5/5 - (14 votos)

Quiero darte la buena noticia de que viajar a Cuba con bebés es posible. Nosotros estuvimos en la isla caribeña cuando Olivia tenía 5 meses y la experiencia fue increíble. Lo más complicado es la organización previa para llevar todo lo que tu bebé pueda necesitar durante el viaje (te recomiendo un mínimo de 7 días en Cuba).

Pero una vez allí, con el sonido del Guantanamera de fondo y la hospitalidad de los cubanos, vas a disfrutar de lo lindo. Como hay escasez de medicamentos, productos de aseo y algunos alimentos de bebé, es importante que sepas ciertas cosas de antemano para no llevarte sorpresas. Tampoco esperes tener todas las comodidades para tu bebé, como una cuna o una bañera.

Para mí lo más complicado de viajar a Cuba con bebé fueron las opiniones que nunca pedí. Pero, después de mi experiencia, te aseguro que se puede hacer. Y no solo eso. Vas a sorprenderte cuando veas lo bien que se lo pasa tu hijo/a (por muy pequeño que sea) con tantos estímulos a su alrededor y con el cariño y la amabilidad de los cubanos. Yo, de hecho, siempre recordaré La Habana porque fue la ciudad donde Olivia se volteó por primera vez. ¡Comenzamos!

En este artículo te cuento mis consejos para viajar a Cuba con bebés.
En este artículo te cuento mis consejos para viajar a Cuba con bebés.

 

Es obligatorio un seguro de viaje para entrar en Cuba

 

Cuba con bebés: qué hacer antes de aterrizar

1. Comprueba que tienes la documentación necesaria para entrar en Cuba. Hay cuatro documentos fundamentales que necesita tu bebé para viajar a Cuba: el pasaporte en vigor con una validez de al menos 6 meses, la Tarjeta de Turista, un vuelo de ida y vuelta y un seguro de viaje obligatorio.

Nosotros en los primeros vuelos con Olivia llevábamos también el Libro de Familia, pero la verdad es que jamás nos lo han pedido. Aquí te cuento en detalle mis consejos para viajar a Cuba para que no te lleves ninguna sorpresa. También te aconsejo consultar la página oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores de España (o del país en el que residas) por si hubiera algún cambio.

Es MUY IMPORTANTE llevar euros suficientes en efectivo a Cuba

Debido a la inflación, están pidiendo los pagos en euros, así que es fundamental llevar euros en efectivo para todo el viaje.

 

2. Contrata un seguro de viaje. A diferencia de otros países, donde el seguro de viaje es opcional, en Cuba es un requisito indispensable para entrar en el país. Ya te hablé sobre cuál es el mejor seguro de viaje para Cuba, que tiene coberturas médicas en los mejores hospitales de la isla e incluye muchos otros aspectos, como el robo o pérdida de equipaje, la anulación del viaje, etc. Por leer La Vida son Dos Viajes tienes un 5% de descuento.

3. Rellena el formulario de D’Viajeros. Debido a la pandemia, otro de los requisitos para entrar en Cuba es rellenar este formulario de D’Viajeros para facilitar información adelantada a las autoridades cubanas. Los datos de tu bebé los puedes incluir dentro del formulario de la madre o el padre. A nosotros nos pidieron el código QR en la aduana de La Habana y recomiendan rellenar la información online 48 horas antes de tu vuelo.

4. Imprime la documentación importante. En la gran mayoría de los países te diría que no imprimas nada y lleves toda la documentación en tu móvil. Aun así, ten en cuenta que no vas a tener internet nada más aterrizar en Cuba, ya que es un país “especial” en este sentido. Aquí te cuento cómo conectarse a internet en Cuba.

Cuando estés en la isla caribeña, podrás comprar las tarjetas de ETECSA, que sirven para conectarte al wifi público en puntos específicos de las ciudades. De hecho, cuando veas a mucha gente mirando su teléfono móvil en un parque, es la pista de que ahí hay un punto de conexión.

¿Quieres encontrar un vuelo barato a Cuba?

 

5. Lleva un botiquín con todos los medicamentos necesarios. Viajar a Cuba con bebés es un poco más complicado que a otros países por la logística previa, pero se puede hacer perfectamente. Nosotros ya habíamos estado antes en Roma, Florencia, Austria, Eslovenia y Portugal, pero aunque no tengas experiencia, se puede.

Una de las cosas más importantes es llevar contigo todos los medicamentos que podáis necesitar en algún momento, tanto los adultos como el bebé.

Nosotros estuvimos en Cuba cuando Olivia tenía 5 meses y llevamos paracetamol, pomadas, crema hidratante, termómetro, vitamina D, suero fisiológico, gasas, tiritas… Hazte a la idea de que allí difícilmente podrás comprarlo, así que lleva todos los “por si acasos” que se te ocurran.

Viajamos a Cuba cuando Olivia tenía 5 meses y la experiencia fue insuperable.
Viajamos a Cuba cuando Olivia tenía 5 meses y la experiencia fue insuperable.

 

6. Carga tu equipaje de pañales, toallitas y artículos de aseo. A Cuba no vas a poder viajar ligero (cosa que nosotros solemos hacer). Fuimos más cargados de lo habitual, pero con la tranquilidad de saber que todo lo que necesitábamos para nuestra bebé, lo llevábamos de casa.

Estuvimos 10 días en Cuba y llevamos pañales y toallitas para todo el viaje. Te recomiendo hacer lo mismo para no verte allí en un apuro innecesario. También lleva cualquier crema, gel o champú que puedas necesitar por si las moscas.

Si vas a estar bastante tiempo en Cuba, otra opción es llevar también pañales de tela. Así, si se te acaban los pañales desechables, siempre tendrás un plan B.

7. Lleva leche de fórmula para todo el viaje. Si tu bebé toma lactancia materna, no tendrás que preocuparte porque ya llevas el alimento siempre disponible. Olivia tomaba biberón, así que llevamos en el equipaje leche de fórmula para todo el viaje.

Esto es especialmente importante al viajar a Cuba con bebés, ya que allí no la vas a poder conseguir. De hecho, nos contaron varios cubanos que hay gente que hace trueques para hacerse con ella (yo te doy carne, tú me das leche en polvo). No te confíes y lleva TODO lo que tu bebé vaya a necesitar en el equipaje.

8. Lleva ropa fina para tu bebé. Otro de los consejos para viajar a Cuba con bebé es llevar ropa fina y transpirable. Cuba tiene un clima tropical y hay bastante humedad, así que lo más habitual es que tu hijo/a pase un poco de calor.

Aun así, no olvides meter algún jersey o pantalón largo por si refrescara por la noche o lloviera. Si tienes pensado ir a la playa, también puedes llevar algún bañador y pañales de agua. Nuestra pediatra nos aconsejó que si hacía muchísimo calor, era mejor llevar a Olivia solo con el pañal, aunque no fue el caso. También llevamos un gorro que le pusimos todos los días.

9. No subestimes a la lluvia. La primera vez que estuve en Cuba fue en agosto y todavía recuerdo la tormenta tropical que nos cayó en La Habana (por cierto, aquí te dejo mis itinerarios para 2 días, 3 días y 4 días en La Habana). Dependiendo de la edad de tu bebé, puedes llevar algún chubasquero y/ protector de lluvia para el capazo o carrito de bebé.

10. No olvides el protector solar. En Cuba el sol pega de lo lindo y no siempre podrás caminar bajo la sombra. Al menos en España, aconsejan no poner protector solar hasta que tu bebé tenga 6 meses. Si tu bebé es más pequeño, pregunta a tu pediatra qué es lo más aconsejable en tu caso.

Como te decía antes, Olivia tenía 5 meses y pico y nos dijeron que era preferible ponerle un pelín de crema a que se abrasara (aunque no llegara a los 6 meses todavía). Pero insisto, este tema debes consultarlo con tu pediatra.

11. Puedes llevar una mosquitera. Otro consejo que te puede venir bien para viajar a Cuba con bebé es comprar una mosquitera, aunque nosotros al final no la utilizamos. La idea era ponerla sobre el capazo en zonas donde hubiera muchos mosquitos, pero al hacer el recorrido por La Habana, Trinidad y Cienfuegos, no nos encontramos con este problema.

Si tienes pensado ir a zonas de playa, yo la llevaría sí o sí porque hay algunos casos de dengue. Más vale prevenir que curar. Olivia era muy pequeña y no le echamos repelente de mosquitos, pero si tu hijo/a es más mayor, también puede venirte bien.

12. Contrata con antelación los traslados y excursiones en Cuba. Una cosa de la que me alegré es de haber contratado previamente muchos de los traslados y tours que hice por la isla caribeña. Eso sí, te recomiendo no llenar cada día con mil actividades.

Al fin y al cabo, estáis de vacaciones y tenéis que disfrutar, no ir con la lengua fuera o forzar un ritmo que no es compatible con un bebé. Desde que nació nuestra bebé estamos haciendo mucho slow travel y le estoy cogiendo el gustillo (nunca pensé que diría esto).

Puedes reservar aquí tus traslados en Cuba y tus tours y excursiones. Para ayudarte a elegir, he preparado estos artículos con los mejores tours en La Habana y las mejores excursiones en Varadero por si te sirven de inspiración.

En el centro de Trinidad hay muchos adoquines, así que es conveniente portear.
En el centro de Trinidad hay muchos adoquines, así que es conveniente portear.

 

¿Buscas los mejores tours y excursiones en Cuba?

 

13. Duerme en casas particulares. Si vas a viajar a Cuba con bebé, te recomiendo dormir en casas particulares en lugar de en hoteles. Aparte de que son mucho más económicas, tienen muchísimas ventajas. Son más amplias, podrás cocinar (o pedir que te preparen comida básica adaptada a tu bebé) y recibirás un trato mucho más cercano. Los cubanos se desviven con los niños.

Te recomiendo estas casas particulares en La Habana. Nosotros dormimos en el apartamento grande (los más pequeños no estaban disponibles) y repetiría sin dudarlo. Además, su dueña nos ayudó mucho con los traslados, con el cambio de dinero, con las garrafas de agua embotellada… Todo facilidades.

¿Te apetece dormir en un apartamento colonial en La Habana?

 

Más consejos para viajar a Cuba con bebé

14. Comida y bebida en Cuba. Es muy importante beber agua embotellada en Cuba y utilizarla también para preparar los biberones (en caso de no darle lactancia materna), cereales y demás comidas a tu bebé.

En cuanto a la comida, es probable que encuentres potitos en los supermercados, aunque no está de más llevar algunos desde casa. Si tu bebé ya ha empezado con la alimentación complementaria, podrás pedir en las casas particulares, en los restaurantes y hoteles que te cocinen algo.

Además, la gastronomía cubana no se caracteriza por el picante, así que tu hijo/a podrá comer sin problema. Me parece más crucial el tema de la leche de fórmula, los medicamentos y los pañales y toallitas, la verdad. Ya ves que para viajar a Cuba con bebés es importante ser previsores.

15. Piensa bien cómo quieres desplazarte. Nosotros reservamos aquí parte de nuestros traslados en Cuba y fue todo un acierto. El alquiler de coche nos salía carísimo, así que optamos por ir en taxi desde La Habana a Trinidad y Cienfuegos (también muy caro).

Si quieres ahorrar, te recomiendo que eches un vistazo a Viazul, la compañía de autobuses turísticos de referencia en la isla caribeña. Los bebés no pagan asiento, pero tienes el inconveniente de que no podrás parar cuando tú quieras.

También puedes ir en taxi colectivo. Es como un taxi, pero compartiendo gastos con otras personas. En ese caso, tendrás que negociar el precio antes de subirte.

Como vas a viajar a Cuba con bebé, moverte en vuelos internos te lo desaconsejo totalmente. Es muy incómodo tener que cargar con el equipaje tantas veces, los vuelos suelen sufrir demoras y es mejor seguir un ritmo más tranquilo por el bien de todos.

¿Necesitas un traslado privado del Aeropuerto de La Habana al centro?

 

16. Alquiler de coche. Si tu plan es alquilar un coche en Cuba, te recomiendo reservarlo con antelación porque suele ser caro. Aquí hay tres cosas importantes que debes tener en cuenta.

Debes cerciorarte de que la empresa con la que lo contrates tiene sillas para bebé (en Cuba son prácticamente inexistentes). Echa gasolina siempre que tengas la oportunidad (a veces escasea) y evita a toda costa conducir de noche porque la iluminación en las carreteras es insuficiente o directamente nula.

Y hablando de coches, ten en cuenta al viajar a Cuba con bebé que los taxis y coches clásicos no tienen silla de bebé (y a veces tampoco cinturones).

Una de las cosas que más me gustó de viajar a Cuba con bebé fue la cercanía y el cariño de los cubanos con Olivia.
Una de las cosas que más me gustó de viajar a Cuba con bebé fue la cercanía y el cariño de los cubanos con Olivia.

 

Mi experiencia tras viajar a Cuba con bebé

17. Combina porteo y mochila. En La Habana y Cienfuegos no tuvimos problema yendo con carrito de bebé. Con “no tener problema” me refiero a que es factible, aunque hay aceras en mal estado, escalones, etc. Estás en Cuba y tienes que cambiar el chip.

En Trinidad fue donde nos pareció imposible ir con el carrito de bebé por el centro porque está lleno de adoquines. Lo mejor en ese caso es portear. Si vas a Varadero o a alguno de los cayos, como Cayo Blanco, Cayo Levisa, Cayo Santa María, Cayo Guillermo o Cayo Jutías, también es muy recomendable la mochila para dar paseos por la playa.

No olvides llevar suficientes medicamentos, pañales y leche de fórmula (si no le dais lactancia materna) para todo el viaje.
No olvides llevar suficientes medicamentos, pañales y leche de fórmula (si no le dais lactancia materna) para todo el viaje.

 

18. En Cuba olvídate de ciertas comodidades. Si vas a viajar a Cuba con bebés, no pienses que allí vas a poder hacer todo exactamente igual que en la ciudad en la que vives. Salvo si te alojas en hoteles de una gama media-alta, dudo mucho que tu bebé pueda dormir en una cuna o que tengas una bañera específica para tu bebé. Nosotros dormimos con Olivia en la cama de matrimonio y se duchaba conmigo (yo la sujetaba y Pablo la lavaba). Tampoco esperes encontrar cambiadores en los restaurantes (nosotros la cambiábamos el pañal en el capazo).

19. Los cubanos adoran a los niños. No te imaginas la cantidad de veces que nos pararon por la calle para decirle carantoñas a Olivia. Los cubanos adoran a los niños y el mejor recuerdo que tengo de Cuba es ver cómo nuestra hija sonreía y se ponía como loca cuando le decían cosas. Compartir mi pasión por los viajes con ella y ver que ella también disfruta es el mejor regalo.

Cuba tiene un clima tropical, así que te recomiendo llevar ropa fina y ligera para que tu bebé no pase calor.
Cuba tiene un clima tropical, así que te recomiendo llevar ropa fina y ligera para que tu bebé no pase calor.

 

20. Mucho ánimo con la presión social. Seguro que has tenido que escuchar frases como: ¿por qué no nos dejáis al niño/a y os vais vosotros solos? ¿Qué le aporta al bebé viajar a Cuba? ¿Y si se pone malo/a?

Si has sido capaz de traer un bebé al mundo, eres perfectamente capaz de viajar con él o ella donde te dé la gana. De hecho, no te imaginas lo feliz que es Olivia cuando estamos de viaje con tantísimos estímulos a su alrededor. Y si pasara algo, ya te has preocupado tú previamente de ir con un buen seguro de viaje (yo contraté el IATI Mochilero) para que le atiendan en los mejores hospitales.

Los bebés son felices con su madre y con su padre y lo que menos les afecta es en qué parte del mundo están. De hecho, yo sigo sorprendida con la capacidad de adaptación de Olivia (mucho mejor que la de muchos adultos estando de viaje, he de decir).

¿Te ha gustado mi artículo sobre los consejos para viajar a Cuba con bebés? ¡Me ayudas mucho si lo compartes! Y si tienes alguna duda, déjame un comentario y te responderé lo antes posible.

TE AYUDO A VIAJAR A CUBA AL MEJOR PRECIO