojarme allí.

Yo me hospedé en el apartamento Le P’retzel & Le Sticksy porque hice el viaje a Alsacia con niños. Otra buena alternativa es el Hôtel Le Riquewihr, con piscina cubierta y parking privado gratuito. De todas formas, aquí te cuento en detalle dónde dormir en Alsacia y las mejores zonas y hoteles para mi gusto.

Si prefieres alojarte en Colmar, te dejo por aquí mi recomendación de hoteles para que tengas una primera criba:

  • James Boutique Hôtel Colmar centre: este hotel boutique tiene una decoración moderna y el desayuno es muy completo. Cuenta con una ubicación perfecta, a solo 5 minutos a pie del centro.
  • L’Esquisse Hotel & Spa Colmar – Mgallery: este hotel de 5 estrellas está en el centro histórico de Colmar. Las habitaciones son espaciosas y cuenta con piscina cubierta y spa.
  • Relais & Châteaux La Maison Des Têtes: si quieres ver la Casa de las Cabezas por dentro, tendrás que alojarte en ella o comer en su restaurante. Este edificio histórico está en pleno centro, sus habitaciones son amplias y tiene un patio interior y un lounge.

Si no te convence ninguna de las opciones anteriores, echa un vistazo al resto de hoteles en Colmar y escoge el que más te guste.

Las casas con entramado de madera y contraventanas de colores no van a faltar en tu ruta por Colmar.

Las casas con entramado de madera y contraventanas de colores no van a faltar en tu ruta por Colmar.

 

Mapa con los sitios que ver en Colmar

Antes de terminar, quiero compartir contigo más artículos sobre Alsacia que te pueden interesar:

¿Te ha gustado mi artículo sobre qué ver en Colmar? Si te ha parecido interesante, ¡compártelo, me ayudas mucho! Y si tienes alguna duda, como siempre, déjame un comentario y te responderé enseguida.

TE AYUDO A VIAJAR A COLMAR AL MEJOR PRECIO

Artículos recomendados

Qué ver en Alsacia (ruta + itinerarios)

20 consejos para tu viaje a Alsacia

Los 5 mejores free tours de Estrasburgo en español

Alsacia en Navidad 2023: guía completa

Sobre Paula

Sobre Paula Morales

Periodista y traductora de formación. Tras varios años trabajando en Comunicación y Marketing Digital en diferentes empresas y agencias, decidí apostar por lo que de verdad me hace feliz: viajar y contártelo en La Vida Son Dos Viajes y ser tu asesora de viajes para ayudarte a recorrer el mundo por libre igual que lo hago yo.

Te animo a leer más sobre mí para saber quién está detrás de este proyecto al que le dedico mucho cariño, ilusión e infinitas horas de trabajo.

Código ético

Todo el contenido de este blog está redactado por mí, ya que mi prioridad es ofrecerte información real basada en mi propia experiencia. No acepto patrocinios de marcas para ser transparente contigo y en algunos artículos puedes encontrar enlaces de afiliación, así que si reservas a mí me dan una pequeña comisión para seguir adelante con este proyecto que tanto me gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios