¿Te apetece conocer los sitios más bonitos que ver en Innsbruck en un día? La capital del Tirol austriaco fue nuestra primera parada del road trip por Austria cuando Olivia tenía solo dos meses. Su casco histórico es muy agradable y de tamaño manejable, donde destaca el Tejado Dorado, símbolo de la ciudad.

En Innsbruck te esperan iglesias preciosas, calles pintorescas con terrazas donde probar su comida típica (dejando tu cartera tiritando, eso sí), y una ubicación privilegiada entre montañas que en días soleados dejan ver sus altas cumbres.

Pero esto no es todo. En Innsbruck puedes hacer planes muy originales, como subir a un trampolín de salto de esquí (¡qué valor lanzarse desde ahí!). También tienes museos, el palacio imperial de Hofburg, un mercado con productos típicos y casitas de colores junto al río Eno. Déjate llevar por sus callejuelas y pídete un Apfelstrudel a mi salud. ¡Disfruta del viaje!

El centro histórico de Innsbruck tiene un tamaño muy manejable para recorrerlo a pie.
El centro histórico de Innsbruck tiene un tamaño muy manejable para recorrerlo a pie.

 

¿Quieres conocer los sitios más impresionantes de Innsbruck?

 

Mapa con los sitios que ver en Innsbruck en un día

Qué ver en Innsbruck en un día

Tejado Dorado, el símbolo que ver en Innsbruck

El sitio que brilla con luz propia en la capital del Tirol austriaco es el Tejado Dorado, construido en el año 1500. Se encuentra en pleno centro y se llama así por sus 2.738 tejas de color dorado. Yo a priori pensé que era oro, pero resulta que es cobre dorado.

Aparte de por su tejado reluciente, este mirador destaca por su historia. Aquí se asomaban muy a menudo el emperador Maximiliano I de Habsburgo y su mujer, Blanca María Sforza, para disfrutar de los eventos que se celebraban en la plaza.

Aparte del tejado, ya verás que la fachada de este mirador tiene balaustradas y frescos maravillosos. Yo, además, tuve la suerte de ver un letrero temporal muy curioso justo enfrente. El autor fue muy ingenioso y quiso dejar claro que todo depende del lado desde el que se miran las cosas. ¿Por qué digo esto? Porque desde un lado se leía “Hate” y desde el otro, “Love.

Por cierto, si tienes pensado entrar en varios monumentos y museos de Innsbruck, echa un vistazo a la Innsbruck Card para ahorrarte unos euros. Incluye hasta viajes en teleférico.

El Tejado Dorado es el símbolo que ver en Innsbruck en un día.
El Tejado Dorado es el símbolo que ver en Innsbruck en un día.

 

Hofkirche y otras iglesias que ver en Innsbruck en un día

Si tuviera que quedarme con una sola iglesia que ver en Innsbruck, probablemente sería la de Hofkirche, que significa Iglesia de la Corte en alemán. Fue construida a mediados del siglo XVI en estilo gótico. Me encantaron sus columnas de mármol rojo, su altar y el impresionante cenotafio del emperador Maximiliano. También me gustaron las estatuas de bronce y la tumba de Andreas Hofer, héroe nacional del Tirol.

Si te quedas con ganas de ver más iglesias, toma nota de la Iglesia de los Jesuitas, que forma parte de la Universidad de Innsbruck, la Iglesia Hospitalaria del Espíritu Santo, la Basílica de Wilten y, por supuesto, la Catedral de Santiago.

La Iglesia de los Jesuitas forma parte de la Universidad de Innsbruck.
La Iglesia de los Jesuitas forma parte de la Universidad de Innsbruck.

 

Museo Estatal del Tirol

Otro sitio que ver en Innsbruck en un día es el Museo Estatal del Tirol, también conocido como Ferdinandeum en honor al conde Fernando II del Tirol. En este museo puedes ver colecciones de historia desde la Prehistoria hasta la Edad Media, obras de arte e incluso instrumentos de Jakob Stainer. Está incluido en la Innsbruck Card que te comentaba antes y merece la pena visitarlo.

Stadtturm, la torre con las mejores vistas de Innsbruck

Si, como a mí, te gusta ver las ciudades que visitas desde las alturas, toma nota de la Stadtturm, la Torre de la Ciudad. Esta torre de vigilancia se construyó en el año 1450 y, como te puedes imaginar, servía para controlar a los posibles atacantes. Además, la planta baja se utilizó como prisión.

Para disfrutar de la preciosa panorámica tendrás que subir 133 escalones, pero el esfuerzo vale la pena. Una vez arriba, a 31 metros de altura, tendrás vistas de las montañas Bergisel y Patscherkofel, del río Eno y de los principales monumentos de la Ciudad Vieja, como el Tejado Dorado o la Casa Helbling.

Por cierto, la Stadtturm completa mide 51 metros, que aunque parezca que es poca altura, es bastante si la comparamos con el resto de edificios de la capital del Tirol austriaco. Puedes reservar tu entrada a la Torre de la Ciudad aquí.

No te vayas sin subir a la Stadtturm para disfrutar de las vistas panorámicas de la ciudad.
No te vayas sin subir a la Stadtturm para disfrutar de las vistas panorámicas de la ciudad.

 

Subir en el teleférico Nordkette

A mí me encantan los paisajes montañosos, así que te puedes imaginar lo que disfruté en Innsbruck. Uno de los sitios más impresionantes es la cordillera Nordkette, a la que puedes subir en este teleférico.

Con la entrada podrás parar en Hungerburg, a 304 metros de altura, y después continuar el ascenso hasta Seegrube, a casi 2000 metros de altura, que se dice pronto. En este punto hay varios senderos. Si te animas, puedes seguir subiendo en funicular hasta Hafelakar, a 2.269 metros. ¡Desde allí se ven los Montes del Karwendel, que pertenecen a los Alpes!

Trampolín de salto de esquí de Bergisel, el sitio más original que ver en Innsbruck

Siempre me han llamado mucho la atención los saltos de esquí. Solo de imaginar la sensación de tirarse por esos trampolines empinados y la habilidad que tienen los esquiadores para caer sin romperse una pierna (o las dos) me parece alucinante. Por eso, cuando me enteré de que en Innsbruck estaba el famoso trampolín de salto de Bergisel, no dudé un segundo y me acerqué a conocerlo.

Este trampolín fue construido por la reconocida arquitecta iraquí Zaha Hadid. Dicen que es el trampolín de esquí más moderno del mundo y desde allí tienes unas vistas fabulosas de todo Innsbruck y de su cementerio. Además, con un poquito de suerte, podrás ver a algún esquiador entrenando (yo me quedé con las ganas). Por cierto, ¿sabías que lo utilizan incluso en verano aunque no haya nieve?

El trampolín de salto de Bergisel es el sitio más original que ver en Innsbruck.
El trampolín de salto de Bergisel es el sitio más original que ver en Innsbruck.

 

Desde el trampolín de salto de esquí de Bergisel tienes unas vistas alucinantes del cementerio de la ciudad.
Desde el trampolín de salto de esquí de Bergisel tienes unas vistas alucinantes del cementerio de la ciudad.

 

Perderse por las calles de la Ciudad Vieja

Ya sabes que la mejor forma de conocer una ciudad es perderse por sus calles. El centro histórico de Innsbruck es pequeño, por lo que lo podrás patear sin acabar con la lengua fuera. Algunas de mis calles preferidas son Maria-Theresien Straße, Herzog-Friedrich Straße (aquí está la Casa Helbling), y la Kiebachgasse.

También me encantó Hofgasse, donde probamos en Kröll Strudel Café un Apfelstrudel exquisito pero muy caro, como todo en Austria. Para que te hagas una idea, pedimos dos Apfelstrudels con salsa de vainilla y dos cappucinos y nos costó 20€ el desayuno. Si aun así quieres ir a probarlo, te recomiendo que pidas un Apfelstrudel para compartir, ya que la ración es grande y contundente.

Maria-Theresien Straße es una de las calles con más ambiente de la capital del Tirol austriaco.
Maria-Theresien Straße es una de las calles con más ambiente de la capital del Tirol austriaco.

 

El Apfelstrudel me supo riquísimo, aunque barato no fue.
El Apfelstrudel me supo riquísimo, aunque barato no fue.

 

Markthalle, el mercado que ver en Innsbruck

Seguimos el itinerario de los sitios que ver en Innsbruck en un día con el mercado cubierto de Markthalle. Aquí puedes curiosear entre puestos de fruta, carne, embutidos, pescado fresco, panes, bollería y flores, entre otros.

Yo iba en busca de comida caliente y me quedé con las ganas, ya que es el típico mercado para hacer la compra. Pero al parecer los viernes y sábados se puede desayunar allí de 8:00 a 12:00 horas. Si pruebas el desayuno, ¡déjame un comentario para saber si te gustó!

En Markthalle hay una gran variedad de puestos de comida fresca.
En Markthalle hay una gran variedad de puestos de comida fresca.

 

Arco del Triunfo

No solo París iba a tener un Arco del Triunfo. El de Innsbruck es menos impresionante que el parisino, no te voy a engañar, pero tiene el privilegio de estar rodeado de montañas enormes. Fue construido en el siglo XVIII por orden de la emperatriz María Teresa. Aprovechando que quedaba poco tiempo para la boda de su hijo Leopoldo, pidió que se destruyera la antigua puerta medieval. En su lugar, construyeron el Arco del Triunfo.

Pero no todo iban a ser buenas noticias en torno a este monumento. Una de las caras del Arco del Triunfo recuerda el enlace real que te comentaba, pero la otra cara refleja los motivos de duelo por la muerte del marido de María Teresa.

En una de las caras del Arco del Triunfo se muestran los motivos de duelo de María Teresa por la muerte de su marido.
En una de las caras del Arco del Triunfo se muestran los motivos de duelo de María Teresa por la muerte de su marido.

 

Entrar al Museo Hofburg

El Hofburg es un palacio imperial utilizado antiguamente por la Casa de Habsburgo. El Palacio original fue construido a mediados del siglo XV y ha sufrido varias remodelaciones a lo largo de la historia.

Actualmente el Hofburg es un museo donde puedes visitar las habitaciones de la emperatriz María Teresa (siglo XVIII) y la emperatriz Sisí (siglo XIX), y muchas otras salas para conocer más en detalle el mobiliario y las pinturas de la época, así como la historia del paso de los Habsburgo por este palacio.

El Hofburg fue utilizado antiguamente por la Casa de los Habsburgo.
El Hofburg fue utilizado antiguamente por la Casa de los Habsburgo.

 

Palacio de Ambras, un sitio lujoso que ver en Innsbruck

Otro sitio muy recomendable que ver en Innsbruck en un día es el Palacio de Ambras. Aquí vivió durante unos años el archiduque de Austria Fernando II. Este castillo renacentista fue construido en el siglo XVI y tiene un jardín con varios monumentos interesantes.

Si te llaman la atención las armaduras, prepárate para ver hasta corazas nupciales. No te pierdas la galería de retratos de los Habsburgo y el famoso Salón español, donde las paredes están cubiertas por 27 retratos de gobernantes tiroleses. Puedes reservar tu entrada al Palacio de Ambras aquí.

Vistas desde el Puente Innbrücke

Por último, quiero que te acerques a uno de mis sitios favoritos en Innsbruck: el Puente Innbrücke. Aparte de sus preciosas casas de colores y las vistas sobre el río Eno, me encantó sentirme tan pequeña entre montañas tan altas. La verdad que más allá de los monumentos de la capital del Tirol austriaco, lo que más me gustó de Innsbruck fue su entorno montañoso. ¡Aire puro!

Una de las panorámicas más bonitas que ver en Innsbruck la tienes desde el Puente Innbrücke.
Una de las panorámicas más bonitas que ver en Innsbruck la tienes desde el Puente Innbrücke.

 

Qué ver cerca de Innsbruck

Salzburgo

Es indiscutible que una de las ciudades más bonitas de Austria es Salzburgo. Seguro que te suena porque allí nació el famoso compositor Mozart. De hecho, puedes visitar la casa donde vivió Mozart, una plaza que lleva su nombre, etc. Salzburgo también es una ciudad palaciega y cuenta con varias minas de sal. Pero mejor echa un vistazo a mi artículo completo sobre qué ver en Salzburgo en un día.

Lagos de Austria

Olivia tenía solo dos meses cuando viajamos a Austria, así que decidimos que nuestro viaje estaría centrado en pueblecitos con encanto y mucha naturaleza. Un poquito de slow travel nunca viene mal. No queríamos perdernos por nada del mundo los lagos de Austria. Pero como necesitaríamos varias vidas para conocer los 25.000 lagos que hay en el país, te dejo aquí mi selección para que conozcas los que para mí son los lagos más bonitos de Austria (y muy cercanos a Innsbruck).

Hallstatt

Otro de los sitios que tienes que ver cerca de Innsbruck es Hallstatt. Este pequeño pueblo está a orillas del lago Hallstätter See. Yo lo encontré bastante vacío a mediados de octubre, pero en verano suele estar repleto de turistas. De Hallstatt lo que más me gustaron fueron sus casas de madera en la ladera de las montañas, el osario y las vistas panorámicas desde el Sky Walk. Puedes visitar Hallstatt desde Salzburgo y desde Viena. Y aquí te dejo mi guía completa sobre qué ver en Hallstatt.

Hoteles en Innsbruck

Aunque en este artículo te cuento los sitios que ver en Innsbruck en un día, nosotros optamos por dormir allí un par de noches para disfrutar de la capital del Tirol austriaco sin prisas. ¡Fue todo un acierto!

Para facilitarte el trabajo de búsqueda, he recopilado varios hoteles en Innsbruck para que vayas a tiro hecho:

  • Hotel Innsbruck: este hotel se encuentra a orillas del río Eno y a escasos metros del Tejado Dorado. Tiene spa, piscina cubierta, las habitaciones son acogedoras y el desayuno es muy completo.
  • AC Hotel by Marriott Innsbruck: este hotel se encuentra en pleno centro histórico y tiene vistas panorámicas a los Alpes tiroleses. Las habitaciones son amplias y el desayuno incluye productos de buena calidad.
  • Hotel Grauer Bär: este alojamiento también está en pleno centro y tiene muy buenas críticas. Tiene spa y una piscina panorámica en la 5ª planta con vistas al paisaje montañoso del Tirol. Las habitaciones son amplias y acogedoras.

Si no te convence ninguna de las opciones anteriores, te dejo este listado con los mejores hoteles en Innsbruck para que escojas el que tú prefieras.

¿Te ha gustado mi artículo sobre qué ver en Innsbruck en un día? Si es así, ¡compártelo, me ayudas un montón! Y si tienes alguna duda, déjame un comentario y te responderé rápida y veloz.

TE AYUDO A VIAJAR A INNSBRUCK AL MEJOR PRECIO