¿Buscas los sitios más emblemáticos que ver en Biarritz en un día? Esta ciudad costera del País Vasco francés fue lugar de veraneo de la burguesía europea. Caseríos de estilo vasco y villas de lujo se alzan sobre playas donde los amantes del surf demuestran sus habilidades sobre la tabla.

Biarritz es una ciudad vascofrancesa muy coqueta. Las casetas de la Grande Plage visten a rayas de colores. El Rocher de la Vierge se erige como el mirador por excelencia, con la compañía de gaviotas que posan muy estilosas. Y las vistas al Golfo de Vizcaya son hipnóticas, capaces de contagiar de pura calma al más inquieto.

Quién lo diría que a principios del siglo XIX Biarritz era un pequeño pueblo de pescadores. Ahora, en cambio, luce ese aire ostentoso y romántico de la Belle Époque. Prueba de ello es el Hotel du Palais, que Napoleón III mandó construir con forma de E en honor a su mujer, la emperatriz Eugenia de Montijo. Y ahora sí, prepárate para visitar Biarritz en un día. Con calma y sin reloj, que es como mejor se conoce una ciudad. ¡Bon voyage!

Queda claro que hay más tablas de surf que bañistas en el mar.
Queda claro que hay más tablas de surf que bañistas en el mar.

 

Mapa con los sitios que ver en Biarritz en un día

Qué ver en Biarritz en un día

Rocher de la Vierge, una de las mejores panorámicas que ver en Biarritz

Caminar sin rumbo fijo por el paseo marítimo de Biarritz es un privilegio. El Rocher de la Vierge o Roca de la Virgen es un símbolo de la ciudad. Se accede a través de una pasarela con la inestimable compañía de gaviotas que revolotean la zona. Al fondo verás la estatua de la Virgen María, bendecida por el cura de Biarritz en 1865, y las vistas del Golfo de Vizcaya, con la Grande Plage a un lado y la costa vasca al otro. Si vas sin prisas, mucho mejor.

Qué ver en Biarritz en un día: Rocher de la Vierge.
Qué ver en Biarritz en un día: Rocher de la Vierge.

 

Primer plano de una gaviota que posó para la cámara en el Rocher de la Vierge.
Primer plano de una gaviota que posó para la cámara en el Rocher de la Vierge.

 

Cloche du Plateau de l’Atalaye

Otro sitio con unas vistas fabulosas es el Cloche du Plateau de l’Atalaye, a mitad de camino entre el Puerto de los Pescadores y el Puerto Viejo. Servía antiguamente como lugar de observación de ballenas. Desde aquí también se esperaba pacientemente el regreso de los pescadores y se vigilaba con atención la posible llegada de navíos enemigos. Al final de la pasarela, en el dique de Gamaritz, fíjate en la roca que lleva el mismo nombre. Se encuentra en medio del mar y tiene una cruz blanca encima. ¡Menuda panorámica!

Vistas de la Iglesia de Santa Eugenia desde el Cloche du Plateau de l’Atalaye.
Vistas de la Iglesia de Santa Eugenia desde el Cloche du Plateau de l’Atalaye.

 

Rocher du Basta

Seguimos con otro de los sitios que ver en Biarritz en un día, el Rocher du Basta. Es otra preciosa roca unida a la costa por una pasarela. Está menos atestada que el Rocher de la Vierge y desde aquí también tienes unas vistas magníficas del Golfo de Vizcaya. Se encuentra a escasos metros del Casino, de la piscina municipal y de la Grande Plage, así que no te vayas sin verla.

El Rocher du Basta es uno de mis preferidos que ver en Biarritz.
El Rocher du Basta es uno de mis preferidos que ver en Biarritz.

 

Casino de Biarritz

Reconozco que no soy muy fan de los casinos. Las dos veces que he ido en mi vida aposté muy poco dinero y lo perdí en un abrir y cerrar de ojos. Pero sí me gustó ver el Casino de Biarritz por fuera. Es de estilo art déco y tiene una ubicación inmejorable junto a la Grande Plage.

El edificio, construido en 1929, fue declarado monumento histórico en 1992. Tiene varias salas para jugar al póker, a la ruleta o al black jack, entre otros muchos juegos. También cuenta con varios restaurantes, un teatro y una piscina.

Fachada del Casino de Biarritz junto a la Grande Plage.
Fachada del Casino de Biarritz junto a la Grande Plage.

 

Hotel du Palais, un alojamiento lujoso que ver en Biarritz en un día

Este hotel 5 estrellas lo mandó construir Napoleón III para su mujer, la emperatriz Eugenia de Montijo. Era lugar de recreo de la burguesía europea, así que te puedes imaginar el lujo que se respira en cada esquina. Fue construido en 1854 y cuenta con dos grandes piscinas, un spa, un hammam y todo tipo de servicios para olvidarse del estrés. Si quieres darte un capricho y dormir en un sitio histórico en Biarritz, reserva en el Hotel du Palais.

Grande Plage, la playa más famosa que ver en Biarritz en un día

Biarritz es una ciudad muy turística, así que no esperes encontrar playas vacías y salvajes. Pero si buscas un lugar donde pasar el día en la playa vuelta y vuelta, y después llenar el estómago en alguno de los muchos restaurantes del paseo marítimo, esta ciudad te va a encantar. Los atardeceres en la Grande Plage, la playa principal de Biarritz, y las casetas a rayas de colores sobre la arena hacen de Biarritz un lugar muy evocador.

Las casetas a rayas de colores son uno de los iconos de las playas de Biarritz.
Las casetas a rayas de colores son uno de los iconos de las playas de Biarritz.

 

Playa de Miramar

La Playa de Miramar es la continuación de la Grande Plage de camino hacia el Faro de Biarritz. Es una playa más tranquila desde la que puedes observar la Roche Ronde o Roca Redonda dentro del mar. En esta zona hay muchas escuelas de surf y bodyboard, así que si te gustan estos deportes, ¡estás de suerte! Yo tengo equilibrio, pero cero fuerza en los brazos, y las veces que lo he intentado he pasado más tiempo remando que sobre la tabla.

Playa del Puerto Viejo

No es la playa más extensa de Biarritz, pero sí la más cercana al puerto y a otros sitios de interés como el Rocher de la Vierge. Es una playa familiar por estar más resguardada del viento. Aquí los niños campan a sus anchas y los padres pueden disfrutar del día de playa sin temor a las grandes olas. Por cierto, está categorizada como “playa sin tabaco”.

La Playa del Puerto Viejo está resguardada del viento y, por tanto, es la mejor para familias con niños.
La Playa del Puerto Viejo está resguardada del viento y, por tanto, es la mejor para familias con niños.

 

Playa de la Costa de los Vascos

La Playa de la Costa de los Vascos o Plage de la Côte des Basques es accesible solo cuando NO hay marea alta. Es una playa preciosa rodeada de acantilados, con unas vistas fabulosas de las costas españolas. Su arena fina y sus grandes olas la convierten en otra opción recomendable en Biarritz si te gusta el surf.

Anglet, mi zona preferida de playas cerca de Biarritz

Como te decía antes, las playas de Biarritz suelen estar atestadas porque es una ciudad muy turística. Nosotros preferimos disfrutar de un día de playa con menos gente, así que optamos por ir a Anglet.

Es una zona de playas infinitas a solo 4 km de Biarritz, unos 10 min en coche. Un gran acierto por su ambiente surfero, la amplia variedad de restaurantes y los pasos de cebra donde las líneas blancas han dado paso a originales tablas de surf.

Te recomiendo aparcar en Chambre d’Amour y desde allí caminar a la playa que más te guste: Playa de la Chambre d’Amour, les Sables d’Or, Playa de Marinella, Les Corsaires, La Madrague, L’Océan, Playa de las Dunas, Playa de la Barre y Les Cavaliers. ¡Tienes para elegir!

En las playas de Anglet hay dos partes bien diferenciadas: la zona de surf y la zona de baño, donde nos quedamos nosotros. Tras un día de playa, lo mejor es acercarse a los espigones para ver a los surferos desafiando olas imposibles. Se come de maravilla (Cap Marine es una apuesta segura) y a precios mucho más asequibles que en Biarritz. Y, por cierto, los atardeceres son mágicos. No exagero.

Anglet (y sus espigones) es mi zona de playas favorita en los alrededores de Biarritz.
Anglet (y sus espigones) es mi zona de playas favorita en los alrededores de Biarritz.

 

Los atardeceres en Anglet son así de espectaculares (y sin filtros).
Los atardeceres en Anglet son así de espectaculares (y sin filtros).

 

Capilla imperial de Biarritz

Esta capilla es otro de los sitios que tienes que ver en Biarritz en un día. La mandó construir la emperatriz Eugenia de Montijo en 1864 y está dedicada a la Virgen mexicana de Nuestra Señora de Guadalupe.

Lo más curioso es que se entremezcla el estilo hispano-morisco y romano-bizantino. De su interior lo que más me gustó fueron los tonos dorados y azules, los mosaicos y azulejos, y la madera policromada del techo. Lo dicho, este monumento es pura historia y merece la pena conocerlo.

Faro de Biarritz

Siempre que pienso en un faro, mi mente vuela inevitablemente al Faro de Fuencaliente en La Palma. Y el de Biarritz, aunque es menos colorido, luce imponente a 73 metros de altura sobre el nivel del mar.

Fue construido en 1834 y se encuentra en el cabo Hainsart. Aquí antiguamente había robles que han sido sustituidos por tamariz. El Faro de Biarritz separa la costa de Las Landas de la costa rocosa del País Vasco y desde su parte superior las vistas panorámicas son soberbias.

Puerto de los Pescadores con el Faro de Biarritz a lo lejos.
Puerto de los Pescadores con el Faro de Biarritz a lo lejos.

 

Puerto de los Pescadores

El Puerto de los Pescadores está muy cerca del Rocher de la Vierge y del Plateau de l’Atalaye, así que te recomiendo que te acerques a esta zona pesquera de día y vuelvas cuando haya caído el sol. ¡Su iluminación le da un aire muy especial!

Este puerto fue construido en 1780, aunque por aquel entonces era solo una especie de cala pavimentada. El puerto se inauguró finalmente en 1865, tras la construcción de dos diques, uno de ellos de 30 metros de longitud. Ya sabes que en Biarritz las olas azotan sin escrúpulos.

Aunque ahora la actividad pesquera se ha reducido notablemente y apenas quedan pescadores, es un lugar muy pintoresco que ver en Biarritz en un día. Recuerda no confundir los dos puertos de Biarritz: el Puerto de los Pescadores y el Puerto Viejo.

Biarritz es una ciudad pintoresca y señorial, con preciosos miradores que dan al mar.
Biarritz es una ciudad pintoresca y señorial, con preciosos miradores que dan al mar.

 

Iglesia Ortodoxa de Biarritz

¿Una iglesia ortodoxa en Biarritz? Así es, has leído bien. Esta preciosa iglesia fue construida en 1892 y para su decoración se trajeron elementos de San Petersburgo. Fue edificada bajo el liderazgo de la comunidad rusa de Biarritz y el zar Alejandro III.

Aparte de su imponente cúpula, me llamó la atención el estilo bizantino y su pequeño jardín. La verdad que me recordó mucho a las iglesias de Kiev, uno de mis ciudades europeas favoritas (y poco masificada para lo maravillosa que es).

Iglesia de Santa Eugenia

Otra de las iglesias que ver en Biarritz en un día es la de Santa Eugenia, llamada así por la mujer de Napoleón III, la emperatriz Eugenia de Montijo. Se terminó de construir en 1903 y es de estilo neogótico. Las vidrieras de Luc-Olivier Merson son alucinantes. Y la cripta donde está enterrado Gaston Larre, primer cura de la parroquia en 1884, también.

Además, se encuentra muy cerca del Puerto de los Pescadores y del famoso restaurante Chez Albert, donde puedes comer marisco fresco de gran calidad (barato no es, eso sí).

Las vidrieras de la Iglesia de Santa Eugenia son una auténtica joya.
Las vidrieras de la Iglesia de Santa Eugenia son una auténtica joya.

 

Ballet de Biarritz

Otro plan muy recomendable es ver una obra de ballet en Biarritz. Siempre me gustó este tipo de danza por la música clásica y los movimientos delicados y sensuales de los bailarines. Hacen representaciones de obras archiconocidas como Romeo y Julieta, Cenicienta, El Cascanueces y Don Juan. Thierry Malandain es el artífice de ofrecer una visión clásica y a la vez dinámica de este arte, así que si quieres disfrutar de un espectáculo único, echa un vistazo a la web oficial.

Cementerio de Sabaou

He pasado de pensar que los cementerios son un lugar tétrico y siniestro a verlos como un lugar donde se respira mucha tranquilidad. ¿Será la edad? El caso es que nosotros descubrimos por casualidad el cementerio de Sabaou y fue una grata sorpresa.

Nos alojamos en un hotel cerca del aeropuerto de Biarritz y optamos por ir caminando al centro de la ciudad francesa. De camino, pasamos por este cementerio de dimensiones extraordinarias. Por cierto, uno de los cementerios más singulares es el que vi en mi viaje a Rabat en dos días.

Encontramos por casualidad el inmenso cementerio de Sabaou.
Encontramos por casualidad el inmenso cementerio de Sabaou.

 

Monumento a los caídos

Otro sitio que ver en Biarritz en un día es el monumento a los caídos en la I y II Guerra Mundial. Un lugar donde se me vino a la mente la famosa frase de “Aquel que no conoce su historia, está condenado a repetirla”. Y qué gran verdad.

Monumento a los caídos en la I y II Guerra Mundial.
Monumento a los caídos en la I y II Guerra Mundial.

 

 

Museo del Mar

El Museo del Mar se encuentra muy cerca del Rocher de la Vierge y la Playa del Puerto Viejo. Este acuario marino está dentro de un edificio art déco precioso. Aquí puedes ver miles de especies marinas, la piscina de las focas, la cueva de los tiburones y un largo etcétera de peces e invertebrados del Golfo de Vizcaya.

Probar el chocolate de Miremont Pâtissier Chocolatier

El chocolate es una de mis debilidades, y desde que viví en Bruselas, más todavía. Su olor, su sabor y su textura me encantan, así que una onza al día cae siempre.

Como buena chocolatera, no podía irme de Biarritz sin probar alguna de las especialidades de Miremont Pâtissier Chocolatier, prestigiosa chocolatería de 1872. Por aquí han pasado miembros de la realeza como el Rey Alfonso XIII, Eduardo VII, la Reina Amelia de Portugal y la Reina Natalia de Serbia, entre otros.

Tiene mucha fama su chocolate (obviamente), la confitería, el té, las pastas, los macarons y las galletas. Y, como te puedes imaginar, no es la chocolatería más económica de la ciudad. Aunque, en general, Biarritz no se caracteriza por ser una ciudad barata precisamente.

Qué ver cerca de Biarritz

Bayona

Las casas de esta ciudad son inconfundibles por sus vigas de colores y sus contraventanas de madera. Aparte de sus edificios pintorescos, es famosa por el jamón de Bayona y el chocolate. Además, está a solo 9 km de Biarritz y el centro se puede recorrer perfectamente a pie. Es una de mis ciudades favoritas del País Vasco francés, ¡ahí lo dejo! Si quieres enterarte de todas las curiosidades de Bayona, reserva este tour privado en español.

San Juan de Luz

Otro sitio que ver cerca de Biarritz es esta preciosa ciudad de corsarios. Aquí te cuento los imprescindibles de San Juan de Luz. Puedes visitar la Casa de Luis XIV, la Casa de la Infanta, pasear por el paseo marítimo entre casas coloridas y asombrarte con el aire señorial de esta ciudad costera. Muy importante entrar a la Iglesia de San Juan Bautista para ver el barco de madera que cuelga del techo y la galería de madera que rodea la iglesia a modo de balcones. Reserva aquí el tour privado por San Juan de Luz.

Guéthary

Este pueblo es mucho menos conocido que Bayona y Biarritz, pero también cuenta con casas típicas vascas, zonas para jugar al camino de ronda o a la pelota vasca y playas donde practicar surf o sentarte a observar cómo rompen las olas. Si buscas un sitio con barcas de colores junto al mar y menos bullicio, Guéthary es tu lugar.

Hondarribia

Dejamos el País Vasco francés para cruzar la frontera a España. Hondarribia, antiguamente llamada Fuenterrabía, siempre sale en los rankings de los pueblos más bonitos de España y razones no le faltan. Su casco histórico amurallado, su deliciosa gastronomía (y a precios más asequibles que en el País Vasco francés), sus casas de colores, su playa y el antiguo barrio de pescadores son solo algunos de los sitios más emblemáticos de este pueblo costero. Y si te gusta la aventura, puedes hacer este tour en kayak por Hondarribia.

Hoteles en Biarritz

Este artículo trata sobre los sitios que ver en Biarritz en un día, pero si tienes la opción de quedarte a dormir al menos una noche, lo agradecerás.

Para facilitarte el trabajo de búsqueda, he recopilado varios hoteles en Biarritz para que vayas a tiro hecho:

  • Hotel du Palais: de todos los hoteles en Biarritz, éste es el más emblemático porque fue el lugar de recreo de la burguesía europea. Es muy lujoso y es el sitio perfecto para darse un capricho.
  • Résidence Vacances Bleues Le Grand Large: este hotel está en pleno centro de Biarritz, tiene vistas al mar y decoración marinera preciosa.
  • Best Western Kemaris: este hotel está a 10 min a pie del centro y tiene muy buenas críticas en internet. El desayuno es rico y variado, las habitaciones amplias y la decoración muy acogedora.

Si no te convence ninguna de las opciones anteriores, te dejo este listado con los mejores hoteles en Biarritz para que escojas el que más te guste.

¿Te ha gustado mi artículo sobre qué ver en Biarritz en un día? Si es así, ¡compártelo, es gratis! Y si tienes alguna duda, te leo abajo en comentarios.

TE AYUDO A VIAJAR A BIARRITZ AL MEJOR PRECIO