Ya te queda muy poco para descubrir los imprescindibles que ver y hacer en Colmenar de Oreja. Este pueblo es uno de los más bonitos de Madrid, con permiso de Buitrago de Lozoya, Patones de Arriba y Manzanares El Real. La verdadera protagonista es la Plaza Mayor, que sigue la arquitectura de las típicas plazas porticadas castellanas. Es, sin duda, el punto de encuentro en el que se reúnen vecinos y turistas a charlar o tomar algo en sus terrazas, incluidas las famosas patatas chulas.

Colmenar de Oreja esconde además la obra de ingeniería del Puente de Zacatín, varios jardines y fuentes, miradores, iglesias y ermitas y el Museo de Ulpiano Checa, un pintor colmenarete que consiguió gran fama internacional con sus asombrosos lienzos. “Los últimos días de Pompeya” y “Carrera de carros romanos” son algunos de los cuadros que más me impactaron.

Pero aquí no queda la cosa. Colmenar de Oreja es famoso por sus canteras de piedra caliza, que se ha utilizado para los Palacios Reales de Madrid y Aranjuez, así como para un gran número de monumentos madrileños como la Cibeles o el Teatro Real. Otros pilares de su economía son la industria tinajera y sus deliciosos vinos. Uno de los grandes desconocidos de Madrid, pero ¡vamos a ponerle remedio!

Los jardines de Zacatín es uno de mis sitios preferidos que ver en Colmenar de Oreja.
Los jardines de Zacatín es uno de mis sitios preferidos que ver en Colmenar de Oreja.

 

Mapa con los imprescindibles que ver en Colmenar de Oreja

A continuación te cuento los imprescindibles que ver y hacer en Colmenar de Oreja para que los incluyas en tu itinerario. En este artículo te cuento también dónde dormir en Colmenar de Oreja y te recomiendo varios hoteles en Chinchón por si quieres aprovechar tu escapada y visitar los dos pueblos madrileños. ¡Están a solo 10 min en coche!

Qué ver y hacer en Colmenar de Oreja

Plaza Mayor, el centro neurálgico que ver en Colmenar de Oreja

El lugar con más ambiente que ver en Colmenar de Oreja es su Plaza Mayor. La construcción de esta plaza se remonta al siglo XVIII, cuando la villa solicitó a Felipe IV la licencia para levantar una plaza que hiciera honor a la importancia del pueblo y, al mismo tiempo, edificar un puente sobre el arroyo Zacatín. ¿El motivo? Se quería eliminar las molestias del barranco que separaba los barrios de El Arrabal y La Villa.

Las obras del puente se prolongaron durante 118 años y, por fin, se logró que la plaza uniera los dos barrios del casco urbano. Pero no solo eso. También se cuidó mucho la arquitectura de la Plaza Mayor para que siguiera el modelo de las típicas plazas porticadas castellanas. A mí me recordó un poco a la Plaza Mayor de Chinchón, considerada como una de las siete maravillas de la Comunidad de Madrid.

Volviendo a la Plaza Mayor de Colmenar de Oreja, te recomiendo fijarte en la Casa Consistorial, de 1798, en las casas porticadas de dos plantas y en los pilares de piedra de Colmenar. Aquí también se encuentra la Casa del Pósito, que era el granero comunal.

Cuando termines de recorrer sin prisa la Plaza Mayor, te recomiendo sentarte en alguna de sus terrazas a desayunar churros y porras con chocolate. Esta plaza está todavía más repleta en el aperitivo, así que si estás cerca a la hora de comer, no lo dudes. De hecho, un plan que hacer en Colmenar de Oreja es probar sus patatas chulas, ¡un plato sencillo pero delicioso!

La Plaza Mayor de Colmenar de Oreja es especial por su arquitectura con casas soportaladas.
La Plaza Mayor de Colmenar de Oreja es especial por su arquitectura con casas soportaladas.

 

Vistas de la Plaza Mayor de Colmenar de Oreja a primera hora de la mañana.
Vistas de la Plaza Mayor de Colmenar de Oreja a primera hora de la mañana.

 

Puente de Zacatín, la obra de ingeniería que ver en Colmenar de Oreja

Ya te adelantaba antes que la construcción del túnel conocido como Puente o Arco de Zacatín fue muy importante para la villa. Sirvió para salvar el arroyo que separaba los dos barrios del casco urbano. De hecho, se escucha perfectamente el cauce del agua al cruzarlo. Se tardó 118 años en construir esta obra de ingeniería de 70 metros de longitud, que finalizó durante el reinado de Carlos III.

Si ya lo dicen en Colmenar de Oreja: “Tres cosas tiene Colmenar que no tiene Madrid: las canteras, los hornos y el Puente de Zacatín”. Un dicho parecido nos contaron en la escapada a Consuegra en un día, un sitio que te recomiendo visitar por sus preciosos molinos de viento y sus paisajes manchegos.

El Puente de Zacatín se tardó 118 años en construirlo.
El Puente de Zacatín se tardó 118 años en construirlo.

 

Jardines de Zacatín y el significado de esta palabra árabe

Frente al Arco de Zacatín se encuentran los jardines de Zacatín. ¡Qué sitio tan apacible! Estos jardines fueron inaugurados en 1983 y son el lugar perfecto si quieres reponer energías. Aquí puedes ver el antiguo lavadero y abrevadero y además tienes unas vistas fabulosas del centro de Colmenar de Oreja, donde se alza la torre de la Iglesia de Santa María la Mayor.

Por cierto, ¿sabías que la palabra zacatín es de origen árabe y hace referencia a las plazas o calles donde se vendía ropa antiguamente? Es precisamente eso lo que se hacía hace siglos en este mismo lugar.

Los jardines de Zacatín son perfectos para descansar lejos del bullicio.
Los jardines de Zacatín son perfectos para descansar lejos del bullicio.

 

Fuente del Barranco, un imprescindible que ver en Colmenar de Oreja

Aunque esta fuente está dentro de los jardines de Zacatín, se merece una mención aparte. Su construcción data de 1779, aunque fue rehabilitada a finales del siglo XX. Lo más curioso de la Fuente del Barranco o Fuente de Zacatín es que se creó para unir tres antiguas fuentes que había de camino a la Ermita del Cristo del Humilladero, de la que te hablaré dentro de unas líneas.

Si te quedas con ganas de más, puedes hacer una ruta por otras fuentes que ver en Colmenar de Oreja, como la Fuente de las Pajaritas, la Fuente del Pilarejo o la Fuente de la Poza del Moral.

Qué ver en Colmenar de Oreja: Fuente del Barranco o Fuente de Zacatín.
Qué ver en Colmenar de Oreja: Fuente del Barranco o Fuente de Zacatín.

 

Iglesia de Santa María la Mayor

El templo católico más importante de Colmenar de Oreja es la Iglesia de Santa María la Mayor. No tiene pérdida porque su torre de 62 metros se ve a distancia. La iglesia data del siglo XIII y fue reconstruida en el siglo XIV. Tanto la torre como la sacristía y las portadas son obra de Juan de Herrera. En su interior puedes ver también un órgano construido por el organista alemán Gerhard Grenzing.

Esta iglesia se encuentra en la Plaza del Mercado, a tan solo 100 metros de la Plaza Mayor que es la que cobra el verdadero protagonismo en esta villa madrileña.

Las mejores vistas de la Iglesia de Santa María la Mayor las tienes desde la ermita del Cristo del Humilladero.
Las mejores vistas de la Iglesia de Santa María la Mayor las tienes desde la ermita del Cristo del Humilladero.

 

La torre de la Iglesia de Santa María la Mayor es obra de Juan de Herrera.
La torre de la Iglesia de Santa María la Mayor es obra de Juan de Herrera.

 

Museo de Ulpiano Checa, pintor de Colmenar de Oreja con fama internacional

Llegué al Museo de Ulpiano Checa sin haber oído hablar antes de este pintor de finales del siglo XIX y principios del XX. Te puedo asegurar que no pude alegrarme más de descubrir a este genio, nacido en Colmenar de Oreja. Inició su formación en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid y posteriormente se formó en la Academia de Roma, donde consiguió una beca o pensionado.

A los 29 años, Ulpiano Checa se estableció en París y viajó por España, Marruecos, Argelia, Túnez, Argentina, Uruguay e Inglaterra, entre otros países, donde se inspiró, pintó y vendió sus cuadros. Esto le dio gran fama internacional, pero siempre que podía volvía a sus raíces, a Colmenar de Oreja, a visitar a familiares y amigos.

Ulpiano Checa plasmó en sus obras el concepto que hoy tenemos del mundo romano, tras la lectura de las novelas de “Ben-Hur” y “Quo Vadis”. De hecho, dicen que la película de Hollywood de “Ben-Hur” se inspiró en el lienzo “Carrera de carros” de Ulpiano Checa.

No quiero desvelarte más detalles de sus cuadros por si te animas a visitarlo, pero te garantizo que el Museo de Ulpiano Checa es uno de los mejores sitios que ver en Colmenar de Oreja. ¡Un gran descubrimiento este pintor madrileño!

El Museo de Ulpiano Checa es uno de los planes que tienes que hacer en Colmenar de Oreja.
El Museo de Ulpiano Checa es uno de los planes que tienes que hacer en Colmenar de Oreja.

 

"Los últimos días de Pompeya", obra del pintor colmenarete Ulpiano Checa.
“Los últimos días de Pompeya”, obra del pintor colmenarete Ulpiano Checa.

 

Ermita del Cristo del Humilladero, el mejor mirador que ver en Colmenar de Oreja

La Ermita del Cristo del Humilladero se encuentra a 10 min a pie de la Plaza Mayor y en ella se encuentra la imagen del Cristo del Humilladero, patrón de los colmenaretes. Esta ermita fue construida en los siglos XVI y XVII. Tiene una capilla preciosa del siglo XVI y otra, de estilo barroco, del siglo XVII, obra de Bartolomé Valtierra. El retablo y el altar son obra del escultor Mario Díaz de mediados del siglo XX.

Para mí, una de las mejores vistas de esta villa madrileña la tienes desde el paseo de la Plaza Mayor a la ermita, poco antes de llegar al templo. Se ve a lo lejos el pueblo con su inconfundible Iglesia de Santa María la Mayor.

Junto a la Ermita del Cristo del Humilladero hay un pinar precioso y, en lo alto de un cerro, se encuentra el cementerio de Santa Catalina. Si te apetece conocer más ermitas que ver en Colmenar de Oreja, también puedes acercarte a la Ermita de San Roque o a la Ermita de San Juan Bautista.

La ermita del Cristo del Humilladero tiene dos capillas: una del siglo XVI y otra del XVII.
La ermita del Cristo del Humilladero tiene dos capillas: una del siglo XVI y otra del XVII.

 

Más cosas que ver y hacer en Colmenar de Oreja si te sobra tiempo

Las canteras, un imprescindible que ver en Colmenar de Oreja

Colmenar de Oreja presume con orgullo de sus canteras de piedra caliza. Este prestigio se lo debe a que su piedra ha sido utilizada para vestir los Palacios Reales de Madrid y de Aranjuez. También está presente la piedra de Colmenar de Oreja en otros monumentos de Madrid como el Teatro Real, el Museo del Prado, la Catedral de la Almudena y las fuentes de Cibeles y Neptuno.

Si te pica la curiosidad, te recomiendo alejarte un poco del centro con el coche para ver las famosas canteras. Nosotros vimos una de ellas de camino al centro del pueblo y nos gustó saber que esta piedra caliza tiene tanta importancia para este pueblo madrileño.

¿Te apetece hacer una ruta por el Madrid de los Austrias?

 

Museo de la Piedra

Frente a los jardines de Zacatín nos topamos por casualidad con el Museo de la Piedra. Aquí puedes aprender más sobre el trabajo de la piedra caliza blanca en Colmenar de Oreja. Ya sabes que esta piedra se ha utilizado en muchos de los palacios y monumentos más representativos de Madrid, así que es una buena oportunidad para descubrir sus secretos.

En el Museo de la Piedra conocerás el duro trabajo del cantero, oficio que tuvo su auge en la economía del municipio durante el siglo XVIII. Además, podrás pasear entre utensilios de cantería y herramientas, así como descubrir varias tinajas para conservar el vino, otro de los pilares fundamentales en la economía de Colmenar de Oreja.

Convento de la Encarnación

Otro sitio que ver en Colmenar de Oreja es el Convento de la Encarnación, del siglo XVII. Esta obra de Fray Lorenzo de San Nicolás destaca por su fachada majestuosa de estilo barroco. Se trata de un convento de clausura, compuesto por 24 celdas. Tiene también un precioso claustro, un jardín y una huerta y una sala capitular, aunque solo podrás visitar la iglesia por dentro si te coincide con la hora de misa. De hecho, yo lo encontré cerrado y eso que hice varios intentos.

Otro sitio que ver en Colmenar de Oreja es el Convento de la Encarnación.
Otro sitio que ver en Colmenar de Oreja es el Convento de la Encarnación.

 

Qué ver cerca de Colmenar de Oreja

Chinchón

Este pueblo madrileño tiene gran fama por ser una de las siete maravillas de la Comunidad de Madrid. Además, siempre aparece en los rankings de los pueblos más bonitos de España. Por eso, te recomiendo esta escapada a Chinchón. A mí me encantó su Plaza Mayor porticada, el Parador de Turismo, el Castillo de los Condes y las vistas desde el mirador de la Torre del Reloj. En Chinchón se come de maravilla, por eso en el artículo te cuento también dónde comer en este sorprendente pueblo madrileño. ¡Que aproveche!

Nuevo Baztán

Fui a Nuevo Baztán sin grandes expectativas y ahora siempre que alguien me pregunta por algún pueblo recomendable de Madrid, les hablo sobre este municipio a 50 km al este de Madrid. El protagonista indiscutible es el Palacio de Goyeneche y en la visita guiada conocerás la historia súper interesante de este pueblo madrileño.

¿Sabías que aquí se formó un complejo industrial a mediados del siglo XVII al que llegaron los mejores artesanos de Europa para fabricar paños, vidrio, madera, gasas y otros productos para la nobleza? Te cuento todo en este artículo sobre qué ver en Nuevo Baztán.

Olmeda de las Fuentes

Olmeda de las Fuentes es el pueblo de los artistas y pintores y se encuentra a tan solo 4 km de Nuevo Baztán. Me recordó mucho a los pueblos andaluces por sus fachadas de color blanco. Aquí debes incluir en tu itinerario la visita a la Plaza del Olmo, donde está el mejor mirador, y la Ruta de los Pintores, un pequeño circuito en el que recorrerás las casas donde vivieron (o siguen viviendo) algunos pintores que se establecieron en Olmeda de las Fuentes allá por los años 60.

Dónde dormir en Colmenar de Oreja y alrededores

El itinerario de las cosas que ver y hacer en Colmenar de Oreja que te cuento en este artículo se puede hacer en un día. Sin embargo, te recomiendo quedarte a dormir una noche o bien acercarte al pueblo vecino de Chinchón y aprovechar para conocer una de las siete maravillas de la Comunidad de Madrid.

La verdad que en Colmenar de Oreja no hay mucha oferta hotelera. Por eso, el plan que yo haría es visitar Colmenar de Oreja durante la mañana y después comer en Chinchón y quedarme esa tarde y noche en ese pueblo madrileño. Así, tienes todo el día siguiente para seguir recorriendo Chinchón y volver a disfrutar de su gastronomía deliciosa.

A continuación, te cuento mis recomendaciones de hoteles en Colmenar de Oreja y alrededores:

  • Alojamiento Colmenar de Oreja Plaza Mayor: si decides dormir en Colmenar de Oreja, te recomiendo este apartamento. Está nuevo, cuenta con todas las comodidades y su ubicación es inmejorable en plena Plaza Mayor. Hablan maravillas del personal, por cierto.
  • Parador de Chinchón: este Parador ocupa un antiguo convento del siglo XVII. Tiene unos jardines y un claustro maravillosos, piscina al aire libre abierta en verano y las habitaciones y los desayunos son fabulosos. ¡Una apuesta sobre seguro!
  • Los Balcones de Galaz: este apartamento ofrece vistas a la Plaza Mayor de Chinchón y se encuentra en un edificio reformado del siglo XV. Las habitaciones son modernas y el balcón tiene mesa de comedor y sillas para disfrutar del desayuno con las mejores vistas.

¿Te ha gustado mi artículo sobre qué ver y hacer en Colmenar de Oreja? Compártelo si te ha parecido interesante, ¡me ayudas mucho! Y si tienes alguna duda, como siempre, te leo abajo en comentarios.

TE AYUDO A VIAJAR A COLMENAR DE OREJA AL MEJOR PRECIO