La Ópera de Copenhague, inaugurada en 2005, es uno de los teatros más modernos del mundo.