Estás en: Inicio / Alemania / Qué ver en Potsdam en un día: GUÍA COMPLETA

Qué ver en Potsdam en un día: GUÍA COMPLETA

5/5 - (6 votos)

¿Quieres saber cuáles son los sitios más bonitos que ver en Potsdam en un día? Esta ciudad es conocida como el “Versalles alemán” y, sin duda, fue una de las mejores escapadas en mi recorrido por Berlín en 5 días.

No quiero abrumarte con muchos datos históricos, pero sí es importante que sepas que Potsdam fue fundada en el siglo VII por los eslavos y también fue residencia de caza de Federico Guillermo I. Pero la época de mayor esplendor tuvo lugar a partir del siglo XVIII, cuando se empezaron a construir palacios para la realeza prusiana, que posteriormente fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Además, si te gusta la historia, estás de suerte porque te esperan algunos lugares como el Puente de los Espías y el Palacio de Cecilienhof, donde se reunieron Truman, Stalin y Churchill para decidir cómo administrarían Alemania tras la Segunda Guerra Mundial. ¡Comenzamos con la ruta de un día por Potsdam!

Mapa con los sitios que ver en Potsdam en un día


Qué ver en Potsdam en un día

Palacio de Sanssouci, la joya de la Corona

Vamos a empezar el itinerario de un día por Potsdam por el Palacio de Sanssouci, uno de los platos fuertes. Para ello tenemos que llegar al Parque de Sanssouci, que fue ampliándose con el paso de los años con más palacios, jardines y fuentes hasta ocupar la friolera de 290 hectáreas.

Y ¿qué tiene de especial el Palacio de Sanssouci? Ya te aviso que te van a hacer los ojos chiribitas cuando lo veas. El “culpable” de esta preciosidad fue el rey Federico II el Grande, que lo mandó construir entre 1745 y 1747.

Aparte de la arquitectura del edificio (inconfundible por su fachada amarilla y su cúpula verde), lo más impresionante son las terrazas de viñedos colocados en forma de escalera. Justo donde terminan las terrazas hay una fuente maravillosa para terminar de dejarte con la boca abierta.

Como curiosidad, el nombre del palacio viene de “sans souci, que en francés significa sin preocupaciones. Eso mismo es lo que buscaba Federico II el Grande cuando iba a su palacio de verano con sus perros. Era un hombre sencillo y humilde, que huía de los grandes lujos. De hecho, fue él quien dijo: “Una corona no es más que un sombrero en el que entra el agua cuando llueve”.

Lo dicho, no te pierdas el Palacio de Sanssouci y sus jardines y anímate a visitar su interior. Algunas de las estancias más bonitas son el Salón de Mármol y los dormitorios. Por cierto, detrás del palacio está el molino histórico de Sanssouci, del siglo XVIII, que te teletransportará a los Países Bajos.

La entrada al palacio se hace por turnos, así que te recomiendo reservarla con antelación en la web oficial o comprar el ticket Sanssouci+ si tienes pensado visitar varios palacios. También tienes este tour con entrada al Palacio de Sanssouci, que incluye los traslados desde Berlín, guía en inglés y audioguía en el interior del palacio en español. ¡Será por opciones!

El Palacio de Sanssouci es el que yo escogería si solo pudiese visitar uno.

El Palacio de Sanssouci es el que yo escogería si solo pudiese visitar uno.

 

¿Quieres ir a Potsdam en tour organizado y visitar el Palacio de Sanssouci por dentro?

 

Palacio de la Orangerie

Otro de los palacios más bonitos en el Parque de Sanssouci es el Palacio de la Orangerie, que se llama así por las naranjas que se cultivaban en sus terrenos (y que se siguen cultivando hoy en día).

Este palacio lo mandó construir Federico Guillermo IV entre 1851 y 1864 y es la prueba de lo mucho que le gustaba Italia al monarca, ya que tiene un estilo renacentista italiano.

Se conservan dos apartamentos reales con el mobiliario original, aunque lo más interesante son las copias de las pinturas de Rafael. Si te gusta este pintor italiano, podrás disfrutar de la ‘Madonna Sixtina’ y ‘La transfiguración’, entre otras obras.

Neues Palais, el Palacio Nuevo que ver en Potsdam en un día

Uno de los palacios de Potsdam más bonitos para mi gusto es el Neues Palais o Palacio Nuevo. A diferencia del Palacio de Sanssouci, que era muy sobrio, este edificio es puro lujo.

Y te preguntarás: ¿por qué tanta ostentación? Se construyó tras la Guerra de los Siete Años y el objetivo era dejar bien claro al mundo el poder y la grandeza que tenía Prusia. Se utilizó principalmente para el alojamiento de huéspedes y para celebrar fiestas muy pomposas.

Aparte de recorrer por fuera el palacio y sus jardines, te recomiendo visitar su interior. Algunas de las salas más famosas son la Marmolsaal o Sala de Mármol y la Grottensaal, también conocida como sala del mejillón porque está cubierta de más de 20.000 conchas, minerales y piedras preciosas.

El Neues Palais es uno de los palacios más bonitos que ver en Potsdam en un día.

El Neues Palais es uno de los palacios más bonitos que ver en Potsdam en un día.

 

Palacio de Charlottenhof

Seguimos con más palacios en esta ruta de un día por Potsdam y esta vez quiero que conozcas el Palacio de Charlottenhof. Fue construido en el siglo XIX para Federico Guillermo IV sobre una antigua granja.

Es mucho más sencillo que los palacios de los que te he hablado antes, pero merece la pena acercarse. Es de estilo neoclásico e imita a las clásicas villas romanas. Aparte de su fachada sobria, no te pierdas los jardines arbolados y el estanque que hay en la parte frontal.

Palacio de Cecilienhof, un lugar histórico imprescindible en tu ruta de un día por Potsdam

Ya ves que no mentía cuando te dije que en Potsdam hay un montón de palacios. Otro de los más recomendables es el Palacio de Cecilienhof, que recuerda a las típicas casas de la campiña inglesa. Fue construido entre 1913 y 1917 para Guillermo de Prusia y su mujer Cecilia, de ahí que se llame Cecilienhof.

Es uno de los pocos palacios de arquitectura tudor en Alemania y, sobre todo, destaca por ser el lugar donde se celebró la famosa Conferencia de Potsdam. De hecho, se puede visitar el salón donde Stalin, Churchill y Truman negociaron sobre el futuro de Alemania tras la Segunda Guerra Mundial.

Además de conocer este salón histórico, puedes visitar el apartamento del príncipe heredero en el primer piso y la sala con forma de barco de la princesa heredera.

En el Palacio de Cecilienhof se celebró la famosa Conferencia de Potsdam.

En el Palacio de Cecilienhof se celebró la famosa Conferencia de Potsdam.

 

Pabellón chino

Uno de los edificios más originales que ver en Potsdam en un día es el Pabellón Chino, que está a medio camino entre el Palacio de Sanssouci y el Palacio de Charlottenhof. Fue construido en el siglo XVIII y es una auténtica preciosidad.

Este estilo chinesco se puso muy de moda entre la corte europea en el siglo XVIII y prueba de ello es la decoración de la Casa China. Hay piezas de porcelana del siglo XVIII y varias estatuas doradas con bebedores de té incluidos.

Cuando yo estuve en Potsdam, el Pabellón chino estaba cerrado al público y no lo pude visitar por dentro, pero al parecer es muy curioso el efecto del eco que se produce si te colocas justo en el centro del edificio. ¡Ya me contarás qué tal la experiencia!

Glienicker Brücke o Puente de los Espías

El Glienicker Brücke es un puente de hierro construido en 1907. Une Potsdam y el distrito Wannsee de Berlín y las vistas del río Havel y del entorno son muy bonitas.

Se llama Glienicker Brücke porque está muy cerca del Palacio de Glienicke, aunque se le conoce comúnmente como Puente de los Espías. Aquí los estadounidenses y los rusos se intercambiaban espías capturados durante la Guerra Fría.

De hecho, consiguió tanta fama que aparece en la película ‘El Puente de los Espías’ de Steven Spielberg y en el libro ‘La gente de Smiley’ de John le Carré. ¡Este puente es historia pura!

Alter Markt, el centro neurálgico que ver en Potsdam

Ahora que ya conoces algunos de los palacios más bonitos de Potsdam y el famoso Puente de los Espías, voy a hablarte de mis sitios preferidos en el centro de la ciudad.

Para empezar, te recomiendo el Alter Markt, que es la antigua plaza del mercado. Es el punto de inicio del free tour por Potsdam y de esta visita guiada. Allí destaca la Iglesia de San Nicolás (Nikolaikirche), el Ayuntamiento, el Palacio de la ciudad de Potsdam (Stadtschloss) y el obelisco de casi 25 metros de altura.

También puedes visitar el Museo de Potsdam, el Museo del Cine (Filmmuseum Potsdam) y el Museo Barberini, que alberga una gran colección de obras impresionistas. Si solo tienes tiempo para visitar uno de los museos, quédate con el de Barberini.

Potsdam es una ciudad que se puede visitar en cualquier época del año. Pero que sepas que si viajas a esta ciudad alemana en Navidad, encontrarás en el Alter Markt el típico mercadillo navideño. ¡El ambiente está asegurado!

Pasear por la calle Brandenburger Straße es uno de los mejores planes que hacer en Potsdam.

Pasear por la calle Brandenburger Straße es uno de los mejores planes que hacer en Potsdam.

 

¿Te apetece hacer un free tour por Potsdam?

 

Barrio holandés, uno de los sitios con más encanto de la ruta de un día por Potsdam

Antes te he hablado del molino histórico neerlandés y ahora vamos a recorrer el barrio holandés o Holländisches Viertel. Seguro que te preguntas: ¿por qué hay tantas referencias a los Países Bajos en Potsdam? Te cuento.

En el siglo XVIII llegaron muchos inmigrantes de los Países Bajos a Potsdam en busca de trabajo y, para que se sintieran como en casa, se construyeron estas casas preciosas de ladrillo rojo.

El barrio holandés también es conocido como Little Amsterdam aunque, entre tú y yo, poco tienen en común más allá de la arquitectura de las viviendas. ¡No esperes ver canales porque te vas a llevar un chasco!

Aparte de las 150 casas de ladrillo rojizo, hay restaurantes con terraza muy agradables. Nosotros descubrimos de casualidad la cafetería BioBackHaus y los dulces están para chuparse los dedos. Las camareras no hablan inglés (yo tampoco alemán), pero señalando con el dedo nos hicimos entender.

El Barrio holandés está repleto de casas de ladrillo rojo que son una preciosidad.

El Barrio holandés está repleto de casas de ladrillo rojo que son una preciosidad.

 

Puerta de Brandeburgo

Efectivamente, aparte de la de Berlín, hay una Puerta de Brandeburgo en Potsdam. De hecho, aunque tiene mucha menos fama, se construyó antes que la de la capital alemana. La de Potsdam se terminó de construir en 1771 y la de Berlín en 1791.

La Puerta de Brandeburgo de Potsdam se encuentra en la plaza Luisenplatz y está inspirada en el Arco de Constantino de Roma. La mandó construir Federico el Grande como símbolo de su victoria en la Guerra de los Siete Años. Si te fijas bien, verás que sus dos lados son diferentes porque cada uno lo hizo un arquitecto diferente.

La Puerta de Brandeburgo de Potsdam se construyó antes que la de Berlín.

La Puerta de Brandeburgo de Potsdam se construyó antes que la de Berlín.

 

Nauener Tor

La Nauener Tor es una de las tres puertas que se conservan en Potsdam y, aunque yo me encontré con una de sus torres cubierta de andamios, es uno de los sitios que no debe faltar en tu recorrido de un día por Potsdam. Seguro que cuando la veas te recuerda a las torres de un castillo.

Fue construida en el siglo XVIII y en sus alrededores hay muchos restaurantes con terraza. Desde aquí puedes recorrer la Brandenburger Straße, la calle principal de la ciudad, y pasear por la Bassinplatz para ver la Iglesia Católica de San Pedro y San Pablo.

La Nauener Tor es de estilo neogótico inglés y recuerda mucho a las torres de un castillo.

La Nauener Tor es de estilo neogótico inglés y recuerda mucho a las torres de un castillo.

 

Paseo en barco por los canales, el final perfecto de tu escapada

Ya has caminado de arriba abajo por los palacios más bonitos de Potsdam, has recorrido su centro histórico y te has imaginado el intercambio de espías en el Glienicker Brücke.

Como tus piernas te pedirán un respiro, te propongo dar un paseo por los canales de Potsdam. ¿Cuál es el plan? Navegar por el río Havel con vistas a los palacios y parques más famosos de Potsdam. También verás la torre de Flatow, la Hofdamenhaus y cruzarás bajo el Puente de los Espías.

Si te interesa, puedes reservar el tour de los palacios en barco para conocer lo mejor de Potsdam desde el agua. También tienes este paseo en barco por los canales, para que elijas la opción que más te guste.

¿Te apetece ver los palacios de Potsdam en un paseo en barco?

 

Más sitios que ver en Potsdam si te sobra tiempo

Como esta ruta está pensada para un día en Potsdam, no quiero sobrecargarla con miles de sitios. Al final ya sabemos lo que pasa cuando queremos verlo todo en tan poco tiempo. No terminas de visitar bien ningún sitio y vas con la lengua fuera todo el día.

De todas formas, hay más planes que hacer en Potsdam por si te sobra tiempo. Algunos de mis preferidos son:

  • Más palacios en Potsdam. Aunque ya habrás visitado un buen puñado de palacios, si te quedas con ganas de más, puedes ir al Palacio Belvedere (tiene unas vistas panorámicas preciosas desde la colina de Pfingstberg), al Palacio de Mármol (a orillas del lago Heiliger) y al Palacio de Babelsberg, de estilo neogótico.
  • Torre de Flatow en Babelsberg. Esta torre de observación mide 46 metros de altura y, como te puedes imaginar, tiene unas vistas de vértigo. Antiguamente la utilizaban los emperadores para hospedar a sus invitados y todavía se conserva el mobiliario original de algunas de las habitaciones.
  • Colonia Alexandowka o Barrio ruso. Aparte de los neerlandeses, también llegaron muchos rusos a Potsdam, sobre todo cantantes para la corte real.
  • Lagos en Potsdam. Nosotros madrugamos bastante, así que nos dio tiempo a darnos un chapuzón en un lago. Heiliger See, Sacrower See y Tiefer See son algunos de mis preferidos.
Si te sobra tiempo en tu ruta de un día por Potsdam, puedes ir a bañarte a alguno de sus lagos.

Si te sobra tiempo en tu ruta de un día por Potsdam, puedes ir a bañarte a alguno de sus lagos.

 

Preguntas frecuentes sobre cómo visitar Potsdam

Cómo moverse por Potsdam

Yo hice todo el recorrido por Potsdam en un día a pie, aunque también puedes moverte en autobús y tranvía a los sitios más turísticos. Eso sí, probablemente te tocará hacer selección de los palacios porque algunos quedan más alejados.

Para que te hagas una idea, desde la estación de tren de Potsdam Hauptbahnhof al Palacio de Sanssouci hay 35 minutos a pie, aunque de camino puedes visitar los sitios que te he recomendado en el centro (Puerta de Brandeburgo, Barrio holandés, Nauener Tor, Alter Markt, etc.).

Si tienes pensado moverte bastante en transporte público, es probable que te interese comprar un billete de transporte de 24 horas, aunque mi recomendación es que reserves la Berlín Welcome Card porque en Berlín también te vas a tener que mover bastante en bus, tranvía, metro y tren. ¡La capital es enorme!

Además, con la Berlín Welcome Card tienes descuentos en la tarjeta Sanssouci+ (el ticket combinado para visitar varios palacios) y en el Museo Barberini, entre otros. Aquí te cuento en detalle dónde comprar la Berlín Welcome Card y si merece la pena o no.

Otra opción es reservar el autobús turístico para conocer los monumentos más famosos de Potsdam. Así podrás subirte y bajarte todas las veces que quieras en sitios tan emblemáticos como el Palacio de Sanssouci, la Puerta de Brandeburgo o el Palacio Nuevo.

 

Cómo ir a Potsdam desde Berlín

Aquí te cuento en detalle cómo ir a Potsdam desde Berlín, tanto por libre como en tour organizado. Si vas por libre en tren, cuando llegues a Potsdam puedes recorrer la ciudad por tu cuenta o hacer este free tour por Potsdam o esta visita guiada.

Si prefieres despreocuparte de todo, puedes reservar esta excursión a Potsdam desde Berlín con guía en español (no incluye la entrada al Palacio de Sanssouci) o este tour desde Berlín con entrada al Palacio de Sanssouci (con guía en inglés y audioguía dentro del palacio en español).

Nosotros tuvimos mucha suerte porque justo ese verano había una oferta del abono de transporte mensual (que también incluía el tren de Berlín a Potsdam) por solo 9 euros. Solo estaba disponible de junio a septiembre, pero echa un vistazo a la web de BVG por si volvieran a sacar la oferta. ¡Es un gran ahorro!

¿Buscas una excursión de Berlín a Potsdam con guía en español?

 

Dónde comprar las entradas a los palacios de Potsdam

Las entradas a los palacios de Potsdam se pueden comprar directamente en taquilla, en las oficinas de turismo de Potsdam o en la web oficial.

De todas las opciones, te recomiendo reservar con antelación porque, por ejemplo, en el Palacio de Sanssouci hay turnos de entrada y sería una pena que no queden huecos el día que vayas.

Puedes comprar billetes individuales o el ticket Sanssouci+, que te da acceso a los principales palacios de Potsdam, como el Palacio de Sanssouci, el Neues Palais, el Palacio de Charlottenhof y el Palacio de la Orangerie, entre otros. Solo tienes que hacer cálculos, pero es probable que te compense comprar este ticket combinado si tienes pensado visitar varios palacios.

Cosas importantes que debes tener en cuenta al visitar Potsdam

Los lunes cierran la gran mayoría de los palacios, incluido el Palacio de Sanssouci que, como te dije, es la joya de la Corona. Una de las pocas excepciones es el Neues Palais o Palacio Nuevo, que cierra los martes. Tenlo en cuenta si no quieres encontrarte con la puerta cerrada.

Además, hay monumentos que cambian el horario dependiendo de si es la temporada de verano o de invierno, e incluso algunos cierran en invierno. Desde este link puedes ver los horarios actualizados.

Por último, aunque esto no me pilló de sorpresa porque lo he visto en más sitios, te advierto que si quieres hacer fotos dentro de los palacios, tendrás que pagar 3 €. Es válido para todos los palacios, aunque personalmente no me parece bien porque ya estás pagando para visitar el interior del edificio.

¿Merece la pena visitar Potsdam en un día?

Rotundamente, sí. Ya sabes que Potsdam es conocido como el “Versalles alemán” y sus palacios y jardines son una auténtica preciosidad. Todo depende de los días que vayas a estar en la capital alemana, pero si vas a visitar Berlín en 4 días o más, yo no lo dudaría un segundo.

Dónde dormir en Potsdam

Aunque en este post te cuento los sitios que ver en Potsdam en un día, te recomiendo dormir allí al menos una noche si tienes la ocasión.

De esta manera, podrás visitar más palacios (y con más calma), bañarte en alguno de los lagos, sentarte tranquilamente en alguna terraza de Alter Markt, entrar en el Museo Barberini…

Si al final te animas a dedicarle más tiempo (te vas a alegrar), echa un vistazo a los mejores hoteles en Potsdam. Algunos de mis preferidos son la Guest house Villa Fritz y Waveboard, con vistas al lago Tiefer See.

Antes de terminar, te dejo aquí más artículos sobre Berlín que te pueden venir bien para organizar tu escapada:

¿Te ha gustado mi artículo sobre qué ver en Potsdam en un día? Si es así, ¡compártelo, me ayudas un montón! Y si tienes alguna duda, déjame un comentario y te contestaré rápida y veloz.

TE AYUDO A VIAJAR A POTSDAM AL MEJOR PRECIO

Artículos recomendados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios