Cuando organizaba mi escapada, tenía claro que una de las cosas más importantes era saber dónde comer en Cuenca. Para mí viajar es visitar lugares pintorescos y monumentos, conocer la historia de la ciudad que visito, pero también sumergirme en sus sabores más típicos a través del paladar.

Mi recorrido por Cuenca en dos días me gustó tanto que ya estoy pensando en volver. Aparte de sus famosas Casas Colgadas, me sorprendió encontrar un casco antiguo muy cuidado, miradores con vistas fabulosas a las hoces del Júcar y Húecar, antiguos conventos, una Plaza Mayor maravillosa con su imponente catedral, y las casas de colores de la calle Alfonso VIII.

Pero mi escapada a Cuenca no hubiera sido lo mismo sin probar la gastronomía típica conquense, donde destacan las migas manchegas, el ajoarriero, el morteruelo, los zarajos, el resolí, el alajú… También están riquísimos los vinos y quesos de La Mancha, así que aprovecha que estás allí para catarlos.

Como verás, en el listado de los restaurantes donde comer en Cuenca incluyo varias cafeterías para desayunar, restaurantes con vistas panorámicas, bares de tapeo tanto para comer como para cenar, y un asador que, en mi opinión, es una apuesta segura por la calidad de su gastronomía (¡y las vistas desde el mirador del Barrio del Castillo!). Como imagino que ya se te va abriendo el apetito, ¡vamos directamente al lío!

En este artículo te cuento dónde comer en Cuenca y los mejores restaurantes y cafeterías para mi gusto.
En este artículo te cuento dónde comer en Cuenca y los mejores restaurantes y cafeterías para mi gusto.

 

¿Quieres conocer los sitios más alucinantes de Cuenca y alrededores?

 

Desayunos en Cuenca

La mayoría de las veces reservo el hotel sin desayuno porque me encanta descubrir las cafeterías más típicas de la zona. Disfruto mucho sentándome en alguna terraza y probando los dulces más populares, siempre acompañados de mi taza de café con leche o zumo natural. Cuando miraba dónde comer en Cuenca un buen desayuno, encontré dos cafeterías y un edificio histórico con desayunos exquisitos que te recomiendo mucho. ¡Así se empieza bien el día!

Cafetería Moka

Si buscas dónde comer en Cuenca un desayuno delicioso, esta cafetería te interesa. Nosotros nos alojamos en la zona nueva de la ciudad y en el hotel nos la recomendaron. Fue todo un acierto, así que aunque te alojes en otra zona, te recomiendo ir porque además se aparca bastante bien por allí.

Tienen croissants a la plancha exquisitos, bizcochos caseros, bollería deliciosa, tartas (¡la de zanahoria tiene mucha fama!) y una amplia variedad de zumos naturales y cafés, incluido el Moka de chocolate blanco o el de caramelo. A pesar de que no es la cafetería más económica, si volviera a Cuenca, sin duda iría de nuevo a Moka.

Precio total: 9€ un café con leche, un zumo de naranja natural y dos croissants a la plancha grandes. Precio por persona: 4,5€.

Uno de los mejores sitios donde desayunar en Cuenca es la cafetería Moka.
Uno de los mejores sitios donde desayunar en Cuenca es la cafetería Moka.

 

La Antigua

Justo al lado de la estación de autobuses está la cafetería La Antigua. Tienen una gran variedad de dulces, cafés y batidos. Su especialidad son las tostadas y también están muy ricas las tortitas con chocolate y nata y el croissant a la plancha. Tienen una terraza muy amplia y es un sitio muy recomendable para desayunar o merendar en Cuenca.

Precio: 2,60€ un desayuno de café con leche y croissant o tostada. Eso sí, ten en cuenta que si pides de carta sin tener en cuenta los packs de desayuno, sale caro. Para que te hagas una idea, 2 cafés, 2 tostadas y 2 batidos cuestan en torno a 10€.

Parador de Cuenca

Uno de los pocos desayunos que nunca perdono cuando me hospedo en un alojamiento es el de los Paradores de Turismo nacionales. En mi opinión, la calidad es inmejorable. Por eso, te recomiendo dormir en el Parador de Cuenca, con desayuno incluido, o bien acercarte de 9:00 a 11:00 para desayunar a la carta aunque no estés alojado allí.

Puedes pedir cafés, tés, chocolates, huevos fritos o revueltos al momento, bollería recién horneada, tostadas, cereales, embutidos y quesos de la zona y hasta platos de la cocina regional, como migas manchegas, duelos y quebrantos o morteruelo.

El Parador de Cuenca ocupa el antiguo Convento de San Pablo y tiene vistas a las Casas Colgadas y al Puente de San Pablo. Y aunque el desayuno es en el interior, te aseguro que pasear por allí después de llenar tu estómago es uno de los mejores planes que hacer en Cuenca.

¿Te imaginas desayunar en el Parador de Cuenca con semejantes vistas a tu alrededor?
¿Te imaginas desayunar en el Parador de Cuenca con semejantes vistas a tu alrededor?

 

Dónde comer en Cuenca las mejores tapas

Taberna Albero

Vi que tenía muy buenas críticas en internet, así que me acerqué a probar las tapas de la Taberna Albero, en pleno casco antiguo de Cuenca. Nosotros pedimos pisto manchego, pan bao con cordero deshuesado, una botella de agua, cerveza, tinto de verano y de postre el famoso salchichón de chocolate, que es un trampantojo muy original. Por la apariencia da el pego de que es embutido, pero en realidad es un postre de chocolate bastante curioso. Lo dicho, si buscas dónde comer en Cuenca buenas tapas, la Taberna Albero es una muy buena opción. Te recomiendo reservar.

Precio total: 28,60€. Precio por persona: 14,30€.

Pisto manchego con bastoncitos de secreto ibérico de la Taberna Albero.
Pisto manchego con bastoncitos de secreto ibérico de la Taberna Albero.

 

El pan bao relleno de cordero deshuesado me pareció un gran acierto.
El pan bao relleno de cordero deshuesado me pareció un gran acierto.

 

Y de postre, este trampantojo que parece salchichón, pero en realidad es un postre de chocolate.
Y de postre, este trampantojo que parece salchichón, pero en realidad es un postre de chocolate.

 

Dónde comer en Cuenca si buscas una apuesta segura

Asador María Morena

Pocas veces soy tan tajante con un restaurante, pero el Asador María Morena es, sin ninguna duda, uno de los mejores restaurantes donde comer en Cuenca. Fuimos por recomendación de un amigo y menos mal que reservamos, ya que siempre está lleno.

Se encuentra en el Barrio del Castillo, en la zona alta de la ciudad, así que puedes aparcar en el amplio parking que hay en la propia Calle Larga donde se encuentra el asador. ¡Ya verás qué vistas tienes desde allí!

Y ahora vamos a lo importante, ¿qué cenamos ese día? Pedimos paletilla de cordero lechal súper tierna, chuletón de ternera con patatas, un brownie de chocolate delicioso (era una mezcla de brownie y coulant de chocolate) y, para beber, un tinto de verano y una botella de agua. La cena en la terraza fue maravillosa y la calidad de la comida es excelente. Para mí es una apuesta segura donde comer en Cuenca.

Precio total: 51,40€. Precio por persona: 25,70€.

Dónde comer en Cuenca: Asador María Morena en el Barrio del Castillo.
Dónde comer en Cuenca: Asador María Morena en el Barrio del Castillo.

 

La calidad del chuletón y de todos los platos que pedimos en el Asador María Morena era excelente.
La calidad del chuletón y de todos los platos que pedimos en el Asador María Morena era excelente.

 

Este brownie de chocolate fue el broche de oro a nuestra cena en el Asador María Morena de Cuenca.
Este brownie de chocolate fue el broche de oro a nuestra cena en el Asador María Morena de Cuenca.

 

Dónde comer en Cuenca con las mejores vistas

Posada de San José

La Posada de San José es un alojamiento bastante céntrico que ocupa un monasterio restaurado del siglo XVII. En esta ocasión, lo conocimos por las buenas críticas que tenía su restaurante, así que llamamos para reservar una mesa en la terraza para cenar.

Su ubicación es inmejorable frente al Parador de Cuenca, con vistas a la hoz del Huécar. Ya solo por eso merece la pena. Pero, además, tiene platos deliciosos y la atención de las camareras fue de 10. Yo por aquel entonces estaba embarazada de 8 meses y me aconsejaron fenomenal.

Pedimos croquetas caseras de boletus, media ración de ajoarriero, una tosta de foie de bacalao, pisto manchego, habitas con chipirones, una copa de vino de crianza, pan y una botella de agua. Nos gustaron mucho todos los platos y con esas vistas todo te sabe el doble de rico, para qué mentir.

Precio total: 40,70€. Precio por persona: 20,35€.

En prácticamente todas las comidas y cenas en Cuenca no pudimos evitar pedir el famoso pisto manchego.
En prácticamente todas las comidas y cenas en Cuenca no pudimos evitar pedir el famoso pisto manchego.

 

La Posada de San José es uno de los restaurantes donde comer en Cuenca rico y a buen precio.
La Posada de San José es uno de los restaurantes donde comer en Cuenca rico y a buen precio.

 

Croquetas variadas del restaurante de la Posada de San José en Cuenca.
Croquetas variadas del restaurante de la Posada de San José en Cuenca.

 

La tosta de foie de bacalao no era muy grande, pero de sabor estaba exquisita.
La tosta de foie de bacalao no era muy grande, pero de sabor estaba exquisita.

 

No te vayas de Cuenca sin probar el ajoarriero, uno de los platos más típicos.
No te vayas de Cuenca sin probar el ajoarriero, uno de los platos más típicos.

 

Restaurante en Cuenca para tapear por la noche

Pícaro Tapas y Copas

Otro sitio donde te recomiendo comer en Cuenca, tanto si vas de tapeo como de cena, es Pícaro Tapas y Copas. Se encuentra en pleno casco antiguo, muy cerca de la Taberna Albero que te comentaba antes. Tiene una terraza bastante amplia, que se llena con mucha facilidad, y la relación calidad-precio es muy buena.

Tienen una carta muy variada que incluye hamburguesas, degustación de platos típicos conquenses como ajoarriero, morteruelo y pisto manchego, croquetas, ensaladas, pulpo a la brasa, magret de pato con salsa de naranja, raviolis rellenos de ricota y espinacas… Ya te va entrando hambre, ¿verdad? Nosotros solo fuimos a tomar algo para beber en el aperitivo, pero para que te hagas una idea, el precio medio de los platos ronda los 12-14€. Siempre y cuando no te pidas el chuletón de vaca vieja de 500 gramos, que supera los 22€. 😊

En definitiva, en Cuenca tienes restaurantes para todos los gustos y bolsillos y muchas opciones para probar la gastronomía local conquense. ¿Cuál de los restaurantes que he mencionado te gustaría conocer? Si has probado alguno de ellos, también me gustaría saber tu opinión. Ah, y se me olvidaba, no olvides ir con el estómago vacío, ¡lo agradecerás!

Si te ha gustado mi artículo sobre dónde comer en Cuenca, compártelo con tus amigos y familiares. ¡Me ayudas mucho! Y si tienes cualquier comentario, te leo abajo.

TE AYUDO A VIAJAR A CUENCA AL MEJOR PRECIO