4.9/5 - (16 votos)

Las Tablas de Daimiel es un paraje natural prácticamente único en toda Europa. Este humedal se encuentra en Ciudad Real y es, junto con Campo de Criptana, uno de mis sitios preferidos en la provincia. Pasear por sus pasarelas de madera rodeado de flora y fauna acuática es una gozada, te lo aseguro.

Además, es un sitio al que los miradores le sientan muy bien, ya que es desde donde mejor se ven los laberintos de agua e islas. Yo estuve en el mirador de la Isla del Pan y las vistas desde allí quitan el hipo.

Pero vamos al lío, que quiero contarte mi visita a este humedal manchego, el horario, precio, qué ver en los alrededores del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel y su principal problema, que por desgracia lleva ocurriendo demasiados años ya. ¡Comenzamos!

En este artículo te cuento cómo visitar Las Tablas de Daimiel en Ciudad Real.
En este artículo te cuento cómo visitar Las Tablas de Daimiel en Ciudad Real.

 

¿Quieres hacer los mejores tours y actividades en Las Tablas de Daimiel?

 

Tablas de Daimiel: breve introducción

Antes de entrar en materia, quiero contarte muy brevemente qué vas a encontrar en tu visita a Las Tablas de Daimiel. Este humedal es prácticamente único en Europa y tiene un ecosistema bastante complejo.

Aquí entran en juego dos elementos clave. Por un lado, la llanura inundada por el desbordamiento de los ríos Guadiana y Gigüela. Y por otro lado, la descarga de aguas subterráneas de un gran acuífero, que ha sido modificada durante siglos por la acción del hombre mediante la construcción de molinos y de trochas.

Como te puedes imaginar, los desbordamientos de agua favorecen que haya mucha fauna y aves acuáticas por la zona, además de la riqueza de la flora, donde destaca la masiega. ¿Esto qué es lo que es? Una planta de color verde grisáceo que puede llegar a medir hasta 2 metros. Fíjate si es abundante en Las Tablas de Daimiel que dicen que allí está el mayor masegar de toda Europa Occidental.

La buena noticia es que Las Tablas de Daimiel fue declarado Parque Nacional en 1973 y Reserva de la Biosfera en 1981. Chapeau por todas las medidas que se toman para proteger y conservar este ecosistema tan importante para Castilla-La Mancha, que por cierto se conoce comúnmente como tablas fluviales.

Las Tablas de Daimiel fue declarado Parque Nacional en el año 1973.
Las Tablas de Daimiel fue declarado Parque Nacional en el año 1973.

 

Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel y la importancia del agua

No todo son buenas noticias en torno al Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel. Su laberinto de aguas e islas, la flora y fauna son los principales atractivos de este humedal manchego. Pero para que haya humedal, tiene que haber agua, algo que escasea bastante en esta zona porque está en un lugar semiárido donde llueve poco.

¿Qué significa esto? Que hay épocas en las que Las Tablas de Daimiel tienen mucha agua y otras muy poca. De hecho, según el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Nacional, los niveles de agua no deberían bajar de las 600 hectáreas y en los últimos años no se ha alcanzado ni lo mínimo exigido. Aquí puedes ver el estado hídrico actualizado.

A mí me sorprendió mucho que la flora y fauna se ha adaptado a vivir con estos cambios en los niveles de agua. De hecho, la escasez de agua no es algo nuevo en esta zona, ya que se dice que las precipitaciones llevan cambiando desde hace 8 milenios. Antes llovía una barbaridad, pero el agua de lluvia ha ido escaseando cada vez más con el paso de los años. De hecho, son las aguas subterráneas las que suponían hasta hace poco más del 70% de los aportes totales al humedal.

¿Se puede hacer algo para preservar las Tablas de Daimiel? Sí, de hecho se elaboró un Plan de Regeneración Hídrica para hacer frente a la escasez de agua. ¿Cómo se logró? Construyendo una serie de pozos para utilizarlos en caso de emergencia cuando hubiera niveles mínimos de agua, construyendo la Presa Central del Morenillo y utilizando las aguas procedentes del trasvase Tajo-Segura. Pero ojo, que es tan importante la cantidad como la calidad del agua, que también ha empeorado desde la década de los 70.

¿Quieres hacer un tour por las Tablas de Daimiel y las Lagunas de Ruidera?

 

La escasez de agua es un problema que, por desgracia, afecta a este humedal manchego.
La escasez de agua es un problema que, por desgracia, afecta a este humedal manchego.

 

Tablas de Daimiel: fauna

No voy a hablarte en detalle de toda la fauna que puedes encontrar en Las Tablas de Daimiel porque el artículo se haría eterno. Pero sí quiero darte unas breves pinceladas de algunos de los animales que podrás ver en este precioso humedal manchego.

Unas de las principales protagonistas son las aves acuáticas, que se acercan a Las Tablas de Daimiel a invernar, a descansar y alimentarse en sus viajes migratorios, o para nidificar y criar. Algunas de las especies que puedes encontrar son la garza real, el pato cuchara, el pato colorado (muy abundante), el martinete, el fumarel o el aguilucho lagunero. Hay más de 250 especies de aves, así que esto es solo un aperitivo de lo que allí te espera. Puede que muchas de ellas te suenen a chino, pero te las menciono para que por lo menos te suenen un poco cuando hagas esta visita guiada.

También es habitual ver anfibios como la rana común o el sapillo moteado, varias especies de peces y reptiles como las culebras de agua o la culebra bastarda (de ésta sí me acuerdo de memoria porque su nombre me hizo gracia).

¿Y ya está? No, imagino que estás esperando que te hable de los mamíferos, que son los que a la mayoría nos llaman más la atención (me incluyo, que conste). En Las Tablas de Daimiel los más representativos son la nutria, el zorro, el conejo, el tejón y el jabalí. Como ves, en este humedal manchego hay animales para aburrir. Ahora solo te falta una pizca de suerte para verlos.

Visita a Las Tablas de Daimiel, Ciudad Real

Yo aproveché que tenía una boda en Ciudad Real para visitar Las Tablas de Daimiel al día siguiente. Después de tanto bailoteo, el cuerpo me pedía un poco de tranquilidad rodeada de naturaleza. Y fue todo un acierto recorrer las pasarelas de madera que conectan las cinco islas del humedal.

Seguro que te preguntas si se puede visitar Las Tablas de Daimiel por libre. Por poder, se puede, aunque no lo recomiendo. Vas a disfrutar de un paisaje precioso, especialmente si vas en época de lluvias, cuando el humedal está en todo su esplendor.

La parte negativa es que, salvo que seas un experto (no era mi caso ni mucho menos), si visitas por libre Las Tablas de Daimiel no te enterarás mucho de la flora y fauna a tu alrededor. Por eso, yo reservé este tour guiado por Las Tablas de Daimiel, en el que me explicaron muchísimas curiosidades de este paraje natural.

La visita a las Tablas de Daimiel comienza en la Isla del Pan, donde harás un sendero circular de 2,5 km. No te preocupes porque es muy llano y, por lo tanto, apto para todos los públicos. Una de las paradas que más me gustaron fue la que hicimos en el mirador de la Isla del Pan, desde donde se tienen las mejores vistas del humedal.

Después seguimos el recorrido por el bosque de Tarayes y la Laguna de Aclimatación. Allí vimos una de las colecciones de aves más representativas del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel. Por cierto, yo cuando estuve allí no existía esta actividad, pero que sepas que puedes visitar Las Tablas de Daimiel en bicicleta eléctrica. ¡Me parece un planazo!

¿Te gustaría poder ver al lince ibérico en plena naturaleza?

 

Puedes recorrer Las Tablas de Daimiel en una visita guiada a pie o en bicicleta eléctrica.
Puedes recorrer Las Tablas de Daimiel en una visita guiada a pie o en bicicleta eléctrica.

 

Consejos para visitar Las Tablas de Daimiel

Mi primer consejo para visitar Las Tablas de Daimiel es que, como el Parque Nacional se encuentra en un terreno llano, tienes que verlo desde las alturas. Como te decía antes, yo estuve en el mirador panorámico de la Isla del Pan y las vistas desde allí son alucinantes. Otra opción es acercarte a la torre de Prado Ancho o a la ermita de San Cristóbal en Villarrubia de los Ojos. ¡Ya verás cómo impresiona ver el laberinto de islas y agua!

También es importante elegir bien la hora del día a la que se hace la visita. Nosotros fuimos muy temprano por la mañana, ya que es una de las mejores horas para observar la fauna. Si lo de madrugar no va contigo, también puedes ir a última hora de la tarde. Y, por descarte, el peor momento son las horas centrales, ya que la fauna suele estar más escondida y, si vas en temporada de calor, sudarás la gota gorda.

Además, es importante llevar ropa acorde a la época del año en que vayas a hacer la visita a Las Tablas de Daimiel. En verano, que es cuando yo fui, hace mucho calor y los mosquitos serán tus compañeros de viaje. Si vas en invierno, al estar rodeado del agua del humedal, el frío se hace notar todavía más. Por último, en primavera y otoño suele llover bastante, así que lleva un buen chubasquero porque nunca se sabe si ese día te tocará un chaparrón. Y si llueve, piensa que esa agua que te está empapando es buenísima para preservar este humedal manchego.

Por último, si te acuerdas, mete en tu mochila unos prismáticos. No siempre tienes a los animales a un metro de ti, así que puede que los vayas a necesitar. Mejor dicho, ojalá los necesites, porque será buena señal de que ese día la fauna quiere salir a saludarte.

Cuándo visitar este humedal manchego

Aunque al tratarse de un Parque Nacional, se puede visitar en cualquier época del año, el mejor momento es en época de lluvias, que suelen ser más frecuentes en primavera, otoño e invierno.

Pero como con el cambio climático todo es cada vez impredecible, es mejor que llames por teléfono al Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel para que te confirmen el estado del humedal en ese momento.

La peor época para visitar Las Tablas de Daimiel es en verano. Aparte de que llueve poco, las temperaturas suelen ser elevadas y no hay prácticamente ninguna sombra donde cobijarte. Además, habrá mosquitos (muchos). Si te soy sincera, yo evitaría esta época del año, especialmente el mes de julio, que es el más caluroso. Yo hice pleno: en verano y, más concretamente, en julio. Por eso te digo que no lo recomiendo.

Tablas de Daimiel: mapa

A continuación te dejo un mapa para que puedas ver dónde están Las Tablas de Daimiel. Este Parque Nacional pertenece a la provincia de Ciudad Real y tiene una superficie de 3.030 hectáreas. Es uno de los sitios más bonitos de esta zona y, como te decía al principio, este humedal es prácticamente único en Europa. A mí me gustó mucho, y eso que fui en verano cuando no había apenas agua.

Las Tablas de Daimiel: horario y precio

Ahora que ya conoces la fauna de Las Tablas de Daimiel, cuál es la mejor época para conocer este Parque Nacional y en qué consiste la visita, quiero contarte otros datos prácticos para que puedas organizarte.

La entrada a este humedal manchego es gratuita y se puede acceder todos los días del año. Ten en cuenta que el horario varía dependiendo de la época del año, así que toma nota:

  • Verano: de 9:00 a 21:00 horas
  • Invierno: de 9:00 a 18:00 horas

Hay un parking justo al lado del Centro de Visitantes del Parque Nacional, así que podrás aparcar allí sin problema. Eso sí, el último tramo hasta llegar a Las Tablas de Daimiel no es por autopista precisamente. Aquí puedes consultar el precio y horario por si hay algún cambio.

Qué ver cerca de Las Tablas de Daimiel

Lagunas de Ruidera

Uno de los sitios que más me gustan de Ciudad Real, y que está a tiro de piedra de Las Tablas de Daimiel, son las lagunas de Ruidera. Este oasis natural es único en España y cuenta con 15 lagunas de color turquesa en las que, gracias a las barreras tobáceas (una especie de presa natural que separa cada una de ellas) se forman cascadas que van rebosando de una a otra. Puedes reservar este tour por las lagunas de Ruidera y Las Tablas de Daimiel, así podrás conocer estos dos parajes naturales en un solo día.

Laguna de Navaseca

Otro sitio que ver cerca de Las Tablas de Daimiel es la laguna de Navaseca. Se trata de un refugio para las aves durante todo el año. Allí podrás aprender mucho sobre las características de cada especie y podrás visitar otros lugares muy interesantes, como las ruinas del Molino de El Nuevo, el viejo Molino de Griñón y los manantiales en el Guadiana. Tienes esta excursión a las Tablas de Daimiel y la laguna de Navaseca para visitar ambos sitios con un guía especializado.

Avistamiento de lince ibérico y aves en el Campo de Montiel

¿Cuántas veces habrás soñado con ver un lince ibérico en directo? Yo muchas y, por desgracia, todavía no he tenido la suerte de verlo. Si a ti también te encantan estos animales, echa un vistazo a esta actividad de avistamiento de lince ibérico y aves en el Campo de Montiel. Obviamente no te garantizan que los veas, pero eso es algo muy positivo, ya que significa que los animales están en libertad.

Almagro

Una de las ciudades más bonitas de Ciudad Real es Almagro. Es famosa por su Corral de Comedias y por el Festival del Teatro Clásico que se celebra en el mes de julio. Además, tiene una Plaza Mayor monumental, varias iglesias y las famosas berenjenas de Almagro que tienes que probar sí o sí. Aquí te cuento todo sobre mi visita a Almagro para que organices tu escapada.

Villanueva de los Infantes

Aunque tiene menos fama que Almagro, te aseguro que Villanueva de los Infantes merece muchísimo la pena. Forma parte de la Ruta de Don Quijote y tiene una Plaza Mayor espectacular, con una escultura de los entrañables Don Quijote y Sancho Panza. También cuenta con muchos palacios, casonas con blasones en sus fachadas y la Calle Cervantes, con mucho ambiente a cualquier hora del día. Aquí te cuento qué ver en Villanueva de los Infantes. 

Dónde dormir en Las Tablas de Daimiel

Por último, quiero recomendarte varios hoteles en Daimiel para que disfrutes al máximo de tu escapada. Los alojamientos que te recomiendo están en el centro de Daimiel, que está a un cuarto de hora en coche del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel.

  • Hotel Doña Manuela: este hotel se encuentra en pleno centro de Daimiel. Las habitaciones tienen una decoración muy cuidada y el desayuno es súper abundante. Tiene terraza al aire libre, aparcamiento privado y un gimnasio.
  • Casa Rural Virgen de las Cruces: esta casa rural está a 5 minutos en coche del centro de Daimiel y a 15 minutos de la reserva natural de Las Tablas de Daimiel. Las habitaciones son amplias y la atención de los anfitriones es fabulosa.
  • Hotel El Cortijo de Daimiel: este hotel se encuentra a solo 7 km del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel. Está dentro de una finca con viñedos y árboles frutales y tiene piscina al aire libre.

¿Te ha gustado el artículo sobre mi visita a las Tablas de Daimiel? ¡Compártelo, me ayudas mucho! Y si tienes alguna duda, te leo abajo en comentarios.

TE AYUDO A VIAJAR A LAS TABLAS DE DAIMIEL AL MEJOR PRECIO

  • RESERVA AQUÍ los mejores TOURS y ACTIVIDADES en Las Tablas de Daimiel.