Estás en: Inicio / Alemania / Qué ver cerca de Berlín: 10 ciudades

Qué ver cerca de Berlín: 10 ciudades

Hay muchos sitios impresionantes que ver cerca de Berlín, lo difícil es elegir con cuáles te quedas. Si vas a visitar Berlín en 3 días o Berlín en 4 días mínimo, te da tiempo a conocer algún lugar en los alrededores de la capital alemana.

Los dos sitios más populares que ver cerca de Berlín son Potsdam, conocido como el “Versalles alemán” por sus palacios y jardines, y el campo de concentración de Sachsenhausen, que es una visita muy dura en la que descubrirás las atrocidades que se cometieron durante la Alemania nazi.

Además, tienes muchos otros planes interesantes en los alrededores de Berlín. Un bosque navegable, los preciosos canales de Hamburgo, la cultural Dresde, Rostock y su ambiente universitario y hasta una isla repleta de pavos reales. ¡Comenzamos!

Mapa con los lugares que ver cerca de Berlín

Ya te conté los sitios que ver en Berlín y a continuación te indico mis lugares favoritos que ver cerca de Berlín para que los sitúes en el mapa. Como verás, todos están bastante cerca de la capital alemana, por lo que se pueden visitar en un día y volver a dormir a Berlín.

Aun así, en algunos lugares te recomiendo alojarte allí al menos una noche, bien porque quedan un poco más alejados (1 hora y media o 2 horas en tren) o porque merece la pena visitarlos sin ir con la lengua fuera.

En este listado he incluido lugares muy variados para que puedas escoger entre ciudades monumentales, palacios y jardines, bosques navegables y sitios que ojalá no se hubieran construido nunca, como el campo de concentración de Sachsenhausen.


10 ciudades que ver cerca de Berlín

Potsdam, una de las ciudades más bonitas que ver cerca de Berlín

Visité Potsdam en mi última escapada por Berlín en 5 días y fue todo un descubrimiento. Esta ciudad, conocida como el “Versalles alemán”, está repleta de palacios y jardines que son una auténtica maravilla.

De todos los lugares que ver en Potsdam en un día, mi favorito es el Palacio de Sanssouci. Aparte de su preciosa fachada, las terrazas de viñedos y las fuentes, merece mucho la pena entrar para ver el Salón de Mármol y los dormitorios. ¡Puro lujo!

En Potsdam hay muchos otros palacios, como el Palacio de la Orangerie y el Neues Palais. También es un lugar con mucha historia, ya que en el Palacio de Cecilienhof se celebró la famosa Conferencia de Potsdam, y perderse por las callejuelas del Barrio Holandés es una gozada.

Ya te hablé sobre cómo ir a Potsdam desde Berlín, pero te adelanto que puedes hacerlo por libre en tren (25 minutos) o con esta excursión a Potsdam. Si vas por libre, te recomiendo este free tour por Potsdam para aprender un montón de curiosidades de esta ciudad alemana.

Por cierto, si tienes pensado moverte bastante en transporte público, echa un vistazo a la Berlín Welcome Card (imprescindible que cubra las zonas ABC para llegar de Berlín a Potsdam o al Aeropuerto de Brandeburgo, por ejemplo).

Yo fui a Potsdam y volví en el mismo día a Berlín, aunque no me hubiera importado nada quedarme a dormir allí una noche para disfrutar de la ciudad y de sus lagos sin prisas. Si puedes alargar un poco tu escapada, la Guest house Villa Fritz y Waveboard, con vistas al lago Tiefer See, son alojamientos muy recomendables.

La ciudad de Potsdam es conocida como el "Versalles alemán" por sus palacios, jardines y fuentes.

La ciudad de Potsdam es conocida como el «Versalles alemán» por sus palacios, jardines y fuentes.

 

¿Quieres hacer una excursión a Potsdam desde Berlín?

 

Campo de concentración de Sachsenhausen

Seguimos con el listado de los lugares que ver cerca de Berlín y ahora quiero recomendarte el campo de concentración de Sachsenhausen.

Como te puedes imaginar, es una visita durísima, pero (en mi opinión) necesaria. Seguro que has oído muchas veces la frase que dice: “quien no conoce su historia, está condenado a repetirla”.

Fue construido en 1936 durante la Alemania nazi y caminar por el barracón 38, las celdas de castigo o el patio donde hacían las formaciones te pone los pelos de punta.

Este campo de concentración está a 35 km de la capital alemana, así que se puede visitar perfectamente en un día y dormir en Berlín.

Aquí puedes leer cómo ir de Berlín a Sachsenhausen, tanto en tren (25 minutos) como con esta excursión al campo de concentración. Aviso: se te va a revolver el estómago al descubrir todas las atrocidades que se cometieron. Una pena que parece que sigamos sin aprender.

El campo de concentración de Sachsenhausen es uno de los lugares más populares que ver cerca de Berlín.

El campo de concentración de Sachsenhausen es uno de los lugares más populares que ver cerca de Berlín.

 

¿Quieres visitar Potsdam y el campo de concentración de Sachsenhausen en un día?

 

Hamburgo, una ciudad especial que ver en los alrededores de Berlín

Hamburgo es una de las ciudades más bonitas de Alemania. No es la escapada más cercana a Berlín, pero se puede llegar cómodamente en tren en solo 2 horas.

Hamburgo respira cultura por sus cuatro costados, con infinidad de teatros, museos y salas de conciertos donde pasarlo bien. Además, es un lugar con mucha historia, ya que fue bombardeada durante la Segunda Guerra Mundial (¿te suena la Operación Gomorra?).

En esta preciosa ciudad portuaria puedes pasear por la Plaza del Ayuntamiento, visitar iglesias como la de San Miguel o la de San Nicolás, pasear por el Stadtpark y la calle Deichstrasse y alucinar con la cantidad de canales que hay. De hecho, tiene más canales que Ámsterdam y Venecia juntas.

En este free tour por Hamburgo se recorren muchos de los sitios que te he comentado y también tienes el free tour por el Barrio Rojo y el puerto por si te interesa.

Como Hamburgo no queda tan cerca de Berlín y tiene mucho que ver, te aconsejo dormir allí al menos una noche para disfrutar de la “ciudad de los canales”. A mí me gustan mucho el Adina Apartment Hotel Hamburg Speicherstadt y el Barceló Hamburg, ambos en pleno centro.

Hamburgo está a 2 horas en tren de Berlín, así que es una escapada perfecta desde la capital alemana.

Hamburgo está a 2 horas en tren de Berlín, así que es una escapada perfecta desde la capital alemana.

 

Dresde, conocida como la Florencia del Elba

Dresde es la capital del estado de Sajonia y es otra de las escapadas perfectas desde Berlín. Sufrió los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, pero supo resurgir de ese pasado trágico y ahora es una ciudad llena de arte, cultura y edificios monumentales.

Algunos de los sitios que no te puedes perder son la Theaterplatz, la Ópera y el Palacio Zwinger, de estilo barroco. También es muy interesante el Palacio de Dresde, la Hofkirche o Catedral de Dresde, la Frauenkirche y el Mosaico del Desfile de los Príncipes, que presume de ser el mosaico de porcelana más grande del mundo con sus 24.000 azulejos.

Se puede visitar en un día desde Berlín, ya que está a 1 hora y 50 minutos en tren (más rápido que el autobús) o 2 horas y media en coche. Una vez allí, puedes hacer el free tour por Dresde o el free tour de la Segunda Guerra Mundial. También puedes moverte en el autobús turístico de Dresde si lo prefieres.

Y si tienes la oportunidad, alójate allí al menos una noche para disfrutar de la Florencia del Elba sin prisas. De todos los alojamientos, a mí me gustan especialmente el Steigenberger Hotel de Saxe y el AMEDIA Plaza Dresden.

Leipzig, otra de las ciudades más interesantes que ver cerca de Berlín

Si quieres visitar una ciudad cerca de Berlín que aúne cultura, música e historia, Leipzig es el sitio que estás buscando.

En Leipzig tuvo lugar la primera derrota de Napoleón I y presume de tener la segunda universidad más antigua de Alemania. ¡Ya verás qué ambiente universitario!

En esta bonita ciudad nació el compositor Richard Wagner y vivieron allí muchas personas conocidas a nivel mundial, como Nietzsche, Heisenberg, José Ortega y Gasset y Bach (este último falleció en Leipzig en 1750).

Además, hay muchos sitios que ver en Leipzig, como la Ópera, la sala de conciertos Gewandhaus, la Augustusplatz, la Corte Federal de Alemania y la Iglesia de Santo Tomás, que es muy popular porque allí trabajó Bach como director de coro. No quiero desvelarte mucho más porque prefiero que lo descubras tú mismo en el free tour por Leipzig.

Y ahora te preguntarás: ¿cómo se llega a Leipzig desde Berlín? Lo más rápido es ir en tren (1 hora y 15 minutos desde la Estación Central de Berlín). En coche se tarda literalmente el doble de tiempo, así que no merece la pena.

Si decides alojarte en Leipzig, el Arthotel Ana Symphonie y el GRONERS Leipzig tienen buena relación calidad-precio.

Rostock y su ambiente universitario

Otra de las ciudades que ver cerca de Berlín es Rostock. Es probable que te suene menos que las anteriores, pero tiene un ambiente universitario y un casco histórico que merece la pena conocer. Además, cuenta con la universidad más antigua del norte de Europa.

Rostock no ha tenido una “vida fácil”, ya que sufrió un gran incendio en 1677 y quedó muy dañada tras los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Aun así, fue reconstruida durante el periodo de la RDA y ahora es una de las ciudades con más encanto de Alemania.

En Rostock verás torres medievales, podrás pasear por el puerto junto al río Warnow y te asombrarás al ver las casas de ladrillo gótico de la época hanseática. Además, la Iglesia de Santa María cuenta con un reloj astronómico del año 1472 y desde la torre de la Iglesia de San Pedro tienes unas vistas alucinantes de la ciudad.

Si te sobra tiempo, te recomiendo acercarte al balneario de Warnemünde. Allí te esperan playas de arena blanca, casas de postal y un faro de 36 metros de altura construido a finales del siglo XIX. Es muy agradable pasear por Warnemünde por la tarde.

No es la ciudad más cercana a Berlín, ya que está a 2 horas en tren y 2 horas y media en coche, pero yo te animo a que le des una oportunidad. Para aprovechar bien la escapada, puedes alojarte una noche en el hotel Vienna House by Wyndham Sonne Rostock o en el Hotel Denkmal 13 Rostock – Kaufmannshaus Krahnstöver.

Otra de las ciudades más interesantes cerca de Berlín es Rostock.

Otra de las ciudades más interesantes cerca de Berlín es Rostock.

 

Pfaueninsel, la isla de los pavos reales que ver cerca de Berlín

¿Sabías que hay una isla cerca de Berlín que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO? La reserva natural de Pfaueninsel está repleta de pavos reales que campan a sus anchas, de ahí su nombre.

Esta relajante isla está en medio del río Havel y es perfecta si te apetece disfrutar de fuentes, prados, flora y fauna en libertad, como búfalos de agua, y un castillo blanco precioso que mandó construir Federico Guillermo II (en restauración hasta 2024).

Puedes llegar a Pfaueninsel en tren hasta Wannsee y desde allí coger un autobús y un ferry. Si vas en coche, puedes aparcar en el Parkplatz Nikolskoer Weg y caminar pocos metros hasta donde se coge el ferry (unos 40 minutos en total). Eso sí, revisa bien los horarios del ferry, ya que hay épocas del año en que solo funciona de 10 a 16 horas.

Hannover y su bonito casco antiguo

Hannover es la capital de la Baja Sajonia y una de las ciudades más interesantes en los alrededores de Berlín. Quedó destruida prácticamente en su totalidad durante la Segunda Guerra Mundial y ahora es un lugar con mucho encanto.

En Hannover te recomiendo visitar la iglesia del mercado (siglo XIV) y el antiguo ayuntamiento, construido en el siglo XV. También merece la pena subir al Nuevo Ayuntamiento para disfrutar de las vistas desde su torre y pasear junto al lago artificial de Machsee.

Además, es una ciudad repleta de espacios verdes, como el bosque urbano Eilenriede, el jardín botánico Berggarten y los Jardines de la Casa Señorial (Königlichen Gärten Herrenhausen).

Hannover está a 1 hora y 40 minutos en tren desde Berlín, así que es una escapada perfecta de un día. Si te planteas ir en coche, yo lo descartaría porque se tarda literalmente el doble de tiempo que en tren. Si quieres quedarte a dormir, el Concorde Hotel am Leineschloss y el Grand Hotel Mussmann están fenomenal.

Spandau, un barrio pintoresco en los alrededores de Berlín

Si buscas una escapada cercana, Spandau puede ser muy buena opción. De hecho, es un barrio de Berlín y está a solo 15 minutos en tren y 30 minutos en coche desde la capital alemana.

Pero ¿qué tiene de especial Spandau? La impresionante Ciudadela de Spandau, el Sótano de los Murciélagos (sí, has leído bien) y su casco antiguo.

Perderse por sus callejuelas con casas de entramado de madera, visitar la Iglesia de San Nicolás y alucinar con la Gotisches Haus, una de las casas más antiguas de Berlín, son algunos de los mejores planes que hacer en Spandau. Está a tiro de piedra del centro de Berlín, así que ¡no hay excusas!

Spreewald, un bosque navegable maravilloso

No quiero terminar este listado de los lugares que ver cerca de Berlín sin recomendarte Spreewald. Si te gusta la naturaleza, no te puedes perder este bosque navegable a menos de 1 hora en tren de Berlín. Tienes que bajarte en la estación de Lübbenau.

Spreewald fue declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO y no me extraña. Sus más de 200 canales rodeados de vegetación son una auténtica maravilla.

La zona más bonita para mi gusto es Lübbenau, que está repleta de casas antiguas y espacios verdes. No te pierdas el castillo y la Iglesia de San Nicolás. Como curiosidad, sus vecinos hablan sorbio, una lengua eslava occidental que conoce solo una pequeña minoría de la población alemana.

Pero, sin duda, el plan estrella es navegar en bote o kayak por los canales. Es una actividad muy relajante y el recorrido dura unas 4 horas, así que vas a poder disfrutar del paisaje sin prisas. Por el camino, cruzarás puentes de madera y esclusas y verás diferentes especies de animales. Por cierto, ¡imprescindible probar los pepinillos de Lübbenau, que son casi una institución!

Si buscas desconectar de la rutina, lo mejor es dormir allí al menos una noche. Spreewald es pura paz y relax. Mi alojamiento favorito es el Hotelanlage Starick y también está muy bien la Pensión Villa Fortuna. ¡No vas a querer irte de allí!

Si buscas un plan que hacer cerca de Berlín para disfrutar de la naturaleza, Spreewald te va a encantar.

Si buscas un plan que hacer cerca de Berlín para disfrutar de la naturaleza, Spreewald te va a encantar.

 

Antes de terminar, te dejo por aquí más artículos sobre Berlín que te pueden interesar:

¿Te ha gustado mi artículo sobre qué ver cerca de Berlín? Si es así, ¡compártelo, me ayudas mucho! Y si tienes cualquier duda o comentario, escríbelo más abajo y te contestaré en cuanto lo lea.

TE AYUDO A VIAJAR A BERLÍN AL MEJOR PRECIO

Artículos recomendados

Qué ver en Freudenstadt, Alemania.

Qué ver en Freudenstadt, Alemania

Qué ver en Triberg.

Qué ver en Triberg: cascadas y relojes de cuco en Alemania

Qué ver en Baden-Baden en un día.

12 lugares que ver en Baden-Baden en un día (Alemania)

Ruta por la Selva Negra.

Ruta por la Selva Negra en 3, 7 y 10 días: Itinerario

Sobre Paula

Sobre Paula Morales

Periodista y traductora de formación. Tras varios años trabajando en Comunicación y Marketing Digital en diferentes empresas y agencias, decidí apostar por lo que de verdad me hace feliz: viajar y contártelo en La Vida Son Dos Viajes y ser tu asesora de viajes para ayudarte a recorrer el mundo por libre igual que lo hago yo.

Te animo a leer más sobre mí para saber quién está detrás de este proyecto al que le dedico mucho cariño, ilusión e infinitas horas de trabajo.

Código ético

Todo el contenido de este blog está redactado por mí, ya que mi prioridad es ofrecerte información real basada en mi propia experiencia. No acepto patrocinios de marcas para ser transparente contigo y en algunos artículos puedes encontrar enlaces de afiliación, así que si reservas a mí me dan una pequeña comisión para seguir adelante con este proyecto que tanto me gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  • Laura
    8 mayo, 2023 a las 5:15 pm

    Muchas gracias por tanta información, nos está ayudando muchísimo a preparar nuestro viaje a Berlín. Vamos a ir en verano con nuestro hijo de un año y os gustaría saber si las excursiones de Sachsenhausen y Spreewald son aptas para ir con bebé. En esta última nos gustaría hacer el paseo en bote pero si fuera peligroso o aburrido para él, no nos importaría hacer una pequeña ruta de senderismo nivel fácil por los alrededores. Muchas gracias de antemano y enhorabuena por el blog!

    Responder
    • 9 mayo, 2023 a las 11:58 am

      Hola Laura!

      Muchas gracias a ti por tu comentario y por leerme, ¡cuánto me alegro de que os esté sirviendo todo lo que he publicado!

      La visita al campo de concentración de Sachsenhausen es muy dura y se puede hacer por libre, aunque personalmente no lo recomiendo porque te pierdes lo más interesante, que es su historia. Si crees que vuestro bebé se puede adaptar bien a la visita guiada, adelante.

      Spreewald es un sitio precioso y no veo peligro en dar un paseo en bote (se va muy despacito). Eso sí, tendréis que ir por vuestra cuenta en transporte público, ya que no hay tours organizados hasta allí. Se tarda 1 hora en llegar y el plan de estar al aire libre con bebé a mí me parece un acierto.

      ¡Espero haberte ayudado!
      Paula

      Responder
      • Laura
        12 mayo, 2023 a las 8:07 am

        Muchas gracias por tu respuesta Paula, nos sirve un montón. Pues a Spreewald seguro que nos animamos porque nos parece un plan genial para pasar el día en familia y el contacto con la naturaleza nos encanta. Y sobre Sachsenhausen vamos a ver cómo está de inquieto nuestro bebé en un par de meses (cambian tan rápido!) para decidir si es viable o no.

        Pues nada, lo dicho que gracias por toda la información y que tu blog es oro puro, seguiré leyéndote! un saludo

        Responder
        • 13 mayo, 2023 a las 1:11 pm

          ¡Me alegro mucho de que os sirva, Laura! Yo creo que hacéis bien en ir a Spreewald y la visita de Sachsenhausen decidirla sobre la marcha. Nosotros estuvimos con nuestra bebé de 1 año en Potsdam y también es muy agradable porque hay jardines y lagos. Eso sí, los palacios suelen estar abarrotados.

          Mil gracias por tu mensaje, ¡me anima mucho a seguir escribiendo sobre viajes, que es lo que más me gusta del mundo!

          Un saludo,
          Paula

          Responder